Crítica | ‘La novia’: La Belleza en cada plano

Estamos en un punto en el que parece que la mayor parte de las películas que vemos están hechas con el piloto automático puesto: escenas comunes, personajes arquetípicos, historias repetidas,… Da la sensación de que estemos viendo una misma película una y otra y otra vez, como si presenciáramos un Día de la Marmota cinematográfico. Sin embargo, por suerte, hay veces que eso no ocurre y suceden cosas maravillosas como ‘La novia’.

‘La novia’ es un faro al que todos debemos mirar cuando hablemos del nuevo cine español: es arte, es belleza, es dolor, sangre y sudor, es lo más cercano a la perfección que nos vamos a encontrar este año en el cine. Sí, todos sabemos que la perfección no existe pero, si existiera, sería algo muy parecido a lo que Paula Ortiz ha conseguido con su segunda película: sólida, certera, un disparo al corazón en cada diálogo, una fotografía melancólica en cada plano.

12000850_1083848741643846_7336479983419205403_o

Esta adaptación de ‘Bodas de sangre’ pasará a la Historia de nuestro cine por varios motivos: el primero, la traslación perfecta de las páginas de Lorca a la pantalla; el segundo, un reparto que brilla con luz propia y sobrecoge al espectador por la crudeza de sus interpretaciones; y el tercero, una dirección de Ortiz deslumbrante, magistral, jugando con maestría entre lo terrenal y lo onírico, entre la vida y la muerte de esta novia que sólo quiere lo que no puede tener: quizás el mayor drama al que podamos enfrentarnos en esta vida, un amor imposible y abocado sin remedio a la tragedia.

Mención especial merece ese trío protagonista que se mimetiza con sus personajes en este árido romance a tres bandas: Inma Cuesta, una novia que dice todo con una mirada dolida, herida, marcada por una infelicidad demasiado tiempo sostenida y que no debería tener grandes problemas para alzarse este año con el Goya a Mejor actriz protagonista; Asier Etxeandia, la víctima de ese amor prohibido, El novio, un hombre que pasa de la alegría a la ira en lo que dura un día sin tener mayor culpa que la de amar y no ser correspondido; y Álex García, el amante, el novio en la sombra, el oscuro objeto de deseo de la novia, un hombre de raza que embelesa y cautiva solo con esa voz tibia que cala cuando recita los versos de Lorca al oído.

lanovia3

Más allá de ellos tres, destaca Luisa Gavasa como la madre de El Novio, arrebatadora en cada plano, llena de certidumbre ante lo que está por venir, única sabedora de un destino fatal y, por ende, sufridora durante todo el metraje de manera contenida, guardando la ira en su interior y expulsándola de forma brutal en el momento justo, en esa hoguera que alumbra y desnuda a todos antes del clímax final.

‘La novia’ es de esas películas que hacen que el cine sea nombrado séptimo arte porque tantísima belleza sólo puede ser nombrada de esa forma: Arte.

Sitges 2015 (vol. I) | No sólo un fantastic fest

Acaba de sobrepasar su ecuador y el Festival de cine fantástico de Sitges ya ha demostrado que su oferta de 169 películas en tan sólo nueve días va mucho más allá del cine de género. Después de dar el pistoletazo de salida con la independiente ‘La bruja’, el certamen ya ha sido noticia por dar cobijo a todo tipo de propuestas. Desde BFace Magazine hemos querido degustar una pequeña selección de su variopinta oferta para dar fe que estos días Sitges es mucho más que la capital del terror. Es toda una grata experiencia para cinéfilos.


LA NOVIA, una preciosa reivindicación del amor en mayúsculas

La-novia

Comienzan a escasear. Los grandes dramas románticos, esas historias de amor en las que los sentimientos se llevan hasta sus últimas consecuencias, parecen una fórmula en vías de extinción. El romanticismo en su sentido más clásico, en su sentido más trascendental y trágico, es cosa del pasado, de otra época en la que los cuentos de hadas eran más un objetivo que una fantasía. Una época en la que la pasión se presuponía eterna. Por eso se agradece que en la era de las relaciones de quita y pon, una joven aragonesa decidiera dar vigor a una de las grandes obras de García Lorca y que lo hiciera, además, volcando todos los medios a su alcance en enfatizar los detalles más pequeños pero más intensos, como ese roce de manos entre la recién casada y el amor de su vida, esa caricia prohibida que emana chispazos de sufrimiento y deseo.

‘La novia’ es un ejercicio estilístico muy poco común en nuestros días, la maravillosa unión entre fotografía, banda sonora e interpretación que homenajea con absoluto respeto y admiración al autor granadino. Extrapola el texto teatral a una nueva dimensión cinematográfica en la que no hay ni un solo elemento dejado al azar. Quizá esa ambición preciosista, esa persecución constante de una belleza arrebatadora, es la que impide al espectador empatizar con tan trágicos acontecimientos con la misma intensidad que destilan cada plano, cada frase susurrando prodigiosos versos. Pero eso no le resta ni un sólo mérito a la directora. Ella no tiene la culpa de que la poesía, de que el arte más abstracto y evocador, haya sido desterrado de nuestras vidas, ninguneado por su consentido hermano menor. Ni de que el amor más intenso y desgarrador, el que ya no mueve montañas, se perciba en pantalla como lo más parecido a la ciencia ficción.


LOVE 3D, amor y sexo en toda su dimensión

loveclip-xlarge

Llegaba precedida de una polémica campaña en la que, sin sutileza alguna, el semen era el absoluto protagonista. Imágenes burdas, con el único propósito de polemizar y llamar la atención en un mercado altamente competitivo. Sin duda hacían referencia a la explicitud de una película que no teme al sexo pero no hacían justicia a un Gaspar Noé con ganas de algo más que provocar. Y es que ‘Love’ quiere ser algo más que una cinta transgresora, sobre todo porque hace ya tiempo que una corrida en todo su esplendor dejó de ser novedad en la gran pantalla.

La primera escena, un plano fijo con una pareja masturbándose mutuamente, sin ningún tipo de censura, es una innecesaria declaración de intenciones. El cine debería tener asumido que el sexo forma parte de la vida cotidiana de su público, mucho más que la omnipresente violencia. En cambio, todo lo posterior, sobre todo la primera mitad, es una vibrante reflexión sobre las relaciones de pareja, sobre el imprevisible rumbo que puede adquirir lo que empezó en tan buen puerto.

La llegada de un trío a las vidas de Murphy y Electra desemboca en una espiral de decadencia a la que asistimos de polvo en polvo. La escena del propio ‘ménage a trois’ está rodada con absoluta elegancia, incluso ternura, alejada de todo mal gusto. Como exige uno de los propios personajes de la película, Gaspar Noé logra captar a la perfección la sexualidad sentimental. Lástima que la segunda mitad se adentre en la senda de la provocación y que finalmente uno termine aborreciendo tanto clítoris y tanto pene erecto. El 3D, por cierto, sólo se justifica por una sola escena y no hay que ser muy hábil para adivinar qué hazaña pide a gritos la tridimensionalidad. Sin duda, dará que hablar.


THE GIFT, el regalo previsible envuelto con giros de guión

thegift13Arranca como el típico ‘thriller’ de sobremesa. Un antiguo compañero de clase del protagonista aparece de improviso y se adentra lenta y peligrosamente en su matrimonio. La tragedia se ve venir, cocinada a fuego lento, consciente el espectador de que la fórmula obsesivo-compulsiva se acelerará frenéticamente en su segunda mitad. Pero la virtud de ‘The gift’, ópera primera del australiano Joel Edgerton, también en el papel de antagonista en la cinta, es precisamente la de volcar presupuestos y sorprender al espectador.

Porque la película da un vuelco a mitad del metraje y nos descubre verdades ocultas, trasfondos imprevistos en personajes impolutos, convirtiéndose en un elegante ‘thriller’ sumamente eficaz en la creación de un clímax asfixiante. La resolución, en cambio, vuelve al terreno conocido, el de la venganza. En vez de rematar el enfoque en torno a las falsas apariencias, decide unir las nuevas revelaciones con las antiguas. El resultado, aunque más convencional, no resulta menos efectivo.


VULCANIA, valiente pero tímida incursión del cine español

1444304951118Pocas producciones españolas se adentran en el complicado terreno de la ciencia ficción más realista, esa en la que no predominan los robots y la tecnología de última generación sino un universo costumbrista en un contexto hipotético e irreal. En el caso de ‘Vulcania’ se trata de una comunidad cerrada y dictatorial en la que el trabajo en una fundición de acero es lo único que dignifica a sus integrantes, adoctrinados mediante el discurso del miedo a lo desconocido y una falsa apariencia de libertad. ¿Os suena de algo?

La crítica es tan evidente que incluso se refuerza con la frase “ni siquiera sabríais ser libres”, por si a algún espectador despistado no le había quedado claro el mensaje. Todo lo valiente que es el debutante José Skaf recreando una atmósfera que tan pronto recuerda a ‘El bosque’ como a ‘Perdidos’ deja de serlo en cuanto decide reducir los momentos de tensión a su desenlace. Un enorme plantel de actores, encabezado por José Sacristán, Aura Garrido, Ana Wagener y un soberbio Ginés García Millán, queda desaprovechado por un planteamiento que finalmente no sabe explotar todo su potencial.


THE INVITATION, la fórmula Sitges perfecta

the-invitation-1Si existe una película que reúne todos los requisitos para triunfar en el Festival de Sitges esa es sin duda ‘The invitation’. Ambiente inquietante, trama sectaria, diálogos más o menos ingeniosos, algún atisbo de sentido del humor y, sobre todo, un sprint final de tensión y violencia detallista que hace las delicias de un público con ganas de carnaza. La directora Karyn Kusama tiene todos los números para situarse en el palmarés del certamen fantástico. Otra cosa es que su película sea redonda.

La premisa de ‘The invitation’ parecía interesante. Un ‘thriller’ que quiere reflexionar sobre los absurdos mecanismos que utilizamos los seres humanos para superar el dolor y la pérdida. Pero para eso ya contamos con la insuperable ‘The Leftovers’. Porque al final, la primera mitad de esta cinta pierde el tiempo de cháchara entre amigos que han sufrido la ausencia de un ser querido y no encuentra su ritmo, trepidante y desbocado, hasta un rompimiento de copas demasiado tardío. Compases contrapuestos que desembocan, eso sí, en una de las escenas finales más turbadoras del género.

Las claves de estilo de Inma Cuesta

Los fans de la serie Águila Roja están de enhorabuena, la serie vuelve cargada de novedades para la séptima temporada. Como no podía ser de otra manera, también lo hace una de sus protagonistas, Margarita Hernando, interpretada por la guapísima Inma Cuesta. Actriz que también hemos visto en éxitos como La Voz Dormida o Grupo 7.

Hoy nos toca echar un vistazo al estilazo de Inma Cuesta, una chica que no podría estar más de moda por estar considerada una de las actrices españolas fetiches de los últimos años. ¿Qué tendrá la protagonista de Águila Roja para gustar tanto?

InmaCuesta

En cuanto a su estilo, la propia actriz reconoce que normalmente se decanta por los conjuntos casual e informales, donde prime la comodidad. Unos pantalones vaqueros, camisetas, zapato plano o botas están entre sus prendas y complementos favoritos. De hecho, la hemos visto en varias presentaciones con atuendos de este tipo, con los que ella se siente cómoda y lo más importante: fiel a sí misma.

InmaCuesta2

En la alfombra roja suele lucir su belleza española con vestidos que realcen su feminididad, sensualidad y sofisticación. Opta por transparencias, llegando a arriesgar bastante, vestidos ajustados o como tendencia estrella el nunca pasable de moda black&white. En cuanto al maquillaje , a Inma le gusta la naturalidad, confesando en su vida diaria apenas se maquilla y cuando es preciso le gusta realzar los ojos y los labios, que son sus puntos fuertes de belleza. Así como su preciosa melena morena la cual suele llevar suelta o en preciosos recogidos como moños o tipo griego.

Seguiremos expectantes para ver si Inma Cuesta nos vuelve a sorprender con alguno de sus modelitos. Mientras, seguiremos las andanzas de Margarita en Águila Roja.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies