¿Tiene el indie la culpa de mis expectativas en el amor?

¿El indie? No, ya sé que pensaréis que la culpa de mis altas expectativas en el amor las tengo yo. Pero, bueno, aquí estoy para exponer unas cuantas ideas y para analizar mi vida. Que igual no os importan mucho, pero sé que los gossips ajenos os pueden.

Después de unas cuantas historias de amor y dramas, todavía no he aprendido a desvincular la música de mi vida sentimental. De hecho, creo que todo cobra más sentido cuando le pones una banda sonora. ¿Os ha pasado alguna vez?

high-fidelity

En la época Fotolog, cuando las mesas de la biblioteca estaban gorbenadas por iPods de segunda generación, me enamoré. Era de Barcelona, estaba muy lejos y le encantaban The Kooks. Me mandó (por correo postal, claro) el CD de «Inside In / Inside Out«, y, claro, yo me imaginaba que iríamos algún día a París a sacarnos fotos a los pies de la Torre Eiffel. Aún me pasa a veces, que escuchó la voz de Luke y me viene a la mente su cara, porque del nombre ya no me acuerdo.


[arve url=»https://youtu.be/fVUD2pvytQ4″ mode=»normal» align=»center» maxwidth=»1920″]


Aquellos años también escuchaba una y otra vez a Maga. Nadie soplaba sobre mi cama, ni me escribía un 19 en la espalda. Ni nanas sin letra, ni números pares o impares. Dormir juntos sí, de vez en cuando. Pero lo de amanecer como siameses lo tendría que dejar para mis días de independencia, cuando mis padres no dormían en la habitación de al lado.

Yo nunca he sido una gran fan de Lori Meyers, aunque sí lo era mi bella amiga Sofía. Ella me los contagió y los llevó hasta mi coche. El mismo coche en el que alguien siempre quería meterme mano, pero de luciérnagas y mariposas poca cosa. Un concierto de Lori y media docenas de cervezas tuvieron la culpa de esta asociación. Después pasó el tiempo, dejó de ser mi copiloto y tanto Tokio como él me dejaron de «querer». 

Qué enganche más malo tenía con The Killers y con aquel chico. Por suerte, ambos pasaron, pero hoy por hoy, Brandon Flowers sigue trayéndome recuerdos buenísimos. Él era mi Mr. Brightside, y por las noches lo que mejor se nos daba era beber Jack Daniels y mezclarlo con Romilar. Yo quería que esa locura que desprendía fuera por mí, pero las cosas no siempre pasan como queremos.


[arve url=»https://youtu.be/enkCVmHDc-g» mode=»normal» align=»center» maxwidth=»1920″]


The New Raemon no lo sabe, pero yo era Simon y ******, Garfunkel. Íbamos de japonés en japonés y solíamos dormirnos con Libre Asociación de fondo. Por mí hubiera vivido en una canción eterna, en la cual aquel chico fuera la mitad de dulce que lo eran las canciones de Ramón. Cualquier sucedáneo nos valía si lo tomábamos juntos, era un chico jodidamente guay. Pero, como siempre, algo se torció… Nunca supe si quemaba la memoria, o simplemente no la tuvo.

Hubo un chico en 2011 que me enseñó que con «Ready to Start» de Arcade Fire podía conseguirlo todo. Veiamos dibujos animados, comiamos palomitas y siempre estaba alabando todo lo que yo hacía, incluso mis defectos. Después se fue, a algún lugar donde no podían llegar los coches. Dejó de despertarme por las mañanas y donde solía esperar, desesperé. 

Con Arctic Monkeys casi se acaba el juego. Si Alex Turner no consiguió retener a Alexa Chung, ¿qué iba a conseguir yo? Aunque todo empezó con bastante pasotismo y libertad, acabó siendo un enganche, WHY? Vivíamos como si nuestra habitación fuera la 505 y nuestros pies siempre estuvieran bailando, siempre entre canciones que, aparentemente, no hablaban de amor. Al final, no fuimos a aquel concierto de AM para el que habíamos comprado las entradas, aunque tampoco se nos pudo considerar romance.


[arve url=»https://youtu.be/IAaGFLWQQjw» mode=»normal» align=»center» maxwidth=»1920″]


Vetusta Morla son y serán para mí. Ésta supongo que es la banda sonora que me ha salido más cara de todas. Juntos andamos sobre baldosas amarillas y pasamos algunas noches a la deriva. En este caso, creo que me siento un poco más orgullosa que con el resto de expectativas rotas. En esta historia puedo aseguraros que él también se acuerda de mi cuando suena Cuarteles de Invierno.

Y, después de todo esto, de alguna historias que me dejo en el bolsillo… ahora sólo nos queda preguntarnos: ¿quién y qué banda indie serán los siguientes? 

500-days

10 canciones para cantar con tus padres

¿Qué tal, bfacers? ¿Cómo van esos cuerpazos? A los que seguís tostándoos al sol, o bien, recorriendo maravillosos lugares, felicidades, seguid disfrutando, malditos. A los que como yo, os toca pringar, tranquilos, no estáis solos. Juntos podemos luchar contra el calor que viene directo del centro de la Tierra y brota en el asfalto como una bella flor en primavera (¡ay, la primavera!).

En verano, llevados a veces por el aburrimiento, nos da por hacer cosas que en otro momento nos resultan demasiado tediosas. Volvemos unos días al pueblo, nos invade la nostalgia y nos da por abrir baúles olvidados repletos de reliquias de nuestra infancia; o, mejor aún, de la juventud de nuestros amados progenitores.

Algo así hemos hecho en Bface. Nos ha entrado la melancolía y hemos confeccionado una lista con 10 versiones de temazos de ayer, hoy y siempre para cantar a grito pelao con tu abuela y con tu padre.


Ese hombre – Fangoria

Uno de los muchos éxitos de la más grande. Allá por el año 79, Rocío Jurado interpretó esta balada llena de odio y resquemor. Algo más de 20 años después, Fangoria se atrevieron a poner su sello personal al tema.

Escucha en YouTube


Nada de nada – Amaral

A principios de los 70, la madrileña Cecilia publicaba su primer LP en el que se incluía esta canción; y hace 16 años que el dúo Amaral se decidió a versionarlo en su álbum «Una pequeña parte del mundo«.

Escucha en YouTube


Abrázame – Iván Ferreiro

También setentero, este tema pertenece al galán español por excelencia, Julio Iglesias. Fue el gran Ferreiro quien, allá por el 2005, decidió dar un vuelco a esta balada con distorsión y su característica voz desgarrada.

Escucha en YouTube


La caza – Lori Meyers

En la segunda mitad de la década de los sesenta, los que fueran Los Brincos, formaron el dúo Juan y Junior con el que solo grabaron 6 sencillos. Uno de ellos fue este gran éxito que hemos bailado en más de una nochevieja. Los granadinos Lori Meyers fueron los encargados de darle el toque indie.

Escucha en YouTube


Estando contigo – El niño de la hipoteca

Fue Conchita Bautista quien, con traje de cola, se fue a Cannes y presentó esta canción a Eurovisión en el 61. Unos años más tardes Marisol la versionó; y ya en los 2000, El niño de la hipoteca desde Barcelona se arriesgó a darle aires de rumba.

Escucha en YouTube


Como yo te amo – Niños mutantes

Gracias a esta canción, uno de los duetos más recordados de la canción española es el de Raphael y Rocío Jurado. Hace nueve años que la banda de Granada, Niños Mutantes, incluyeron su particular versión en su disco «Grandes éxitos de otros«.

Escucha en YouTube


Frente a frente – Bunbury

En 1981 Jeanette fue la primera en interpretar esta triste balada. Casi treinta años después, el que fuera vocalista de Héroes del Silencio, le dedica un espacio en su álbum «Las consecuencias«.

Escucha en YouTube


Por qué te vas – Presidente

Seguimos con Jeanette, pero en este caso han sido los barceloneses Presidente los encargados de darle un toque más rock a este tema de la cantante hispano-británica.

Escucha en YouTube


Eres tú -Pecker

Otra canción eurovisiva que triunfó, quedando en segundo puesto, en el festival del 73 celebrado en Luxemburgo fue la interpretada por Mocedades. El pasado marzo, el aragonés Pecker la incluyó, junto a otras reliquias, en su disco «Perversiones«.

 Escucha en YouTube


Pena, penita, pena – Vinila von Birmark

En el año 1953 se estrenó la película hispano mexicana ¡Ay pena, penita, pena! protagonizada por Lola Flores, donde además interpretaba esta canción entre otras. Ahora, la bailarina de burlesque, cantante y DJ, Vinila Von Bismark la ha transformado a su antojo.

Escucha en YouTube


Las playlists de los líderes del #26J

Me sumo al movimiento de meter la política en todos los rincones posibles.  No la voy a meter en mi corazón y tampoco en mi cama (por ahora). Vamos a compartir con vosotros playlists llenas de joyas musicales que serán las delicias de cualquier militante.

A continuación, os presento a los cinco candidatos que optan a controlar nuestras vidas con sus gobiernos y promesas. Si no te han convencido los memes, los debates y las cartas que hay en tu buzón, quizás lo hagan sus listas de reproducción.


Albert Rivera (Ciudadanos)

Albert es el yerno que toda suegra querría en casa (al menos, antes de que os caséis). Un chico con percha, con clase. Un líder que, al menos, tiene estudios universitarios. Si quieres puedes llamarlo Alberto, él se encargará de recordarte que es catalán.

Ciudadanos son un partido muy moderno, eso nos cuentan. A Albert le flipa Lori Meyers, baila Emborracharme como si no hubiese un mañana y se sabe al dedillo la letra de Toro. Tiene alguna pasión secreta, como le sucede con Pony Bravo y El político neoliberal. Es muy de Mr Brightside y le pirra ponerse Benvolgutde Manel, antes de cada mitin. Si quieres saber más sobre los gustos musicales de este bomboncete, te dejamos su playlist.


Pedro Sánchez (PSOE)

Ay, Pedro, «suspiros de España» deberíamos llamarte. Y es que PDR SNCHZ es el padre de tu mejor amigo, que tiene ese morbillo camuflado tras una camisa blanca.

En el PSOE son pro Sidonie, sobre todo les encanta Estáis aquí, tema que han utilizado en alguna promo de izquierdas molona. Desde que Pedro descubrió a Novedades Carminha tiene en repeat Antigua pero moderna, #toelrato. Club de fans de John Boy (Love of Lesbian) y Segundo premio (Los Planetas) son himnos para el líder del PSOE. Sabemos que le motiva ponerse Buen Soldado (Miss Caffeina) y cantarla frente al espejo, obvio, a nosotros también nos motivaría.


Mariano Rajoy (PP)

Soraya es una intensita. ¡Ay! ¿Soraya? Queríamos decir Mariano, que con tanto cambio de identidad ya nos liamos. Sin duda podríamos decir que los temas favoritos del actual jefe del estado son casi autobiográficos: Au Revoir (Carlos Sadness)No hay nada más triste que lo tuyo (Hidrogenesse), Azul mayoría absoluta (Perro), Fantasmas (Varry Brava) ¡esto es uno parar!

Aunque Mariano nunca se ha declarado indie y sabemos que le gustan los pasodobles agarraos, también nos han chivado que Grupo de expertos solynieve le ponen tontorrón, sobre todo ¿Por qué no te largas ya de aquí?. Como buen europeo y vecino de sus vecinos, le gusta Justin Bieber. “Es que Sorry es un temazo”, eso dice.


Pablo Iglesias (Podemos)

Coletitas es un sibarita musical. Le encantan los conciertos gratuitos al aire libre y las presentaciones de discos en la FNAC. Hubo un tiempo en el que Wonderwall, de Oasis, era su canción fetiche, hasta que se pasó a Joe Crepúsculo. Del último disco de Second se queda con Nos miran mal, aunque todavía no sabemos por qué. Pequeña gran revolución (Izal) y De la Monarquía a la Criptocracia están en sus favoritos de Spotify.

Ahora tiene la guitarra un poco abandonada con eso de la recta final de la campaña, pero sabemos que se descargó de Internet las partituras de No se cómo te atreves, de Los Planetas.


Alberto Garzón (IU)

Alberto está melancólico, ¿quién lo desmelancolizará? A pesar del bullying mediático, nosotros no nos olvidamos de él. La verdad es que su lista de canciones es un poco bajonera, pero confiamos en que lleguen mejores tiempos y que podamos incluir incluso algo de petardeo en su playlist.

El tiempo pasará (Lori Meyers), Ayer (La habitación roja), Don´t Look Back In Anger (Oasis)Aunque no se parezca a Rajoy en NADA, Grupo de expertos solynieve también le molan, sobre todo por Fandango a la libertad. Tiene todos los discos de Iván Ferreiro, incluso en su etapa con Los Piratas. La lista de las canciones más escuchadas de su Spoti la encabezan No te conozco (Varry Brava) y Tenía que decírtelo (Quique González) con récord de reproducciones.


¡Y esto es todo, bonitos! Prometemos seguir investigando y sumando temas a cada una de las listas. Nos encargaremos de pasarles el link a todos y cada uno de ellos para que nos cuenten si hemos acertado o no.

Soñadores, bolcheviques, rojos, azules, amarillos, indignados, indecisos, progres, olvidados… Ahora que ya sabéis la música que escuchan nuestros líderes políticos, ¿qué haréis el 26J?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies