¿Eres un heavy user del gimnasio? ¿No? Esto es para ti

heavy user gym, gym, dieta, gimnasio

A ti que cada mes pagas religiosamente la cuota sin haber puesto un pie en el gimnasio. A ti que cada vez que oyes eso de «¿vamos después del trabajo?» te surgen planes para llenar el calendario de aquí a 2017. A ti que cuando la gente te pregunta por tu «rutina» le cuentas lo mucho que aborreces los lunes. Esto más que nunca es para ti 🙂

Descubre qué es lo que delata tu condición de «yo como deporte practico el zapping» cada vez que pones un pie en el gimnasio y ¡cambia tu estilo! Septiembre no ha hecho nada más que empezar y aún hay tiempo de parecer todo un experto. ¡DALE!

 

Cómo no dar vergüenza en el gimnasio: 7 cosas que deberías evitar.

gimnasio

Septiembre significa muchas cosas: el comienzo del curso, la vuelta a la rutina, las primeras noches de frescor otoñal; pero hay lugares que en los meses de septiembre hacen su agosto particular: los gimnasios.

El gimnasio es ese local que ves de vez en cuando cuando bajas al chino a comprar cerveza y patatas y al que, incluso, te has acercado alguna vez a pedir información o a coger un folleto.

A finales de agosto los gimnasios se frotan las manos esperando a que cientos de personas lleguen de sus vacaciones desesperadas por bajar los excesos del verano.

gimnasio

Como si del primer día de rebajas se tratara, podemos observar un crecimiento excepcional  entre un mes y otro. Normalmente puedes entrar a cualquier clase o utilizar la máquina que quieras y ahora te tendrás que pelear y usar tus mejores armas para llegar primero y que no te quiten el sitio.

Locura.

Has intentado evitarlo durante el resto del año, incluso te saltaste la operación bikini porque según tu abuela parecías un ángel de Victoria’s Secret, pero ahora no te quedan excusas, sólo barriga.

gimnasio

Ha llegado la hora de apuntarte al gimnasio de tu barrio y, aparentando fuerza de voluntad, no dudas en planear todos los días que vas a ir y todos los retos que vas a superar. Hay muchos errores que puedes cometer y que pueden provocar que no quieras volver a pisar ese lugar.

Por eso mismo aquí te traigo 7 maneras de dar vergüenza en el gimnasio que deberías evitar:

Arrasar con la moda fitness. Vale, te has apuntado al gimnasio. Eso no significa que tengas que llenar tu armario incluso antes de empezar, con tops y mallas como si fueras una estrella del crossfit. Primero aguanta una semana, luego compra.

gimnasio

Meterte en tu primera clase y creerte Beyoncé. No vayas paseando tu trasero con esas mallas que te has comprado. En tu primera clase vas a perder el ritmo como todo hijo de vecino.

gimnasio

Caerte de la cinta. Cuando estás motivadísimo de la vida y empiezas a correr en la cinta como si fueras Forest Gump, cuidado. No serás ni la primera ni la última persona en caerse.

gimnasio

Hacerte fotos o vídeos mientras entrenas. Completamente innecesario. Los espejos que hay en las paredes no son para posar, de verdad.

gimnasio

Hablar con tu amiga Mari Carmen durante todo el entrenamiento. Todo el gimnasio se va a enterar de que el Johnny te ha engañado. Todo el mundo te odiará por hablar durante horas en vez de ir a hacer lo que tienes que hacer.

gimnasio

Creerte Hulk y fallar. Desmayarte, vomitar o derivados. Si empiezas yendo al gimnasio 4 horas al día no vas a aguantar ni lo que dura una clase de spinning. No te hagas el entendido, tú y yo sabemos que no puedes con esas pesas.

gimnasio

Saludar al buenorro o buenorra de turno y que no te devuelva el saludo. No, no te está mirando. Y si te está mirando es porque tienes la cara roja y empapada en sudor y estás a punto de caerte al suelo.

gimnasio

En definitiva, haz un poco lo que te de la gana, pero siempre con precaución. No queremos que no vuelvas a pisar el gimnasio por vergüenza ni que te rompas un brazo en el intento.

 

 

 

Los hits en prendas de deporte de esta temporada

¡Qué míticos son ya la Operación Bikini y el deporte antes del verano! Pero, ¿y después? Igual hemos cogido algunos kilitos durante los días de vacaciones -que para eso están- en los que la máxima es: descansar, disfrutar y desconectar. No contar calorías y no tener en cuenta algunos alimentos de la lista negra, porque ¿cómo renunciar al picoteo en el chiringuito acompañado de una cañita, a las copas después de cenar, a las paellas entre amigos y demás delicias veraniegas?

Ahora toca volver a la realidad y perder lo que hemos cogido es tan sencillo como ganarlo –igual no tan apetitoso, pero fácil seguro-. Para ello, nada como comer sano empezando el día con un desayuno completo, llevando la comida al trabajo, haciendo cenas ligeras y, sobre todo, practicando algún deporte.

El problema es que hacer deporte implica un sacrificio y no tod@s tenemos la misma fuerza de voluntad… «Mañana empiezo, por un día no pasa nada, no me encuentro bien…» ¡Nada de excusas! Y además, para que sea más apetecible ir al gym o hacer deporte al aire libre, te traemos los hits de prendas deportivas que no pueden faltar en un tu armario esta temporada. Para todo hay tendencias y, desde hace un tiempo, la ropa de deporte está más en auge que nunca.

El estilo sport-chic sale de los gimnasios y conquista el asfalto; sino, ficha los looks de una de las it girls del momento, Kendall Jenner. Tops deportivos, sneakers, sudaderas, camisetas transparentes, leggins ajustados… ¡Nada es imposible! Y hasta resulta divertido.

KENDALL COLLAGE deporte

Como elemento principal de tendencia, las SNEAKERS, y con mayúscula, porque no pueden faltar en ningún look y porque hay infinidad de modelos que, además, se pueden llevar en el día a día y seguir siendo muy coolo más que cool-. Las clásicas o de tendencia, prácticas, cómodas o a propósito para hacer deporte, cualquiera vale. Este otoño, hazte con unas nacaradas efecto súper heroína -tejido de tendencia también- o con detalles en dorado. Para más glamour, ficha el modelo con tejido tweed. Y con mucha suela…

SNEAKERS COLLAGE deporte

Si seguimos por el calzado, las sandalias este año se llevan al estilo guiri, porque los calcetines show off blancos combinados con calzado abierto son lo más. Recuerda: calcetín alto deportivo y sandalia + falda larga. El espíritu de Michael Jackson llega al gimnasio convertido en un estilo ‘sport punk‘. Y, por cierto, no te olvides de las chanclas, tan odiadas en su tiempo pero tan retro que vuelven con calcetines y de ADIDAS. ¡Viva el old school!

COLLAGE GUIRI deporte

Las sudaderas maxi son la prenda perfecta para después del gym y conjuntadas con las clásicas ADIDAS, en verde… lookazo asegurado. Además, correr entre desfile y desfile para llegar a tiempo cuesta más subida a unos stilettos o plataformas, por eso nuestras ‘its’ favoritas como Chiara, optan por las sneakers blancas y un vestido vaporoso para llegar a tiempo al siguiente desfile de París.

CHIARA deporte

El must en prendas de abrigo deportivo es la bómber. Todo un clásico reinventado que lleva algunas temporadas siendo la protagonista del street style. Nos encanta porque es glamurosa y, sobre todo, muy versátil. Se puede llevar con vestidos, prendas formales, tacones, sneakers… o la «nueva» incorporación para soportar los días bajo nieve en la semana de la moda de Nueva York. Aquí prima la imaginación y el estilo personal.

CAZADORAS BOMBER deporte

Esta claro que este año se lleva el old school y un toque de los noventa que aporta a nuestro look un aire rebelde. Me recuerdan mucho a los años 70 y 80 en el Bronx, y esos años me vienen a la cabeza después de haberme visto la serie The Get Down –muy recomendable si aprecias la riqueza en la vestimenta, los detalles y, sobre todo, la música y la cultura urbana-, una mezcla entre el rap, tribus urbanas, el R&B… ese Black Swag tan interesante.

Otro de los accesorios que marcan este otoño –y parte del anterior- son las mochilas. El color protagonista es el dorado o los estampados atrevidos, presentes en la mayoría de las prendas deportivas. Y, por último, los tops deportivos que tanto juego dan; haz como Kendal y llévalos al descubierto con la ropa de del día a día, con un toque de descuido, de comodidad y sexy. En cierto modo, tienes un 2 por 1. Eso sí, combínalos bien para no traspasar los límites de lo vulgar. Seducir y hacer deporte con estas prendas nunca fue tan fácil.

MOCHILAS deporte

Diario sin censura de mi operación bikini

No eres consciente de que has empezado la operación bikini hasta que abres tu tupper y ves cosas sin mayonesa. ¿Y ahora a qué va a saber mi arroz caldoso? Es a partir de entonces cuando cualquier cosa te suena a tentempié. «Mmm, pues habrá que probar esa pared de la que me hablas».

operación-bikini-dieta

Decir «Me comía a un gitano cagando» no está bonito pero es la más sincera demostración de vacío en el estómago que existe en castellano. Y es que el hambre no mira caras, quiere hechos, hechos rellenos de carbonara con pepperoni encima, y luego un Almax.

dieta-operacion-bikini

Y como no es lo mismo contarlo que vivirlo llevo 21 días sumida en una misión lorzas go home que pa’ mí se quedan.

Amigos del «esta noche no ceno», believers del «esto lo quemo limpiando» y forofos de «el lunes empiezo. Este no, el otro. Ay no, que es puente. Pues el siguiente», he desclasificado mi diario personal para vosotros.

21 días a dieta: la pasión de Cristo

Día 1: Naturhouse, esta vez no me engañas.

He podido caer una vez, quizá cuatro, pero no una quinta. Tantas pastillas me hacen sentir parte de Proyecto Hombre. Además me fío más de la nutricionista que me ha recomendado la amiga de la prima de mi vecina.

Día 1,5: ¿No me veis más delgada?

De repente el tiempo pasa muy lento y tu mente te regala ilusiones ópticas.

diario-sin-censura-operacion-bikini-3

Día 2: ¿Quién ha invitado a estas tías buenas a mi gimnasio?

Sus glúteos tonificados no me dejan concentrarme. Encima van pintadas, o lo que es peor, están guapas sin pintar. Este estupendismo generalizado potencia mi aspecto de refugiada y desluce mi camiseta XL de la Cooperativa de Aceite San Juan.

diario-sin-censura-operacion-bikini-5

Día 3: Por un trocillo de pan tampoco va a pasar nada.

Es una lástima desperdiciar esa salsa verde.

operacion-bikini-dieta-bface

Día 4: ¡…9 y… 10! Toma ya, he alcanzado las dos cifras en abdominales.

Confieso que hice un parón de cinco minutos en la número 6. No estaba cansada, es que me dio flato.

Día 5: No voy a hidratarme con algo que se llama cola de caballo

A mi entender, estamos hablando de pelo y yo a eso no juego.

diario-sin-censura-operacion-bikini-4

Día 6: Buenas tardes amable recepcionista, ¿me puede traducir las clases del gimnasio?

Aprendes inglés y te diviertes viendo cómo combinan palabras para formar deportes.

Día 7: Allá vamos aerobox pump power plus. Y después un poquito de TBD y ABS.

Lo pronuncio bien y además lo entiendo.

Día 8: Nunca te he pedido nada, Virgen de Fátima. Te necesito.

Ella es la de los milagros. Jesucristo no me servía.

diario-sin-censura-operacion-bikini-6

Día 9: Ahora mismo me comía a un gitano cagando. Voy a beberme otro litrito de agua.

Fantaseaba con platos combinados, me venían flashes de mi vaso de Colacao y soñaba con un buffet libre de potaje de judiones. Luego me bebí un poquito de agua y me eché unas gotas en la nuca para que se me pasara la tontería.

Día 10: ¿Te vas a terminar de comer ese zapato?

Inanición time. No distinguía lo comestible de lo otro.

diario-sin-censura-operacion-bikini-bface

Día 11: No me lo quites por favor, el vinagre de Módena no

En serio, me estoy quedando sin ideas para que me haga ilusión comer ensalada.

Día 12: Y esta tableta de chocolate por lo bien que lo he hecho hoy

El desliz llegó y estaba riquísimo. Yo no me autoengaño, sé que lo que hice estuvo mal, pero luego hice dos series de sentadillas y lo quemé; me atrevería a decir que hasta me quedé más delgada. Yo no me autoengaño.

diario-sin-censura-operacion-bikini-dieta

Día 13: Benedicto, la Virgen de Fátima no me hace caso

Tuve que llamar a su enviado a la Tierra por hacer mi petición más realizable. Sólo pedía una gastroenteritis para perder peso en estado de inconsciencia.

diario-sin-censura-operacion-bikini

Día 14: Os estáis tomando vuestra dieta de Internet demasiado en serio

Durante la operación bikini me estoy cruzando con seres a los que con la dieta semanal le entregan un diploma de Licenciado en Cosas que Engordan. Miran tu tupper y ponen esa mirada de «puf, se creerá que va a adelgazar tomando lechuga para cenar con la de líquidos que retiene eso». Fui muy dura, pero les deseé un metabolismo lento.

Día 15: ¿¡QUE HAS COMIDO HIDRATOS Y PROTEÍNAS EN LA CENA SO GORDA?! 

Yo es que no me junto con losers. Sí, al final me convertí en uno de ellos.

diario-sin-censura-operacion-bikini-7

Día 16: Pero vamos a ver, ¿¡no ves que no llego a tocarme la punta de los pies?!

Mi monitor de gimnasio cree que estoy hecha de chicle y ni si quiera llego a blandiblú. Creo que en mi vida anterior maté a parte de su familia o algo; si no, no entiendo esa fijación por dejarme sin respirar.

Día 17: (lloros)

Aquí es donde Samanta Villar sacaría la camarita doméstica.

diario-sin-censura-operacion-bikini-2

Día 18: Mr. Wonderful, Benedicto no me hace caso

Al menos, dime tú que la belleza está en el interior.

Día 19: Me sorprende que no haya intentado matar a nadie del gimnasio

Aunque me sorprende más que no me haya comido a nadie en unos de mis ataques de gula.

Día 20: Estoy buena

And I know it. Sobre todo cuando me alejo de las estupendas de crossfit.

diario-sin-censura-operacion-bikini-8

Día 21: He perdido 2,246 kilos. ¡Gracias Virgen de Fátima!

Ya no me tengo que desabrochar el botón del pantalón para comer.


Mi reto continúa, hoy es el día 22. Me he venido en bici a la oficina, me he hecho una carrera en las medias porque me he enganchado con la cadena y ahora parezco una pilingui trasnochada.

Seguiremos informando.

P.D. Ahora mismo me comería un helado de brownie con chocolate fundido y una bola de helado de vainilla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies