Fight Club | Leticia Dolera vs. Daniel Guzmán

Con motivo de la 30ª Edición de los Premios Goya, resucitamos de las cenizas cual ave fénix nuestro particular Fight Club para enfrentar a dos contendientes novatos detrás de las cámaras, pero respetados y queridos en la gran pantalla (y en la pequeña) desde hace bastantes años. Hablamos de Guzmán y Dolera, nominados a la Mejor Dirección Novel por sus películas Requisitos para ser una persona normal y A cambio de nada, dos largometrajes que revolucionaron el año pasado el cine español por su naturalidad y su frescura, tanto para hacernos llorar como para hacernos reír.

No puedo olvidarme de Dani de la Torre (El Desconocido) y Juan Miguel del Castillo (Techo y comida) pero las reglas del Fight Club son claras y no quiero que Brad Pitt y Edward Norton me den palos hasta en el carnet de identidad. Además, he decidido batir en duelo a las dos figuras nóveles con mayor repercusión y más papeletas para llevarse el cabezón a casa. A pesar de ello, soy consciente de que las sorpresas están aseguradas el próximo 6 de febrero.

Daniel Guzmán por ‘A cambio de nada’

daniel-guzman

Peso: ligero, duro, luchador y adolescente

Antecedentes: aunque todos conocemos al madrileño por su célebre personaje de Roberto en la serie de televisión Aquí no hay quien viva, Daniel ya había interpretado otros papeles en cine y televisión anteriormente. De hecho, compartió pantalla con Javier Bardem en Éxtasis y también apareció en largometrajes como Hola, ¿estás sola? de Itziar Bollaín o El sueño del caimán. Sin embargo, la actuación no siempre ha sido su punto fuerte y habitualmente ha tenido papeles secundarios o nada destacables. Sin duda, la dirección y la realización es lo que siempre le ha hecho destacar como personaje cinematográfico, razón por la cual ganó el Goya en 2004 por su maravilla de cortometraje Sueños.

[youtube id=»WyOs8g6GGTs» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»835″]

Premios: arrasó en el Festival de Málaga y ganó los 4 premios a los que estaba nominado, entre los que destacan la Biznaga de Oro a Mejor Película y la Biznaga de Plata a Mejor Dirección. Y ese solo fue el pistoletazo de salida para un éxito indiscutible que le ha permitido a Daniel Guzmán estar en el punto de mira con sus nominaciones en los Premios José María Forqué, en los Premios Feroz y también en los Goya, de los que parte con 6 nominaciones. Además, ha sido galardonado con el Premio Asecan 2016 a Mejor Película.

Leticia Dolera por ‘Requisitos para ser una persona normal’

leticia-dolera

Peso: ligero, alternativo, indie y colorido

Antecedentes: la muchacha catalana está como pez en el agua delante de las cámaras. Los focos la quieren y hemos podido disfrutar de ello desde sus primeros pinitos en Al salir de clase, El otro lado de la cama, Hospital Central o la divertida Semen, una historia de amor. Después hizo de novia asesina de infectados en la tercera entrega de [REC] o de la adorable y entrañable Violeta en De tu ventana a la mía, dirigida por Paula Ortiz, amiga suya del alma que también le dio un papel secundario en La Novia. Pero le picó la curiosidad a Dolera y decidió realizar varios cortometrajes con resultados positivos y un estilo muy peculiar que ha heredado la película por la que opta al Goya este año. A o B con Alexandra Jiménez o Lo siento, te quiero son algunos de estos ejemplos.

Premios: Requisitos para ser una persona normal ha ganado premios no tan destacados a lo largo del año, a pesar de la importancia de éstos, como el Mejor guión novel, el Mejor montaje o la Mejor fotografía en el Festival de Málaga, así como el galardón al Mejor Cartel en los Premios Feroz.

Conclusión

Sin duda, la relevancia de A cambio de nada en las galas de premios españoles y su triunfo en Málaga nada más empezar su carrera hacia los Goya es una fortaleza con la que cuenta Guzmán para hacerse notar en la gala de febrero. Habitualmente, los dramas suelen tener mayor aceptación que las comedias románticas, pero, en este caso, la obra de Dolera atrapa con su originalidad y la pluriempleabilidad de ella, que escribe, dirige y actúa en un largometraje redondo y tierno. Sin embargo, Requisitos para ser una persona normal ha pasado un poco más desapercibida y todo apunta a que el esfuerzo novel de Daniel durante 10 años para sacar adelante este conmovedor proyecto le va a permitir alzarse con el galardón… Si no hay sorpresas.

Y tú, ¿a quién le darías la victoria de este Fight Club?

Fight Club | Yon González V.S. Quim Gutiérrez

Son jóvenes, exitosos y atractivos. Y, para colmo, también tienen un incuestionable talento. Si en el anterior Fight Club enfrentabamos dos de las grandes estrellas-promesa de Hollywood, esta ocasión nos quedamos dentro de nuestras fronteras para intentar contestar una pregunta de difícil resolución: ¿Yon González o Quim Gutiérrez? Dos valores ya asentados en la industria del audiovisual español, cine y televisión, que pueden encontrar en este 2015 su gran año. El primero, éxito arrollador en la serie ‘Bajo sospecha’ y el filme ‘Perdiendo el norte’ y, el segundo acaba de estrenar la comedia romántica hispano-argentina ‘Sexo fácil, películas tristes’ y espera con los brazos abiertos su ‘Anacleto’: ¿Quién da más? Hoy, en El Celuloide, duelo de galanes patrios.

Yon González, por él perderás el norte.

Nacido en Vergara, localidad guipuzcoana, un veinte de mayo de 1986, Yon González – cuyo hermano es el también actor Aitor Luna (‘Alatriste’) – basó en sus inicios en el mundo interpretativo en labrarse una sólida carrera televisiva. Y acertó. Desde su primer papel en la serie adolescente diaria de La Sexta ‘Sin Miedo a Soñar (SMS)’, en la que interpretaba al púber de dieciséis años Andrés rodeado de otros muchos miembros de la cantera del cine español (Amaia Salamanca, Maria Cotiello, Mario Casas, María León…) con los que, ahora, comparte un amplio bagaje en la pequeña pantalla y hordas de fans, se convirtió en uno de los rostros más prometedores y destacados a nivel mediático del relevo generacional. Tras dos temporadas de la serie emitida entre 2006 y 2007, saltó a Antena 3 protagonizando uno de los fenómenos recientes de la cadena del Grupo Planeta ‘El internado’, junto a otros jóvenes ultra-reconocidos en la actualidad como Blanca Suárez, Martiño Rivas o Ana de Armas.

image

Tras estos dos primeros vehículos de lanzamiento, González protagonizó ‘Gran hotel’, respuesta nacional al elegante ‘Downton Abbey’ británica, en la que volvía a coincidir con Amaia Salamanca. La serie es, cuatro años después de su desenlace, uno de los productos españoles que mejor han funcionado en lo que a exportaciones respecta. Su papel en ‘Gran reserva’, que emitió en 2011 la cadena pública, y más recientemente en la exitosa ‘Bajo sospecha’, que tiene en desarrollo una segunda temporada en Antena 3, le confirman como uno de los valores seguros del mercado televisivo en nuestro país pero… ¿y el cine?

Es cierto que su carrera cinematográfica no es precisamente extensa pero sus dos grandes papeles principales en la gran pantalla tienen suficiente miga como para mencionarlos: el primero, como el jovencísimo amigo de Mario Casas en el polémico «guilty pleasure» ‘Mentiras y gordas’ que dejaba algún momento de especial deleite para los fans del actor vasco y, en segundo lugar, ‘Perdiendo el norte’, la comedia de Nacho G. Velilla y Atresmedia Cine que está consiguiendo unos resultados notables las últimas semanas en la taquilla española y que coprotagoniza con Blanca Suárez. También ha aparecido en otros estrenos comercialmente «potentes» como ‘Torrent 4: Lethal crisis» o ‘El club de los incomprendidos’, pero en roles mucho menos sustanciales que los anteriormente citados, y en la autoral ‘Rabia’ del ecuatoriano Sebastián Cordero (‘Europa One’).

image

Sus próximos proyectos se limitan a la segunda temporada de la serie de intriga ‘Bajo sospecha’, la adaptación televisiva de ‘Perdiendo el norte’ y el estreno del thriller cibernético ‘Matar el tiempo’, que ha sido recibido tibiamente en el pasado Festival de Málaga, en el que comparte pantalla con su hermano Aitor.


Quim Gutiérrez, el primo de sonrisa (im)perfecta.

De seis años más que su oponente – nació el 27 de marzo de 1981 en la ciudad condal de Barcelona – es uno de esos intérpretes que parecen ‘omnipresentes’ en las grandes producciones del cine español año tras año. Al contrario que González, su carrera siempre ha estado más enfocada al ámbito del séptimo arte aunque su inicio fue con solo trece años en la serie ‘Los mejores años (Poblenou)’ producida por TV3 de Catalunya y emitida por Antena 3 a nivel nacional. Estudiante de Humanidades, participó durante cinco temporadas en la serie catalana ‘El cor de la ciutat’, hasta 2005, y al año siguiente saltó de la mano de Daniel Sánchez Arévalo y Marta Etura al terreno cinematográfico. Su papel en ‘Azuloscurocasinegro’ nos descubrió un intérprete ya fundamental en el panorama nacional y por su papel recibió desde el premio Goya a mejor actor revelación hasta el Premio Sant Jordi a mejor actor español del año. Desde ese momento, los acontecimientos (o más bien las películas) se desencadenaron: En 2008 protagonizó ‘Sangre de mayo’ y en 2010 y 2011, respectivamente, el musical ‘Una hora más en canarias’ y la producción latinoamericana ‘La cara oculta’, codeándose con intépretes como Miren Ibarguiren o Clara Lago.

image

En ese mismo año volvió a trabajar con Sánchez-Arévalo tras un descanso del binomio en ‘Gordos’. ‘Primos’ fue la lanzadera definitiva del actor que demostró dotes indudables para la comedia bordando un papel agridulce en el estupendo filme del realizador madrileño. En esa línea transcurrió su rol en la siguiente obra de Arévalo, ‘La gran familia española’ y también explotando el terreno cómico, participó en los filmes ‘¿Quién mató a Bambi?’ (interpretando al novio de Úrsula Corberó) y ‘Tres bodas de más’ como la hilarante pareja del personaje de Inma Cuesta. Entre ellos, un drama de José Luis Cuerda (el retrato del narcotráfico en la Galicia de los ochenta ‘Todo es silencio’) y un thriller distópico: ‘Los últimos días’, ópera prima en la dirección de los Hermanos Pastor, que suponía un cambio de registro que compartió con José Coronado.

Paralelamente continuó con breves apariciones en la televisión en series como ‘Génesis’ (emitida por Cuatro) o la italiana ‘Virginia, la monaca di Monza’ y dio el salto internacional siendo uno de los galanes de la adaptación francesa del best-seller ‘Los ojos amarillos de los cocodrilos’, en la que compartía pantalla con Emmanuelle Béart.

image

Su proyecto más reciente es ‘Sexo fácil, películas tristes’, el filme hispanoargentino de Alejo Flah presentado en Málaga y estrenado el pasado viernes en salas, y tiene pendientes de estreno ‘Anacleto, agente secreto’, una de las grandes esperanzas de la taquilla española de la segunda mitad de año (llega en septiembre), y un proyecto internacional con sabor español: el nuevo filme de Jim Loach, hijo de Ken, que habla de una gran familia de emigrantes españoles y cuenta con abultado y reconocido reparto nacional (De la Torre, Paz Vega, Carmen Maura…).


 

Fight Club | Liam Neeson… ¡Contra todos!

Liam Neeson ha sido Zeus, Maestro Jedi, ha salvado la vida de más de mil judios, ha caminado entre tumbas, ha sido Michael Collins y Rob Roy, ha formado parte del Equipo A, ha sido Ra’s al Ghul dos veces (en los Batman de Nolan, para los despistados), apareció en La Misión, en Excalibur, Love Actually, Gangs of New York… Y etcétera. Pero últimamente, este irlandés de 62 años, empeñado en demostrar que lo que pesan son los kilos y no los años, está más ocupado vengándose, evitando hacer escalas o intentando recuperar su identidad. Esta semana estrena en España Una noche para sobrevivir, en la que vuelve a ponerse a las órdenes de Jaume Collet-Serra y comparte protagonismo con Ed Harris.

En resumen: Liam Neeson es mejor que tú. Y lo sabes.

150119120808-liam-neeson-1024x576

A pesar de que su currí­culum presenta personajes de todo tipo, puede llamar la atención  el hecho que las patadas y puñetazos que reparte en sus pelí­culas és directamente proporcional a su edad. Después leemos que a los dieciséis ya habí­a sido campeón de boxeo (Peso pesado de Juventud) en tres ocasiones. Y si pensáis que esa nariz, que tanta personalidad le da, es así­ de nacimiento, os equivocáis. A los once años, cuando se iniciaba en el boxeo, ya lucí­a nariz rota. Alterno los puños con la interpretación, y parece como si sus pelí­culas actuales le devolvieran a esa época de patios de escuela, linimento y golpes.

nonstop-neeson-gun

 Neeson debutó en la gran pantalla con Excalibur (John Boorman). Era el año 1981, y actuó junto Helen Mirren (que fue su pareja durante un tiempo), Ciarán Hinds (uno de su mejores amigos) y Gabriel Byrne. Nada mal para empezar. La década de los ochenta continuo con pelí­culas en las que, si bien no solí­a ser el protagonista, trabajaba con actores como Anthony Hopkins, Jeremy Irons, Alan Bates o Robert de Niro.

Los noventa serí­an su confirmación como actor de categorí­a. Comenzó con Darkman y El Silencio de la Sospecha. Pero a continuación llegarí­an Woody Allen (brindándole un pequeño papel en Maridos y Mujeres) y, sobre todo, Steven Spielberg. La Lista de Schindler le situó a las puertas del Oscar (que la Academia prefirió dar a Tom Hanks por Philadelphia), y aunque es posible que sea su papel más memorable, por la talla de la pelí­cula por lo menos, está claro que Neeson no se encasilló y siguió con su carrera. Después de Schindler participó en pelí­culas como Nell, Rob Roy o Michael Collins. En 1999, llegarí­a Star Wars I – La amenaza fantasma, en la que daba vida a maestro Jedi Qui-Gon Jinn, maestro de Obi-Wan Kenobi.

Liam Neeson

Con el cambio de siglo, su carrera parecí­a seguir la misma lí­nea: alternaba personajes como el tierno padre viudo de Love Actually con otros como el cientí­fico Alfred Kinsey (en Kinsey). Retomó su papel de maestro (espiritual… y de puñetazos) en Batman Begins, e incluso fue el engañado marido de Laura Linney en Crónica de un Engaño. En el 2008 protagonizarí­a Venganza (en el 2012 llegarí­a la segunda parte, y este año se ha estrenado Venganza 3). La trilogí­a Venganza, junto a Sin Identidad, Infierno Blanco, El Equipo A o la misma Una noche para sobrevivir podrí­an conventirle en un actor «encasillado». Y sí­, es cierto que estos personajes, que se vienen sucediendo en los últimos años, son más propensos a arreglar sus disputas a mamporros en lugar de charlar cordialmente, pero ello no debe hacernos olvidar los importantes papeles dramáticos que ha tenido Neeson.

messing_with_liam_neeson_won_t_end_well_big

Y como Neeson puede con todo, su próxima pelí­cula será a las órdenes de Martin Scorsese (Silence, prevista para el 2016) y contará la historia de dos jesuitas (Adam Driver y Andrew Garfield) que viajan a Japón para buscar a su mentor (Neeson, por supuesto). Así­ que, encasillado o no, lo cierto es que Neeson puede con todo. Y con todos.

Fight Club | Aaron Taylor-Johnson VS Jack O’Connell

En nuestro nuevo Fight Club enfrentamos a dos de los valores en alza del séptimo arte. Dos jóvenes que aún no han alcanzado siquiera el cuarto de siglo y que ya cargan a sus espaldas grandes papeles en pelí­culas reconocidas por el público y la crí­tica, algunos premios y hordas de fans.

Jack O’Connell acaba de estrenar el potente drama carcelario «˜Convicto’, que le valió varios premios, mientras que Aaron Taylor-Johnson se prepara para asaltar la gran pantalla (y hacer saltar la taquilla) como el Mercurio de «˜Los Vengadores: La era de Ultrón’, que llega el 30 de abril. En BFace Magazine repasamos la carrera de estos dos ingleses de moda pero… ¿quién ganará?


Jack O’Connell, el chico «Jolie».

21007551_20130522143902179

Nacido un primero de Agosto del 90 en un pueblo de Inglaterra (Alvaston, Derby, para más señas) saltó al panorama interpretativo anglosajón con su papel en el premiado drama social «˜This is England’, que ganó el BAFTA en su año, tras tener varios papeles secundarios y de figuración en series locales. Su carrera televisiva continúo en un segundo plano – destacable su participación en dieciséis episodios de la serie de culto «˜Skins’ – tras su papel de villano en «˜Eden Lake’, el filme de terror que también descubrió al deseado Michael Fassbender (pero esa, queridos lectores, ya es otra historia que le dejo a mi compañera Imma); sin embargo, su verdadera entrada al primer plano le ha llegado en los últimos dos años con cuatro pelí­culas, de un modo u otro, para el recuerdo.

En primer lugar rueda «˜Convicto’, el filme independiente británico en el que se deja cuerpo y alma intepretando a un preso conflictivo que le valió nominaciones a los premios del cine independiente inglés y a los del cine escocés. La pelí­cula, además, fue un éxito crí­tico que le fió la proyección que necesitaba. Tras ella, su primera incursión en el cine estadounidense se produjo de la mano de Eva Green en la precuela de «˜300′; un proyecto más comercial que, si bien no le valió el reconocimiento crí­tico que obtuvo por sus otros trabajos, si aumentó su aura de estrella emergente.Jack-OConnell-Angelina-Jolie-DuJour-Photo-Shoot-001

Por último, el año pasado volvió a combinar una gran producción estadounidense con pequeño y premiado cine europeo. Fue «chico Angelina Jolie» en la ambiciosa pero fallida aventura «˜Invencible’, que finalmente no triunfó en la temporada de premios pero sí­ dio el espaldarazo mediático definitivo a la carrera de O’Connell, y ganó prestigio como protagonista de «˜71′, uno de los filmes más aclamados de la Berlinale 2014 que llegó a España en enero. Un diamante que se codeará con George Clooney y Julia Roberts en el nuevo filme dirigido por Jodie Foster tras «˜El castor’, «˜Money monster’, y con Judi Dench y otras promesas del cine como Alicia Vikander o Dane Dehaan en «˜Tulip Fever’, del realizador del discreto biopic de Nelson Mandela.


Aaron Taylor-Johnson, listo para machacar.

Aaron-Taylor-Johnson-Wallpaper-HD-2014-Pictures-Images-01Nació un 13 de junio en otro pueblecito inglés (High Wycombe, por si queréis visitarlo) y desde su pubertad estuvo ligado al mundo del cine con papeles de mayor o menor relevancia en multitud de pelí­culas británicas como «˜El ilusionista’ y «˜Tom & Thomas’, en la cual interpretaba a dos gemelos. Aunque ya habí­a sido un muy joven Charles Chaplin en la comedia con Owen Wilson, «˜Shangai Knights’, fue interpretar a un icono cultural lo que impulsó su carrera. Su John Lennon en «˜Nowhere boy’ le valió premios como el BIFA del cine británico «˜indie’ y un reconocimiento de los medios especializados unánime pero también fue importante en su vida privada: su realizadora, Sam Taylor-Wood (sí­, la misma que ha dirigido «˜Cincuenta sombras de Grey’), se convirtió en su esposa y madre de sus dos hijos. Una pareja polémica en su momento por la diferencia de edad, veinticuatro años, pero que se ha mantenido hasta la actualidad.

Su primer papel de importancia mediática le llegó en la adaptación del cómic de Mark Millar, ‘Kick-Ass’, en la que se enfundaba un ajustado mono verde y se uní­a a Chloe Grace-Moretz para interpretar a su primer superhéroe… o algo así­. El filme fue un éxito entre el público convirtiéndose en casi una cinta de culto para adolescentes y adultos y realizando unos años después una secuela con menor fortuna. Aaron fue nominado a varios premios como actor revelación por este papel, subrayando la importancia del mismo. Tras esto, su carrera continuó imparable con papeles en las también relevantes ‘Albert Noobs’ (drama histórico con una gran Glenn Close), el fallido thriller criminal ‘Salvajes’ de Oliver Stone en la cual lucí­a cuerpazo en las tórridas escenas con Taylor Kistch y Blake Lively y en la teatral adaptación que Joe Wright hizo del clásico de Tolstoi ‘Anna Karenina’.616539324

Su última etapa está marcada por los blockbusters: por un lado protagonizó el reboot de ‘Godzilla’ estrenado el pasado año y, por otro, forma parte ya del elenco habitual de Marvel Studios interpretando al Vengador Mercurio (Quicksilver para los angloparlantes) que aparecerá en la secuela del taquillero filme de Joss Whedon y ya tuvo un cameo en ‘Capitán América: El soldado de invierno’. Sus próximos proyectos, eso sí­, son un absoluto misterio.


¡Vota en nuestra encuesta!

Fight Club | Owen Wilson vs Ben Stiller

La palabra ‘bromance’ (dí­cese de dos hombres con una relación que trasciende más allá de la simple amistad pero que no quiere tener nada que ver con atracción sexual) ha adquirido en los últimos meses una gran trascendencia. En boca de todos, de una manera u otra, han estado o estarán los inseparables binomios entre, por ejemplo, Channing Tatum y Jonah Hill (la saga ‘Infiltrados en…’); James Franco y Seth Rogen (en algunas comedias como ‘The Interview’ o ‘This is the End’) o los archiconocidos y ganadores del Oscar, Ben Affleck y Matt Damon, mencionados hasta por Neil Patrick Harris en el número musical inicial de la última edición de los Oscars. Hoy en nuestro Fight Club, por mucho que nos cueste, enfrentamos a uno de nuestros ‘bromances’ preferidos: el que conforman la hilarante pareja entre Owen Wilson y Ben Stiller, ahora en boca de todos por haber cerrado el desfile de moda de Valentino dentro del rodaje de ‘Zoolander 2’… ¿Quién saldrá victorioso?

[Tweet «En un lado del ring, el rubio que querí­a ser Tenenbaum, desde Texas… Owen Wilson.»]

Con una vida compleja en la cual se incluye un mediático intento de suicido en pleno rodaje de ‘Tropic Thunder: Una guerra muy perra’, Wilson cuenta con una nominación al Oscar como guionista por ‘Los Tenenbaums’ de Wes Anderson, en la que también interpretaba un icónico papel secundario, y una al Globo de Oro por su papel en la laureada comedia de Woody Allen ‘Medianoche en Paris’, un paseo entre épocas por la ciudad de la luz que valió al actor de 46 años algunas de sus mejores crí­ticas. En su filmografí­a destacan de igual forma otras obras «Andersonianas» como ‘El gran hotel Budapest’ (con un breve pero divertido cameo), ‘Life Aquatic’ o ‘Viaje a Darjeeling’ así­ como taquilleras sagas como ‘Noche en el museo’ y ‘Los padres de…’. Y para engrosar su currí­culum, además de con Allen y Anderson ha trabajado para nombres como Paul Thomas Anderson (cuyo ‘Puro Vicio’ llega este viernes a salas) o los hermanos Farrelly, en la divertida ‘Carta blanca’.

Las comedias ‘De boda en boda’, ‘Tú, yo y ahora Dupree’ o la canina y lacrimógena (sí­, admite que tú también lloraste) ‘Una pareja de Tres’ son otras de las perlas de su filmografí­a. Y por si su faceta como actor, guionista y productor te parecen motivos insuficientes para declarar su victoria, ahí­ va otro radicalmente convincente: ha hecho sus pinitos como doblador en la también perruna ‘Marmaduke’, en la cinta de ‘stop-motion’ ‘Fantástico Sr.Fox’ y es Rayo McQueen en la saga ‘Cars’ (pelí­culas, cortos, videojuegos…).

Wilson ha compartido pantalla en varias ocasiones no solo con Stiller sino también con Robert De Niro, Vince Vaughn o Jason Schwartzman y sus parejas femeninas en la ficción van desde Rachel McAdams hasta Jennifer Aniston pasando por Kate Hudson con quien también mantuvo una relación amorosa real de 2007 a 2009. Precisamente en la vida real también ha estado con la cantante Sheryl Crow y con su entrenadora personal, Caroline Lindqvist.

¿Y cómo ve el futuro Owen Wilson? Incierto. Probablemente continúe siendo uno de los estandarte «recurso» de la comedia americana pero sus proyectos no son de lo más atractivos: por un lado el thriller de acción ‘No escape’, del director de ‘La trampa del mal’ (aquella de un ascensor diabólico con guión de Shyamalan) o ‘Quarantine’ (el remake yankee de nuestra ‘Rec’), y por otro – con mucha mejor pinta – lo nuevo del realizador de ‘Napoleon Dynamite’ con Kristen Wiig y Zach Galifianakis, una comedia criminal llamada ‘Masterminds’. Además, claro, de ‘Zoolander 2’.

[Tweet «En el otro lado del ring, el «Focker», el «Tenenbaum», el que nos fulmina con una mirada… Ben Stiller.»]

Tres años le saca Stiller a su amigo Wilson con el que comparte cartel en ‘Zoolander’, ‘Starsky & Hutch’, ‘Los Tenenbaums’, ‘Doble vida’, ‘Los padres de ella’, ‘Noche en el museo’… Es decir, en la mayorí­a de sus más reconocidos papeles. Sin lugar a dudas, Stiller es uno de los rostros más conocidos del cine cómico estadounidense y su extensí­sima filmografí­a le avala. No solo los tí­tulos mencionados anteriormente sino otros muchos como ‘Y entonces llegó ella…’ (mí­tica comedia romántica en la que compartí­a pantalla con Jennifer Aniston, ergo, otro punto de unión con su compañero) o ‘Algo pasa con Mary’ (Uy, de los hermanos Farrelly). Papeles icónicos que lo han convertido en un rostro fácilmente reconocible.

Como ya habréis observado, si hiciésemos un test de compatibilidad a Wilson y Stiller, romperí­amos el termómetro medidor. Pues para refutar aún más intensamente esta tesis allá van unos datos: Stiller también es guionista y productor y ha realizado labores de doblador en otra importante y comerialmente muy exitosa saga animada, es el león Alex en ‘Madagascar’ de Dreamworks. Sin embargo, y como importantes diferencias, Stiller no ha optado nunca al Oscar – pese algún descarado intento ejem… ‘Walter Mitty’… ejem – (aunque sí­ a un Independent Spirit por ‘Greenberg’) y su faceta tras las cámaras es aún más amplia pues ha dirigido tres largometrajes: ‘Tropic Thunder’, ‘Zoolander’ y la mencionada ‘Walter Mitty’, con grandes resultados en los dos primeros casos.

Stiller ha trabajado con directores como Wes Anderson o los Farrelly, y con Noah Baumbach bajo cuya batuta estrenará esta primavera la muy aplaudida en Toronto ‘Mientras seamos jóvenes’, en el que comparte pantalla con Naomi Watts. Cameron Diaz, Gwyneth Paltrow o Eddie Murphy también han participado en proyectos junto a él aunque la actriz Christine Taylor es su mujer en la vida real desde el año 2000.

Por último, destacable también su experiencia en televisión, con tres nominaciones a los Emmy y la participación en series como ‘Curb your enthusiasm’, ‘Extras’, ‘Arrested Development’, ‘Burning Love’, ‘Padre de familia’ o la británica ‘The Trip’.


CONCLUSIí“N:

Wilson y Stiller son prácticamente un ente indivisible: alternancia de directores y compañeros de escena, diez pelí­culas juntos y una amistad (o ‘bromance’, como prefieras) indestructible. Pero… mójate. ¿Con cuál te quedas? Vota en nuestra encuesta. ¿Cuál es tu personaje preferido de ambos? ¡Cuéntanoslo en comentarios!

[socialpoll id=»2257755″]

Fight Club | Cinco actrices para un Oscar

A falta de una semana y media para los Oscar, en nuestro «Club de la lucha» volvemos a enfrentar féminas intérpretes candidatas a un gran premio. Cinco mujeres lucharán el próximo domingo 22 por llevarse la estatuilla dorada a la mejor actriz protagonista y hoy las analizamos a fondo.


Felicity Jones por La teorí­a del todo

¿Quién es?

Jones es una joven y británica musa del cine indie. De 31 años, con 27 saltó a la fama en los cí­rculos cinéfilos por su papel en ‘Como locos’, drama romántico que triunfó en su correspondiente edición de Sundance y la valió el premio especial a la actuación del jurado de aquel certamen y diversas nominaciones más. Antes de ello, habí­a participado en alguna serie de televisión y, después ha tenido algún papel secundario en filmes como ‘The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro’ o ‘The Invisible Woman’, el drama sobre los amores secretos de Charles Dicken que dirigió y protagonizó Ralph Fiennes.

¿Y en la ficción?

Coprotagoniza uno de los biopics de esta edición, ‘La teorí­a del todo’ (5 nominaciones), en el que interpreta a Jane Wilde, la primera esposa del astrónomo Stephen Hawkings.

A favor:

Es una joven promesa, cosa que gusta a la Academia, su interpretación es notable y, además, es la única candidata cuya pelí­cula opta al Oscar principal. Su trabajo ha sido candidato a todos los premios principales y ella ha hecho un buen esfuerzo promocional que la ha llevado por los grandes eventos de la carrera de premios estadounidense…

En contra:

…Pero no ha ganado ninguno pese a todo. Parece una de las candidatas que están siempre en el quinteto pero nunca entran en la pomada. Además su papel se basa en la contención y por momentos su compañero de reparto, Eddie Redmayne, le roba las miradas que merecerí­a con una interpretación mucho más fí­sica. Recién llegada, tendrá más oportunidades si su carrera continúa como parece.


Julianne Moore por Siempre Alice

¿Quién es?

Por todos archiconocidas, no solo es una de las pelirrojas de referencia (sí­, Chastain, tú y Adams llegasteis después) sino que esta estadounidense de 54 años es una de las actrices más queridas del panorama contemporáneo. Ha trabajado con directores como Paul Thomas Anderson, Todd Haynes, David Cronenberg, Alfonso Cuarón o los hermanos Coen. Esta es su quinta nominación al Oscar, aunque nunca lo ha ganado. Y es que su cartera está llena de candidaturas, aunque de pocos premios que parecen estar llegando por este último papel: el Globo de Oro, el SAG, el Bafta… También ha sido premiada en los festivales de Berlí­n y Cannes.

¿Y en la ficción?

Es el principal interés del drama ‘Siempre Alice’ que ha cosechado comentarios desde su presentación en Toronto. Interpreta a una joven enferma de Alzheimer y el filme se erige como un «via crucis» en el que observamos como sobrelleva una enfermedad que la va destruyendo.

A favor:

Lo contrario, pero igualmente válido como argumento, a Felicity Jones: es una leyenda viva. Hollywood siente que le debe un Oscar y aunque este no sea su mejor papel, el panorama presenta una oportunidad única ya que no hay una contendiente que destaque indudablemente sobre los demás. El papel es, desde luego, un caramelo que Moore sabe aprovechar. Cuenta a su favor también con la aclamada interpretación que ha realizado para ‘Mapa a las estrellas’ y por la que sonaba al Oscar, aunque finalmente no pudo competir por fechas.

En contra:

Poco. Que los académicos prefieran esperar a premiarla por algún otro gran papel que de verdad esté a la altura de una actriz como ella. Pero es la grandí­sima favorita, sin concesiones.


Rosamund Pike por Perdida

¿Quién es?

Conocida actriz de teatro, televisión y – claro – cine en Inglaterra, de donde procede, tuvo su debut en la cinta de James Bond ‘Muere otro dí­a’ y ha gozado de papeles secundarios en pelí­culas británicas como ‘Orgullo y perjuicio’ o ‘An education’ y estadounidenses como ‘El mundo según Barney’ o ‘Jack Reacher’. Sin embargo, es su primera nominación al Oscar y su rol en ‘Perdida’ es la lanzadera a la fama de esta rubia londinense de 36 años que tiene pendiente de estreno la exitosa comedia ‘Nuestro último verano en Escocia’

¿Y en la ficción?

Es Amy Dunne, esposa perfecta y perfecta psicópata en el último e ignorado filme de David Fincher, ‘Perdida’, adaptación de la novela de intriga superventas del mismo nombre.

A favor:

Tiene de cara el enorme éxito en taquilla del largometraje y que es el papel más icónico de los cinco. ‘Perdida’ es su función y es fácil percibir que disfruta en un personaje histriónico con numerosos momentos «Oscar-clips», que exprime al máximo. Sí­, eso, terrorí­fico papelón.

En contra:

Serí­a la favorita si no llega a estar Julianne Moore nominada. Aunque ha ganado bastantes premios de la crí­tica, los duelos importantes han dado la victoria a la protagonista del filmes como ‘Las horas’. Además ‘Perdida’ ha sido completamente ignorada en las demás categorí­as incluso en algunas como guión adaptado o montaje, donde estaba entre las virtuales favoritas. Otra vez será.


Marion Cotillard por Dos dí­as, una noche

¿Quién es?

Hablamos sin duda de una de las intérpretes europeas más cotizadas y valoradas. A las puertas de los cuarenta, ha sido alabada por papeles en filmes como el musical ‘Nine’, los dramas románticos ‘De óxido y hueso’ o ‘Largo domingo de noviazgo’ o la comedia «woody-alleniana» ‘Medianoche en Paris’ y oscarizada por el biopic de Edith Piaf, ‘La vida en rosa’. Además ha trabajado con Guillaume Cantet, Christopher Nolan o James Gray.

¿Y en la ficción?

Interpreta a Sandra, mujer de clase media-baja que acaba de superar una depresión y se dispone a volver a su trabajo en una fábrica cuando su jefe hace a sus compañeros decidir entre ella o la paga doble. Deberá entonces convencerles uno a uno durante un largo y duro fin de semana.

A favor:

Su interpretación ha gustado a todo el mundo y resulta ser un perfecto balance entre contención y exhibición.  Fue la quinta que «robó» la plaza a otras estrellas como Jennifer Aniston, que se quedó a las puertas.

En contra:

No solo sus contrincantes sino que ‘Dos dí­as, una noche’ haya sido olvidada en pelí­cula extranjera (competí­a por Bélgica) o que su papel sea en francés, arma de doble filo que la podrí­a haber aupado a la posición de «frontrunner» de estar dentro de una pelí­cula arrasadora pero que, en esta situación concreta, parece relegarla a contentarse con la nominación «exótica» de turno.


Reese Witherspoon por Alma salvaje

¿Quién es?

De Nueva Orleans, tiene 38 años y gran fama. ‘Cruel intentions’, ‘Election’ o ‘Walk the line’ (papel que la valió un Oscar y varios galardones más) son algunas de las pelí­culas más destacadas en las que ya participado.

¿Y en la ficción?

En ‘Alma salvaje’ de Jean Marc Vallée adapta las reflexiones de Cheryl Strayed, una mujer que tras sufrir una vida complicada decide irse de viaje existencial por el desierto del Mojave con el fin de encontrarse a sí­ misma.

A favor:

Su papel ha sido muy destacado en el filme del director de ‘Dallas Buyers Club’ (que ya aupó a sus actores a la victoria el pasado año) y este podrí­a haber sido el año de Reese: produce un éxito de público como ‘Perdida’ y ha sido aplaudida por sus papeles secundarios en ‘La buena mentira’ y ‘Puro Vicio’ de Paul Thomas Anderson. Además, gustan los papeles redentores tanto para el intérprete como para el personaje de turno. Ha estado presente en los principales premios.

En contra:

Su «buzz» (y el de la pelí­cula que protagoniza) se ha desinflado mucho y su Oscar parece demasiado cercano. Además no ha acabado de materializar todos los éxitos y alegrí­as que los proyectos que tení­a entre manos este pasado 2.014 podí­an haberla dado.

[socialpoll id=»2252394″]

Fight Club IV: Marí­a Valverde vs Blanca Suárez

Quiero la revancha.

Querida Imma, la semana pasada nos propusiste un duelo de actrices de altura pero… ¿dónde quedó la reivindicación que hiciste del producto patrio en ese primer e inolvidable Fight Club entre De la Torre y Arévalo (Raúl)? ¡No vendamos la sección a la apabullante (y, atractiva, sí­, mucho) maquinaria hollywoodiense y sigamos enfrentando a lo mejorcito de nuestra casa! Porque Imma, que se quiten Lawrence’s, Stone’s y rubias yankees varias donde estén nuestras actrices/sex-symbol/modelos de lencerí­a.

Como ya todo el mundo conoce las reglas de nuestro Club de la Lucha y sabemos de sobra que podéis guardar nuestro «pequeño» secreto, podemos pasar directamente a lo que importa: el duelo.

PicMonkey CollageBF1

Pues sí­, hoy enfrentamos a Marí­a Valverde y Blanca Suárez. Las abanderadas de nuestro peculiar relevo interpretativo nacional: la primera, ojito, está arrasando también internacionalmente con su papel en «˜Exodus’ de Ridley Scott, super producción estadounidense rodada en España que reserva para la también protagonista del último anuncio de Freixenet (espléndida burbuja) un importante papel secundario como la esposa del Moisés que interpreta el deseado Christian Bale. Próximamente, la actriz estrenará ‘Libertador’, candidata venezolana a los Oscars 2015, el corto de animación ‘A lonely sun story’ y  ‘Ahora o nunca’, comedia romántica con Dani Rovira dirigida por Maria Ripoll (ahora en salas con ‘Rastros de sándalo’) que promete mucho. La segunda, por su parte, continua su carrera televisiva y acaba de ser confirmada para protagonizar la nueva gran serie de la televisión pública tras «˜Isabel’, «˜Carlos, Emperador’, y tiene pendiente de estreno las miniseries «˜Los nuestros’ y «˜La bella y la bestia’. En cine, tras ser dos veces chica Almodóvar, protagoniza el próximo estreno «˜Perdiendo el norte’ junto a Yon González, Julián López y José Sacristán… ¿la sustituta del fenómeno «˜Ocho apellidos vascos’ en 2015?. Ese es su futuro pero, ahora, volvamos cual Marty McFly al pasado.

ORíGENES.

PicMonkey Collagemv1

No, no vamos a hablar del último éxito indie de Mike Cahill (aunque Brit Marling Astrid Bergí¨s-Frisbey bien podrí­an formar parte de nuestro club) sino de las raí­ces de estos dos pequeños fenómenos carpeteros con tantos fans a sus espaldas. El salto al estrellato de Marí­a Valverde (Madrid, 1987;  c0mo el filme de David Trueba que protagonizó) se produjo con el estreno de ‘La flaqueza del bolchevique’, su papel, además, más galardonado. Con el filme de Manuel Martí­n Cuenca (quien posteriormente estrenarí­a la fantástica ‘Caní­bal’… los «fight club» son, como el mundo, un pañuelo) ganó el Goya a mejor actriz revelación y fue en 2007 cuando cristalizó su estatus de estrella «teen» con las justitas ‘Ladrones’, ‘El rey de la montaña’ ‘El hombre de Arena’. En 2009 dio el salto internacional con la desconocida gema irlandesa ‘Cracks’ en la que protagoniza una turbulenta relación con Eva Green  y Juno Temple y donde conoció a Ridley Scott, productor del filme. No fue sin embargo hasta hace tan solo cuatro años, 2010, cuando con el inicio de la franquicia Moccia en España se convirtió en una verdadera estrella: ‘Tres metros sobre el cielo’ ‘Tengo ganas de ti’ y las posteriores ‘La mula’ y, sobre todo, ‘A puerta frí­a’ (premiadas en Málaga) la convirtieron en una actriz querida por las masas pero también respetada por la crí­tica. En televisión destacó en la infravalorada ‘La fuga’.

PicMonkey Collagebs1

Blanca Suárez, nacida en la misma ciudad un año después, curte su carrera en otro medio distinto: la televisión. Las exitosas series ‘El internado’, primero, y ‘El barco’, después, la convirtieron también en otro de los rostros más representativos del mundo audiovisual español. El salto de calidad la llegó sin embargo en el cine y de la mano de uno de los más grandes: Pedro Almodóvar la reservaba uno de los papeles secundarios más interesantes de su polémica ‘La piel que habito’ (por la que fue nominada al Goya a mejor actriz revelación) y debió quedar satisfecho pues repitió en un papel de similar envergadura en su alocada ‘Los amantes pasajeros’. Entre medias, Suárez protagonizó ‘The Pelayos’ ‘Miel de naranjas’, dos propuestas de vocación medianamente comercial y buena factura que se quedaron en tierra de nadie. Y antes, habí­a tenido papeles menores en ‘Carne de neón’ y ‘Fuga de cerebros’. El salto oceánico aún se la resiste.

«Solo dos hombres por pelea»…

Así­ dice la cuarta regla. Y es que estas dos bellas muchachas siempre han estado muy bien acompañadas… pero ahora permanecen solteras (si es por falta de pretendientes, aquí­ uno dispuesto a hacer el esfuerzo).

PicMonkey Collageparejas

La primera protagonizó una intensa historia de amor con su compañero en pantalla Mario Casas mientras que Blanca hizo lo propio recientemente con el cantante Dani Martí­n. Ambas relaciones terminaron ya y, parece, que no de muy buenas maneras.

Así­ pues, eso es todo, pues no entraré a juzgar más aspectos de los adecuados. La polémica está servida y la resolución complicada… Yo me quedo con Valverde y su inteligente carrera en la gran pantalla pero, ¿tú? ¿a quien prefieres? Vota en nuestra encuesta y decide quien gana el combate.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=WD_1ng6TeZE[/youtube]

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=CTumTrI07oU[/youtube]

¡FIGHT!

[socialpoll id=»2236345″]

Fight Club III: Jennifer Lawrence vs Emma Stone

Vamos con una nueva edición del Fight Club. Embargados como los periodistas que asistieron el pasado fin de semana al estreno de Unbroken (la nueva pelí­cula dirigida por Angelina Jolie), así­ estamos Jesús y yo, organizadores de peleas clandestinas, aunque lo nuestro es emoción.

giphy

Primero se enfrentaron dos actorazos, luego vendrí­an unos encantadores animalillos animados. Está claro: es hora de que dos actrices se bajen de sus tacones de infarto, dejen de lado sus modelos de alta costura, y peleen. Luchen por ser la actriz joven del momento (año, siglo… milenio).

Esperando que sepáis mantener la boca cerrada (recordad que las dos primeras normas de este club son Nadie habla sobre el Club de la Lucha y Ningún miembro habla sobre el club de la Lucha), quedáis invitados a esta danza de golpes que protagonizan Jennifer Lawrence y Emma Stone. La primera está arrasando taquillas con Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1; mientras Stone es la protagonista, junto a Colin Firth, de lo nuevo de Woody Allen, que se estrena esta semana, Magia a la luz de la luna.

Como sabéis, la tercera regla dice que la pelea termina cuando uno de los contendientes grita «basta», desfallece o hace una señal. Las dos actrices estadounidenses aún no han cumplido los treinta años y están llamadas a encabezar el relevo generacional en Hollywood.

Primer asalto, sus premios:

Jennifer Lawrence aún no ha cumplido los veinticinco (nació en agosto de 1990) y ya ha ganado los premios más importantes de interpretación (en cine): un Oscar, un BAFTA, dos Globos de Oro, dos premios del Sindicato de Actores y una infinidad de premios del público y de nunerosos festivales.

Emma Stone nació en noviembre de 1988 y aún no ha sido nomidada al Oscar. Sí­ ha sido nominada al BAFTA y al Globo de Oro. Junto al reparto de Criadas y Señoras recogió el Premio al Mejor Reparto del Sindicato de Actores.

Queda claro, en este aspecto gana y por paliza Jennifer.

jennifer-lawrence-12

Si la cuarta regla dice que Solo dos hombres por pelea, es el momento de hablar de parejas. Segundo asalto:

Jennifer Lawrence ha sido emparejada con Bradley Cooper o Chris Martin, pero la única relación que la actriz ha reconocido es la que mantuvo con Nicholas Hoult. Actualmente, pese a los rumores que la unen al cantante de Coldplay, ni confirma ni desmiente que sea cierto. Es decir, soltera sin confirmar.

jennifer-lawrence-y-nicholas-hoult-en-la

 – Emma Stone sale con Spiderman, es decir con Andrew Garfield, desde mediados del 2011. Pareja estable de estrellas emergentes.

Emma+Stone+Andrew+Garfield+Amazing+Spider+j3XzHUdq1Sqx

Segundo asalto, como no puede ser de otro modo, para Emma. Aunque en ambos casos parece que se atienen a la quinta regla, solo una pelea cada vez.

week-in-review-emma-stone-gifs-ed-sheeran-ellabeereads

En cuanto a la sexta regla (se peleará sin camisa y sin zapatos), seamos sinceros:  ambas son de esas que cada mañana se miran al espejo y se dicen «antes muerta que sencilla». Pero más allá de modelazos y trapitos de diseñador, ambas llevan la naturalidad y la sencillez como señas de identidad, y esperamos que no cambien. En el caso de Lawrence, además, hay que contar con cierta torpeza natural que ella utiliza a su favor, como un complemento a los Dior con los que va a las entregas de premios. Así­ que, en este caso, punto para las dos.

tumblr_mirf9sdptg1qzlc1ro2_400

Y como cada pelea durará el tiempo que sea necesario (séptima regla), su juventud, su descaro (en el buen sentido) y una capacidad interpretativa fuera de toda duda, hacen que confiemos en que este combate nos de muchas pelí­culas memorables y, posiblemente, algún Oscar más.

Así­ que, apelando a la octava regla (si esta es tu primera noche en El Club de la Lucha… TIENES que pelear), vota en nuestra encuesta y… FIGHT!

[socialpoll id=»2235177″]

[followbutton username = ‘rodasons’]

Fight Club II: Los Minions vs Los Pingí¼inos de Madagascar

Primera regla: Nadie habla sobre el Club de la Lucha

Segunda regla: Ningún miembro habla sobre el Club de la Lucha

Poco hay que decir. No podemos mencionar el Club de la lucha pero aquí­ estamos, de nuevo, tentando al destino en una segunda entrega donde relatamos los enfrentamientos más cinéfilos de nuestro ilustre y (no tan) secreto grupo. Si mi compañera Imma os filtró la más dura pelea del panorama interpretativo español hace apenas una semana, a mi me corresponde sacar a relucir un enfrentamiento aún más animado. Los Pingí¼inos de Madagascar estrenan pelí­cula homónima en todos los cines este viernes y aunque ahora parecen ostentar todo el protagonismo en el panorama cinematográfico tienen unos rivales que esperan, al próximo verano, para asaltar también la gran pantalla… Los Minions.fightclub

Pequeños pero matones. ¿Quién ganará?

Tercera regla: La pelea termina cuando uno de los contendientes grita «basta», desfallece o hace una señal.

Como en el primer enfrentamiento, parece muy difí­cil que alguno de estos personajes desfallezca, al menos, en un periodo de tiempo corto. Quizás los simpáticos ¿aliení­genas? amarillos están más frescos para el enfrentamiento pues su primera aparición se remonta tan solo a cuatro años atrás mientras que el agente Kowalski y compañí­a remontan sus primeras aventuras a 2005… Sin embargo, quién sabe, por todos es conocido que los pingí¼inos acabaron sucumbiendo al eterno «Yo quiero marcha, marcha».

Cuarta regla: Solo dos hombres por pelea

He aquí­ un problema. Imposible resulta enfrentarles uno a uno y, si accedemos a vulnerar la de por sí­ invulnerable regla de nuestro Club de la lucha, el combate podrí­a resultar descompensado… o no. Son cuatros los pingí¼inos por incontables minions pero no debemos subestimar el poder del equipo bicolor que con su dominio de las artes marciales y su capacidad para confundir y desconcentrar a partir de ametralladoras series de chistes malos sin tregua pueden acabar por placar los artilugios mecánicos de los seres amarillos que, sin el gran jefe Gru, pueden y parecen pecar de falta de organización.

Quinta regla: Solo una pelea cada vez

Difí­cil asegurar que esta será la última pelea entre las bandas de secundarios más conocidas del cine animado reciente pero como toca acatar las reglas impuestas (que ya nos hemos tomado a la ligera lo suficiente) condensaremos los extensos méritos de ambos contendientes en un solo encuentro:

Los pingí¼inos tienen a sus espaldas tres exitosas pelí­culas de la saga Madagascar, de la cual eran ilustres robaescenas, que han amasado casi 600 millones de euros bajo el sello Dreamworks. Varios cortometrajes y especiales para televisión, videojuegos y hasta, y ahí­ viene el as que esconden en la ¿manga?, una exitosa serie propia de animación impulsada por Nickelodeon y emitida en cadenas de todo el mundo. Ahora además estrenan una pelí­cula a su mayor gloria, donde poder desarrollar todos… sus «encantos».

PicMonkey CollageBFACE1Los minions llegaron cinco años después y desde entonces han sido una máquina de conquistar corazones y amasar dinero. Con solo dos pelí­culas también reúnen casi 600 millones de dólares y han ido adquiriendo cada vez más protagonismo en la franquicia Gru (Despicable me) hasta protagonizar otro buen puñado de piezas breves y, el próximo verano, una pelí­cula ¿a su altura?. Los minions, además, aventajan a los pingí¼inos en recepción crí­tica y galardones: dos nominaciones a los Oscar que, queramos o no, pesan.

Desde luego, y aunque el salto individual a televisión de los espí­as más molones del zoo haga ganar enteros a los pingí¼inos, los minions sobresalen en calidad, importancia y recaudación. Quizá el enfrentamiento cambie una vez podamos juzgar ambos «spin-off».

Sexta regla: Se peleará sin camisa y sin zapatos.

Esta es fácil. No habrá problema en convencer a nuestros dos contrincantes para que acaten el sexto precepto pues, más allá de los monóculos y petos de los esbirros, caminan a sus anchas… Desnudos.

Sin embargo, propongo derogar esta norma para animar un combate ya de por sí­ hilarante. Los animales polares son auténticos maestros del camuflaje mientras que es irresistiblemente divertido, divertidí­simo, observar a los minions en alguna de sus locas aventuras: disfrazados, trasvestidos y realizando imitaciones desbordantes de locura. ¿Que no te lo crees? Para muestra, un botón:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=wd4Oxk11PA0[/youtube]

Séptima regla: Cada pelea durará el tiempo que sea necesario

El tiempo que sea necesario… El tiempo que sea necesario… ¿Y cuánto tiempo lo es? Los Pingí¼inos llevan en nuestra vida casi diez años y no hay planes de que sigan siendo, como has ahora, habituales: Madagascar parece una saga cerrada (hasta que a la factorí­a de Spielberg se le ocurra, por creatividad o necesidad, reabrirla) y los personajes comienzan a tener achaques, a sufrir desgaste. Marcha sí­, pero hasta cierto punto.

Los Minions en cambio parecen estar en auge. Se han convertido en un auténtico icono de la cultura popular y el próximo año, si su peli funciona, pueden afianzar su liderazgo. Son personajes tan absurdos como frescos, enérgicos y sorprendentes para los que todaví­a no se conoce final. De momento, está confirmado un cierre de la trilogí­a Gru para 2017 cuando los indefinibles seres cumplan siete años desde su primera aparición. Quizá entonces, deban comenzar a ceder el relevo.

Octava regla: Si esta es tu primera noche en El Club de la Lucha… TIENES que pelear.

Deben y lo han hecho. A la espera de, como he dicho, los resultados artí­sticos y económicos de las dos adaptaciones de ambos personajes (¿necesario, sacacuartos o ambos?) los minions, en un menor periodo de tiempo, sacan notable ventaja a los Pingí¼inos y parece que, mientras los segundos entran en su etapa final, los primeros tienen cuerda para rato. Sin embargo nada está cerrado y un golpe de efecto de sus creadores puede cambiar las tornas en cualquier momento.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=y2_wbsLQtoQ[/youtube]

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=p50XRUvHnEU[/youtube]

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¡Vota en nuestra encuesta y… FIGHT!

[socialpoll id=»2234077″]

Fight Club I: Arévalo vs De la Torre

Comenzamos una nueva minisección, y le he pedido a la buena gente de la redaccion que se acerquen a esta inauguración y, de paso, nos cuenten como funciona este Fight Club.  ¡Adelante, chicos!

1035x687-fightclub-1800-1406035542

La primera regla del Club de la Lucha es: Nadie habla sobre el Club de la Lucha.

Vale, pues empezamos bien… Porque puede que necesitemos saber de qué va esto. Bueno, medio en secreto, os comento que hemos decidido enfrentar a profesionales del cine, que destacan por sus carreras impecables (o por todo lo contrario), sus buenas elecciones de proyectos (o todo lo contrario) o, simple y llanamente, son las estrellas del momento. Para empezar, vamos a mirar al cine español.

La segunda regla del Club de la Lucha es: Ningún miembro habla sobre el club de la Lucha.

Sí­, pero es que si no hablo de ello, no tenemos artí­culo. Además, tenemos que dejar constancia de la pelea, que promete ser cruenta.

La tercera regla del Club de la Lucha es: La pelea termina cuando uno de los contendientes grita «basta», desfallece o hace una señal.

¡Pues esto va a ser difí­cil! Para este primer combate hemos elegido dos de los actores que más trabajo han tenido en los últimos años. Ninguno de los dos presenta (ni hace) señales de debilidad, o de querer gritar «basta». Lo que os planteamos es un duelo cinéfilo por todo lo alto: enfrentar a Antonio de la Torre y a Raúl Arévalo. O mejor dicho, enfrentar sus filmografí­as que, variadas y consolidadas, les situan como dos de los actores imprescindibles en el cine español.

La cuarta regla del Club de la Lucha es: Solo dos hombres por pelea.

No resulta difí­cil enfrentarles, ya que les hemos visto en muchas pelí­culas juntos. Recordemos, por ejemplo, que fueron miembros de la tripulación con la que Almodóvar hací­a viajar a sus Amantes Pasajeros; son»fijos» en los proyectos de Daniel Sánchez Arévalo; o más recientemente, compartiendo cartel en una de las mejores pelí­culas de este 2014, La isla mí­nima.

Como muestra del nivel del combate, una de las mejores escenas de Primos:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=kSy2A-NjqWc[/youtube]

La quinta regla del Club de la Lucha es: Solo una pelea cada vez.

Sí­, es más que suficiente, porque estamos ante dos pesos pesados.

– Antonio de la Torre ha trabajado con directores como Alex de la Iglesia, Daniel Sánchez Arévalo, Almodóvar, Alberto Rodrí­guez, Manuel Martí­n Cuenca, Dunia Ayaso y Féliz Sabroso, íngeles González-Sinde, Gracia Querejeta, Icí­ar Bollaí­n o Juan Cavestany. Entre otros. Tiene un Goya (Mejor actor de reparto, por AzulOscuroCasiNegro) y un total de siete nominaciones. Ha ganado varios premios de la Unión de Actores, del Cí­rculo de Escritores Cinematográficos, el Sant Jordi, el Feroz… Etc, etc, etc.

– Raúl Arévalo, por su parte, también ha trabajado con Alex de la Iglesia, Daniel Sánchez Arévalo, Almodóvar, Alberto Rodrí­guez, Gracia Querejeta, Icí­ar Bollaí­n o Juan Cavestany. Y con Jorge Torregrosa, Javier Ruiz Caldera, José Luis Cuerda y Antonio Banderas. Tiene un Goya (Mejor actor de reparto, por Gordos) y suma cuatro nominaciones. También tiene varios premios de la Unión de Actores y un Fotograma de Plata (por su trabajo en Con el culo al aire).

31-horz

Si nos guiamos por los premios, el primer asalto parece que se lo lleva De la Torre. Curiosamente, aunque la quinta regla diga que solo pelean dos hombres, quien parece que gana aquí­ es Sánchez Arévalo, o al menos lo hacen quienes aparecen en sus pelí­culas.

Y al tiempo que De la Torre se centra en la actuación, Arévalo está preparando su primer largometraje como director (ya ha dirigido un corto, Un amor). Derecha ganadora y polifacética de Arévalo.

La sexta regla del Club de la Lucha es: Se peleará sin camisa y sin zapatos.

Sin camisa, sin zapatos, vestidos de payaso, o de cura, de profe pringado, de camarero, de policí­a… A este Club cada uno viene como quiere, o como puede. Pero lo cierto es que helar la sangre del espectador yendo vestido de payaso tiene mucho mérito, casi tanto como ir vestido de osito de peluche, armado y con cara de estar cruzando el Far West.

antonio de la torre-horz

La séptima regla del Club de la Lucha es: Cada pelea durará el tiempo que sea necesario.

Ambos son actores apreciados por la crí­tica en general. Aunque nadie queda libre de una constructiva crí­tica negativa.  En el caso de De la Torre, por ejemplo, con el Goya recién ganado, recibió algunas de las crí­ticas más duras de su carrera por su interpretación en Gordos. Papel que juega con una transformación fí­sica y emocional, que en su momento dividió a la crí­tica. En el caso de Arévalo, las opiniones negativas le han llegado más por su elección de papeles que por la resolución de los mismos. Algo injusto, pero que aparece de forma más o menos implí­cita. Está claro que es imposible gustar a todos, pero la pelea parece alargarse indefinidamente, en cuanto ambos parecen no aflojar en la búsqueda de papeles que les suponen retos artí­sticos.

La octava regla del Club de la Lucha es: Si esta es tu primera noche en El Club de la Lucha… TIENES que pelear.

En resumen, en el cine o en la apreación del cine, cada uno tiene un crí­tico interior (en ocasiones también forofo) que más allá de razones se mueve por emociones. El resultado de la pelea queda en manos de ese crí­tico interior que puede preferir la frescura de Raúl Arévalo a la intensidad de Antonio De la Torre, o viceversa.

 

[socialpoll id=»2232747″]

[followbutton username = ‘rodasons’]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies