Crítica | «Freeheld», un amor emotivo y fidedigno

Freeheld con Julianne Moore y Ellen Page

Hoy es fiesta en la Comunidad de Madrid y debería estar descansando. Pero he creído conveniente escribir para haceros una recomendación cinéfila en condiciones. Me preocupo por vosotros, no tengo remedio. ¿No tenéis que hacer absolutamente nada este viernes? ¿El plan de la Sureña ya te aburre y lo de comer pipas en un banco es demasiado triste? Pues apunta bien, que ya tienes plan: ve al cine a ver Freeheld, que la estrenan esta semana. En España, país de costumbres traductoras inútiles, la han decidido añadir el subtítulo «un amor incondicional», pero lo obviaremos y haremos como que esto no ha pasado.

La semana pasada tuve la oportunidad de acudir al preestreno de esta película protagonizada por Julianne Moore y Ellen Page, un evento muy especial organizado por LesGaiCineMad, el Área de Mujer de Fundación Triángulo y Filmax en el marco de la V Muestra de Cine Lésbico de Madrid. Moore y Page tenían las agendas un poco complicadas y, aunque estaban deseando venir a vernos, al final no pudieron acudir. Pero nosotros lloramos igualmente cual magdalena. Y con palomitas.

[youtube id=»5f5AqBSqnoI» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»835″ grow=»no»]

La película dirigida por Peter Sollett y con guión de Ron Nyswaner (que también escribió Philadelphia) se estrenó en Estados Unidos el año pasado y, posteriormente, en el Festival de San Sebastián. No llegaron muy buenas críticas del otro lado del charco y los medios patrios se hicieron eco de una cinta a la que pusieron a caer de un burro. «Floja», «sosa», «convencional», «previsible», «lacrimógena» o, incluso, «sensacionalista» son algunos adjetivos usados por varios críticos (hombres, debo recalcarlo). Mis expectativas estaban por los suelos, para qué os voy a engañar.

«No te preocupes, lucharemos contra estas críticas tan feroces»

Convencional, pero emotiva sin trucos ni engaños

Es cierto que Freeheld no hace alarde de un gran despliegue estilístico o de presupuesto. De hecho, tiene pinta de ser un largometraje sencillo y barato. Y sí, incluso podría ser considerada como una película convencional desde el punto de vista formal. Sin embargo, estamos hablando de una historia basada en hechos reales. Pero, ¡ojo! Hay que tener cuidado con el uso de este concepto, porque habitualmente se usa y aplica con la misma despreocupación con la que una se cambia de bragas cada día. No, amigas mías, no estamos ante una historia inventada que sólo conserva los nombres de las protagonistas; estamos ante una historia absolutamente fidedigna que refleja con una exactitud casi quirúrgica lo que ocurrió realmente en el año 2004.

Os pongo en antecedentes, Laurel Hester fue una agente de policía extremadamente condecorada y alabada que luchó en contra de la junta de freeholders del Condado de Ocean (New Jersey) para transferir su pensión como funcionaria a su pareja de hecho, Stacie Andree, después de ser diagnosticada con un cáncer terminal, primero de pulmón y después de cerebro. Esta pensión era lo único que ella tenía para que Stacie pudiera vivir para siempre en la casa que habían comprado, reformado y redecorado.

Estamos ante dramón con mayúsculas, que ocurrió tal y como os cuento y que fue todavía más triste por ciertos detalles que a uno le parten el alma cuando los conoce y que no os desvelaré para que veáis la película y los descubráis por vosotros mismos. En 2007, Cynthia Wade realizó Freeheld, un cortometraje documental de 40 minutos (que ganó un Oscar, por cierto) sobre esta historia. La película contó con los testimonios de cada uno de los protagonistas y, además, con imágenes de archivo de esta historia que revolucionó Estados Unidos y fue la antesala de la posterior aprobación del matrimonio igualitario en Yankilandia.

Freeheld, una lucha verdadera por la igualdad

La importancia del largometraje que se estrena esta semana en España radica en la exactitud de los sucesos, de los emplazamientos, del deterioro de Laurel y, sobre todo, de los diálogos. Cada coma y cada palabra, según quedaron recogidas en 2004, se recrean en el guión de Freeheld, que cuenta en la producción con la propia Cynthia Wade. Ved el documental y comprobadlo por vosotros mismos. No hay trampa ni cartón. Me atrevería a decir que el 98% de lo que se rodó sucedió realmente 11 años atrás. ¡Y no pasa nada por admitirlo! Es bonito contar con una película que muestra de manera tan verídica un suceso tan cruento y triste. Es bonito saber que no te están engañando y que te están contando una historia real de lucha por la igualdad, por una justicia real y por la visibilidad de las lesbianas, estigmatizadas, marginadas y estereotipadas, todavía, a día de hoy.

Fotografía de Laurel Hester y Stacie Andree
Las verdaderas Laurel Hester y Stacie Andree

Además, Julianne Moore (Laurel) y Ellen Page (Stacie), sobre todo Moore que realiza un cambio radical y un trabajo formidables, están excelentes en unos papeles que contrastan muy bien con el humor judío del personaje de Steve Carrel (Steven) y con la ternura de un Michael Shannon (Dane) que pasa de no preocuparse por cosas de gais y lesbianas a involucrarse como el que más en una causa que, a día de hoy, sigue mereciendo la pena.

A pesar del sabor agridulce de la historia (que por suerte cuenta con chascarrillos que te permiten respirar entre la vorágine de lágrimas), el resultado de la película es más que satisfactorio para una producción tan modesta. Incluso a pesar de todo lo que digan aquellos críticos. Por eso mismo, ya sabéis cuál es vuestra labor: ir al cine el viernes, estar los primeros en la cola, ver Freeheld y, después, completar la experiencia con el visionado del documental. Os daréis cuenta, igual que yo, del formidable trabajo de recreación y los valores tan importantes que se transmiten con esta historia que parece del siglo pasado (por la cantidad de trogloditas presentes) y que, sin embargo, está más cerca en el tiempo que nunca. ¡No os olvidéis los pañuelitos!

El lesbianismo en el cine actual

Este próximo viernes llega a nuestros cines Grandma, película dirigida por Paul Weitz e interpretada por Lily Tomlin, Marcia Gay Harden y Julia Garner, y que viene a engrosar una lista cada vez más grande de títulos LGTB, en concreto de los que abordan las relaciones entre mujeres, subgénero que todavía tiene poca presencia en la gran pantalla si lo comparamos con las películas de temática gay.

Y es que durante años, como en la vida misma, las lesbianas han tenido un lugar poco visible en las películas y cuando han podido ser protagonistas, la mayoría de las veces lo han hecho siendo mujeres en la búsqueda constante de su identidad en historias oscuras, de amores secretos o censurados por los entornos de opresión. Loving Annabelle, Fucking Amal o Si las paredes hablasen II, son algunos ejemplos.

Sin embargo, en los últimos tiempos las lesbianas están de enhorabuena ya que cada vez se estrenan más películas que hablan sobre la homosexualidad femenina de una forma natural, sin buscar explicaciones al por qué de su condición sexual o sin ser vistas como las ovejas negras de la familia. No sabemos si es pura casualidad o que la normalidad ha venido para quedarse, pero lo cierto es que durante este 2015 y la primera mitad del 2016, varios films sobre lesbianismo habrán sido o serán estrenados en nuestro país.

Sí, amigas lesbianas mías y heterosexuales del cine homofriendly, debemos celebrar este acontecimiento por todo lo alto y no dejar la oportunidad de llenar las salas para ver nuestras historias en pantalla grande. Por fin podremos ampliar nuestra hasta ahora limitada dvdeteca y dejar de revisionar los mismos títulos, ya clásicos, de los que nos sabemos hasta los diálogos de los personajes secundarios. Esto es lo que hemos tenido este año, y lo que está a punto de llegar:


-De chica en chica-

De_chica_en_chica-968299754-largeDirección: Sonia Sebastián. Intérpretes: Celia Freijeiro, Sandra Collantes, Cristina Pons. País: España

El argumento: Nines vuelve de Miami después de que su novia haya descubierto que le fue infiel. Al llegar a Madrid se reencuentra, entre otros, con la chica heterosexual de la que está enamorada, con su exnovia a la que dejó plantada en el altar, con su amigo gay y su novia transsexual, o con la editoria de novela erótica a la que estafó.

Largometraje basado en la exitosa web serie Chica busca chica, y que llegó a nuestras pantallas este pasado verano. Con un presupuesto reducido, conseguido gracias a campañas de crowdfunding en España y Estados Unidos, su distribución fue limitada y desigual en nuestro país. El amor y la implicación por el proyecto, tanto del equipo técnico como artístico, ya son suficientes elementos para amar incondicionalmente a esta película.


-Grandma-

Grandma-posterDirección: Paul Weitz. Intérpretes: Lily Tomlin, Marcia Gay Harden, Julie Greer, Julia Garner. País: Estados Unidos

El argumento: una poeta acaba de romper con su novia tras 38 años de relación justo cuando recibe la visita de su nieta, que acude a ella para pedirle dinero para poder abortar. Juntas iniciarán un viaje para recaudar la cantidad económica que necesitan al tiempo que se irán revelando secretos del pasado que les permitirá descubrirse mutuamente y reencontrarse con ellas mismas.

Película encargada de clausurar el pasado festival de Sundance y cuyos derechos fueron adquiridos por Sony Pictures Classics. El film es todo un caramelo para el lucimiento de la veterana Lily Tomlin.


-The Summer of Sangaile-

The_Summer_of_Sangaile-454864181-largeDirección: Alanté Kavaïté. Intérpretes: Julija Steponaityte, Aiste Dirziute, Nele Savicenko País: Lituania

El argumento: Sangaile es una apasionada de los aviones pero tiene miedo a volar. Es en un campamento aeronáutico donde conoce a una chica que le ayudará a romper con su fobia, mientras que irá naciendo entre ambas una estrecha relación.

Otra de las perlas descubiertas en el pasado Sundance, ha sido seleccionada por su país para la carrera por los Oscar.


-The Amina Profile-

The-Amina-Profile1Dirección: Sophie Deraspe. País: Canadá

El argumento: documental que narra la relación vía internet entre Sandra y Amina, una canadiense de Montreal y una sirio-americana de Sitia. Animada por Sandra, Amina abre un blog bajo el nombre ‘Una lesbiana de Damasco’, a través del cual dar voz a una parte de la población con poca visibilidad en Oriente Medio. Amina alcanza la fama como blogger pero con la Primavera Árabe, es secuestrada. Cuando Sandra recibe la noticia, emprenderá su busqueda.

Intenso y desgarrador documental sobre la verdadera historia de Amina Arraf, las mentiras en internet y la impunidad para aquellos que están detrás de un perfil falso. The Amina Profile es uno de los 124 documentales en proceso de selección para optar a los Oscar de 2016.


-Carol-

carolDirección: Todd Haynes. Intérpretes: Cate Blanchett, Rooney Mara, Sarah Paulson. País: Estados Unidos

El argumento: una joven dependienta de una tienda de Manhattan sueña con una vida mejor. Un buen día conoce a Carol Aird, una mujer elegante y sofisticada que se encuentra atrapada en un matrimonio infeliz. Inmediatament surge entre ellas una conexión especial que irá haciéndose intensa y profunda, cambiando sus vidas para siempre.

Adaptación de la novela de Patricia Highsmith, ambientada en el Nueva York de los años 50, con unos ingredientes exquisitos, cocinados por un gran chef como es Todd Haynes. Solo con leer los nombres del trío protagonista se nos hace la boca agua. Cate Blanchett y Rooney Mara ya están en todas las quinielas como firmes candidatas a optar a una estatuilla dorada como mejor actriz y mejor actriz secundaria.


-Freeheld-

FREEHELDPOSTER-SMALLDirección: Peter Sollett. Intérpretes: Ellen Page, Julianne Moore, Michael Shannon. País: Estados Unidos

El argumento: a la condecorada policía de Nueva Jersey, Laurel Hester, le diagnostican un cáncer terminal. Ésta quiere dejar su pensión ganada durante años a su pareja de hecho, Stacie Andrée, pero los funcionarios del condado, que no ven con buenos ojos la pareja homosexual, conspiran para evitarlo.

Juntar a Ellen Page y Julianne Moore en una misma película ya nos hace entrar ganas de verla. Si además le añadimos que se trata de un dramón lésbico con polémica de fondo y basado en hechos reales, pues mejor que mejor. La distribuidora Lionsgate será la encargada de traérnosla a nuestras salas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies