Frases célebres de las madres

madres, frases de madres, frases de madre, frases típicas de madres, frases célebres de madres, las madres, mejores frases de madres

En la redacción de BFace queremos alabar la figura de las madres, aquellas mujeres todoterreno que tanto te cosen como te cocinan un huevo frito, que por cierto, no es nada fácil. Sabemos de sobra que tú, querido lector, tienes la mejor madre del mundo. Eso no lo ponemos en duda, pero a pesar de ser perfecta, estamos seguros de que tu madre también dice esas míticas frases que todo hijo ha escuchado en algún momento. Lo curioso y paranormal – llamemos a Iker Jiménez – es que parece que todas se hayan estudiado las mismas frases. ¿Acaso hay un diccionario matriarcal? En fin, hoy venimos a repasar cuáles son las citas célebres de tu madre. La tuya y la de más gente.

«¡Cómo vaya yo y lo encuentre!»

Hay un momento de tu vida en el que pierdes tu unicornio. Sabes de sobra que estaba en el segundo cajón del armario derecho. No está. Has sacado todo el segundo cajón del armario derecho, incluso del izquierdo. No hay nada. Recurres a tu madre y en ese momento te suelta su amenaza más célebre: ¡Cómo vaya yo y lo encuentre! No sabes el porqué, nosotros tampoco, pero tu madre acaba encontrando tu querido unicornio en el segundo cajón del armario derecho. O había un agujero negro o es que cuatro ojos ven más que dos.

Cuando buscas a tu unicornio
Cuando buscas a tu unicornio

«¡Es la primera vez que me siento en todo el día!»

Las madres son mártires. Trabajan, miran la telenovela, planchan, cocinan, cosen, bailan, saltan si ven a una araña, gritan… (esto también lo puede hacer tu padre). ¡Claro está! Con tantas cosas que hacer, no tienen ni un momento para descansar. No es que corran los 500m. liso por tu casa, pero hacen mucho. Entonces, en el momento en que se sientan para ver a su querido Matías Prats acompañan un suspiro con otra frase: ¡Es la primera vez que me siento en todo el día!

Cuando tu madre se sienta en el sofá, Es la primera vez que me siento en todo el día
Cuando tu madre se sienta en el sofá

«¿Y si tus amigos se tiran por un puente, ¿tú también?»

Las madres son muy avispadas. Cuando les interesa, ponen a tus amigos en un pedestal, tienes que aprender de ellos porque son tu ejemplo a seguir. Eso sí, en el momento en el que tú le digas: Mamá, es que Pablo llega a las 5 de la madrugada. Te soltará, lentamente y con todas sus ganas un: ¿Y si tus amigos se tiran por un puente. Tú también? Mujer, si hacen puenting, pues puede que me sume. Déjalo, no contestes, sabes de sobras que has perdido.

Cuando tu madre te deja salir hasta las dos de la madrugada.
Cuando tu madre te deja salir hasta las dos de la madrugada

«¿Cómo vas a salir así?»

No olvidemos que a parte de ser una it girl – tu madre te asesora sobre las últimas tendencias – también es meteoróloga, conocedora de la temperatura, del riesgo de precipitaciones, incluso del grado de humedad que hay en tu barrio. Eso sí, sin haber estudiado física y sin ningún cacharro relacionado con la meteorología. Si tu querida madre te dice que cojas un paraguas, hazlo porque sino volverás a casa como un pollo empapado.

Cuando tu madre te dice como has de vestir
Cuando tu madre te dice cómo has de vestir

«¡Te lo dije!»

Querido lector, las frases célebres de una madre siempre serán entre exclamaciones o interrogaciones. Es una forma de acojonarte. Si analizamos el último refranero matriarcal, verás que es la más repetida e importante. Una madre siempre tiene la razón, SIEMPRE. No consigas rebatirle ni apostarte algo porque acabarás perdiendo. Las madres son como superhéroes, no sabemos si será cosa de la experiencia pero lo que tenemos claro es que madre – y padre – solo hay más que una, por ello las tenemos que querer como si no hubiera mañana.

Cuando no te queda más remedio que hacerle caso
Cuando no te queda más remedio que hacerle caso

¿Cuál te ha repetido más tu madre? ¿Incluirías alguna más?

Frases de pelí­culas que siempre quisiste decir – vol. II

frase cine titanic rey del mundo dicaprio

¡Vuelven las frases mí­ticas de cine! Si tus amigos y familiares aún no te miran mal ni te hacen el vacío porque estés recitando a Woody Allen, te doy material para que sigas intentándolo, que sé que tienes ganas de perderles de vista a todos y ponerte al día con Juego de TronosComo ya comenté con anterioridad, en algunas ocasiones hay frases de cine que todos queremos decir, pero de las expectativas a la realidad, hay un trecho.


LAS DE ESTAR POR CASA

frases cine apollo 13 houston tenemos un problema

«Soy el rey del mundo». Titanic.

Siempre quisiste decirla: Después de plantar la bandera de tu pueblo, Moncalvillo del Huete, en la cima del Everest con climatología adversa.

Situación en la que la acabas diciendo: Después de abrir un bote de espárragos en tu casa sin la ayuda de un martillo neumático.

«Houston, tenemos un problema». Apollo 13.

Siempre quisiste decirla: Mientras pilotas tu nave espacial de camino a Marte a varios pentatrillones de kilómetros por hora.

Situación en la que la acabas diciendo: A tu pareja, mientras conduces tu Aygo de camino a Benidorm y no ves una gasolinera donde parar para hacer de vientre.


LAS BADASS

frases cine el padrino le hare una oferta que no podra rechazar

«Sayonara, baby» Terminator.

Siempre quisiste decirla: Antes de matar a un robot asesino que ha viajado en el tiempo para acabar con la vida de Sarah Connor. Lo cotidiano, vamos.

Situación en la que la acabas diciendo: En verano, intentando colarle un flyer del chiringuito donde sirves mojitos a una japonesa despistada.

«Le haré una oferta que no podrá rechazar» El Padrino.

Siempre quisiste decirla: El día de la boda de tu hija, antes de hacerle un favor a un buen amigo siciliano.

Situación en la que la acabas diciendo: Haciendo llamadas como teleoperador de Jazztel, suplicando que no te cuelguen.


LAS DEL POSTUREO

blade runner frase cine he visto cosas que vosotros no creeriais

«Tócala otra vez, Sam». Casablanca.

Siempre quisiste decirla: En tu bar de Jazz, el local con más clase de la ciudad, antes de interpretar un tema de Frank Sinatra.

Situación en la que la acabas diciendo: Jugando el partido solteros contra casados en la liga de fútbol del ayuntamiento, después de que Samuel no te pasara el balón.

«He visto cosas que vosotros no creeríais». Blade Runner.

Siempre quisiste decirla: Alrededor de una hoguera, como preludio de la historia de miedo más terrorífica jamás contada.

Situación en la que la acabas diciendo: En urgencias, después de repasar los «objetos perdidos» que tenía la gente en algunos de sus conductos internos.

«Buenas noches y buena suerte». Buenas noches, y buena suerte.

Siempre quisiste decirla: Después de dar un sermón épico en tu programa con un 68% de share, poniéndote unas gafas de sol al ritmo de The Who.

Situación en la que la acabas diciendo: Después de dar un sermón lamentable en el after con un 68% de alcohol en sangre, poniéndote al revés unas gafas de sol al ritmo de «Disco Chino» de Enrique y Ana.


LAS DEL CUÑADISMO ADORABLE

el sexto sentido frase cine en ocasiones veo muertos

 «En ocasiones veo muertos». El Sexto sentido.

Siempre quisiste decirla: Como chascarrillo, a tus compañeros los Cazafantasmas, antes de atrapar a un espíritu maligno.

Situación en la que la acabas diciendo: Viendo Saber y ganar.

«Buenos días, princesa». La Vida es bella.

Siempre quisiste decirla: A la mañana siguiente, a ella, con una luz tenue que se cuela a través de las cortinas y que brilla en su pelo.

Situación en la que la acabas diciendo: A la mañana siguiente, antes de darte cuenta de que la princesa de la noche anterior es Miss Mordor 2015.

«Mi tesoro». El Señor de los anillos.

Siempre quisiste decirla: Después de sacar un cofre de oro del fondo del mar.

Situación en la que la acabas diciendo: Todo el rato, en todos los contextos, imitando a Gollum, BASTA YA.


Después de este segundo volumen cierro la antología de frases míticas. Seguramente se hayan quedado muchas en el camino, en ese caso no lo dudéis, usadlas en cualquier situación, aunque estén terriblemente mal justificadas.

 

Frases de pelí­culas que siempre quisiste decir – vol. I

frases peliculas cine bface

Una de las cosas que molan del cine son sus frases mí­ticas. En algunas ocasiones, algunas frases llegan a convertirse, de forma progresiva, en frases cotidianas, frases-pop que acaban en el repertorio de cualquier cuñado medio. Otras, en cambio, siempre las hemos querido decir, pero por mala fortuna no hemos tenido la ocasión apropiada para hacerlo. Este texto recopila de los dos tipos: frases cinematográficas que se han hecho populares, y frases que tienes apuntadas en la libreta desde que viste Gladiator.


LAS DE ESTAR POR CASA

corre forrest frases peliculas frase bface

«Nadie es perfecto». Con faldas y a lo loco.

Siempre quisiste decirla: Después de ganar 10 Oscars, cuando agradeces el de mejor pelí­cula. MIC DROP. (Bogdanovich estarí­a orgulloso).

Situación en la que la acabas diciendo: Después de 350 minutos de discusión con tu pareja. La última bala. QUí‰ ERROR.

«Carpe Diem». El club de los poetas muertos.

Siempre quisiste decirla: A tus alumnos, mientras te miran con los ojos llenos de admiración.

Situación en la que la acabas diciendo: A las 6 de la mañana en el after, intentando parecer profundo para ligar.

«Corre Forrest, corre»Forrest Gump.

Siempre quisiste decirla: Animando a tu amigo Forrest durante la final de los 100 metros lisos.

Situación en la que la acabas diciendo: Cuando ves a alguien que va a perder el bus.


LAS ÉPICAS

frase braveheart william wallace nos pueden quitar la vida pero jamás nos quitarán la libertad bface

«Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán la libertad». Braveheart.

Siempre quisiste decirla: Antes de cualquier batalla, a ser posible con espadas y en inferioridad numérica.

Situación en la que la acabas diciendo: En una manifestación de Podemos.

«Esto es Esparta». 300.

Siempre quisiste decirla: Dándole una patada a éste.

Situación en la que la acabas diciendo: Dándole una patada a un amigo para lanzarlo a la piscina.


LAS BADASS

frase señor lobo estoy a 30 minutos llegare en 10 bface

«Mezclado, no agitado» Saga 007.

Siempre quisiste decirla: En el momento que entras a una fiesta y acomodas el codo en la barra mientras observas el panorama.

Situación en la que la acabas diciendo: En el momento que entras a una fiesta y acomodas el codo en la barra después de 45 minutos de empujones  y la camarera no te entiende. Y al final te tomas lo que te quiera traer (un ron con Coca Cola).

«Yipi kai yei hijodep***» La Jungla de Cristal.

Siempre quisiste decirla: Antes de matar al jefe terrorista. Está clarí­simo.

Situación en la que la acabas diciendo: Cuando ves la peli en casa, solo, con el sombrero de cervezas de Homer y una bolsa de Nachos tamaño plaza de toros.

«Hay tres maneras de hacer las cosas: la correcta, la incorrecta y la mí­a». Casino.

Siempre quisiste decirla: Antes de solucionar un problema complicado en el trabajo.

Situación en la que la acabas diciendo: Antes de que tu jefa te eche por listo.

«Estoy a treinta minutos de allí­, llegaré en 10». Pulp Fiction.

Siempre quisiste decirla: Cuando alguien necesita tu ayuda urgente y su vida depende de ello.

Situación en la que la acabas diciendo: Cuando tu pareja te dice que está sola en casa.


LAS DEL CUÑADISMO ADORABLE

Frase Hakuna Matata Bface

«Hasta el infinito y más alla». Toy Story.

Siempre quisiste decirla: Antes de hacer el mejor lanzamiento de bola documentado por el hombre.

Situación en la que la acabas diciendo: Antes de hacer el peor lanzamiento de bola documentado por el hombre.

«Hakuna Matata». El Rey León.

Siempre quisiste decirla: Bailando con tus mascotas Timón y Pumba.

Situación en la que la acabas diciendo: En vacaciones después de haber tomado demasiados tintos de verano.

«Yo soy tu padre». La Guerra de las Galaxias.

Siempre quisiste decirla: ¿Preservativos fluorescentes?.

Situación en la que la acabas diciendo: Para traumatizar al hermano pequeño de tu mejor amigo, una tarde tonta que no tenéis nada que hacer.


¿Me he dejado alguna destacable? Pues claro, es el volumen I, aún tengo un montón en la recámara. No quiero spoilear… pero son casi tan buenas como éstas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies