La redacción elige… las 15 mejores series de instituto

Netflix se ha propuesto sacar nuestro lado teenager. Basada en un conocido bestseller y producida por Selena Gómez, Por 13 razones, revive el germen adolescente. ¿Recuerdas la sintonía de tu serie favorita? ¿ Cuándo volvías a casa corriendo sintonizabas la tele y el mundo se paraba? ¿Esa época en la que forrabas tus carpetas con los abdominales de tus personajes favoritos?

El género de la ficción juvenil esta en continua evolución pasando de generación en generación, creando historias con las que poder sentirse identificado hasta los límites más insospechados. La nostalgia invade la redacción de Bface Magazine y por eso hemos decido crear la lista definitiva con las mejores series de instituto. Sincronizad vuestros relojes y observad en qué lugar está vuestra serie favorita:

15. Raven – 11 puntos

La generación de finales de los noventa tuvimos la suerte de contar con la cadena del ratón Mickey. Un contenedor que ofrecía lo mejor de la factoría y además la creación de contenido propio con el que poder aumentar aún más el beneficio de sus arcas. Raven y sus poderes capaces de adivinar el futuro, fueron uno de los primeros emblemas de la cadena. Actualmente se está preparando una secuela de la serie original que contará con la propia Raven-Symoné en el reparto.


 14. Las Chicas Gilmore – 13 puntos

La serie maternofilial por excelencia. 7 años en antena, para una serie que no tenia tapujos a la hora de tratar los típicos efectos de las relaciones generacionales (familia, amistad, escuela, clases sociales…) y a la vez ser una ventana cultural.  La genial Melissa McCarthy (La boda de mi mejor amiga), consiguió lanzarse al estrellato con su recurrente papel secundario en este ficción. El pasado año, Netflix la devolvió a la vida en un especial de 4 capítulos.


 13. Al Salir de Clase – 15 puntos

Primera parada en el mundo de la ficción nacional. La propuesta adolescente de Tele 5, llego con la idea de adaptar el modelo de ficción americana que estaba triunfando en el extranjero, con los problemas típicos de la sociedad española de finales de los 90. Ha conseguido convertirse en una de las series patrias con una mayor cantera de actores que ha terminado triunfando en el mundo de la interpretación. Actores como Elsa Pataky, Rodolfo Sancho, Hugo Silva, Alejo Sauras (interpretando a uno los primeros personajes homosexuales de la ficción española), Paula Echevarría, Olivia Molina o Carlos Sobera, amenizaron durante 5 años nuestras sobremesas. Constancia que saldo con un Premio Ondas.


 12. Awkward (La Chica Invisible) – 16 Puntos.

Nadie pensó que un “suicidio” pudiera ser tan gratificante.  Marcando un rumbo diferente con un tono más blanco, sin ponerse a moralizar, ni polemizar lo típicos temas adolescentes. Historias que temporada a temporada se entrelazaban entre si adquiriendo profundidad y consiguiendo que lo personajes crecieran. Para España fue uno de las grandes referentes de Mtv durante su periodo en abierto.


 11. Dawson Crece – 17 puntos

Probablemente la serie más políticamente correcta de la lista. Partiendo de un trio de amigos desde la infancia a los que la llegada de una nueva vecina del pueblo truncará sus vidas. Seis años de tensión emocional, exaltación de sus aficiones, la búsqueda de un futuro y largas conversaciones retoricas para concluir en el eterno y previsible romance final. Es curioso ver como con el paso de los años la carrera de Michelle Williams sigue en ascenso, mientras que la de la ex-señora de Tom Cruise (Kate Holmes) sigue en decadencia. Contiene una de nuestras cabeceras favoritas.


10. The OC – 19 puntos

California Here We Come… el grupo Phantom Planet se encargó de ponerle la sintonía a la una de las series más recordadas de la cadena americana Fox. La llegada de Ryan a una nueva familia se convirtió en nueva forma de vida para él y para nosotros.  Uno de esos imprescindibles del 2000, enamorándonos con sus ficciones que pasaban de lo cómico a lo dramático en cuestión de segundos. La serie fue cancela tras 4 años en antena cuando la problemática Misha Burton decidió abandonar la producción.


 9. My Mad, Fat Diary – 19 puntos

Basada en el libro «My Fat, Mad Teenage Diary», escrito por Rae Earl. Esta serie británica relataba la historia de Rae, la cual vuelve a casa tras pasar 4 meses en un hospital psiquiátrico intentado recuperar su antigua vida. Dándonos la particular y tragicómica versión de una pesimista protagonista. Aunque podía pecar de exagerada no dejaba de ser realista, consiguiendo enamorar a una generación cansada de ver a protagonistas de revista en televisión.


8. Compañeros – 19 puntos

Uno de los mayores éxitos de la televisión nacional. Toda una generación se enamoró de las peripecias que giraban en torno a la historia de amor de unos encantadores Valle y Quimi. A pesar del declive, provocado por su posterior lavador de cara, la serie fue galardonada con varios de los destacados premios televisivos del momento. El éxito la llevo hasta la gran pantalla con No te fallaré, título que también ponía el nombre al inolvidable tema principal de la serie.


7. Pequeñas Mentirosas – 23 puntos

Precisamente este año llega a su fin una de las series adolescentes más reconocidas de los últimos años. Tras el asesinato de la líder de un grupo de amigas, se verán envueltas en un torbellino de extorsiones en el que “A” decidirá desvelar todos los secretos de las protagonistas mientras descubren que fue lo que realmente ocurrió con su amiga. En abril comienza el desenlace con un capítulo final que tendrá dos horas de duración y del que nos aseguran que no será un camino de rosas para las chicas.


6. Malcolm – 23 puntos

Antena 3 trajo a España una de las primeras ficciones con humor negro para niños. Amenizando las mañanas de los fines de semana de miles de adolescentes (¡POR FAVOR, QUE VUELVAN LAS SERIES DE LOS FINES DE SEMANA POR LA MAÑANA!). Relatando las peripecias de Malcolm, un chico superdotado que lucha por sobrevivir día a día en una familia disfuncional a los que les persigue la mala suerte. Protagonizada por los peores mejores padres de la historia: Bryan Cranston y Jane Kaczmarek.


 5. La pecera de Eva – 25 puntos

Los años han sabido poner en su lugar a esta infravalorada serie. En ella la psicología entraba en escena, haciendo odiar y amar a los personajes ya que tenían la situación para poder ir expresando de qué experiencias estaba formado el personaje. La paciencia de Eva, los hilos argumentales y la improvisación de su reparto (no contaban con guiones escritos, dotando de realidad a la interpretaciones) nos regalaron una serie que enamoro a los más tele adictos. Protagonizada por Alexandra Jiménez en uno sus papeles más recordados por los fans.


4. Gossip Girl – 32 puntos

Las típicas tramas adolescente desde el punto de vista de un blog que relata de las vida de un grupo de jóvenes multimillonarios que viven en Mannhattan. Los conflictos amorosos, las drogas y los problemas económicos y familiares dieron forman a una serie que llego a España de forma desapercibida de mano de la cadena Cuatro. Un emblema de una nueva generación tecnológica, que influyo en el mundo de la moda y nos regaló uno de los mayores misterios de la ficción adolescente: ¿Quién es la reina cotilla?


 3. Glee – 33 puntos

Con el boom de los musicales en el nuevo siglo nació esta nueva apuesta por Fox. Manteniendo los conocidos valores adolescentes a ritmo de los éxitos musicales de ayer y hoy.  Canciones y puestas en escena que han marcado a una generación de soñadores, en las que los perdedores también podían brillar. Una serie creada por Ryan Murphy uno de los grandes creadores de la última década que nos ha regalado series o America Crime Story, American Horror Story o la actual Feud.


2. Skins – 33 puntos

La gran apuesta británica en el mundo de la ficción adolescente. Gracias a unos diálogos brillantes han conseguido ser una serie de consumo obligatorio en este nueva era digital. Cada personaje relataba una desestructurada nueva generación de personajes con desordenes de personalidad y alimentación, enfermedades mentales… La irreverencia iba de la mano de lo realista en una serie inolvidable. Lanzando al estrellato a interpretes como Nicholas Hoult (Mad Max: Fury Road), Kaya Scodelario (El Corredor del Laberinto), Hannah Murray (Juego de Tronos) o Dev Patel (Lion).


1. Física o Química – 34 puntos

No podía ser otra. El Zurbarán fue la última serie de la pantalla pequeña que marco historia. Antena 3 se atrevió a lanzar estas historias “políticamente incorrectas” que hablaban sin temor a una nueva generación, que necesitaba una serie diferente. La compresión hacía temas tan maltratados en nuestra sociedad, en los que primaba la tolerancia, consiguió conquistar el corazón de los adolescentes de la última década. Además nos regaló la historia de amor entre David y Fer, una de las más recordadas de la pequeña pantalla. A pesar de que muchos de nuestros padres nos consideraran demasiado pequeños para los temas que trataba, la serie consiguió darnos una visión más realista del mundo, permitiéndonos ser un poco más libres y optimistas.

Por 13 Razones se estrena el 31 de marzo en Netflix. ¿Listo para volver al instituto?

10 series ideales para volver al instituto con fuerza

Comienza septiembre. Se acaba el verano y los mojitos en la playa, las noches en las discotecas, la piscina o el dormirse a las tantas dan paso a los libros, las noches en la biblioteca, el moreno flexo y el baile de los apuntes en tu mochila. Empieza de nuevo septiembre y con él la vuelta a la rutina, a los colegios, institutos, universidades… Por ello, desde BFace Magazine hemos querido recopilar 10 series ambientadas en institutos y que viéndolas se te quitará el mal humor y descubrirás que, a veces, el volver a estudiar no está tan mal. Y si no te ocurren ni la mitad de cosas que a los protagonistas de estas series, no te preocupes, vuelve a casa y enchúfate cualquiera de sus episodios para ahogar las penas.

Al salir de clase

‘Al salir de clase’ fue la ficción diaria que Telecinco estrenó en 1997 y que resultó ser un éxito, además de ser una de las primeras ambientas en un instituto. No solo en pantalla, sino porque resultó ser la mejor cantera de actores, que hoy en día son ya más que reconocidos. Elsa Pataky, Pilar López de Ayala, Fran Perea, Hugo Silva, Leticia Dolera o Rodolfo Sancho son solo algunos de los que comenzaron en las clases del instituto 7 Robles y que se enfrentaban a todo tipo de problemas adolescentes. Algo exagerados eso sí, porque yo, al menos, no tuve ni la mitad de actividad que ellos. Eso, o fui una aburrida. La serie logró estar durante cinco años en parrilla haciendo beber los vientos a muchos de los millenials.


Compañeros

Tras el éxito de Al salir de clase llegó la archiconocida ‘Compañeros’, producida por Globomedia para Antena 3 entre 1998 y 2002. Ésta, quizá, haya sido la serie adolescente con más reconocimiento y audiencia, llegando a tener su propia película: No te fallaré. La trama se centraba en la relación Quimi y Valle (Antonio Hortelano y Eva Santolaria), la pandilla que se juntaba con ellos y la relación de los alumnos con los profesores y demás trabajadores. Uno de sus capítulos fue visto por casi siete millones de espectadores, algo casi impensable con las series de hoy en día. Además, se posicionó como una de las más vistas junto a ‘Médico de familia’, ‘Manos a la obra’ y ‘Periodistas’. Qué recuerdos y qué ganas de que volvieran a hacer series así que, sin duda, marcan generaciones.


Física o Química

Otra de las series que marcó una generación (incluso más próxima a la mía) fue ‘Física o Química’. Considerada una aberración por algunos lo cierto es que para muchos ha sido la serie de nuestra adolescencia, por aquello de sentirnos identificados justo en el momento. Se estrenó en 2008 y ha sido otra de las canteras actorales (Úrsula Corberó, Javier Calvo, Maxi Iglesias, Andrea Duro, Angy, Adam Jeziersky…). ‘Física o Química’ trató todos los temas que afectaban a adolescentes a modo de crítica social –según sus creadores– y aunque fue muy criticada se ha llegado a realizar una versión italiana.


SMS

‘SMS (Sin Miedo a Soñar)’ fue peor parada que ‘Física o Química’, puesto que se estrenó en 2006 en La Sexta (cuando esta cadena apenas echaba a andar) y no cosechó el éxito que se esperaba. Eso sí, fue la cuna de Amaia Salamanca, Mario Casas, Yon González y María Castro, entre otros. ‘SMS’ además de las tramas de estudiantes de clase alta en un colegio pijo, también incluyó un misterioso asesinato insertándole un toque thriller al género. ‘SMS’ se emitía de lunes a viernes por lo que se realizaron numerosos capítulos pero, tristemente para mí –era muy fan– no logró hacer el año en emisión.


Sensación de vivir

Fuera de nuestras fronteras se han realizado muchas, y muy buenas, series adolescentes y de instituto. Esta puede que sea una de las series referentes para muchas otras que se han realizado después. En los 90 gran parte del público suspiraba por Dylan, Brenda, Brandon, Kelly, Steve… personajes de ‘Sensación de Vivir’. Tal fue su éxito que logró estar en antena 10 años en la cadena FOX. Parte del argumento transcurría en un instituto de la lujosa comunidad Beverly Hills, en la que muchos desearíamos vivir, las cosas como son. Al tratarse de una serie teen se trataron temas que afectan a los adolescentes como el coqueteo con las drogas, embarazos precoces, suicidios etc. Un batiburrillo que sirvió luego de inspiración para series como ‘Gossip Girl’ o ‘The OC’.


Dawson crece

Dawson, Joey, Pacey y Jen eran los protagonistas de esta serie que presentaba a los estudiantes de instituto como futuros universitarios. Esta serie es, junto a ‘Sensación de vivir’, una de las más relevantes. Con Dawson como protagonista, él y el resto de sus amigos afrontaban temas más serios que en el resto de series. Además consagró la carrera de Michelle Williams y dio a conocer a Katie Holmes, que formaba pareja en pantalla con Joshua Jackson y que, últimamente, se rumorea que el romance, 10 años después, ha podido dar el salto a la vida real.


Popular

Es, quizá, la más desconocida de la lista y fue creada por Ryan Murphy (‘Glee’). Duró 2 años en emisión y mezclaba el drama con la comedia. También introdujo la denuncia social en una historia sobre la lucha de clases del instituto. La trama gira en torno a dos estudiantes Brooke y Sam. La primera es la típica animadora popular que se lleva a todos de calle; la segunda es Sam, una periodista tirando a loser. Las cosas cambian cuando el padre de una y la madre de otra se comprometen. Además de ser una de las más desconocidas es también de las más divertidas. Una joya.


Glee

Años después, Ryan Murphy realizó otra serie con bastante más éxito que la anterior. ‘Glee’ se convirtió en un fenómeno de audiencia para FOX que la mantuvo en parrilla durante seis temporadas. En sus inicios, la trama seguía las peripecias del coro del instituto William McKinley de Lima (Ohio), al cual entraban todos aquellos que no encontraban su sitio y que sufrían algún tipo de bullying que diríamos ahora, tan absurdamente amantes de los anglicismos. En ‘Glee’ se hacía gala de un humor ácido que logró calar en la audiencia. Pero, como suele ocurrir, cuando un producto tiene demasiado éxito acaba desvirtuándose… Y eso ocurrió con ‘Glee’.


Rebelde Way y/o Rebelde

Saltamos a Latinoamérica para hablar de dos series que marcaron un hito en mi generación. ‘Rebelde Way’ y ‘Rebelde’; la primera argentina, la segunda mexicana. Siempre hubo la eterna pelea de si eras más de ‘Rebelde Way’ o de ‘Rebelde’. “’Rebelde’ es un copia barata”, utilizábamos muchos de los defensores de los argentinos como argumento en contra de ‘Rebelde’. Lo cierto es que las andanzas de Pablo/Diego Bustamante, Mía Colucci, Manuel/Miguel y Marizza/Roberto nos mantuvieron a todos en vilo. Las idas y venidas de estas parejas eran la comidilla de cada descanso en el instituto. Fueras de quien fueras, lo único cierto es que te enganchabas cada vez más a estas series.


img_psola_20160413-084911_imagenes_lv_otras_fuentes_87965_merli_6-kQb-U401073392208SfD-992x558@LaVanguardia-Web

Merlí

La última nos llega desde Cataluña donde Héctor Lozano ha creado la serie de institutos definitiva. A través de la filosofía y de un profesor que la imparte, se adentra en las nuevas generaciones, esas que están llevadas por las redes sociales y que sienten que el motor de sus vidas está más apagado que encendido. Merlí es un maestro de esos que están en peligro de extinción: su máxima es estimular a los jóvenes y hacerlos crecer como personas. La primera temporada, de trece episodios, es todo un canto a la libertad, sin necesidad de drogas ni fiestas en cada capítulo (eso ya se lo dejamos a los de ‘Física o química).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies