Frases que cualquier buen indie te ha dicho alguna vez

  1. Las frases indies existen desde antes de Cristo. Quizás tu no seas indie, puede que no te consideres uno de ellos, pero seguro que conoces a alguno, aunque sea de lejos #DiLaVerdad.

En los siguientes párrafos os contaré algunas cosillas que quizás os resulten familiares. Son esas típicas frases y afirmaciones que alguna vez han salido de la boca de todo buen indie. Esos descubrimientos que algún indie nos hizo en aquella charla intensísima. Frases 0,60 en el universo de la música indie. ¿Nos reímos un rato?

Para no soltar las frases en frio, os pondré un poquito en situación para no ir tan al grano. Espero que si no os sentís identificados, al menos os riáis un rato.

Yo fui una fan acérrima de The Killers, los amé durante mucho tiempo. Todavía les guardo mucho cariño y tengo mis canciones especiales. ¿Conocéis a alguien cómo yo? Estoy segura de que sí. Si es así, lo que también sé es que os habrá dicho aquello de «THE KILLERS NUNCA HARÁN UN DISCO COMO HOT FUSS», y es que, claro, razón no les falta.


[arve url=»https://youtu.be/sZTpLvsYYHw» mode=»normal» align=»center» promote_link=»no»]


No recuerdo con exactitud la primera vez que escuché a Love of Lesbian, perdí la cuenta de los conciertos que vi y, bueno, los tengo bastante dejados de lado. Lo que nunca olvidaré será esa revelación que me han hecho como un millón de veces; «¿Sabes que LOL cantaban en inglés? YO YA LOS ESCUCHABA ENTONCES». El buen indie siempre presume de su faceta descubridora; es así.

Ese «YO YA LOS ESCUCHABA» es como la patria indie, la premisa. Yo ya escuchaba a Vetusta Morla antes de que fuera conocidos, yo ya escuchaba a Los Planetas antes que tú, incluso antes de nacer. Es el #Yoyaismo, siempre.

Con los Crystal Fighters siempre se lo pasa uno bien, son buenos conciertos para pegarse unos bailes y bautizarte con cervezas, probadlo. Algo que cualquier indie sabe y, por supuesto, te hará saber, es que «UNO DE LOS CRYSTAL ES VASCO, ¿LO SABÍAS?». Si no lo sabías, es normal, porque es básicamente mentira.


[arve url=»https://youtu.be/IVzyErnSnFI» mode=»normal» align=»center» promote_link=»no»]


Si me habéis leído con anterioridad, seguramente sabréis de mi amor incondicional por The New Raemon. De hecho, creo que pronto me pondrá una orden de alejamiento. Pues bueno, hay dos verdades que todo indie deseará contarte si es que no conoces al anteriormente conocido como Madee. Suelen empezar con «¿SABES QUE LA CANCIÓN DE TE DEBO UN BAILE NO ES SUYA?», la primera en la frente. Aunque ahora también se ha extendido el siguiente dato patriarcal: «ES EL PADRE DE DOS COMPONENTES DE MOURN». Si nadie te lo ha dicho todavía, será que no has mentado a Ramón Rodríguez jamás.

De Arctic Monkeys también se dicen muchas verdades, muchas mentiras y muchas cosas en general. Podemos incluir al club del #Yoyaismo, cualquier indie escuchaba a los Arctic antes que tú, FIJO. Después viene el descubrimiento: «¿SABES QUE ALEX TURNER FORMÓ «THE LAST SHADOW PUPPETS CON» MILES KANE?». Pero es más: «¿SABES QUE MILES KANE ESTÁ ENAMORADO DE ALEX?», y es que, claro, «ALEX TURNER NUNCA FUE EL MISMO DESPUÉS DE ROMPER CON ALEXA CHUNG». 


[arve url=»https://youtu.be/6366dxFf-Os» mode=»normal» align=»center» promote_link=»no»]


Con The Strokes, los indies son bipartidistas, están los que aman a Julian Casablancas por encima de todas las cosas, y los que son de Albert Hammond Jr. ¿Tú de que lado te pones en este caso? Dependiendo de tu posicionamiento, y obviamente, si eres indie, tendrás una frase asignada. Los del primero siempre te dirán que «LA AUTÉNTICA CABEZA PENSANTE EN THE STROKES ES JULIAN CASABLANCAS, TODO EL MUNDO LO SABE». Si por lo contrario eres de los segundos, no dudarás en decir que «JULIAN ES EL CANCER EN THE STROKES. VA DE ESTRELLITA Y SACAR ALGO BUENO CON ÉL DE POR MEDIO ES IMPOSIBLE». Y es que claro, los indies a veces pecamos de ser haters, ¿a que sí, Rolo Tomassi?

Pero, además de todo esto, quedan muchas joyas de la corona, muchas.

Sobre Joy Division:

«¿Sabes que el cantante se suicidó?». «Deberías de ver la peli «Control», es sobre la vida de Ian Curtis, solo está en VO, pero merece la pena».

aplause-gif

Sobre Jero Romero:

Pues Jero Romero era el cantante de The Sunday Drivers. ¿Los has escuchado alguna vez?

friends

Sobre Xoel López:

Era el cantante de Deluxe. Sí, el tema QUE NO era suyo (y te la cantarán, claro).

sorpresa-gif

Sobre Carlos Sadness:

Pues antes era rapero, se llamaba Shinoflow.

sorpresa-herm

Y así podríamos estar hasta el infinito y más allá. Yo admito que he dicho estas frases alguna vez, por eso las conozco tan bien.  Y es que, queridos, admitirlo es un logro; no todos los indies lo harán.

10 canciones para ir llorando en un taxi

Hace ya más de una semana que la primavera trompetera ha llegado. Tenemos todo tipo de posts para darle la bienvenida a ella y a sus efectos. Desde canciones que aprovechan el tirón de ese alboroto sanguíneo, hasta la puesta a punto de tu armario. Parece que de un día para otro hemos de estar felices y saltando como Heidi entre flores de colores y nubes de algodón. Pues mira, no. Como animales que somos necesitamos de un período de adaptación y salir del letargo invernal lleva su tiempito. Y, bueno, que para un drama siempre hay tiempo, ¿no?

Seguro que alguna vez te has sentido la reina o el rey de la tragedia acentuada por vete tú a saber qué sustancias y/o stiuaciones, y te has vuelto a casa o vete tú a saber dónde, llorando a lágrima viva por vete tú a saber qué. Has alzado el brazo y has conseguido que el único taxi verde a las 5 am hiciese caso a tus encantos y parase. En ese momento, con tu mirada nostálgica has atravesado las gotitas de lluvia que inundan el cristal de la ventana del asiento de atrás del coche, te has dejado llevar por la emoción y te has mimetizado con él.

Ese vehículo inofensivo en apariencia, con su lucecita color esperanza, se convierte en muchas ocasiones en nuestro mejor refugio. Como un jinete en un precioso caballo que se acerca al galope y rescata a la princesa de las garras de cualquier extraña criatura, los taxistas, sin pretenderlo, son unos auténticos salvadores. Se transforman en cómplices de rupturas, de prisas, de infidelidades, de celebraciones y un largo etcétera de emociones que quedan plasmadas en estas 10 canciones.


1999 – Love of Lesbian

Canción para llorar a moco tendido y, si llega el caso, cortarte las venas. Santi Balmes y los suyos cuentan, de una forma clara y real hasta doler, los minutos posteriores a una ruptura. Vivido como un teatrillo en un intento de minimizar el sufrimiento, con mensajes a través del vaho de las lunas de ese taxi, tan confortable por momento.

Escucha en YouTube


Taxi a Venus – La Habitación Roja

Hay veces que uno coge un taxi con la única intención de escapar. En esos momentos deseas que sea eterno, que viaje a otro planeta, que te ayude a huir donde sea pero lejos. Ahí sueltas rabia, dudas y arrepentimientos y con un poco de suerte das con un hombrecillo majo que te contará su vida para que olvides la tuya.

Escucha en YouTube


Rosa – Lovely Luna

Frustrada y resignada, así se siente la pobre Rosa. Pero ahí está cada noche su fiel compañero blanco de cuatro ruedas para llevarla donde haga falta, se lo pueda permitir o no, con ese toque de glamour que uno pierde yendo en metro.

Escucha en YouTube


La plegaria del paparazzo – Jorge Drexler

Quizá eres una diva o un divo de los de verdad y has sufrido en tus carnes lo que supone huir de los teleobjetivos más cotillas al grito de «¡a toda prisa, por favor!». Intentando esconder tu cara bajo unas gafas de sol del tamaño de tu tablet y a tu amante bajo la falda.

Escucha en YouTube


El dormilón – Iván Ferreiro

Esta canción es muy de ir por la noche recorriendo la ciudad, viendo cómo las luces se arrastran y la gente pasa con sus propias historias en la cabeza. Mientras tú solo piensas que las noches con sus lunas y las lunas con sus huesos nos secuestren a los dos.

Escucha en YouTube


Taxi Cab – Vampire Weekend

Un tema que habla de nostalgia y sobre todo de fingir lo que uno no es. Una vez más el taxi actúa de apoyo, de escudo, quizá de complemento. Con las cuerdas de fondo y los synthes suaves de los de Nueva York, es fácil transportarse hasta allí.

Escucha en YouTube


10/10 – Paolo Nutini

Puede que seas como nuestro Paolo (¡ay, Paolo!) y que te ponga el morbo. Pasas de los sitios convencionales y prefieres dejarte llevar por la pasión mientras el taxímetro suma euros. Así con este ritmito ska seguro que también te marcas un sobresaliente.

Escucha en YouTube


Alma de Goma – Sidonie

Hablan de morsas en la torre parisina, de cubiertos de plata y de una realidad de fantasía en la que los taxis son de papel. A veces es mejor vivir en la ilusión de una situación inventada que sustituya, al menos durante tres minutos, a la que queremos evitar.

Escucha en YouTube


Manhattan – La Oreja de Van Gogh

Ciudad nueva, personas nuevas, experiencias nuevas y un océano de por medio: excelente mezcla para que uno se deje llevar y «pienso en ti, pero un poco más en mí«. Y es que la fidelidad está sobrevalorada, o quizá mal entendida o allá cada cual con sus cosas, pero ahí estará el conductor de turno para ser cómplice del crimen o del posterior arrepentimiento.

Escucha en YouTube


El Taxi – Osmani García

Lo siento, esta canción debía estar presente en esta lista. No nos queda muy claro qué significa lo de hacer vino y, en realidad no queremos saberlo. Machismo a raudales y una letra inclasificable, PERO, ¿quién no la ha bailado o tarareado o gritado en un momento de motivación total? Pues eso…

Escucha en YouTube


TEST | ¿Qué himno del indie nacional te define?

La vida es eso que pasa mientras haces test chorras de BFace Magazine. Eso es así. Y no pasa nada, a vosotros os gusta, y nosotros tenemos un poquito complejo de Rappel. Esta vez, superado el test para valorar si de verdad sois o no indies (si os salió que no, os recomiendo que sigáis estos jodidos sencillos pasos de entrenamiento), queremos adivinar cuál es el himno del indie nacional que más va con vosotros.

¿Que el indie nacional tiene himnos? ¡CLARO! No os vamos a desvelar los resultados, porque menuda puta gracia entonces. Pero sólo tenéis que mirar el cartel de cualquier festival nacional para haceros una idea de quién estamos hablando. Esos que aparecen en letra grande y que la gente llama cabezas de cartel. Y las canciones, esas que todo-todo-todo (hasta el más hipster) el mundo corea. Esas canciones que te sabes de memoria, al dedillo, que te sabes mejor que los cumpleaños de tu familia. No sé a qué esperáis para descubrir cuál es vuestro himno indie nacional.

10 canciones para sobrevivir a la familia política

¿Qué tal, amiguis? Supongo que sois ya muy conscientes de las fechas que se aproximan. Los adornos, las luces, los arbolitos, ya está casi todo dispuesto para incitarnos al consumismo y recordarnos que ahí, a la vuelta de la esquina, está la Navidad y con ella sus compromisos y sus situaciones incómodas como la que planteamos hoy aquí: conocer a tus suegros.

shock

Si tú y tu amor habéis confirmado las 14 evidencias con las que hace un par de semanas nuestra bfacer María os ayudaba a definiros, es muy posible que te toque conocer a tu adorable familia política. Y de nuevo estamos aquí para echaros un cable en forma de lista.

En un principio la idea fue juntar 10 canciones indie que hablaran de suegras, suegros, suegris, cuñadis y demás fauna, pero… «¿Qué es el indie?», preguntas mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. El resultado ha sido un mejunje musical muy de echarse unas risas. Porque tel.la lo que uno encuentra cuando se pone a buscar estas cosicas.

laugh

Hemos conseguido juntar blues, cumbia, rock&roll, indie pop, ska y salsa durante algo más de media hora en la que se reparte para todos, siendo las benditas suegras las más perjudicadas. Que digo yo, que qué habrán hecho las pobres mujeres. Te recuerdo que gracias a ellas existe esa personita por la que ahora babeas. Desde aquí rompo una lanza a favor de todas ellas, hombre ya.

Aviso que para soportar algunos de estos temazos es mejor ir entonaíllo o con la mente bien abierta, sin juicios, lo mismo que para entrar en la casa del mal, donde os va a tocar estar aunque reneguéis. Así que, sin más dilación, ¡allá vamos!


Villancico para mi cuñado Fernando – Love of lesbian

¿Quién no tiene un cuñado pesaaao que toca todo, que rompe copas de vino, que no calla y que despierta tu peor parte?  Pues qué mejor que dedicarle un villancico para canalizar esa ira, que lo de la circuncisión con hilo dental es un poco hardcore.

Escucha en Spotify


Su hija me gusta – Farruko y José Feliciano

Aquí el Farruko, con un par, va a casa del suegro a decirle que se ha enamorado de la niñita de sus ojo y, claro, el buen hombre no se lo toma muy allá. Que si  «no quiero que sufra su madre», que si «jovencito, te queda un mundo por vivir» y otros superconsejitos con una atmósfera de cuerdas entre dramática y espeluznante.

Escucha en Spotify


Mother in law blues – John Mayall

El británico octogenario, que ha publicado disco este año, versiona el blues de la suegra de Don Robey. Los hombros se mueven solos mientras vemos cómo su baby girl se aleja de la mano de su progenitora.

Escucha en Spotify


Amor de suegra – Mojinos Escozíos

De los Mojinos no podemos esperar algo dulce y bonito como pretende enmascarar el título. Van a lo bestia. «Momia» es lo más suave que le dedican a la madre de su chica.

Escucha en Spotify


Amor de cuñada – Corazón Serrano

Que los syntes del principio no te lleven a a engaño, esta canción es de 2015 (sí, lo sé, yo también he visto la cabra). A ritmo de cumbia peruana y con más cara que espalda, el tipo cuenta cómo la cuñadasa le tira los trastos aprovechando que la hermana se va a la plasa.

Escucha en Spotify


Tango del pecado – Calle 13

Los de Puerto Rico, con algo parecido a una ceremonia satánica, hacen sufrir muy mucho a los papis de la prinsesa. La suegra simplemente se resigna  y asume que se van a quemar juntos en el infierno.

Escucha en Spotify


Mother in law – Ernie K-Doe

Esta canción fue uno de los grandes éxitos en la historia del R&B de New Orleans en los años 60. The worst person I know, así es como define Ernie K-Doe a su suegra en este lamento humorístico.

Escucha en Spotify


Rude – Magic!

El cantante de esta banda canadiense de reggae pop es de los que todavía cree en lo de me casaré con ella pase lo que pase y comeremos perdices, pero, claro, el suegro no piensa igual.

Escucha en Spotify


Pobre yo (Himno a la suegra) – Los Caligaris

Desde la argentina Córdoba, a golpe de rock y ska, Los Caligaris se lamentan de sí mismos por tener una novia con maseta y una suegra con cara de yeso.

Escucha en Spotify


Los suegros – Melaza

Puedes quejarte de los padres de tu chorbo o chorba, de que no te quieren, de que piensan que no eres suficiente, etc., pero si lo haces bailando salsa, las penas son menos penas. Así acabamos la lista cargados de buenro de la mano de esta formación neoyorkina de afro-latin-soul.

Escucha en Spotify


La canción indie reina del petardeo

Son muy comunes las crisis existenciales en la ducha. Eso, y cantar canciones que en un lugar en público, o simplemente con tus amigos, no cantarías por postureo guardar las formas. Pero, ¿qué pasa cuando tu canción indie se convierte en un fenómeno de masas? Pues eso ya lo inventó Raphael. ¿Raphael? Sí. Qué sabe nadie.

En BFace, tras realizar un profundo estudio de campo saliendo de fiesta finde sí y finde también, hemos decido recopilar aquellas canciones que, siendo “alternativas” (indies, pop-rock, rock-glam, electroclash, etc), son las más petardas. Pero en la redacción queremos ir más allá y que seas tú quien decida quién debe ganarse el primer puesto. Recibir el primer puesto quiere decir que la canción ha alcanzado un alto nivel de repercusión, desde su fiel y selecto público habitual hasta tu prima la de Puerto Hurraco que sólo bailaba reggaeton. Querido lunes: háznoslo suavecito. Empezamos.


I love London – Crystal Fighters

“¡Hola! ¡Me llamo Mimi! ¡I love London!”. Y ya está, y ésa es la noticia. Este segundo single de la banda, lanzado en 2009, tiene lo que hay que tener para que se convierta en pegadiza, en mamarracha, en canción petarda: poca letra, y que te permita desnucarte en la discoteca. Vamos, como así lo demuestra Mimi Borelli, la bailarina, en el videoclip.


Copacabana – Izal

Podríamos decir que ha sido el hit indie del verano. Desde que en 2013 fueran galardonados como “Grupo Revelación” de los Premios Rolling Stone, no han parado. ¿En qué nos basamos para incluir Copacabana como canción petarda? En que no sólo has podido escucharla en la exclusiva y mística Radio 3, sino que también en Los 40 Principales. De esto que subes en el chart de Del 40 al 1 buscando a Kiko Rivera y te encuentras con Izal. Como te lo cuento.


Let’s have a kiki – Scissor sisters

Aunque no les gusta ser clasificados como tal, es la banda por excelencia más LGTBI que te puedas encontrar: Ana Matronic lesbiana, Jake Shears gay, y así con el resto. Además, prestaron temas a series como Queer as Folk o Doctor Who. Y, en concreto, Let’s have a kiki fue lanzado en su último álbum, «Magic Hour» (2012), en el que colaboraron Azealia Banks o Calvin Harris. Suena en la discoteca y tus chakras se disparan, te sale el instinto zorra felino que llevas dentro, incluso pones morritos de forma inconsciente. El videoclip fue recreado por Sarah Jessica Parker en la serie Glee.


Toro – El Columpio Asesino

Nos han hecho bailar toda la noche. De estas canciones que dices: ¿pero qué narices dice la letra? ¿Por qué cantan como con desgana? Pues ahí puede estar la clave de esta banda para conseguir ser un hit del electroclash, del indie y del petardeo. Nacieron en 1999 y han realizado giras por España, China, Filipinas o México. ¿Nos vamos a Berlín? No puedes ponerles reproches.


Espada – Javiera Mena

“Cuando te vi aparecer, yo aún no sabía que hasta ahora estaría averiguando tu vida”. Qué gran verdad, porque cuando la cantautora chilena Javiera Mena parecía que nos tenía acostumbrados a esas profundas canciones, de repente, cambió de onda, se soltó el cabello y se vistió de reina (del petardeo). Ella misma, en varias entrevistas, ha asegurado que quiso dar un giro y adentrarse en el género disco. Y a nosotros nos parece bien. ¡Ah! Y si eres un desconocedor total del mundo indie pero quieres quedar guay con tus amigos los modernos, cuidado: recuerda que es Javiera, en femenino, no Javier. Cada vez que alguien se refiere a ella como “Javier”, muere un hipster.


La revolución sexual – La Casa Azul

Era el año 2007, y el cabecilla de la banda, nuestro querido Guille Milkyway, subía las canciones a MySpace. ¿Ves? ¿A que a pesar de ser lunes te ha dado gustirrinín acordarte de esto? Qué decir que no se haya dicho ya. Cómo iba a faltar este hit como firme candidata a llevarse nuestra corona de la canción indie más petarda, si como todos los gayer recordaremos, fue candidata a representarnos en Eurovisión en el programa Salvemos Eurovisión de Raffaella Carrà, quedando en segundo lugar por votación popular. Pero, con los años, se ha demostrado que fue la gran vencedora.


En Marte – Miss Caffeina

Pues porque te dicen que son Miss Caffeina, pero bien parecería una canción de Pereza en sus años mozos. Con ya casi 10 años a sus espaldas, la banda puede presumir y sacar músculo en esto del género indie. Aunque, en palabras de su vocalista Alberto Jiménez modestamente, ellos “no se consideran indie, sino más bien pop”. Y cuando haces pop, ya no hay stop. Por ello, como si de una feria talaverana o un festival indie se tratase, perfectamente puedes poner en una fiesta con tus amigos Mi gran noche, de Raphael y, seguido, En Marte. Nosotros ya lo dijimos en BFace: Alberto Jiménez será el sustituto del insustituible Raphael. Qué sabe nadie.


La tormenta de arena – Dorian

Que la canción es bonita, lo es. Que es alternativa y profunda, también. Pero mira, de esto que está tu madre viendo la peli de Antena 3 cual adolescente con Mario Casas, A 3 metros sobre el cielo (A3MSC) y te quedas de hielo (que yo sigo preguntándome, qué tejería en su cerebrito mi madre mientras la veía). En fin, bueno, por ello, esta canción no podía ser menos y optar al trono del indie-petardeo.


Si tú me dices Ben, yo digo Affleck – Love of Lesbian

“Lobas, lobas, ¿qué miráis todas, lobas?” o “Si ahora el DJ pusiera ‘Dancing Queen’ os nombrarían hombre objeto” son dos frases que sientan cátedra para definir a cualquier fan del petardeo. Nacidos en 1997, casi hemos crecido con la voz (guitarra y teclado) de la banda, Santi Balmes. En 2010 recibieron los galardones a “Grupo del Año” y “Mejor Gira” en los Premios Rolling Stone y, en 2015, puede que el de “Reina del petardeo” en los BFace Mamarracha Music Awards.


Saharabbey Road – Vetusta Morla

De tono jovial, puede ser la banda sonora de ese día en el que tomas tu Ovaridol y lo ves todo color arco iris. “Los días están contados, no hay más que temer”, como todo de muy buen rollo. Por ello, este hit de su primer álbum «Un día en el mundo» de 2008 (tras 9 de andadura) debe optar a llevarse el premio a la mejor canción indie petarda. Para principiantes: la banda debe su nombre al personaje Morla de La historia interminable, la tortuga anciana gigante.


BONUS TRACK: Yo te diré – Miranda!

Que el precursor del indie, para nosotros en BFace, fue Raphael, cierto es. Pero en una época más reciente, el resurgir del indie-petardeo lo hicieron ellos: Miranda!. Con estética rollo Grease, allá por 2004 conseguían colarse en el Top 20 MTV España. Esa época en la que sólo triunfaban David Civera o Bisbal, tú decías: ¿qué broma de mal gusto es ésta? Y aunque “no te gustaba al principio”, se te iba pegando cada vez más. No obstante, y de mayor repercusión fue su hit Don, causando su frase “Es un solo… Es la guitarra de Lolo” furor en toda Latinoamérica.


Crítica | Dorian – ‘Diez años y un día’

El grupo barcelonés está de celebración, una década de carrera que queda resumida en lo que ellos titulan como «Diez años y un día». Nuevo trabajo donde nos encontramos con los grandes éxitos de siempre (revisionados exclusivamente para la ocasión), colaboraciones con Santi Balmes de Love Of Lesbian y la artista mexicana Marion Sosa, y dos cortes exclusivos, Arrecife y Ara. Canciones que presentarán por México, Perú, Londres y España, con paradas el 9 de mayo en la sala Barts de Barcelona, el 21 de mayo en la Joy Eslava de Madrid y un verano lleno de festivales por todo el país.

Autoeditado por la propia banda, «Diez años y un día» se presenta como una propuesta sólida e interesante, pero también arriesgada. “Queríamos hacer un disco diferente, que sorprendiera y mostrara caras de Dorian que todavía no habíamos reflejado en nuestros álbumes».  Y se nota.

Dorian

El nuevo prisma de «Diez años y un día» resulta un giro conceptual, aunque esporádico –o eso afirman ellos mismos–, en la discografía de Dorian, y como tal, acaba confundiendo. No vas a bailar con este disco ni va a ser tu banda sonora para un sábado noche. Y es que, al igual que es imposible no tomar como referencia las grabaciones originales, también lo es terminar de escuchar Verte amanecer y Paraísos artificiales y no haber echado de menos aquellas versiones de 2009. Las comparaciones son odiosas, sí, pero en esta ocasión son inevitables. De hecho, pareciera que los únicos temas que no sufren de esta comparativa, por eso de la novedad, son los exclusivos (Arrecife, que acaricia al oído casi como lo haría una nana, y Ara, en catalán, donde un sobrio piano cobra todo el protagonismo en una crítica a la situación política actual) y la archiconocida Cualquier otra parte, donde la intención por serle fiel a su referente está más que presente. La idea de rescatar los temas de siempre y darles un aire fresco con instrumentos de viento y cuerda no parecía mala idea, a priori; la problemática llega cuando canciones con tanta personalidad en sus arreglos acaban “acusticándose” en exceso y se quedan un poco en el vacío, como desatadas. Porque sí, estamos hablando de Dorian y no de una banda cualquiera, cuyo sonido lleno de percusión y sintetizadores ha sido siempre su sello y bandera y pieza clave en su éxito a lo largo de los años.

Sin embargo, tal y como se ha dicho, como proyecto aislado y como adición a su cronología musical es interesante. Envuelto por los miembros casi como si de un regalo se tratase, hará las delicias de los más fanáticos y, aunque deje con un sabor de boca agridulce, servirá para recordarnos lo que un día fueron, son y serán con el paso de los años. Porque eso de que Dorian es una de las mejores bandas que tenemos en España lo teníamos claro, ¿no?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies