Pink y las razones por las que no hay que tomarse tan en serio el género

Alfombra roja, actuaciones, looks imposibles y muchos famosos por metro cuadrado. Los Video Music Awards de MTV tuvieron lugar hace tan solo unos días y, como cada año, siempre hay una celebrity que pasa a la posteridad por alguna de sus intervenciones. Antes que nada, quiero destacar que este año ha sido una gala bastante aburrida y son pocos los momentazos que destacaron. Sin duda, lo más viral de estos VMAs fue el speech que la reina de la rebeldía Pink dedicó a su hija.

A estas alturas, todos sabréis de qué declaraciones estoy hablando, y si no lo sabes tengo dos cosas que decirte: la primera es que tú y yo nunca podríamos ser amigos (¡No se puede ir por la vida sin cultura general, hombre ya!) y la segunda es que corras a Youtube a verlo, ¡insensato!

Desde que el mundo es mundo, MTV ha sido el escaparate principal de los ídolos de masas; es decir, una autentica fábrica de “rol models”, o como nos gusta llamarlos ahora, “influencers”. Personalidad las cuales tienen tal nivel de audiencia que su propio estilo de vida se convierte en modelos a seguir. En este sistema es en el que se basa el imperio de las tendencias. ¿Acaso no se convierte en moda todo lo que viste Rihanna? Para bien o para mal, las actitudes de las celebrities terminan ejerciendo poder. Un poder que, en muchas ocasiones, sustenta la base heteropatriarcal y normativa en la que se construye nuestra sociedad.

Pink

Pero dentro de toda esta chusma de mal rollo y caspa aparece Pink, vestida con un mono de trabajo, a contarnos por qué piensa que su hija es la más bonita del mundo. La cantante explico una anécdota en la que su hija le pregunta preocupada lo “fea” que se sentía por no ser lo suficiente “femenina”.  Pink, como buena genio de la ofimática, recurrió al mejor amigo del hombre Power Point y le hizo un resumen de iconos de la música que, a pesar de tener actitudes o aspecto androgénico, eran seguidos y aclamados por miles y miles de personas.

Pues al igual que Pink, y empezando por ella misma, quiero hacer un homenaje a todos esos looks de la cultura pop en la que los géneros han sido alterados y eso les ha hecho ser fabulosos. El género es una patraña social que nos hemos inventado nosotros mismos, así que desde aquí os animo a que juguéis con vuestra identidad y no os limitéis a normas impuestas.

DAVID BOWIE

Fue uno de los pioneros contemporáneos en jugar con el género para crear sus looks y por ello es un referente para tanta gente.

Pink david bowie

IGGY POP

Es uno de los rockstar por excelencia y no dudó en realizar esta editorial absolutamente fabulosa.

RUPAUL

Ha conseguido hacer de su transformismo todo un fenómeno televisivo mundial. Ella es la reina madre de las próximas generaciones de drag queens hasta que el mundo llegue a su fin.

JADEN SMITH

El hijo de Will Smith no puede tener más rollo y los creativos de Louis Vuitton supieron verlo cuando lo ficharon para esta campaña de moda femenina.

CARA DELEVINGNE

Se convirtió en la modelo de moda y sus cejas frondosas crearon tendencia en cuanto a cánones de maquillaje pero, a diferencia que muchas otras, Cara no destaca por ser una chica «femenina». En esta campaña masculina demuestra que lo de llevar traje y corbata no es solo cosa de hombres.

LADY GAGA

No todas las divas del pop son iguales y como Gaga hay muy pocas. La cantante nos demostró en su tema «You & I» su lado más masculino.

BRENDAN JORDAN

Los millennials vienen pisando fuerte, y sino que se lo pregunten al «niño diva». Ese fan de Lady Gaga que terminó desfilando en una pasarela subido a unos tacones.

Los 4 influencers españoles que cambiarán el mundo

¡Los influencers de España han hablado! Los roles de género son cosas del pasado y la sociedad debe enterarse de esto. ¿Por qué se le da tanta importancia al género? ¿Quién decide lo que es “masculinidad” y  “feminidad”? Estas son preguntas que muchas veces me hago y puede que muchos no os hayáis parado a pensar. Culturalmente se han establecido –o nos han establecido, mejor dicho– unas normas sociales en las que se permite o no hacer ciertas cosas a las personas en función de si eres hombre o mujer. Una serie de normas heteropatriarcales que lo único que han hecho es limitar la libertad de las personas.

¿Por qué razón un hombre es menos hombre si se calza un tacón o si se pinta las uñas? El género tan solo es una serie de connotaciones que establecemos de manera sociocultural y para nada tienen por qué ir ligadas al sexo, que es una condición biológica. Quizás haya llegado el momento de romper estas normas y acabar con el género tal y como lo entendemos hoy en día.

Puede parecer que a esto sea algo difícil de cambiar, pero al menos en la comunidad de Youtube hay una oleada de jóvenes que han demostrado que es posible. ¿Cómo? Siendo ellos mismos. No dejándose influenciar por lo que dicta la norma social y expresándose de la forma que les hace sentirse bien con ellos mismos.

Estos son los 4 youtubers que van a cambiar el mundo.

KING JEDET

influencers jedet

Tras la publicación de su libro “Mi ultimo regalo”, la fama de este joven se disparó. Sus redes sociales se llenaron de followers y, poco tiempo después, se abrió su propio canal en Youtube donde publica tutoriales de maquillajes, reflexiones y demás contenido de entretenimiento. ¿Qué tiene de especial Jedet? Su estilo a la hora de vestir no es lo que la sociedad de hoy considera “dentro de la norma”. Sus maquillajes, inspirados en Kylie Jenner, los crop tops, los tacones y las faldas de tubo son básicos en sus looks. ¿Quién dijo que las Kardashian eran las reinas del contouring?

OTO VANS

influencers oto vans

En Snapchat y en Twitter vimos sus primeros pasos como influencer y ahora nos deleita en Youtube con unos maquillajes de escándalo. Oto Vans es la personificación de lo socialmente mal visto. Vocabulario ordinario fusionado con una estética de maquillador profesional. ¿Su fuente de inspiración? ¡Sin duda es el Jeffree Star español!

ÁLVARO KRUSE

Influencer alvaro kruse

Pocos hombres en Youtube habrán que sepan tanta técnica y trucos de maquillaje como Álvaro Kruse. Sus review de productos de maquillaje hacen de este influencer uno de los mejores canales para aquellos que se quieran adentrar en el mundillo beauty.

RUBÉN ERREBEENE

influencers ruben errebeene

Por último, uno de los youtubers que más visibilidad está dando a la comunidad trans de este país. Rubén Errebeene cuenta con cerca de 30.000 suscriptores a los cuales muestra todos los entresijos del mundo del travestismo y el transformismo. Unos colectivos que para muchos quedaba relegado a clubs del barrio de Chueca y que gracias a Errebeene podemos conocer de cerca que la transformación es todo un arte.


Puede que, para muchos, os parezca que estos chicos son los influencer de turno que ahora están de moda y que en unos meses nadie recodará sus nombres. En mi opinión, están dando visibilidad y ayudando a la normalización de colectivos que hasta ahora han sido marginados. Gracias a sus vídeos, miles de adolescentes tienen presentes unos referentes alejados a lo que la sociedad nos impone, y les están enseñando que no está mal ser lo que en realidad quieres ser; aunque esto signifique tener que ir a contracorriente. Además, si de paso todos aprendemos unos truquito para sacarnos partido con el make up, ya es para quitarse el sombrero.

Transparent: El amor líquido

Mañana, viernes 23 de septiembre, regresa a la plataforma de streaming de Amazon la dramedia Transparent, con los diez episodios de su tercera temporada. La ficción sigue los pasos de la familia Pfefferman, a partir del mismo momento en el que el patriarca le confiesa a sus hijos que ha decidido vivir siendo lo que siempre ha sentido que es: una mujer. Tras este punto de partida el relato explora los miedos, deseos, frustraciones y sentimientos de la madre y sus hijos, sumidos todos ellos en una honda crisis de personalidad. ¿Y quién no lo está hoy en día?

La serie de la irreverente, inconformista, provocadora y sensible Jill Soloway ha sacudido el panorama televisivo gracias a la valentía, personalidad y compromiso con los que su autora y su equipo la producen. El pasado domingo la propia Soloway y el protagonista de la serie, Jeffrey Tambor, revalidaron los dos premios Emmy que habían conseguido en 2015, mejor directora y mejor actor de comedia, confirmando así el éxito de una de las ficciones más influyentes e interesantes de la actualidad.

El filósofo Zygmunt Bauman abordó los problemas de nuestras sociedades actuales adoptando el concepto de sociedad líquida para incidir en la carencia de solidez que encontramos en lo que nos rodea. En el mundo globalizado y acelerado en el que nos ha tocado vivir, nada parece ser permanente, duradero o sólido. Las instituciones se resquebrajan y con ellas nuestra imagen del mundo, de los demás y de nosotros mismos. La familia siempre ha parecido ser la institución social inquebrantable. Al fin y al cabo, la sangre es más densa que el agua. Sin embargo, desde las artes en general, y desde el audiovisual en particular, se ha indagado en los cimientos de la institución familiar para descubrir que, efectivamente, estos también son líquidos. Transparent pone a prueba, una y otra vez, el amor que se profesan Maura (Jeffrey Tambor) y sus hijos, un amor lastrado por el egoísmo y la incomprensión. Hemos dejado de saber cómo comunicarnos entre nosotros, hasta ser incapaces de ponernos en el lugar del otro y, en última instancia, de entenderlo.

transparent-2Como consecuencia de ello, nos sentimos terriblemente solos, lo cual nos lleva a aislarnos aún más en nuestras frustraciones. Y a que cada vez nos resulte más difícil saber qué queremos realmente y cómo podemos lograrlo. Así, si las relaciones entre los Pfefferman son convulsas, las relaciones que tienen cada uno de ellos con otras personas: parejas, exparejas, amigos, amantes… son un completo desastre. Soloway hace un terrible y clarividente estudio de las relaciones en el S.XXI, del amor líquido. De cómo de volátiles pueden ser nuestros anhelos. Sexo, deseo, cariño y romance se entrecruzan. Si el amor es líquido, la sexualidad, un elemento central en Transparent, también lo es. Cuando no tenemos nada claro, todo nos parece (im)posible.

Así, los tres hijos de Maura se van estrellando, constantemente, contra sus propias carencias, ya sea en el terreno sexual o sentimental. La vida duele, sobre todo si no eres capaz de entenderte a ti mismo. La hija mayor, Sarah (Amy Landecker), está sumida en una honda crisis de la mediana edad, que afecta a todas sus relaciones. La pequeña, Ali (Gaby Hoffmann), ha explorado su sexualidad y su vocación profesional, intentando llenar el vacío de una existencia sin metas. El hijo, Josh (Jay Duplass), un adicto al amor como concepto romántico, destruye una relación real y profunda, por ser incapaz de discernir lo relevante de lo banal.

TransparentTransparent no viene a certificar que el amor eterno no existe, sino a explorar lo frágil, difícil, caprichoso y complejo que puede llegar a ser el hecho de amar a alguien. Al igual que nuestra sociedad, nuestro amor por los demás es líquido, viene y va, fluctúa, es escurridizo y puede llegar a congelarse o a diluirse. Si ya nada es duradero, seguro, estable: ni nuestro trabajo, ni nuestro hogar, ni nuestro futuro… ¿Por qué lo iba a ser nuestro amor por los demás, aunque fueran los miembros de nuestra familia? Quizás, parecía sugerirnos Soloway al final de la pasada temporada, porque la familia es irrenunciable. Ni nosotros la hemos elegido a ella, ni ella nos ha contratado a nosotros. Incluso cuando la relación con los miembros de nuestras familias son tirantes, difíciles o directamente inexistentes, siguen estando ahí, sobre nosotros, sobrevolando nuestras vidas. ¿No queríamos algo duradero que nos diera cierta sensación de continuidad en medio de las turbulencias de la vida contemporánea?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies