6 razones por las que no vale la pena perder el tiempo con Death Note

Death Note, el conocido manga protagonizado por Light Yagami y el detective L, por fin llega a nuestras pantallas, o al menos, a las de nuestros ordenadores. Tras muchos años de espera, Netflix decidió llevar a cabo el proyecto de adaptación de uno de los mangas y animes más seguidos y aclamados de la cultura nipona. Y nos entusiasmamos con la noticias¡Vaya si nos entusiasmamos! Tanto, que no le dimos importancia a que la acción abandonara Japón para desarrollarse en Seattle. Probablemente, la primera gran pista de que la esperada película, no iba a ser tan satisfactoria como deseábamos. Y así ha sido. ¿Qué ha pasado con Death Note? ¿Por qué es un producto tan fallido? Desde el equipo de Bface, os proponemos seis razones por las que no vale la pena perder el tiempo con Death Note.


1. Personajes Planos

Es algo indiscutible que una adaptación no tiene porqué seguir el mismo camino que su obra madre. Pero con un buen material entre manos ¿es necesario echar a perder tanto potencial? Netflix toma la decisión de juntar a Light Turner, un inadaptado más de la clase, con Mia, la animadora rebelde inalcanzable que no se siente muy a gusto con el perfil que representa. Al menos, los primeros diez minutos de película. No parece una idea muy descabellada hacer que dos almas en desgracia se unan para combatir el mal como si de dioses se trataran. Pero no resulta efectivo si nos dejamos su personalidad y figura en una premisa rápida, desconcertante y sin evolución. Una vez conseguida la libreta, sus dos protagonistas se dedicaran a ella sin un propósito demasiado firme. La evolución de estos dos se resume a la locura, a los delirios de grandeza, el pretencioso romance adolescente y a la estupidez teen de la edad. Muy lejos de aquellos personajes que con cada nuevo visionado, proporcionaban nuevos matices y grados de profundidad en la obra original y su adaptación al anime. Y mejor no hablamos de L, porque eso da para un artículo en tres partes. ¿Llega a ser determinante este personaje en la trama en algún momento?

2. Mala Adaptación

Y sí, no deberíamos juzgar un proyecto como adaptación, pero es frustrante que de algo tan sencillamente maravilloso, se obtenga tal desastre narrativo. Death Note, conocida por sus giros enrevesados, sorpresas inesperadas y puzzles imposibles, se ha convertido en una trama lineal no mucho más complicada que las vacaciones de verano de High School Musical. Habría muchas formas distintas de conseguir algo realmente impactante con el material que se le proporcionaba a Netflix. Pero Death Note no llega ni al rango de película de detectives. Más bien, estamos ante adolescentes y algún que otro policía de poca monta intentando jugar a «polis y cacos» por las calles de Seattle y, para que los fans estén contentos por una absurda conexión, haciendo referencia al territorio japonés. Death Note podría, debería y necesita ser mucho más.

3. Estética fallida

Sin embargo, aunque la condensación de la trama y su simpleza son alarmantes. Siempre ayuda una estética oscura, misteriosa y concordante. Pero este, no ha sido el caso. ¿Qué podíamos esperar de una película sobre dos adolescentes immaduros que juegan a ser los dioses del nuevo mundo? El diseño de producción es vago y falto de originalidad. Y aunque destaca el tramo final por su intento de espectacularidad, el trayecto de los personajes por su entorno no es muy satisfactorio. Podríamos acatar esto a que todo el presupuesto se ha utilizado con la recreación de Ryuk, el shinigami que acompaña a Light en contados momentos. Pero tras tal resultado, hubiera sido mejor jugar con las sombras para presentar a este icónico personaje que, en esta producción, resulta más un cameo indiferente. Por otro lado, además de los grises del día y los negros, el juego de colores con el que intentan transmitir alguna que otra emoción tampoco funciona. ¡Ni que hicieran una persecución en una discoteca! Es inverosímil, innecesario y carece de intención narrativa. Parece que Netflix se apoya mucho en el abuso de colores últimamente. Al menos, en The Defenders aplicaba un color a cada protagonista para aportar alguna información, aunque fuera simbólica.

4. Interpretaciones merecedoras del Razzie

No nos podemos alargar mucho con este punto porque no hay mucho que decir. El casting es simplemente fallido. Intento buscar algún personaje que consiga algún matiz mediante la actuación de sus intérpretes pero no consigo encontrarlo por ningún lado. Claro está, que el guión y la dirección no ayudan. Y Death Note no tienen la dirección ni el guión del año. Pero parece ser que los actores se han tomado tan poco en serio la producción como el resto del equipo. O simplemente, el montaje les ha jugado una mala pasada. No había mucho donde lucirse y alguna elecciones en el momento de edición puede que hayan menospreciado aún más lo poco que los protagonistas podían aportar. Se hace difícil ver un producto audiovisual cuando todos los engranajes fallan y los conductores de estos no saben muy bien que hacer con el material que se les ha proporcionado. Una lástima habernos perdido a un Light Yagami y un L en carne y hueso con letra mayúscula.

5. Falta de interés

Puede que este punto ya se haya visto venir con los anteriores. Pero es que Death Note falla en lo más importante. No engancha. No crea puntos de interés y nada de lo que aporta es interesante. Al menos yo me he encontrado ante casi dos horas de contenido vacío y carente de originalidad o fuelle. ¿Qué hay peor que una película no consiga motivarte a ningún nivel? Vale, exagero un poco. En el último tramo hay un interés por parte de la producción de hacerte mantener los ojos y la boca abierta. Utilizan toda la pirotecnia que tienen entre manos. Y al menos se nota. Se nota una intención que no vemos durante el resto de la película. Y como espectador, se agradece. Aunque no se consiga el efecto intencionado al completo.

6. Falta de credibilidad.

Por último, Death Note no es creíble. No era estéticamente destacable y la adaptación resumía la trama a una simpleza descarada. Pero además, no entras en el juego en ningún momento. Te conviertes en un mero espectador sin oportunidad de participar en la acción porque no vale la pena. Los pilares de esta producción son tan flojos que vemos como se derrumba todo intento de comunicación con el espectador a cada nuevo paso de la trama. Todo es fachada, la mitificación de personajes y encuentros que no están a la altura y que no concuerdan con la presentación de estos. Death Note parece una convención de juguetes rotos, que creían tener las armas para conquistarlo todo, pero que necesitan de mucho material para llegar a hacer creer al espectador que se va a llegar a algún sitio. Death Note no lo hace, no te lleva a ninguna parte y no hay atisbo de querer intentarlo. Es un producto más a lista de aquellos proyectos que creían que con un nombre lo tenían todo hecho.

Crítica ‘The Defenders’, poco riesgo y viejos amigos

El 18 de agosto llega internacionalmente a Netflix The Defenders. La promesa de unir a Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist, se hace realidad con una de las grandes apuestas del año en televisión. Nosotros hemos tenido la oportunidad de ver cuatro de sus ocho episodios. ¿Qué nos ha parecido uno de los estrenos más esperados de Netflix?


Si algo está claro, es que Netflix conoce a sus personajes y los respectivos mundos en los que se desarrollan. En sus comienzos, si no fuera por la trama antagónica común, podríamos decir que The Defenders es una secuela múltiple sin nada nuevo que contar, pero con el mismo carisma que el de sus antecesoras. Al menos, por lo que podemos decir de Daredevil y Jessica Jones; ya sabemos que los integrantes restantes del cuarteto no salieron muy bien parados en sus respectivas representaciones.

Netflix no tiene muy claro cómo narrar esa nueva amenaza que acecha Nueva York de manera atractiva. Tampoco incita al espectador a quedarse pegado a la pantalla ni se sustentan en un buen guión. The Defenders desde cero, por si solo, es poco accesible y carente de interés. Lo que hace que necesite de dos primeros episodios convertidos en un cóctel de cameos sin tregua para salvarse.

Este cóctel, es una de las cosas que hace que The Defenders pueda llegar a incitar al espectador a darle una oportunidad; además de la explotación de sus anteriores recursos y su mejora. Luke Cage y Iron Fist no daban de si por ellos mismos, pero juntos, crean un convenio que anima a darles una oportunidad. Pero no solo el crecimiento de algunos personajes y la continuación del día a día de cada uno de ellos ayuda a quedarse.

La intención comunicativa, que arrastra de sus antecesoras, a través de la fotografía y los colores representativos de cada uno, crea un ambiente más creíble y narrativo. Puede que incluso la unión de los personajes y la distinción fotográfica de estos, cree una mejora respecto a sus predecesoras. No obstante, para ser la superproducción que es, hay que añadir que serian muy mejorables planos, enfoques y  travellings que se llevan a cabo. Pero por lo que hace a la coherencia, The Defenders se gana sus puntos.

Sin embargo, no toda la nueva trama es desechable. Aunque es irregular y puede dar mucho más de si, contados aspectos le mantienen algunas pizcas de interés. En primer lugar, su correlación con sus hermanas anteriores. Y en segundo lugar, Sigourney Weaver. No es que su personaje destaque en originalidad, pero lejos, muy lejos, de ser una de sus interpretaciones más destacables, sabe sacarle provecho a la villana y crear una Alexandra enigmática, vil y misteriosa.

The Defenders tarda en dar caña y juntar a sus peculiares superhéroes. Prepara el terreno seguro y sin riesgo, la ambición se quedó atrás una vez anunciado el proyecto. Pero cuando al fin se juntan el grupo de estrellas, sabes que es lo que Netflix quería durante sus primeros episodios. Recordarte que tienen un buen reparto de personajes para hacértelo pasar en grande. ¿Y quién sabe? Puede que nos tengan guardadas muchas sorpresas, porque The Defenders quiere quedarse.

 

15 rostros para «Élite», la nueva serie de Netflix

Netflix acaba de anunciar su próximo proyecto español a manos de los productores de Tres metros sobre el cielo. Tras el éxito de Las Chicas del Cable, Netflix se propone repetir este hallazgo con un drama ambientado en un instituto. Un instituto para gente exclusiva que dará mucho de qué hablar cuando tres jóvenes de clase obrera se trasladen para convivir con lo mejor de lo mejor.

En Bface nos gusta mucho imaginar cómo de maravillosa puede ser esta nueva apuesta de Netflix, y para ello, qué mejor que proponer un reparto de lujo. 15 son los rostros que nos gustaría ver y que repartimos en alumnos y profesores. ¿Tenéis tantas ganas de saber más de Élite cómo nosotros? Mientras tanto, aquí está nuestra propuesta:


Alumnos


Àlex Monner

En Bface queremos a Àlex Monner en la nueva apuesta de Netflix, pero la pregunta es, ¿dónde no queremos ver a este actorazo? Gracias a su personaje de Lleó en Polseres Vermelles, el catalán de 22 años conquistó a todo el país y desde entonces, ¡no ha parado! Lo vimos en Barcelona Nit d’Estiu  y su continuación Barcelona Nit d’Hivern, en la aclamada La Propera Pell y hace nada en nuestros televisores con la producción de Pau Freixas, Sé quién eres.  Lo último que sabemos de él es que interpretará junto a Ricardo Gómez una pareja gay en Vivir sin permiso. El nominado al Goya ya es una estrella tanto dentro como fuera de Cataluña y por ello estamos seguros de que a muchos nos gustaría verlo en Élite. 

Anna Castillo

En muy poco tiempo se ha convertido en una de las actrices más queridas de su generación. Y no nos extraña con la racha que lleva. Es la última actriz revelación en llevarse el Goya gracias a su interpretación en El Olivo, a manos de Icíar Bollaín. Y por si eso no fuera poco, ha conquistado a todo el mundo con sus personajes en el musical de La Llamada y en Paquita Salas, dos producciones de Javier Calvo y Javier Ambrossi. Muy pronto repetirá papel en la adaptación al cine de La Llamada, pero mientras esperamos su estreno, nosotros la proponemos para lo último de Netflix.

Elisabet Casanovas

Su Tània es uno de los personajes más queridos de Merlí y el amor por su interpretación traspasa la pantalla. Elisabet tiene esos ojos que conquistan al público y lo transmiten todo con la mirada. Y su sonrisa y «buen rollísmo», hacen que no podamos dejar de sonreír cada vez que la vemos. Sabe como hacer que empaticemos con ella como nadie. Además de Merlí se ha subido varias veces a los escenarios y presentó las campanadas de Fin de Año en Tv3 junto a su compañero de reparto, Carlos Cuevas.

Albert Baró

Otro artista que se ha dado a conocer gracias a Merlí es Albert Baró. Para muchos es uno de los actores con más registro de la serie, consiguiendo dar un giro a su personaje entre una temporada y otra sin apenas despeinarse. Además de haber trabajado con Elisabet Casanovas en Merlí y en la obra de teatro Paradise, Albert Baró compartió reparto con Àlex Monner en Els Nens Salvatges. ¿No sería maravilloso ver a estas tres promesas catalanas juntas en Élite?

Elena Rivera

Hemos crecido con ella y su Karina en Cuéntame cómo pasó. Es una de esas actrices que nos han acompañado desde pequeños y con la que tenemos la necesidad de verla crecer artísticamente. ¿No sería Élite una oportunidad de oro? A parte de Cuéntame cómo pasó, le hemos visto en la producción cinematográfica Perdiendo el norte, en la fallida serie Los Quién, y tiene pendiente de estreno La Verdad, la producción de Telecinco que parece resistirse a salir a la luz.

Mario Marzo

Puede que no le hayamos visto tanto en nuestros televisores, pero es una de las caras más conocidas en esta lista de la generación millennial. Tras su paso por Los Protegidos, en 2015 decidió empezar un nuevo viaje como youtuber realizando diferentes video blogs. A día de hoy sigue publicando vídeos y tiene más de 70.000 seguidores. Y no solo es seguido en youtube, día tras día continúa publicando material tanto en twitter como en instagram. Y para qué negarlo, tenemos ganas de verle en acción otra vez en alguna ficción. ¿No sería interesante un toque influencer en lo nuevo de Netflix?

Veki G. Velilla

Puede que sea la cara menos conocida de la lista, pero preparémonos porque seguro que dará mucho de qué hablar. A Veki la conocimos en la comedia de Telecinco Anclados, que a pesar de sus decentes datos de audiencia, fué cancelada tras una corta emisión. Pero este no ha sido el final de una actriz que en su primer papel ya ha trabajado con actores de la talla de Rossy Palma o Joaquín Reyes. Próximamente volverá a nuestras pantallas con la superproducción que prepara Atresmedia, La Catedral del Mar, adaptación de la homónima obra de Ildefonso Falcones.

Igor Szpakowski

Igor es otra de esas caras fácilmente reconocibles en Cataluña, y esperemos que pronto lo sea aún más por todo el país. Principalmente, lo conocemos por su papel de Jordi en Polseres Vermelles, dónde nos robó el corazón junto con su compañero Àlex Monner. Ha sido también con este actor con el que ha protagonizado uno de los momentos más «hot» de la temporada pasada con su papel secundario en La Propera Pell.  Además de estos proyectos, Igor ha participado en CitesLa PorCarlos, Rey Emperador. Y esperemos que, muy pronto, en cantidad de nuevos proyectos. ¿Por qué no en Élite?

Óscar Casas

Sí, nuestra última propuesta para interpretar a un alumno es nada más y nada menos que el hermano de Mario Casas. Pero no por ser hermano de quién es. Desde pequeño Óscar está demostrando que sabe dónde se mete. Tiene cantidad de personajes a lo largo de su carrera en series españolas. Empezó con Abuela de verano, pasó por Los SerranoSMS, sin miedo a soñar, y interpretó al hijo de Sátur en Águila Roja. Y en cine tampoco se queda corto. Ha trabajado hasta con el mismísimo Juan Antonio Bayona. Estamos seguros de que a Óscar Casas, la nueva superproducción de Netflix, no le supondría ningún reto.

 


Profesores


Bruna Cusí

Bruna Cusí es muy joven, pero siempre vienen bien caras jóvenes en el profesorado que acaban de salir de la facultad y se vuelcan con sus alumnos. A Bruna la conocemos por su maravillosa interpretación de Marga en la aclamada Estiu 1993, una de las producciones que más éxito crítico ha cosechado esta temporada. Pero este no ha sido su único estreno este año, a  manos de Agustí Villaronga, ha participado en Incerta Glòria. Además, ha interpretado pequeños papeles en Cites, y como hermana de Álex Monner en Polseres Vermelles. Este está siendo un año fabuloso para Bruna y esperemos que continúe así.

Roger Coma

Roger Coma tiene un largo repertorio en televisión tanto en Cataluña como en el resto de la península. En TV3 se le ha visto en éxitos como El cor de la ciutatPorca Misèria o en El Crac. Por otro lado, a nivel nacional, su listado de producciones tiene títulos más que conocidos como Los ProtegidosAmar en tiempos revueltosGran Hotel. Pero sin duda, uno de sus apuestas más personales, ha estado la web serie Les Coses Grans. Él mismo ha dirigido y escrito a lo largo de dos temporadas y una temporada especial de navidad esta comedia tan atípica. Su habilidad para el drama y la comedia a partes iguales, sería una gran aportación para Élite. 

Nora Navas

Otra actriz catalana que no nos importatía que se dejara caer por Élite, es Nora Navas. Nora llegó a lo más alto de su carrera cuando dio vida a «Florència», la madre del protagonista de Pa Negre. Su desgarradora interpretación dejó a todos con la boca abierta. Tanto que la academia de cine española decidió otorgarle el Goya mejor actriz. Desde entonces no ha parado, sobretodo en la gran pantalla. Ha trabajado con directores de la talla de Gracia Querejeta y Agustí Villaronga. Mínimo cosecha dos estrenos por año, y eso ya es quedarnos cortos. ¡Es una actriz que desde luego no para!

Pilar Castro

Castro es toda una verterana y su cara es conocida por todos. Su paso por televisión es tan extenso como su habilidad para encandilarnos con sus personajes. Ha pasado por Al salir de claseLos Serrano, Cuestión de sexo y recientemente en Olmos y Robles. Y su trayectoria no se sustenta solo en televisión. En la gran pantalla ha participado en éxitos como Los dos lados de la camaGordos, o a manos de Pedro Almodóvar en Julieta. Una actriz con tanta experiencia no está de más tenerla en cuenta para el próximo bombazo de Netflix.

Juan Echanove

Antes de trabajar en Cuéntame cómo pasó ya era conocido en el panorama español desde que empezó a trabajar en los años 80. Sin embargo, su participación en la serie estrella de La 1 de Televisión Española, no impidió que compaginara su tiempo con otros proyectos a lo largo de más de 15 temporadas. Y por ello, somos conscientes que su sorprendente despido de Cuéntame cómo pasó no afectará a futuros proyectos. ¿Por qué no uno de ellos Élite? Seguro que como profesor daría mucho de qué hablar.

Blanca Portillo

Blanca Portillo es, sin duda alguna, una de las mejores actrices del panorama nacional. Es famosa por sus colaboraciones con Pedro Almodóvar, como VolverLos abrazos rotos, y es capaz de interpretar cualquier reto que le propongas. En televisión, sus personajes más recordados los vimos en 7 vidasAcusadosEl Chiringuito de Pepe, y recientemente en Sé quién eres. Conocemos su facilidad para el drama y, sobretodo, su fuerte temperamento. ¿Alguien no la ve cómo posible directora del instituto de Élite?

5 Razones para amar Okja

El último festival de Cannes quedo marcado por la polémica decisión de admitir a Okja una película creada por Netflix, la plataforma de pago a la que se le ha quedado pequeño el mundo de la series y ha decidido probar un trozo de pastel más grande. Tal ha sido el revuelo que la normativa del certamen ha cambiado la normativa actualmente, prohibiendo la participación de este tipo de productos en próximas ceremonias, ya que parte del jurado cree que no juega en el mismo terreno que el de una película que se exhibe en salas. Fuera de polémicas, esta semana se estrena en todo el mundo este nuevo trabajo del director Boon Joon Ho, un cineasta que ya dejó boquiabierto a mediomundo con películas como The Host y Snowpiecer. Descubre porque Okja se va convertir en tu próxima razón para afianzar tu relación con Netflix con las siguientes razones:

1. Su prologo:

Una música vibrante acompaña el discurso de una enérgica Tilda Swinton, poniéndose en la piel de la tirana Nancy Mirando, lider de una organización burocrática que decide crear un experimento genético con el que poder acabar con el hambre en el mundo: los supercerdos. Un proyecto que une naturaleza y ciencia y que durante 10 años, 26 ganaderos de todo el mundo criaran a estos animales en condiciones naturales, con el fin de ver cómo evolucionan y crear así un concurso en el que se elegirá al producto estrella. Un plan vendido de forma ecológica pero muy alejado de la realidad, una realidad en la que no tuvieron que cuenta a Mija. Una joven de Corea del Sur que no esta dispuesta a vivir separada de Okja, su supercerdo, el cual le será devuelto a la autoridades a la mayoría de edad.

2. Un Reparto de 10:

En el lado opuesto de la protagonista se aprovecha para introducir a un reparto internacional de renombre capitaneado por la camaleónica Tilda Swinton (Las Crónicas de Narnia, Michael Clayton), un excéntrico y divertido Jake Gyllenhaal (Donnie Darko, Brokebat Mountain) como nunca antes lo habíamos visto en la piel de un reportero televisivo en busca de animales salvajes. O un misterioso Paul Dano (Pequeña Miss Sunshine, Prisioneros) como el líder de una asociación a favor de los derechos de los animales y que ayudará a Mija a reencontrarse con Okja. Tres grandes estrellas que crean nuevos e irreverentes personajes en su filmografía y que dotan de estilo a la cinta. Los acompañan entre otros Lily Colins (Mirror, Mirror), Streven Yeun (The Walking Dead), Giancarlo Esposito (Once Upon a Time, Breaking Bad) y la nueva promesa del cine coreano Seo-Hyeon Ahn.

3. Los Supercerdos:

Con un comportamiento canino, apariencia de hipopótamo y una serie de peculiares características este experimento genético se mete enseguida al espectador en el bolsillo. A pesar de ser una criatura digital, la ternura y la forma de empatizar que generan le encogen el corazón a cualquiera. Un elemento fantástico pero que no deja de ser una metáfora de cómo miles de animales sufren un maltrato terrible constantemente en nuestro universo para poder alimentarnos con su tierna carne. ¿Quién sería capaz de matar a un corderito con esa cara?

4. Su Denuncia Social

La película no pretende adoctrinar al espectador, simplemente nos acercan a una postura realista de cómo la sobreproducción de las empresas capitalistas son muy nocivas para el medio ambiente y no cuida a los animales, su único objetivo es lucrarse económicamente. Una versión de cómo los humanos a veces perdemos las formas y somos más animales que las propias bestias y no se corta a la hora de mostrarnos visualmente lo degradante que este “paraíso fantástico”. Tampoco hay que exagerar como afirmaban algunos medios alegando que el filme podía volverte vegano, en mi caso sigo siendo un carnívoro de primera, eso no quita que no sea consciente de las decisiones insanas que se toman en el gran número de alimentos que consumimos diariamente. Un relato muy real sobre como los niveles sobrepoblación mundial nos están llevando sutilmente a la locura.

5. Abarca más de un género:

Estamos ante un producto para todos los gustos. Desde el más familiar hasta el más mordaz, Okja nos propone un viaje de revolución emocional. Hay tiempo para establecer una fuerte relación sentimental. Tiempo para la violencia, que sigue vigente en una de las marcas estrellas de su director empeñado en mostrar claramente la realidad más atroz con las imágenes más bellas y duras que es capaz de crear. A eso se le suman unas espectaculares escenas de acción que aunque podrían ser pocas no puede evitar dejar boquiabierto a cualquiera. El cual da por complemento un filme adulto, diferente y que hará las delicias de muchos de los espectadores.

Okja demuestra que las producciones de esta plataforma de pago no tienen nada que desmerecer a los productos estrenados en salas. Con una película para todos esos amantes de los animales donde se refleja que la diferencia entre especies no va arraigada a los sentimientos y que los verdaderos monstruos muchas veces están entre esas personas que nos cruzamos día a día en la calle. Reflexiones para un gran filme de entretemiento y calidad para disfrutar cómodamente en casa.

8 historias transgénero que han cambiado la ficción televisiva

La ficción cinematográfica y televisiva ha reflejado la realidad social del colectivo LGTBI desde muchísimas vertientes, desde la búsqueda de la propia identidad sexual, los primeros amores, la homofobia, el sida, o la construcción de la unidad familiar, generalmente centrados en el universo de las relaciones gays y/o lésbicas. Sin embargo, no ha sido hasta este último quinquenio cuando más ha contribuido a dar visibilidad a la transexualidad como nunca antes se había hecho en la gran y pequeña pantalla, suponiendo un paso gigantesco en la evolución cultural y presentando al público nuevos modelos con los que poder identificarse.

Hoy en BFace Magazine hacemos una selección de las 10 historias transgender más relevantes de la ficción de los últimos años, dejando a un lado los estereotipos y los clásicos entornos de marginalidad.

-Orange is the New Black-

La actriz transexual Laverne Cox forma parte del elenco de actrices de la exitosa serie de Netflix, que sitúa la acción en una cárcel de mujeres. En ella, Cox interpreta a la reclusa transgénero Sophia, papel por el que fue nominada a un Emmy, convirtiéndose en la primera actriz transexual candidata a este premio.


-Transparent-

Serie de Amazon protagonizada por Jeffrey Tambor, quien encarna a un hombre de avanzada edad que confiesa a su exmujer y a sus tres hijos que es transexual. Respaldado por toda su familia, empieza una nueva vida como Maura.


-La que se avecina-

La comedia de Telecinco incorporó en su novena temporada a un personaje transexual, interpretado por Víctor Palmero. Alba Recio es la hija trans de la conservadora y tradicional Berta y del homófobo y racista Antonio Recio.


-Sense8-

Las hermanas Wachowski contaron con la actriz transgénero Jaime Clayton como parte integrante del reparto de su serie de Netflix. En Sense8, Clayton intepreta a Nomi Marks, una transexual lesbiana, blogger y hacker política, que vive en la ciudad de San Francisco.


-Boy meets girl-

Sitcom británica producida por la BBC Two sobre un veinteañero que inicia una relación sentimental con una mujer transexual, veinte años mayor que él.


-Banana-

Televisada por E4 y formando parte de la trilogía creada por Russell T. Davis, Cucumber, Banana y Tofu, la serie cuenta con un personaje transexual, Helen, interpretada por la actriz trans británica Bethany Black. La joven tiene problemas con un exnovio, que se venga de ella filtrando una cinta de porno casero el día de su cumpleaños, dando lugar a un episodio de bullying online contra ella.


-Glee-

Shannon Beiste, la entrenadora del equipo de fútbol interpretada por la actriz Dorothy-Marie Jones, hace su aparición como Sheldon Beiste en el último capítulo de la serie.


-Bienvenidos al Lolita-

Primera serie española protagonizada por un personaje transexual, producida por Atresmedia. Sara Vega interpreta a una bailarina de cabaret trans.

‘Gypsy’ y otras series sexis de la televisión

El próximo 30 de junio Netflix estranará a nivel internacional Gypsy, una nueva propuesta original protagonizada por Naomi Watts. La semana pasada Netflix publicó su segundo tráiler y no vamos a mentir. ¡Nos dejó con ganas de más! Su aura, su protagonista y la promesa de ser un thriller psicológico con mucha intriga, pasión y erotismo nos han conquistado. Y por ello, os proponemos otros títulos televisivos de los más sexis para hacer más amena la espera. ¡No te puedes perder ninguno de ellos!


Hung

Hung, o en español, «Superdotado», fue una serie producida por la HBO durante la temporada televisiva del 2009. Nació con la premisa de un entrenador de baloncesto que duerme en una tienda de campaña y sufre de serios problemas económicos. Por ello, decide utilizar su cuerpo para ganar un dinero extra y mejorar su economía gracias al gran tamaño de su miembro. Solo estuvo en emisión tres temporadas, pero su originalidad a la hora de tratar fantasías sexuales combinando seriedad y comedia sin tapujos, hacen que valga la pena.

True Blood

Vampiros, hombres lobo y hadas deseosas de sexo. True Blood se estrenó en 2008 por todo lo alto con encuentros sexuales de lo más explícitos. Las relaciones entre diferentes  seres y los instintos de cada uno de ellos, hacen de esta producción uno de los dramas fantásticos con más contenido sexual de la televisión. Sería difícil encontrar un episodio sin un encuentro sexual de lo más variopinto. Tras unas cuantas idas de olla y un bajón en su calidad narrativa, True Blood nos dejó en su séptima temporada.

Californication

David Duchovny y Natascha McElhone protagonizavan esta comedia que llegó a emitir 7 temporadas y que actualmente puedes disfrutar en Netflix. Sexo, alcohol y drogas son los componentes de la vida de su protagonista. Un afamado novelista que se debate entre su antiguo amor y una vida de desenfreno, excesos y relaciones personales de lo más intensas. ¡Si no la has visto, no tienes excusa para empezar a verla ahora!

Girls

Si estás cansado de cuerpos perfectos y escenas de sexo idílicas, desde Bface os proponemos la serie de Lena Dunham que tanto ha dado de que hablar. Este año se despide de nosotros, pero su emisión no ha pasado desapercibida en ningún momento. La naturalidad de sus escenas y una propuesta mucho más cercana a nuestro día a día, hacen de Girls una serie imperdible y sobretodo, inolvidable.

Spartacus

Una espectacular representación del imperio romano acompañada de historia, mucha violencia y mucho sexo. Si Girls ofrecía escenas naturales, Spartacus nos propone encuentros sexuales extremos, sucios y muy duros. La serie cuenta la vida del mítico gladiador Espartaco en diferentes etapas de su vida. Si eres fan de la antigua roma y de series subiditas de tono, no te puedes perder esta épica historia rodada en Nueva Zelanda.

Masters of Sex

El 28 de septiembre de 2013, la cadena Showtime nos propuso entre sus nuevas producciones Masters of Sex. La historia de dos investigadores que se proponen estudiar la sexualidad humana en los años 50. Hace poco nos dejaron, pero siempre podemos revisionar sus crítcamente aclamadas 4 temporadas. Como predicaba la serie «los sujetadores están ardiendo y el sexo está en todas partes».

The L World

The L World, la famosa producción que narra exclusivamente la sexualidad lesbiana no podía faltar en esta lista. Decidida a romper esquemas, The L World proponía secuencias con un elevado contenido sexual y una historia llena de pasión, enredos sexuales y crítica social sin pelos en la lengua. ¿Quién no echa de menos a sus protagonistas?

‘Girlboss’ y otras series y películas para millennials emprendedores

Se dice que, a diferencia de generaciones anteriores, los jóvenes millennials prefieren un trabajo que les apasione y en el que puedan escalar posiciones antes que opositar para optar a un ‘trabajo para toda la vida’ y convertirse en funcionarios.

Pero, pese a acumular títulos universitarios y dominar varios idiomas, el panorama al que se enfrentan es un mercado laboral con escasas oportunidades, y frente a ese escenario, el ingenio, la creatividad y las ganas son las herramientas con las que algunos jóvenes se arman para hacer realidad sus proyectos profesionales. Son millennials emprendedores que han conseguido convertirse en empresarios de éxito, como algunos de los protagonistas de las series y películas que hoy seleccionamos aprovechando el reciente estreno de Girlboss.

Estas son algunas de las ficciones de la gran y pequeña pantalla donde sus jóvenes protagonistas han triunfado con sus propios imperios empresariales:

-Girlboss-

Nueva comedia original de Netflix basada en la vida de Sophia Amoruso (Britt Robertson), una joven empresaria estadounidense creadora de la marca Nasty Gal, un imperio de la moda en internet. La serie se basa en la autobiografía de Sophia, #GirlBoss, cuyos derechos fueron comprados por la plataforma de video bajo demanda en streaming para su adaptación a la pequeña pantalla.

Temporadas: 1
Año: 2017
Creada por: Kay Cannon
Producida por: Netflix


-2 Broke Girls-

Sitcom sobre la vida de dos jóvenes camareras de clases sociales distintas, una de clase media (Kat Dennings) y otra ex-millonaria (Beth Behrs), que trabajan para conseguir los 250.000 dólares que necesitan para abrir su propio local de cupcakes. La serie es uno de los mejores ejemplos de emprendimiento en la ficción, donde vemos los sacrificios y problemas que las protagonistas tienen que superar antes de convertirse en las dueñas de su propio negocio.

Temporadas: 6
Año: 2011
Creada por: Whitney Cummings, Michael Patrick King
Producida por: Michael Patrick King Productions, Warner Bros. Television


-Silicon Valley-

Serie centrada en el mundo de las startups, la creatividad y la innovación tecnológica. Cuenta las dificultades por las que tienen que pasar un grupo de jóvenes creadores que pretenden lanzar su propia startup, poniendo énfasis en la importancia del equipo humano como factor clave para alcanzar el éxito.

Temporadas: 4
Año: 2014
Creada por: John Altschuler, Mike Judge, Dave Krinsky
Producida por: 3 Arts Entertainment, Altschuler Krinsky Works, Judgemental Films Inc


-El lobo de Wall Street-

Basada en las memorias de Jordan Belfort, la película dirigida por Martin Scorsese cuenta la historia de un joven corredor de bolsa neoyorquino (Leonardo DiCaprio), cuya ambición y falta de escrúpulos a la hora de ganar dinero lo llevan a convertirse en un bróker destacado de Wall Street y en directivo de la empresa de inversiones bursátiles Stratton Oakmont. Una auténtica máquina de hacer dinero y una vida llena de lujos que lo llevan a ganarse el mote de ‘El lobo de Wall Street’.

Año: 2013
Dirigida por: Martin Scorsese
Producida por: Paramount Pictures, Red Granite Pictures, Appian Way
Intérpretes: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie


-La red social-

Drama que narra el momento de la invención de Facebook a través de la perspectiva de los jóvenes universitarios que trabajaron en el proyecto: el brillante alumno de Harvard que creó la web, Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg), el amigo inversor de capital para crear la empresa, Eduardo Saverin (Andrew Garfield), y el fundador de Napster, Sean Parker (Justin Timberlake).

Año: 2010
Dirigida por: David Fincher
Producida por: Paramount Pictures, Red Granite Pictures, Appian Way
Intérpretes: Jesse Eisenberg, Justin Timberlake, Andrew Garfield


-El Séquito-

Vince Chase (Adrian Grenier) es un joven actor de Hollywood que alcanza pronto el éxito y se convierte en una estrella. Rodeado de lujo y glamour, son sus amigos del barrio de Queens, su ‘séquito’, los que acompañarán a Vince en su carrera y  harán que mantenga los pies en el suelo.

Temporadas: 8
Año: 2004
Creada por: Doug Ellin
Producida por: Home Box Office (HBO), Leverage Management


-Atlanta-

Serie semi-autobiográfica centrada en el mundo del rap, que nos presenta la evolución personal y profesional de dos primos afroamericanos que entregan su vida a la escena musical, pero separados por sus diferentes perspectivas respecto al arte, el comercio, el éxito o las cuestiones raciales.

Temporadas: 2
Año: 2016
Creada por: Donald Glover
Producida por: FX Productions


-La La Land-

Damien Chazelle es el director y guionista de esta historia sobre una aspirante a actriz que se gana la vida como camarera (Emma Stone) y un pianista con anhelos de montar su propio club de jazz (Ryan Gosling). El amor que nace entre ambos y las ambiciones personales por triunfar en el mundo del arte y el espectáculo son la base de este film que nos enseña que los sueños profesionales se pueden cumplir.

Año: 2016
Dirigida por: Damien Chazelle
Producida por: Summit Entertainment, Gilbert Films, Impostor Pictures, Marc Platt Productions
Intérpretes: Emma Stone, Ryan Gosling, J.K. Simmons, John Legend


-We are your friends-

Cole (Zac Efron) es un chico de 23 años que trabaja como DJ y sueña con convertirse en uno de los mayores productores de discos de música electrónica en Hollywood. Para ello, cuenta con la ayuda de un veterano DJ (Wes Bentley), hasta que su relación profesional se rompe por motivos sentimentales.

Año: 2015
Dirigida por: Max Joseph
Producida por: WB, Working Title Films
Intérpretes: Zac Efron, Wes Bentley, Emily Ratajkowski


-Mozart in the jungle-

Comedia que cuenta la historia de una joven oboísta (Lola Kirke), que entra a formar parte de la orquesta sinfónica de Nueva York, y de Rodrigo (Gael García Bernal), el excéntrico nuevo director de la orquesta. La serie nos muestra lo que se cuece entre bambalinas dentro del mundo de la música clásica y las relaciones personales que se establecen entre los miembros de estas formaciones.

Temporadas: 4
Año: 2014
Creada por: Blair Tindall
Producida por: Pictures in a Row, Amazon

4 razones para ver la segunda temporada de Sense8

El 5 de mayo llega a Netflix la segunda temporada de la gran esperada Sense8. Después de una larga espera vuelve la ficción de las creadoras de Matrix con muchas ganas de dar guerra y no dejar indiferente a nadie. Nosotros hemos tenido la oportunidad de ver un adelanto de todo aquello que nos deparan los Sense8 y por ello, os proponemos cuatro razones esenciales por las que ver esta segunda temporada que promete no dejar indiferente a nadie.


1. ¿Quién soy? ¿De dónde vengo?

En la ficción americana Ryan Murphy se lleva la palma a la hora de crear historias con mensajes progresistas y políticos, pero si existe una serie que le pise los talones de manera tan elegante esa es Sense8. Desde su comienzo la producción de las Wachowski era un canto a gritos por la igualdad; ocho personas de puntos totalmente distintos del planeta con culturas y religiones adversas, se unían como hermanos para demostrar que todos somos iguales. Y así lo siguen demostrando en esta segunda temporada dónde se nos pregunta: ¿quiénes somos? ¿de dónde procedemos?

Para los Sense8 no importa tu preferencia sexual, el género con el que te identifiques, tu religión o estatus social. Todos somos iguales y merecemos el mismo respeto y amor. Por esta razón Sense8 sigue haciendo hincapié en esta defensa en su segunda temporada profundizando aún más en los sentimientos de los personajes y las consecuencias por decidir ser uno mismo.

2. Espíritu al más puro estilo Sense8

Si Sense8 abogaba por un mensaje y lo ha continuado defendiendo durante su segunda temporada, ¿como podía ser de otra forma la manera de narrarlo? El espíritu narrativo Sense8 no queda intacto, progreso aprendiendo de sus errores. Después de una primera temporada llena de escenas preciosistas y secuencias con mucho lucimiento de fotografía pero poca intención comunicativa, Sense8 arranca esta nueva temporada solventando este problema utilizando estos momentos tan insustanciales, pero no nos equivoquemos, muy efectivos para vivir la experiencia, para servir de transición entre acciones. La narrativa se encarrila y nos muestra por fín arte audiovisual comunicativo y menos relleno insustancial, como pudo ocurrir en el especial de navidad. ¿A caso alguien entendió que estaba viendo?

3. Subtramas efectivas

La primera temporada se sustentaba en tramas personales llenas de sentimientos y sensaciones que nos engancharon incluso sin entender de qué iba realmente el argumento de la serie. Estas tramas singulares dejan de ser privadas para abrir sus puertas a todo miembro del círculo Sense8, no se necesita ni una llamada para que un compañero venga a defenderte sin juzgar la situación personal en la que te encuentras.

Y lo necesitan, puesto que la pasada temporada se llevaron a cabo muchas acciones que no iban a pasarse por alto, y nadie está seguro en su ámbito personal. Por ello, se agradece la ayuda de aquellos secundarios, ya sean Hernando, Amanita o cualquier otro, que ayudan y sustentan a construir el mundo que hay detrás de los Sense8. Un mundo que en su primera temporada podía estar un poco desequilibrado, anteponiendo a unos personajes por encima de otros, pero que en su segunda temporada estabiliza.

4. ¡Por fín, la serie avanza!

Pero si alguna cosa preocupaba a los fans por encima de todo es la trama Sense8, la ciencia ficción de la que bebe la producción Wachowski que proponía más preguntas que respuestas. A penas se nos dieron algunas pinceladas de por dónde tiraría la serie en su primera temporada, y es ahora cuando empieza a priorizar el argumento principal. Mr Whispers y los personajes de Daryl Hannah y su grupo de se Sense8 comienzan a cobrar  sentido. A la pregunta que todos nos hacíamos de «¿por qué estamos viendo esto, más allá de su fotografía y mensaje progresista?» llegan respuestas y una acción incansanble que se antepone ante todo lo demás. Los Sense8 ya no son ocho humanos conectados por alguna extraña razón, ahora son un grupo, y están determinados a luchar contra quien quiera separarlos.

La redacción elige… las 15 mejores series de instituto

Netflix se ha propuesto sacar nuestro lado teenager. Basada en un conocido bestseller y producida por Selena Gómez, Por 13 razones, revive el germen adolescente. ¿Recuerdas la sintonía de tu serie favorita? ¿ Cuándo volvías a casa corriendo sintonizabas la tele y el mundo se paraba? ¿Esa época en la que forrabas tus carpetas con los abdominales de tus personajes favoritos?

El género de la ficción juvenil esta en continua evolución pasando de generación en generación, creando historias con las que poder sentirse identificado hasta los límites más insospechados. La nostalgia invade la redacción de Bface Magazine y por eso hemos decido crear la lista definitiva con las mejores series de instituto. Sincronizad vuestros relojes y observad en qué lugar está vuestra serie favorita:

15. Raven – 11 puntos

La generación de finales de los noventa tuvimos la suerte de contar con la cadena del ratón Mickey. Un contenedor que ofrecía lo mejor de la factoría y además la creación de contenido propio con el que poder aumentar aún más el beneficio de sus arcas. Raven y sus poderes capaces de adivinar el futuro, fueron uno de los primeros emblemas de la cadena. Actualmente se está preparando una secuela de la serie original que contará con la propia Raven-Symoné en el reparto.


 14. Las Chicas Gilmore – 13 puntos

La serie maternofilial por excelencia. 7 años en antena, para una serie que no tenia tapujos a la hora de tratar los típicos efectos de las relaciones generacionales (familia, amistad, escuela, clases sociales…) y a la vez ser una ventana cultural.  La genial Melissa McCarthy (La boda de mi mejor amiga), consiguió lanzarse al estrellato con su recurrente papel secundario en este ficción. El pasado año, Netflix la devolvió a la vida en un especial de 4 capítulos.


 13. Al Salir de Clase – 15 puntos

Primera parada en el mundo de la ficción nacional. La propuesta adolescente de Tele 5, llego con la idea de adaptar el modelo de ficción americana que estaba triunfando en el extranjero, con los problemas típicos de la sociedad española de finales de los 90. Ha conseguido convertirse en una de las series patrias con una mayor cantera de actores que ha terminado triunfando en el mundo de la interpretación. Actores como Elsa Pataky, Rodolfo Sancho, Hugo Silva, Alejo Sauras (interpretando a uno los primeros personajes homosexuales de la ficción española), Paula Echevarría, Olivia Molina o Carlos Sobera, amenizaron durante 5 años nuestras sobremesas. Constancia que saldo con un Premio Ondas.


 12. Awkward (La Chica Invisible) – 16 Puntos.

Nadie pensó que un “suicidio” pudiera ser tan gratificante.  Marcando un rumbo diferente con un tono más blanco, sin ponerse a moralizar, ni polemizar lo típicos temas adolescentes. Historias que temporada a temporada se entrelazaban entre si adquiriendo profundidad y consiguiendo que lo personajes crecieran. Para España fue uno de las grandes referentes de Mtv durante su periodo en abierto.


 11. Dawson Crece – 17 puntos

Probablemente la serie más políticamente correcta de la lista. Partiendo de un trio de amigos desde la infancia a los que la llegada de una nueva vecina del pueblo truncará sus vidas. Seis años de tensión emocional, exaltación de sus aficiones, la búsqueda de un futuro y largas conversaciones retoricas para concluir en el eterno y previsible romance final. Es curioso ver como con el paso de los años la carrera de Michelle Williams sigue en ascenso, mientras que la de la ex-señora de Tom Cruise (Kate Holmes) sigue en decadencia. Contiene una de nuestras cabeceras favoritas.


10. The OC – 19 puntos

California Here We Come… el grupo Phantom Planet se encargó de ponerle la sintonía a la una de las series más recordadas de la cadena americana Fox. La llegada de Ryan a una nueva familia se convirtió en nueva forma de vida para él y para nosotros.  Uno de esos imprescindibles del 2000, enamorándonos con sus ficciones que pasaban de lo cómico a lo dramático en cuestión de segundos. La serie fue cancela tras 4 años en antena cuando la problemática Misha Burton decidió abandonar la producción.


 9. My Mad, Fat Diary – 19 puntos

Basada en el libro «My Fat, Mad Teenage Diary», escrito por Rae Earl. Esta serie británica relataba la historia de Rae, la cual vuelve a casa tras pasar 4 meses en un hospital psiquiátrico intentado recuperar su antigua vida. Dándonos la particular y tragicómica versión de una pesimista protagonista. Aunque podía pecar de exagerada no dejaba de ser realista, consiguiendo enamorar a una generación cansada de ver a protagonistas de revista en televisión.


8. Compañeros – 19 puntos

Uno de los mayores éxitos de la televisión nacional. Toda una generación se enamoró de las peripecias que giraban en torno a la historia de amor de unos encantadores Valle y Quimi. A pesar del declive, provocado por su posterior lavador de cara, la serie fue galardonada con varios de los destacados premios televisivos del momento. El éxito la llevo hasta la gran pantalla con No te fallaré, título que también ponía el nombre al inolvidable tema principal de la serie.


7. Pequeñas Mentirosas – 23 puntos

Precisamente este año llega a su fin una de las series adolescentes más reconocidas de los últimos años. Tras el asesinato de la líder de un grupo de amigas, se verán envueltas en un torbellino de extorsiones en el que “A” decidirá desvelar todos los secretos de las protagonistas mientras descubren que fue lo que realmente ocurrió con su amiga. En abril comienza el desenlace con un capítulo final que tendrá dos horas de duración y del que nos aseguran que no será un camino de rosas para las chicas.


6. Malcolm – 23 puntos

Antena 3 trajo a España una de las primeras ficciones con humor negro para niños. Amenizando las mañanas de los fines de semana de miles de adolescentes (¡POR FAVOR, QUE VUELVAN LAS SERIES DE LOS FINES DE SEMANA POR LA MAÑANA!). Relatando las peripecias de Malcolm, un chico superdotado que lucha por sobrevivir día a día en una familia disfuncional a los que les persigue la mala suerte. Protagonizada por los peores mejores padres de la historia: Bryan Cranston y Jane Kaczmarek.


 5. La pecera de Eva – 25 puntos

Los años han sabido poner en su lugar a esta infravalorada serie. En ella la psicología entraba en escena, haciendo odiar y amar a los personajes ya que tenían la situación para poder ir expresando de qué experiencias estaba formado el personaje. La paciencia de Eva, los hilos argumentales y la improvisación de su reparto (no contaban con guiones escritos, dotando de realidad a la interpretaciones) nos regalaron una serie que enamoro a los más tele adictos. Protagonizada por Alexandra Jiménez en uno sus papeles más recordados por los fans.


4. Gossip Girl – 32 puntos

Las típicas tramas adolescente desde el punto de vista de un blog que relata de las vida de un grupo de jóvenes multimillonarios que viven en Mannhattan. Los conflictos amorosos, las drogas y los problemas económicos y familiares dieron forman a una serie que llego a España de forma desapercibida de mano de la cadena Cuatro. Un emblema de una nueva generación tecnológica, que influyo en el mundo de la moda y nos regaló uno de los mayores misterios de la ficción adolescente: ¿Quién es la reina cotilla?


 3. Glee – 33 puntos

Con el boom de los musicales en el nuevo siglo nació esta nueva apuesta por Fox. Manteniendo los conocidos valores adolescentes a ritmo de los éxitos musicales de ayer y hoy.  Canciones y puestas en escena que han marcado a una generación de soñadores, en las que los perdedores también podían brillar. Una serie creada por Ryan Murphy uno de los grandes creadores de la última década que nos ha regalado series o America Crime Story, American Horror Story o la actual Feud.


2. Skins – 33 puntos

La gran apuesta británica en el mundo de la ficción adolescente. Gracias a unos diálogos brillantes han conseguido ser una serie de consumo obligatorio en este nueva era digital. Cada personaje relataba una desestructurada nueva generación de personajes con desordenes de personalidad y alimentación, enfermedades mentales… La irreverencia iba de la mano de lo realista en una serie inolvidable. Lanzando al estrellato a interpretes como Nicholas Hoult (Mad Max: Fury Road), Kaya Scodelario (El Corredor del Laberinto), Hannah Murray (Juego de Tronos) o Dev Patel (Lion).


1. Física o Química – 34 puntos

No podía ser otra. El Zurbarán fue la última serie de la pantalla pequeña que marco historia. Antena 3 se atrevió a lanzar estas historias “políticamente incorrectas” que hablaban sin temor a una nueva generación, que necesitaba una serie diferente. La compresión hacía temas tan maltratados en nuestra sociedad, en los que primaba la tolerancia, consiguió conquistar el corazón de los adolescentes de la última década. Además nos regaló la historia de amor entre David y Fer, una de las más recordadas de la pequeña pantalla. A pesar de que muchos de nuestros padres nos consideraran demasiado pequeños para los temas que trataba, la serie consiguió darnos una visión más realista del mundo, permitiéndonos ser un poco más libres y optimistas.

Por 13 Razones se estrena el 31 de marzo en Netflix. ¿Listo para volver al instituto?

13 reasons why y 8 películas sobre bullying

El viernes 31 de marzo se estrenará en Netflix 13 Reasons Why, la serie basada en la novela homónima de 2007 escrita por Jay Asher. En ella Clay Jensen, un estudiante de secundaria, se encuentra al volver a casa una caja con cintas de cassette grabadas por Hannah, una compañera de clase que se ha suicidado. En los audios, Hannah detalla trece razones que la sumieron en una depresión de la que nadie parecía darse cuenta y por las que ha decidido acabar con su vida; actos que personas de su entorno llevaron a cabo sin pensar en cómo podían afectarla. Una vez que cada uno de los implicados escucha las trece razones, debe pasarle el paquete al siguiente en la lista.

Con una premisa como esa, estamos deseando pegarnos un maratón el fin de semana y devorar los capítulos de este thriller, uno tras otro. Como dato curioso, Selena Gomez consta como productora de la serie y, de hecho, había sido seleccionada como actriz protagonista para una hipotética adaptación al cine que, a todas luces, no llegará a realizarse.

En cualquier caso, el tema central de la trama, el bullying, o acoso escolar, no es fácil ni cómodo de retratar, y tampoco común en las pantallas. Es por eso que hemos querido reunir 8 películas valientes que, con distintos tonos y tramas, reflejan la violencia, verbal, física y psicológica que sufren tantos niños y adolescentes cada día en las aulas cuando algo en ellos no encaja con lo que se considera normativo a su alrededor.

Déjame entrar (2008 y 2010)

Esta fábula nórdica de terror cuenta la historia de Oskar (nombre del protagonista en la versión original, Owen en el remake americano), un crío taciturno al que sus compañeros de escuela torturan constantemente, y de cómo se hace amigo de su recién llegada vecina (Chloë Grace Moretz en la versión de 2010), que oculta un par de secretos. Toda una metáfora de la amistad entre marginados y del poder que surge de esta, teñida de sangre y rodada en una especie de noche perpetua.


Un monstruo viene a verme (2016)

La premiadísima cinta de J.A. Bayona incluye, entre los distintos retos a los que el monstruo ayuda a Connor a enfrentarse, a los matones de su colegio. Para él, como para tantos otros, representan una carga que se acumula junto a otras muchas y que va formando un nudo de temor en la garganta.


Rumores y mentiras (2010)

Protagonizada por Emma Stone y en clave de humor, esta revisión moderna de La letra escarlata cuenta la historia de Olivia, una estudiante que se siente anónima y empieza a proclamar una promiscuidad inventada para ayudar a los demás, provocando de esta manera los prejuicios de todos sus compañeros.


Moonlight (2016)

La ganadora del Óscar a mejor película es un retrato de la violencia a la que se enfrenta el protagonista constantemente durante su desarrollo. El bullying forma parte de esa violencia y de ese día a día opresivo que le recuerda constantemente lo que no está permitido, y que flota a su alrededor de una manera que casi se puede tocar gracias a una maravillosa fotografía.


Carrie (1976 y 2013)

El clásico de Brian de Palma y su remake de 2013, protagonizados respectivamente por la hipnótica Sissy Spacek y, como en el caso de Déjame entrar, Chloë Grace Moretz, han dejado la escena del caldero con sangre en la graduación grabada en el inconsciente colectivo. Pero si lo analizamos un poco más a fondo, es el tema del acoso a Carrie y su iniciación a la vida adulta a través de la sangre –en todos los sentidos- lo que hace de esta adaptación de Stephen King un tesoro.


Después de Lucía (2012)

Una película fría, tan fría que se acaba pareciendo a la realidad, sobre una adolescente que, recién llegada a México D.F., sufre las burlas y humillación de los que dicen ser sus nuevos amigos. Un retrato de la falta de empatía de los adolescentes, incluso de la crueldad de la que son capaces, y sus consecuencias.


Jamie Marks is dead (2104)

Utilizando el thriller y los fantasmas, Jamie Marks is dead muestra el anonimato y la soledad de los que no son aceptados. O, dicho de otro modo, cómo el espíritu de un chico al que nadie en el instituto conocía realmente, o se esforzó en conocer, se empeña en contar su historia.


Buda explotó por vergüenza (2007)

Quizás la más peculiar en esta lista y, de lejos, la más descorazonadora. Buda explotó por vergüenza narra la historia de una pequeña niña afgana que quiere asistir al colegio y su dolorosa odisea para conseguirlo a toda costa. Dura, durísima, como un mazazo en el pecho, representa una forma de bullying o más bien, violencia entre iguales, peculiarmente cruel y acrecentada por un machismo evidente, todo ello contado en una clave cultural distinta a la que estamos habituados.


13 reasons why se estrena el 31 de Marzo en Netflix. Aquí puedes ver el tráiler:

https://www.youtube.com/watch?v=JebwYGn5Z3E

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies