Los «gemeliers» malvados de la música

Érase una vez, hace muchosmuchosmuchosaños, enunlugarmuylejano en nuestro maravilloso país, aparecieron dos hermanos gemelos dispuestos a hacernos sufrirdisfrutar con su música: Gemeliers.

En este artículo, lleno de amor, vengo a hablar demilibro de Jesús y Daniel, y a demostrar cómo el éxito no depende sólo de las cifras de ventas, sino de lograr ser capaz de unir, de forma correcta, el artista y a la persona… Y ellos fallan (bastante) en esa unión. Además, cabe remarcar que en mi artículo de hace dos semanas, los Gemeliers encabezan la encuesta de «cantantes más odiados». ¿Casualidad?


Inteligencia distraída

Evidentemente, cuando sigues a un cantante, en un principio, no lo haces por su inteligencia, sino por su música. Te gusta su voz, sus canciones, su forma de expresar lo que canta… Pero, ¿alguien recuerda su paso por Pasapalabra (Pasalacabra)? Eso no es incultura, es demostrar que las neuronas les patinan. No puedes responder «jueves» cuando te preguntan por el séptimo mes del año; confunir «olla» con «holla o decir «isla» cuando te preguntan por una palabra que empieza por la «o». Lo siento, pero no.

Necesito que alguien le dé unos Cuadernillos Rubio antes de seguir «cantando». La E.S.O. es vital para cualquier persona. Ah, Gemeliers, «E.S.O.» significa Educación Secundaria Obligatoria. De nada.

[youtube id=»qwAkb8CP-9Q» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Chulería

Vale, tienen 17 años, y están en esa edad difícil, pero lo que provocaron en Twitter con el programa gallego Land Rober no tiene nombre. Pueden expresar lo que quieran por dicha red social, y decir que no les gustó el trato recibido, pero crear el HT #LandRoberBASURA y luego presumir de haber conseguido que fuese TT es vergonzoso y patético. Alguien debería enseñarles que, además de hacer los Cuadernillos Rubio, la educación es algo VITAL a cualquier edad. Y más ellos, que son «ejemplo» a seguir para muchos adolescentes.


¿Antifans?

El año pasado circuló por las redes sociales un vídeo donde se ve cómo una fan le da un beso a uno de ellos y éste se «limpia». Pero eso no fue todo, además, ambos la miran con asco y cierto desagrado. Luego, se disculparon por Twitter alegando que todo fue porque la chica le «clavó el disco», pero no me lo creo. No.

Cuando eres famoso, hay que saber lidiar con la horda de fans que te siguen, porque son ellos los que te dan de comer y permiten que estés en lo más alto. Que sí, que los Gemeliers tienen la edad que tienen, pero eso tampoco los disculpa de todo y no voy a negar que puede que este momento haya sido fruto de un mal día, pero… ¿Y lo feo que quedó? ¡Que hable la fan!

[Tweet «¡Se busca a la fan despreciada por los Gemeliers!»]


Pañuelos

Hay algo que me perturba mucho de los Gemeliers, mucho más que todo lo expuesto anteriormente. Algo que me deja patidifuso, extrañado, horrorizado, obnubilado… ¡Sus pañuelos! ¿Por qué los usan para todo? Da igual si hace calor o frío, ellos los llevan, de todos los colores, de todas las formas. ¿Son los nuevos Julio Iglesias? Gloria Serra, por favor, ¡te necesitamos! Investiga el porqué de su uso. ¿Para tapar chupetones? Espero que la revista Bravo tenga la respuesta.

[Tweet «Bravo, ¡te elijo a ti!»]


De Taylor Swift a los Gemeliers: cantantes con mucho hater

En el mundo de la música, como en todo, hay cantantes a los que la gente le tiene cierta tirria. ¿Justificado? A veces. ¿Motivos? Muchos. En esta lista queda muy claro que el éxito no tiene nada que ver con tener el cariño del gran público. Voy a repasar los que, bajo mi punto de vista, son los más significativos. Y recuerden, odiar es malo. Creo.


Paulina Rubio

4

La chica dorada es, por decirlo de forma fina, un poco tonta. Sólo tienes que ver sus vídeos en YouTube para darte cuenta que el riego al cerebro le falla en ocasiones. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que en su país natal, México, es odiada. ¿Motivos? Dicen que reniega de sus raíces y que va de «sobradita» por la vida. Amigos mexicanos, por favor, ¿odian a Pau?

[Tweet «¿México odia a Paulina?»]


Taylor Swift

3

Hay rumores que dicen que Taylor es bastante arrogante y agresiva con la gente que trabaja para ella. ¿Más? Sí, sólo tenemos que leer las reacciones a su triunfo aplastante en la última gala de los Grammy. Muchos fueron los que criticaron sus premios y dejaron en evidencia que la americana, querida, muy querida, no es. Además, muchos afirman que el triunfo brutal que tiene en su carrera no tiene nada que ver con su mala personalidad.


Justin Bieber

2

Justin era (más) odiado. Ahora, con la salida de su último disco dejó claro su gran avance en el mundo de la música, logrando que muchos de los que antes detestaban sus canciones ahora las escuchasen. Eso sí, sus desplantes en conciertos o programas avivan sus antiguos odios, dejando claro, más que nunca, la separación que debemos hacer entre la persona y el artista.


Gemeliers

1

En nuestro país también tenemos cantantes odiados. El caso de los hermanos andaluces es conocido por todos. La soberbia o chulería de la que hacen gala sólo provocan comentarios negativos por parte de todos, dejando en clara minoría a sus fans. Y si a todo eso sumamos que su música es más bien mala, resultado redondo.

[Tweet «¿Odias a los Gemeliers?»]


Abraham Mateo

5

El mayor problema de Abraham es el de ir presumiendo por todos lados de algo que no es. Se cree el Justin Bieber español y no llega a Chikilicuatre. Ay, Abraham, asume tus limitaciones y deja de subir vídeos tan ridículos a tus redes sociales y preocúpate de mejorar como cantante y puede que así, seas menos odiado.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies