‘Aniquilación’: Una constante alienígena

‘Aniquilación’ marca la vuelta de Alex Garland a la escena cinematográfica, y no es precisamente una noticia que debiese pasar desapercibida. Quien dirigiese su obra prima, ‘Ex-Machina’, levantó tanto a la crítica como al público en 2015 con su ópera prima y consiguió un sorprendente Oscar en la categoría de efectos especiales –quedando por encima de contendientes como ‘Mad Max: furia en la carretera’ o ‘Star Wars: El despertar de la fuerza’–. Esta vez, tras una fuerte lucha con las distribuidoras, debido al riesgo intelectual que podía suponer su nuevo filme, ha encontrado un soporte en streaming para su visionado.

Netflix estrenó recientemente esta nueva cinta de ciencia ficción que supone un punto de inflexión frente a todas las que han pasado con anterioridad. La premisa augura un nuevo escenario paranormal conocido como ‘The Shimmer’, una atmósfera que un grupo de exploradoras –encabezado por Natalie Portman y Jennifer Jason Leigh– visitarán para estudiar su fenomenología. Sin embargo, no será una expedición cualquiera: la mutación genética abunda por doquier dentro de dicho submundo y lucharán por conseguir pruebas y sobrevivir.

Si por algo rechazaron esta película fue por su trasfondo, difícil de atender para el espectador medio. No obstante, los elementos y subtramas que guarda ‘Aniquilación’ son bien claras. En primer lugar, Garland muestra a un grupo de mujeres con un pasado lleno de traumas y penurias. Entre ellas, una alcohólica, una madre que perdió a su hijo, una joven con tendencias suicidas y una esposa abandonada que espera la vuelta de su marido. Esta última, trama que protagonizan Portman junto a Oscar Isaac, marcan un turbio comienzo del filme y la razón por la que ella se marcha a la aventura de explorar un nuevo mundo. Y en segundo lugar, por una trama que se ha tratado en la historia del cine infinidad de veces –unas veces mejor y otras peor–: el asentamiento de la raza alienígena en el planeta Tierra.

Esta última funciona por el guion de Garland, solvente, naturista e inmediato, sin dejar lugar a dudas salvo un rastro de niebla en la noche. No pierde el tiempo siguiendo una linealidad temporal, y numerosas veces vuelve al pasado para recrear la degeneración de la relación entre estos dos personajes. Más notable es la introducción de los obstáculos en su desarrollo. No son precisamente pequeñas piedras en su camino, sino caballos de un tablero de ajedrez que les queda muy grande a las exploradoras. Juega con su destino sin sentir ni padecer, todo mediante una mecánica natural, inteligente. Ellas saben lo que hacer ante las circunstancias de peligro, y es de agradecer que en una película de ciencia ficción, en el que el papel de la mujer marcó momentos de verdadera reivindicación –solo hay que recordar a Sigourney Weaver en las cintas de ‘Alien’ de Ridley Scott– les permita el lujo de ser personas autosuficientes y resolutivas. Como la vida misma, vamos. A Garland no se le caen los anillos relegando la figura masculina en un segundo plano.

‘Aniquilación’ es una prometedora continuación a ‘Ex-Machina’. Ambas hablan sobre el destino de una sociedad que pronto se convertirá en esclava ciega de las amenazas externas: la robótica y los misterios del universo al acecho. Dos motivos que el cine ha filmado hasta convertirlo en un cliché, una realidad improbable. Solo que, al menos en este caso, los efectos visuales le otorga más credibilidad al proceso de mutación de los elementos. Y con ello, Garland construye con su segunda película como director un camino sinuoso de aguas profundas, con claros matices de tragedia y crispación, poniendo en peligro el origen de la naturaleza hasta mutarlo. Hasta convertirlo en un clon irreal en el que viviremos, sin acordarnos siquiera de nuestra naturaleza humana. Pues para entonces, formaremos parte de una constante alienígena.

 

 

2000-2015: Las mejores interpretaciones femeninas del milenio

Continuamos con nuestro repaso al cine de lo que llevamos de milenio con nuestra selección de mejores interpretaciones femeninas. Cada redactor ha elegido sus dos favoritas y éste ha sido el resultado. ¿Cuál es la tuya?


Cate Blanchett (Blue Jasmine): Cate Blanchett aprovechó la oportunidad de trabajar con Woody Allen (enorme director de actores, entre otras cosas) para hacer una de las mejores interpretaciones de su carrera. Un personaje que es un drama en sí mismo, que hunde al espectador en su universo depresivo.

(Nacho Poveda, redactor en OnCine)
blue-jasmine-cate-blanchett1


Marian Álvarez (La herida): Es tan intensa y natural la interpretación de Marian Álvarez en La herida que no parece que esté interpretando un papel, sino que consigue que creas que es real, que de verdad ella es esa muchacha enferma, autodestructiva, que se balancea al borde del abismo. No es fácil encarnar a un personaje que es incapaz de exteriorizar sus sentimientos y lo que es peor, sus traumas, sus heridas. Por eso lo que hace Marian Álvarez en La herida es un milagro.

(Luis Ogando, redactor en El videoclub)

marian-alvarez-en-la-herida


Ellen Burstyn (Requiem por un sueño): Aronofsky firma su mejor película con este viaje oscuro y sucio a la mente de cuatro individuos llevados por el vicio. Aunque no es la protagonista, Burstyn roba cada escena en la que aparece como esta mujer desquiciada y llevada hasta la locura por un programa de telebasura.

(Jonathan Espino, coordinador de la sección de Cine)

requiem-por-un-sueño-ellen-burstyn-2


Kate Winslet (The Reader): Dejando a un lado el hecho de que esta mujer consigue destacar en cada papel que interpreta, por pequeño que sea, el caso de ‘The reader’ me parece especial. Supo aceptar la evolución de su personaje y ejecutarla de manera excepcional, recibiendo así un merecido Oscar por dicho papel.

(Jorge Abad, redactor en El videoclub)

EL LECTOR EN EL JUICIO


Nicole Kidman (Moulin Rouge): Con Satine, inauguraba la mejor etapa de su carrera, la que después la llevaría a ‘Los otros’, a ‘Dogville’, al Oscar por ‘Las horas’. Pero lo cierto es que donde Nicole Kidman logró sorprender, encandilar y demostrar todo su talento es en el interior del Moulin Rouge, dando vida a la mítica estrella del cabaret más famoso del mundo, derrochando sensualidad, humor y otorgando, junto a Ewan McGregor, la mejor banda sonora de la historia del cine.

(Pol Morales, redactor en El videoclub)

tumblr_lxrykeLVJD1qz9qooo1_1280


Carmen Maura (La comunidad): Carmen Maura tiene muchas interpretaciones excelentes porque esta todoterreno nunca descansa, pero su papel en la película de Álex de la Iglesia estuvo cargada cambios de registro como si Maura fuera una auténtica montaña rusa. Única, desgarradora, enloquecida y sarcástica, pudimos asistir a una clase magistral de interpretación que no puedo olvidar cada vez que pienso en ella.

(Germán de Heras, redactor en OnCine)

comunidad5


Rosamund Pike (Perdida): El papel de loca de la vida que protagoniza Rosamund Pike es de lo más maravilloso que he visto en mucho tiempo. Un personaje muy trabajado y, sobre todo, muy logrado por la actriz, consiguiendo transmitir una gran cantidad de sentimientos y emociones con su actuación.

(Núria Robaina, redactor en iPop Culture)

GONE-GIRL-_-Rosamund-Pike


Greta Gerwig (Frances Ha): La película dirigida por su pareja en la vida real, Noah Baumbach, no sería lo que es si su protagonista no fuera Greta Gerwig. La actriz impregna todas sus interpretaciones de una gran naturalidad y ‘Frances Ha’ es el mejor ejemplo. En ella, Gerwig despliega frescura y energía en el que es su mejor papel hasta el momento. Por su trabajo en esta película obtuvo su primera nominación a los Globos de Oro en 2014. Y es que Gerwig no solo logró divertirnos, si no también nos permitió identificarnos con sus peripecias de eterna adolescente tratando de encontrar su lugar en el mundo, y no nos resultó difícil encariñarnos de ella.

(Virginia Martínez, redactora en OnCine)

still-of-greta-gerwig-in-frances-ha-(2012)


Kate Winslet (Revolutionary Road): Una ama de casa en la América suburbial de los años 50 se ahoga lentamente en un cóctel de desesperación, frustración y depresión, mientras lucha por mantenerse en pie, al lado de su marido. Revolutionary Road es un drama desolador sobre la imposibilidad de ser feliz. Kate Winslet, una de las mejores actrices del mundo, se abre en canal interpretando a April Wheeler, una montaña rusa de sentimientos a punto de partirse en dos. Es un trabajo lleno de entrega y pasión. Una de esas interpretaciones que se te clavan en las retinas.

(Luis Ogando)

Revolutionary-Road-revolutionary-road-31305461-1680-945


Hilary Swank (Million dollar baby): En 2004, Hilary Swank ganó el Oscar a la Mejor Actriz por un papel de los que enganchan: una chica que quiere boxear y que crean en ella. Un papel épico y trágico al mismo tiempo, un nudo en la garganta.

(Nacho Poveda)
342511


Penélope Cruz (Volver): Lágrimas que desprenden fuerza y coraje, naturalidad en sus diálogos y un deje marujil manchego que le valió un Goya a la Mejor Actriz. Llamadme exagerado pero, aquí, Penélope hizo una de las mejores interpretaciones de la historia del cine español.

(Jorge Abad)
Penelope-Cruz-Volver-opt1


Felicity Fuffmann (Transamerica): No hacía falta que nos demostrara que era la mejor actriz del plantel protagonista de ‘Mujeres desesperadas’, pero aún así decidió desmarcarse por completo de sus compañeras con este inolvidable papel de un transexual recién operado que descubre, de repente, que tiene un hijo. Atípica ‘road movie’ con una valiente y arriesgada interpretación que la llevó directamente a las puertes del Oscar en 2005.

(Pol Morales)

gallery-1445271303-transamerica-21758


Natalie Portman (Cisne negro): Ni las acusaciones de usar una doble en las escenas de baile pueden empañar el virtuosismo de Portman en esta película. Su trabajo es espectacular de principio a fin. Ella se transforma directamente en su personaje y lo sufre, como nosotros, hasta la última escena. Para mí, la mejor actuación de estos quince años de lejos.

(Jonathan Espino)

Black-Swan-natalie-portman-17392128-2560-1707


Charlize Theron (Monster): Los premios por esta actuación fueron merecidos, pero es que su papel fue acojonante. Estaba irreconocible y hacía de lesbiana, prostituta, asesina y rompedora de estereotipos al mismo tiempo. Muchos destacan su transformación, pero su actuación no solo era una de las mejores de estos 15 años. Su transformación también iba acompañada de una historia y de un personaje que cobraba vida como si la propia asesina en serie Aileen Wuornos volviese a la vida para contar su historia.

(Germán de Heras)

still-of-charlize-theron-in-monster-(2003)-large-picture


Anne Hathaway (Los miserables): El personaje con el que Anne consiguió hacerse con el Oscar a mejor actriz es, cuánto menos, perfecto. Vale que durante la película no aparezca mucho, pero cuando lo hace lo borda. Desde las actuaciones hasta esa genial interpretación de «I dreamed a dream». La película es mucho mejor gracias a ella, todo sea dicho.

(Núria Robaina)

4_Les-Miserables


Amy Adams (Junebug): Acostumbrada a interpretar papeles secundarios, llegó a nuestras vidas interpretando a una alegre, dulce e inocente embarazada sureña en la independiente ‘Junebug’. Amy robó el protagonismo de la película al resto del reparto, se convirtió en la actriz del año y su conmovedor trabajo le valió su primera candidatura a la estatuilla dorada. Y es que, en ‘Junebug’, la tierna pelirroja nos mostró su gran potencial como actriz, que Hollywood rápidamente supo aprovechar.

(Virginia Martínez)

junebug-netflix

Operación Bikini: actores que sudaron para conseguir un papel

La cuenta atrás para el inicio estival ha empezado y aún somos muchos los que quemamos los últimos cartuchos (y cartucheras) que nos quedan para acabar de moldear nuestra figura antes de pasearla con orgullo por la playa o piscina de nuestro lugar de veraneo.

Mientras unas sudamos para conseguir el booty de JLo, otros lo hacen para lucir los oblicuos y abdominales de Zac Efron. Y es que las celebrities son el espejo al que mirarnos cuando se trata de emular la perfección corporal: ellos y ellas, tan perfectos a base de bicicletas elípticas, bancos de musculación y cintas de correr. ¡Si ellos pueden, nosotros también!

Pero lo cierto es que no todas nuestras stars favoritas se han metido en el gym para mantenerse en forma. Algunas, aquellas que no han jugado a hacernos creer que sus cuerpos son fruto de una genética perfecta, han tenido que someterse a duras sesiones de ejercicio diario para perder peso y eliminar los excesos de torreznos o atracones de helado de chocolate con nueces de macadamia. Ellos han sudado para conseguir un papel.

Por eso hoy, para contribuir a aumentar el ánimo de aquellos a los que aun les sobran unos kilitos de más, hacemos un repaso a cinco actores imperfectos que vivieron su particular ‘Operación Bikini’ y tuvieron que sudar de lo lindo para perder sus lorzas por un papel.

1. Chris Pratt
El adorable y rechoncho Andy de ‘Parks and Recreation’ perdió unos 20 kilos en seis meses para su papel en ‘Guardianes de la Galaxia’. Tras tres horas de ejercicio al día y eliminar la cerveza de su dieta habitual, el actor consiguió unas abdominales de infarto.

chrisgif

Tú también puedes ser Chris: ponte una foto del actor sin camiseta como fondo de pantalla en tu móvil. No te hará bajar calorías, pero cada vez que la mires, tú motivación para continuar con el ejercicio físico aumentará.


2. Jason Segel
El actor de ‘Cómo conocí a vuestra madre’ abandonó las pizzas por los zumos de espinacas y pasó de la vida sedentaria al running, todo para bajar de peso y lucir figurín en ‘Sex Tape’.

segel1

Tú también puedes ser Jason: acuerda con tu pareja el posible rodaje de una película porno que luego subiréis a ‘la nube’ y prepárate a conciencia para lucir buen cuerpo en cada postura. Eso o, directamente, añade la práctica sexual a tus rutinas físicas. ¡El sexo adelgaza!


3. Natalie Portman
La diminuta actriz nunca ha estado demasiado entrada en carnes, pero para su papel en ‘Cisne Negro’, tuvo que bajar de peso para parecer una bailarina profesional. La americana lo consiguió y fue premiada con un Oscar.

nat

Tú también puedes ser Natalie: no hace falta que pierdas peso para bailar, pero puedes bailar para perder peso. Shake it up!


4. Matt Damon
El peso de Matt Damon fluctúa tanto como la Bolsa de Madrid. Para su papel en ‘Elysium’, trabajó cuatro horas al día, durante varios meses, levantando pesas y corriendo 20 kilómetros. Además, modificó su dieta, que se basó en pollo, brócoli y clara de huevo. ¿El resultado? Una muy trabajada tableta abdominal.

matt2

Tú también puedes ser Matt: ser estrictos con nuestra alimentación es un acierto, aunque añadir un poco de mayonesa al pollo, o unos taquitos de beicon al brócoli, pueden ser una estimulante recompensa al esfuerzo que hagamos en el gimnasio.


5. Renée Zellweger
La Renée Zellweger original engordó 14 kilos para encarnar a la simpática Bridget Jones, para después adelgazar 11 para ponerse en la piel de Roxie Hart en ‘Chicago’. Su entrenador personal y su nutricionista hicieron un trabajo espectacular.

roxie

Tú también puedes ser Renée: ¿quién quiere ser Renée? Cualquier cosa que ella haga es mejor no tomarlo como ejemplo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies