‘Yo, Tonya’: patinazo hacia el fracaso

Yo Tonya, Margot Robbie, Oscars, Allison Janney

En la cinta de Craig Gillespie, la obra y logros de la patinadora de hielo Tonya Harding se ven tambaleados por una intensa e inmerecida violencia hacia su persona. Desde el principio de la cinta, a la hora de relatar su infancia a presión, se puede ver cómo es forzada a practicar un deporte que, a sabiendas de ser su pasión, no termina disfrutándolo. Aunque si por algo se le conoce a la patinadora es por haber sido acusada de golpear a su compañera de oficio Nancy Kerrigan. Un hito en la historia de la televisión americana que repudió a Harding hasta convertirla en polvo en el viento.

Gillespie pretende hacer justicia su historia con esta película dinámica y feroz, en la que critica tanto a su propia familia como a los medios de comunicación estadounidenses, quienes entre todos derribaron a un mito de la historia del deporte. Todo ello en una mezcla entre comedia negra y documental con la simulación de la entrevista llevada a cabo quince años después de la inhabilitación de Harding. Un encuentro en el que la disparidad de opiniones entre los personajes genera una situación de lo más absurda y sustancial para imaginar las escenas que el público ni el mismo director han visto jamás, como la de Harding golpeando a su contrincante.

Yo Tonya, Margot Robbie, Craig Gillespie, Oscars

El resultado final es dinámico y todo elaborado bajo una confección técnica impecable, gracias al montaje de la cinta llevado a cabo por Tatiana S. Riegel. Las escenas en la pista de hielo son de lo más creíbles gracias al aglomerado de planos de Margot Robbie (quien aprendió a patinar para el rodaje de la película) y su doble, quien se encargó de las virguerías más sorprendentes de Harding. Triunfa a la hora de montar su infancia en secuencias que suceden con una banda sonora de lo más ochentera y una estética glam que mucha gente añora. Hortera, pero eficaz. Como Tonya, que interpretada magistralmente por Robbie, muestra la antítesis de lo que América buscaba reflejar en el resto del mundo: una joven rebelde y maleducada, fruto de un matrimonio acabado y el influjo de violencia engendrada por su madre, LaVona. Personaje soberbio y petulante encarnado por Allison Janney que, junto con Robbie, regalan los mejores momentos de la película.

Pero si hay un tema que está presente además de la manipulación de los medios de masas y la desestructuración familiar, es la violencia doméstica. Tonya Harding, bajo el punto de vista de las entrevistas que su guionista, Steven Rogers, llevó a cabo antes de elaborar el script, fue una persona vapuleada. Tanto por su madre como por su marido, Jeff Gillooly (interpretado por un irreconocible Sebastian Stan) aliaron fuerzas, cada uno por su lado, para consumar las energías de Harding, y que por poco le cuesta su propia vida. Y es que la intención es recalcar, una y otra vez, el sufrimiento que la va superando en el tiempo, desde la tierna edad de cuatro años hasta los veintitrés, cuando va a competir en los Juegos Olímpicos.

Nadie tiene en cuenta sus logros, ella misma lo dice en las escenas de la entrevista. Harding fue la primera mujer en hacer un triple axel, el salto más difícil hasta la fecha, y en cambio, será recordada a día de hoy como aquella tipeja que trató de deshacerse de la competencia, como lo era Kerrigan. Gillespie consigue que, más allá de parecer una película nigérrima, de humor estridente e hiriente sarcasmo, sea en términos generales cruel y despiadada. Una película que, tras la resaca de los Oscars, sería fácil decir que difícilmente pudiese haber optado a la nominación en Mejor Película. Porque, como la vida de Harding, esta cinta no puede, ni podrá, representar nunca el orgullo americano.

TRIVIAL: ¿Cuánto sabes de los Oscars 2017?

Llegó la noche más esperada del año por los amantes del cine. Esta noche se celebra la 89º edición de los Premios Oscars.  Una entrega marcada por el regreso del género musical, La La Land parte como favorita con 14 nominaciones, como clara triunfante de la noche.

Para amenizar estas última horas de espera, en Bface lanzamos este trivial sobre los Oscars 2017. Reta a tus amigos y gánate tu lugar en la academia completando este cuestionario del que solo podrán salir airosos los más cinefilos. Feliz noche de los Oscars y que gane el mejor!!

Oscars 2017: los nombres que no pueden faltar en mi discurso

oscars

Me estoy preparando para la gran noche de los Oscars y entre sesiones de yoga y de belleza me he dado cuenta de que todavía no he escrito mi discurso de ganadora.  Un drama fuera de la pantalla.

Sí, puede resultar poco humilde reconocerme como ganadora pero cari, sinceramente, tú y yo sabemos que lo soy. Desde que fui descubierta por un agente mientras comía patatas en el McDonald’s a las 2 de la mañana, mi vida no ha vuelto a ser la misma. Aprovecho que tengo ahora un rato libre para contarte a quién le voy a dedicar mi discurso de los Oscars. Piensa que así puedes tomar nota para cuando te toque a ti.

Las dedicatorias de mi discurso de los Oscars

En primer lugar se lo dedicaré a mi familia y amigos, por haber aguantado mis aires de diva durante todos estos años. Entiendo que a veces puedo ser insoportable, pero la fama cuesta.

Oscars

En segundo lugar se lo dedicaré a Brad Pitt. Gracias a él durante años he tenido una motivación por la que llegar a Hollywood. Ahora somos inseparables.

Oscars

A Lindsay Lohan, porque en «Tú a Londres y yo a California» me enseñó a interpretar a dos personas a la vez. Y a hacerme un pendiente en la oreja, Lindsay está llena de sabiduría.

Oscars

Por supuesto a las botellas de vino blanco de 3€. Ellas me dieron la inspiración que tanto necesitaba cuando no podía comprar champagne. En época de vacas flacas hay que agarrarse a lo que sea.

Oscars

No puedo olvidar en este discurso a mi profesor de educación física. Aquella vez en la que fingí que me dolía la rodilla para no jugar al fútbol mis dotes interpretativas comenzaron a florecer.

Oscars

Al chino 24h de la esquina. Por mantenerme viva a base de grasas trans durante tanto tiempo. Mi entrenador personal me ha prohibido volver.

Oscars

También quiero dar las gracias a los filtros de Instagram. Sin ellos mis domingos de brunch y mis zumos detox no habrían tenido tan buena acogida.

Oscars

Por último te lo dedico a ti, que estás leyendo esto y sabes perfectamente que estoy escribiendo en pijama desde mi piso de alquiler. Será nuestro secreto.

De ilusiones se vive.

 

 

 

 

Kit básico para ver la ceremonia de los Oscars la madrugada del domingo

Este próximo domingo a las cinco de la tarde en Los Angeles, dos de la mañana en España, se celebra la 89a ceremonia de los Oscars. Jimmy Kimmel será el conductor de la gala y por el escenario pasarán Emma Stone y John Legend, Lin-Manuel Miranda o Justin Timberlake, que interpretarán las canciones nominadas, y actores de la talla de Leonardo DiCaprio, Charlize Theron, Brad Pitt o Javier Bardem, que entregarán algunas de las estatuillas que se repartirán a lo largo de la noche.

Para poder superar la diferencia horaria y no dejar que el sueño le gane la partida a las ganas de ver el show, hoy traemos una serie de artículos indispensables que forman parte del Kit Básico para ver la ceremonia de los Oscars en la madrugada del domingo. ¡Tomad nota y haceros y vuestros párpados no se cerrarán hasta los créditos finales!

12 películas para entender la carrera de premios 2016

Cada año que pasa da la sensación de que la carrera de premios cinematográficos comienza antes. Del Festival de Sundance, que tiene lugar en febrero, suelen salir las primeras candidatas a arrasar en los premios de final de año y a destacar en los Oscar, que aún tardarán 1 año en celebrarse. En el Festival de Cannes, la gran cita anual del cine de autor, también se pueden ver, año tras año, alguna de las películas más interesantes del curso. Sin embargo, no es hasta septiembre, cuando se concatenan el Festival de Venecia, el de Telluride, el de Toronto y el de Donostia, cuando la carrera de premios se puede dar, definitivamente, por inaugurada. De tal forma que las webs especializadas en premios de cine han comenzado a lanzar sus cábalas de cara a los Oscar 2017, tanto en Estados Unidos (Gold Derby, Indiewire, Awards Daily…), como en España (Premios Oscar, El cine de lo que yo te diga). A continuación os traemos 12 películas que están llamadas a conseguir muchos de los galardones cinematográficos más importantes. Las 6 primeras aún no se han exhibido, aunque la mayoría lo harán en pocos días. Las otras 6 ya lo han hecho y han levantado fantásticas críticas.


Las que están por llegar

12. American Pastoral

american-pastoralEl debut en la dirección del actor Ewan McGregor quizás sea la apuesta más arriesgada de esta lista. American Pastoral adapta la novela homónima de Philip Roth, uno de los grandes novelistas estadounidenses vivos y retrata la descomposición de una familia en los convulsos años 60. El cine americano ha reflexionado, constantemente, sobre la familia, institución social fundamental, y American Pastoral promete abordar la crisis de la misma desde una perspectiva incisiva y dolorosa. La película competirá en el Festival de Donostia, así que pronto saldremos de dudas sobre sus posibilidades en la temporada de premios.


11. 20th century women

20th-century-womenAnnette Bening, Elle Fanning y Greta Gerwig lideran la nueva película del director de la entrañable y emotiva Beginners, sobre mujeres que exploran su propia libertad en la California de los años 70. Aún no se ha publicado ningún trailer y no se tiene mucha información sobre el proyecto, pero su reparto y premisa han creado muchas expectativas, en torno a esta película producida por Annapurna Pictures, la compañía de Megan Ellison, que ha financiado las últimas películas de Paul Thomas Anderson, David O’Russell o Spike Jonze. No pocos cinéfilos creen que es una injusticia histórica que Annette Bening no haya ganado el Oscar aún, con lo cual ella puede ser la mejor baza del film.


10. Lion

lionEl todopoderoso Harvey Weinstein lleva un par de años sin dar con las teclas adecuadas para triunfar en los Oscar. Su gran baza para la próxima edición, según él mismo, es Lion, un drama familiar sobre un joven, de origen hindú, que fue adoptado en su infancia por una familia estadounidense, después de separarse traumáticamente de su madre. Este hombre, interpretado por Dev Patel, intentará rastrear sus orígenes, con la ayuda de su novia (Rooney Mara) y Google Maps. El film, dirigido por el debutante Garth Davis, promete emocionar a los espectadores. Quizás su sensibilidad le baste para llegar a los Oscar.


9. Fences

Denzel Washington plays Troy Maxson and Viola Davis plays Rose Maxson in Fences from Paramount Pictures. Directed by Denzel Washington from a screenplay by August Wilson.

El dramaturgo Tony Kushner adapta la obra teatral de su compañero August Wilson, con Denzel Washington tras la cámara y el actor y Viola Davis repitiendo los roles protagonistas que ya les valieron sendos premios Tony. Fences narra el devenir de una familia afroamericana en unos años 50 lastrados por el racismo imperante en la sociedad estadounidense. La película, de la cual aún no hay trailer, parece que será un vehículo de lucimiento para sus actores y quizás llegue a convertirse en una seria contendiente de cara a la temporada de premios. Las expectativas, desde luego, son altas.


8. Billy Lynn’s Long Halftime Walk

billy-lynnsTras ganar su segundo Oscar al mejor director con su anterior film, Life of Pi, Ang Lee regresa al cine con este drama bélico, que sigue a un grupo de soldados que son recibidos como héroes tras ser grabados durante la guerra, pero que, tras una gira promocional deberán volver a luchar. Lee reflexionará así sobre el concepto de héroe, sobre la dura vida de los soldados y sobre cómo trata Estados Unidos a sus veteranos. Además, Billy Lynn’s será el primer film rodado en 120 fotogramas por segundo, ofreciendo al espectador una experiencia audiovisual única. La película tendrá su premiere mundial en el Festival de New York en octubre.


7. Silence

silenceMartin Scorsese, uno de los grandes directores estadounidenses de todos los tiempos, reflexiona, de nuevo, sobre la religión en Silence, una adaptación de la novela de Shusaku Endo que lleva años preparando. Protagonizada por Andrew Garfield, Adam Driver y Liam Neeson, la película narra el viaje de dos jesuitas al Japón del S.XVII en busca de su maestro, en medio de un clima de violencia contra el cristianismo. El film aún no tiene trailer, aunque tiene su estreno programado para finales de diciembre y parece una apuesta segura para los Oscar, si bien la temática y la duración (más de 3 horas) pueden generar cierto rechazo.


Las que ya se han podido ver

6. The Birth of a Nation

the-birth-of-a-nationTras su apabullante victoria en el último Festival de Sundance, donde se hizo con el Gran Premio del Jurado y el Gran Premio del Público, The Birth of a Nation, la historia de un grupo de afroamericanos que se levantó en armas para dejar de ser esclavos, se convirtió ipso facto en la primera gran favorita a los Oscar de 2017. Dirigida, escrita y protagonizada por Nate Parker, el film se erigía como el antídoto natural contra el Oscars So White que sacudió la última edición de los premios. Sin embargo todo ello saltó por los aires cuando salió a la luz el oscuro pasado de Parker y, sobre todo, su co-guionista, Celestin. Ambos fueron acusados, durante su etapa universitaria de violar a una chica, llegando a ser condenado Celestin por violación. ¿Sobrevivirá el film al escándalo? ¿Podrá Parker lavar su imagen? ¿Se puede diferenciar entre la esfera artística y la personal? The Birth of a Nation se ha convertido en el culebrón por antonomasia de esta carrera de premios.


5. Arrival

arrivalAntes de afrontar el temible reto que supone dirigir la secuela de Blade Runner, Denis Villeneuve, uno de los directores más estimulantes de los últimos años, se sumerge en el cine de ciencia ficción con Arrival. La película, que adapta un relato de Ted Chiang, sigue a una lingüista (Amy Adams) que tiene la ambiciosa misión de entablar comunicación con unos alienígenas que acaban de llegar a la Tierra, de cara a establecer si vienen o no en son de paz. Arrival levantó entusiastas críticas en el Festival de Venecia, situando al film, a su director, a su protagonista y los apartados técnicos en la carrera de premios. En los últimos años las aventuras espaciales se ha hecho un hueco en los Oscar (Gravity, The Martian…), está por ver si Arrival lleva al cine abiertamente de ciencia ficción a la lucha por los premios más importantes.


4. Loving

L_02458.jpg

En un año poco anglosajón de Cannes, la gran película en inglés que salió del festival fue Loving, la nueva película de Jeff Nichols, uno de los cineastas estadounidenses más interesantes que han surgido en los últimos años. Nichols firma su obra más clásica con Loving, que narra la infatigable lucha de una pareja interracial por conseguir que el estado de Virginia acepte su matrimonio y les permita vivir allí, tras haber sido expulsados del estado. Joel Edgerton y Ruth Negga cuentan con muchas opciones de ser nominados al Oscar y la película está llamada a jugar un papel relevante en la temporada de premios.


3. Moonlight

moonlightEl cineasta Barry Jenkins presenta en Moonlight la historia de un hombre afroamericano homosexual en tres etapas de su vida diferentes: infancia, pubertad y edad adulta. Un drama familiar y vitalista que ha cosechado críticas sensacionales en el Festival de Telluride, convirtiéndose así en una de las películas más relevantes del año en Estados Unidos. Las constantes comparaciones con Boyhood, que rozó el Oscar a la mejor película hace dos años, no hacen más que aumentar las expectativas en cuanto a esta cinta, quizás la gran película indie de la próxima carrera de premios.


2. La la land

la-la-land-1Damian Chazelle conquistó a público y crítica hace 2 años con su ópera prima, Whiplash, un tour de force musical asfixiante. La música vuelve a ser la protagonista en su segunda película, La la land, una historia de amor narrada a través de canciones, emulando los musicales clásicos. La película inauguró el Festival de Venecia cosechando el entusiasmo de la crítica y apuntando a sumar en los Oscar una decena de nominaciones, incluidas mejor película, director, actriz (Emma Stone), actor (Ryan Gosling) y guion. Aún es pronto para dictaminar cuales son las frontrunners de la próxima carrera de premios, pero sin duda alguna la mágica La la land es una candidata a todo y a punta a la decena de nominaciones.


1. Manchester by the sea

manchester-by-the-seaCon apenas tres films en su haber, Kenneth Lonergan es considerado un cineasta de culto. Su ópera prima, la tierna y dolorosa You can count on me, le valió a Laura Linney su primera nominación al Oscar. El segundo film de Lonergan, Margaret, que tardó más de un lustro en estrenarse desde su rodaje, tiene un aura de película maldita que hace que resulte imposible no sentirse fascinado por él. Su última película, Manchester by the sea, está llamada a acercar su universo de personas rotas al gran público. El film, protagonizado por Cassey Affleck, narra el regreso de un fontanero a su ciudad natal para hacerse cargo del hijo de su hermano fallecido. Una historia netamente americana sobre las raíces, la familia, el pasado y la esperanza. Estrenada en el último Festival de Sundance, la película ha cosechado grandes críticas y a priori parece una candidata muy sólida de cara a los Oscar.

Y el Oscar al Peor Look va para…

El domingo pasado tuvo lugar el evento cinematográfico más importante del año a nivel internacional. La 88ª entrega de los Oscar aterrizó con toda la expectación que prometía y, por fin, Leo DiCaprio se hizo con su merecidísimo galardón.

Por supuesto, las celebrities lucieron (o lo intentaron, qué más da) sus mejores trajes por la alfombra roja, porque la ocasión lo merecía en toda regla. Pero, como siempre, los hubo quienes acertaron con matrícula de honor, como Olivia Wilde, Jennifer Lawrence o Charlize Theron, y otros siquiera llegaron a un mísero cinco raspado. Loosers.

Hoy, en BFace, os traemos la colección de candidatos al Worst Look Oscar. Prestad atención, ¡tenéis el veredicto en vuestras manos!


DAISY RIDLEY

oscar

La protagonista de la nueva trilogía de Star Wars, Daisy Ridley, nos intentó cautivar con un vestido estampado de joyería floral. Nos intentó, sí. La verdad es que el look en sí no está del todo suspendido, pero los accesorios hacen de ella una mujer florero. Con todas las letras. Y para dar con lo más impactante, esos tatuajes de estrella Caribe 2001 en el empeine izquierdo. Chica, tápatelo con maquillaje, córtate el pie, ponte una media carne. Pero las estrellas en los pies déjalas en Hollywood.


DIANE WARREN

oscar

La famosa compositora Diane Warren es conocida por sus outfits masculinos. Soy muy, muy fan de las prendas masculinas para mujer. Pero una cosa es eso, y la otra que se plante con una rebeca de andar por casa. Que sí, que lleva brilli brilli, pero no. Así no. Que así se va mi abuela a comprar el pan, Dianita de mi corazón. Ah, y córtate un poco el flequillo, que no te veo los ojos pa’ sacártelos.


HEIDI KLUM

oscar

Heidi Klum suele ser bastante impecable cuando de lucir galas se trata. Pero la verdad es que este vestido, si se le puede llamar así, encajaría más en su fiesta anual de Halloween que en la alfombra roja de los Oscars. Por favor, si parece que haya desplumado a un campo de lavandas para confeccionarse el mantón de copla. Muy mal, Heidi. Pedro no te querría ni para un roto, ni para un descosío.


JARED LETO

oscar

La extravagancia va siempre de la mano del guapo Jared Leto. Y es que lo de pasar desapercibido… es algo que no le agrada demasiado al actor. Todas nuestras apuestas apuntan a que Leto se confundió de día y cogió su traje para la boda gitana de su prima la Jessy. Muy fan de esa pajarita en forma de rosal, pero más todavía de esos mocasines con el dibujo de las serpientes. O-L-É.


ROONEY MARA

OSCAR

La guapísima joven Rooney Mara cometió uno de los peores crímenes a la moda el pasado domingo. Usando como arma un espantoso traje de muñeca de porcelana, la criminal emprendió el asesinato dejando títere sin cabeza. Sin duda, un vestido ideal para el elenco de Memorias de una geisha. Ah, que era la gala de los Oscars… No sigas, next. (No, el triple moño inspirado en Miley Cyrus me quita el habla. Tupido velo.)


SOPHIE TURNER

oscar

El look tiene tan poca gracia como las palabras que voy a usar para describirlo. Anda pa’ tu casa Sofi.


 

10 canciones oscarizadas que pasan el Test de Bechdel

Hace un par de días, nuestro compi nos hablaba de las canciones nominadas a la preciada estatuílla, así que, aprovechando el tirón post-Oscars, seguimos aunando música y cine en esta lista tan particular como el patio de mi casa.

¿Habéis oído hablar del Test de Bechdel? Nosotros, hasta hace unas semanas, tampoco. Pero, así para resumir, si una película cumple los siguientes requisitos, aprueba el examen:

1. Aparecen al menos dos personajes femeninos con nombres propios.

2. Estos personajes hablan entre sí.

3. La conversación trata sobre algo que no esté relacionado con un hombre.

Como veis, es un sistema para evaluar las desigualdades de género en productos culturales como son las obras de teatro, las películas o los cómics. Fue en uno de estos donde se popularizó, «Dykes to Watch Out For» (o «Unas lesbianas de cuidado» en español), obra de Alison Bechdel, aunque en realidad la inventora fue su amiga, Liz Wallace.

En junio de 2015 empezó a funcionar en un pequeño cine-café del barrio de Lavapiés el primer Bechdel Film Club, donde una vez al mes se proyecta un largo que cumpla estas características. Interesante, ¿verdad? A nosotros nos lo parece, así que nos ha servido de inspiración para crear esta playlist. Se trata de 10 canciones premiadas con un Oscar cuyas películas pasan el test.


Glory – Selma

Compuesta por John Stephens y Lonnie Lynn e interpretada por John Legend y el rapero y coprotagonista de la cinta, Common. Esta balada, mezcla de soul y hip hop ganó el premio en 2014. Un canto a la libertad.

Escúchala en YouTube


We Belong Together – Toy Story 3

Randy Newman escribió y puso voz a esta tierna canción en 2010. Así conseguía sumar su segundo Oscar tras If I Didn’t Have You, de Monstruos S.A., con la que rompió una racha de 15 nominaciones fallidas.

Escúchala en YouTube


Let It Go – Frozen

En 2013, Idina Menzel fue la encargada de interpretar el tema en su versión cinematográfica, mientras que Demi Lovato lo hizo en la versión simplificada. Dentro de nuestras fronteras fue la triunfita Gisela la que cedió su dulce voz.

Escúchala en YouTube


(I’ve Had) The Time of My Life – Dirty Dancing

Si nos vamos un poco más atrás, hasta 1987 nos encontramos con este temazo que nos hace venirnos arriba y creernos capaces de marcarnos un bonito porté mientras Bill MedleyJennifer Warnes cantan divinamente.

Escúchala en YouTube


Al Otro Lado del Río – Diarios de  Motocicleta

En 2005, Jorge Drexler y esta maravillosa canción rompieron barreras convirtiéndose en la primera interpretada en castellano en ser nominada y premiada por la Academia. Sin embargo, nuestro uruguayo favorito no era lo bastante famoso como para interpretarla en la gala y encomendaron la tarea a Antonio Banderas. Dexler se «vengó» en los agradecimientos cantándola a capella.

Escúchala en YouTube


Skyfall – Skyfall

Adele es sinónimo de éxito y lo demostró una vez más en la ceremonia de los premios de 2013 cuando, junto a Paul Epworth, se hizo con el galardón, sumando así dos estatuíllas para la vigésimotercera entrega de James Bond.

Escúchala en YouTube


Chim Chim Cheree – Mary Poppins

Unos cuantos añitos antes, en 1964 fue la fabulosa Mary Poppins quien se quedó con el Oscar a mejor canción original. ¿Quién no recuerda la escena de Dick Van Dyke con su cepillo de deshollinador?

Escúchala en YouTube


My Heart Will Go On – Titanic

Casi 19 vueltas al Sol hemos dado ya desde que Céline Dion nos enamoró con esta balada. El domingo, vino a nuestro recuerdo al ver cómo el pequeño Leo por fin pudo agarrar el ansiado premio y cómo emocionó a Kate, que le miraba cual Rose en aquel Titanic.

Escúchala en YouTube


Flashdance… What a feeling – Flashdance

Seguimos viajando en el tiempo para hacer un alto en 1983, calzarnos los calentadores y creernos los reyes de la pista a ritmo del pop más ochentero. Irene Cara fue la elegida para poner voz a uno de los temas más representativos de esta década.

Escúchala en YouTube


Colors of the Wind – Pocahontas

Oda a la naturaleza que, en las voces de Judy Kuhn y Vanessa Williams, fue premiada en 1995. Una de las canciones de Disney más tarareadas que puso melodía a la historia biográfica y real de un marinero y soldado y la princesa indígena de la tribu de indios nativos norteamericanos.

Escúchala en YouTube


Cuando van mejor vestidas a la fiesta que a la gala

Anoche, como todos sabréis, tuvo lugar la gala de los Oscar. La alfombra roja fue más bien ‘correcta’ tirando a ‘pobre’. Las celebrities optaron por no arriesgar lo más mínimo, lo contrario que en otras ocasiones. (Consideramos que, a la hora de vestir, deberían habernos hecho caso con los súper consejitos que les dimos aquí). Aunque, por suerte, después de la gala vino la fiesta post-Oscars (Vanity Fair party) y fue ahí donde disfrutamos de lo lindo viendo desfilar a actrices, modelos y cantantes enfundadas en maravillosos trajes. A continuación, os dejamos la lista de nuestras 20 favoritas para que votéis si estáis de acuerdo con nosotros o no. ¿Preparados? ¡A jugar!

Repaso de los nominados a Mejor Canción Original de los Oscars

Febrero, aparte de ser el mes del amor para unos y el mes de cagarse en todo(s) lo(s) que se menea(n) para otros, es el mes de las galas de premios. Pero de las galas de «verdad», las que se supone que valoran el arte genuino y no se rigen por la popularidad del material en sí, sino por su calidad y valor artístico real, puro y sincero.

Tori Kelly shady
Recordemos que Meghan Trainor ha ganado un Grammy

Pero los Grammy ya son historia y ahora es momento de que todo se centre en los Oscars, que se celebrarán este domingo 28 de febrero. Esta gala, aparte de darle premios a un montón de actrices y actores blancos y de tener a Jennifer Lawrence cayéndose cada cinco minutos, ¡también da premios a cantantes! Cada año nominan cinco canciones en la categoría «mejor canción original» y, aunque parezca mentira me pongo colorada, esta nominación tiene más requisitos que una beca del Ministerio de Educación.

En primer lugar, la nominación va dirigida sólo para el autor y compositor de la canción, no para el intérprete; lo sentimos, Madonna. Después, la canción debe haber sido compuesta única y exclusivamente para la película, por lo que tampoco se pueden incluir samples de otras canciones o versiones de musicales. Para más inri, la canción debe aparecer en la película o, como mucho, ser la primera en aparecer en los créditos. Como sea la segunda, kaput.

Pues fíjate, aun así, tres de los cinco nominados de este año son artistas pop, así que desde plató le enviamos un fuerte aplauso por su esfuerzo y dedicación. Ahora sí, analicemos las canciones nominadas porque somos gente preparada que basa sus juicios únicamente en nociones básicamente objetivas.


Earned It – 50 sombras de Grey

¿Os acordáis de la canción infantil «debajo de la mesa hay un gato tuerto, el que diga cuatro se lo come muerto»? Bueno, pues este hombre debía de tener unos amigos horribles en el colegio que le obligaron a llevarlo en la cabeza durante los veinte años consecutivos, porque no le encuentro otra explicación a semejante accidente capilar. Pero, bueno, pelillos a la mar. La canción trata sobre una relación basada únicamente en el sexo, sin amor ni otros lazos. La combinación del piano con el falsete del cantante ambienta muy bien la canción y la hacen perfecta para la película. Justa nominada.

[youtube id=»waU75jdUnYw» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Simple Song #3 – Youth

Vale, aquí estamos hablando de otra cosa. Un tema completamente diferente al anterior. La canción, compuesta y escrita por David Lang, es interpretada por la cantante lírica surcoreana Sumi Jo, así que os podéis imaginar que se trata de una canción llena de drama máximo. La película trata sobre un director de orquesta retirado al que le piden una última actuación. Nos encontramos con un personaje principal que te enternece hasta la médula y, además, te remata con este último tema que grita a los cuatro vientos: «Llora, mamón, llora».

[youtube id=»wBWOhXhkaEA» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Writing’s on the Wall – Spectre

Por mucho que nos duela, no, no es un homenaje al disco de las Destiny’s Child, sino el tema de Sam Smith para la nueva película de James Bond. Este tema nos vuelve a traer el sabor de Skyfall con una balada sobria, elegante, con sentimiento y vocals on point. Como en todas las canciones escritas e interpretadas por Sam Smith, esas letras te hacen querer matarlo por decirte lo que sientes, aunque ni tú mismo puedas expresarlo. Esta canción llegó al número uno en las listas inglesas y, quién sabe, lo mismo «the writing’s on the wall» y se repite la misma suerte que con Adele.

[youtube id=»8jzDnsjYv9A» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Manta Ray – Racing Extinction

Agarraos los machos, porque esta canción está interpretada y escrita por nada más y nada menos que Anthony Hegarty, el hombre que da voz al grupo Anthony and the Johnsons y que es capaz de agarrarnos el corazón, darle una paliza y tirarlo a la basura. El documental en el que está incluida el tema trata sobre las especies animales que se están extinguiendo actualmente y el esfuerzo de los científicos y periodistas de documentarlos. O sea, que la canción trata de una manta que cuenta la historia de un pájaro que se extingue llamando a su pareja que nunca llega y yo me muero por dentro porque es algo precioso, cuqui y desgarrador al mismo tiempo.

[youtube id=»Yyx9wMrmgXM» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Til It Happens To You – The Hunting Ground

Quizás ésta la conoceréis un poco más, pues la intérprete y co-autora es nuestra Lady Gaga. La canción está incluida en el documental The Hunting Ground, que trata sobre los abusos sexuales que tienen lugar en los campus universitarios de Estados Unidos. La canción, tema principal que acompaña a la obra, habla de que nadie puede entender lo que se siente en esa situación «hasta que te pasa a ti». Se trata de un tema bastante polémico y que está en boca de todos con el reciente caso de #FreeKesha, que ha sido obligada a sacar seis discos más con su supuesto violador Dr. Luke. Se rumorea que Gaga podría actuar en la gala junto con Kesha interpretando esta canción. ¿Seremos testigos de un momento tan emocionante como lo sería ése?

[youtube id=»ZmWBrN7QV6Y» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


DiCaprio y otros Oscar que llegaron tarde

El próximo domingo 28 de febrero puede que se obre el milagro. Salvo sorpresa de última hora, Leonardo DiCaprio por fin subirá al escenario del Dolby Theatre para recoger un Oscar que hasta el momento se le ha resistido, levantando todo tipo de sospechas y de polémica en torno al ninguneo de la Academia de Hollywood hacia un actor que ya ha demostrado en numerosas ocasiones su tan merecido reconocimiento. Desde que en 1994 se diera a conocer como intérprete secundario por ¿A quién ama Gilbert Grape?, los académicos le han dado la espalda en otras tres ocasiones, incluida su mejor actuación hasta el momento, en El lobo de Wall Street. Este año, gracias a El renacido, su quinta nominación puede convertirse por fin en la preciada estatuilla dorada.

Un Oscar que llega tarde, más de 20 años después del inicio de una carrera absolutamente ligada a la historia del cine actual. Pero el de DiCaprio no es, ni mucho menos, un caso excepcional. De hecho, la historia de los galardones más importantes de la industria cinematográfica está plagada de casos en los que el premio gordo se ha hecho esperar tanto o más que en el caso del protagonista de Titanic. A continuación, sólo una muestra de diez actores y actrices que han sufrido más que nadie en el patio de butacas de la ceremonia de los Oscar.


Julianne Moore

Julianne MooreHace tan solo un año que una de las actrices más importantes de Hollywood obtuvo por fin su más que merecido Oscar. Lo hacía tarde, muy tarde, con un papel, el de Siempre Alice, que parecía confeccionado expresamente para romper la maldición. Después de una primera nominación que llegó en 1998 con Boogie nights, Julianne Moore aguantó estoicamente el desplante del año 2000 con El fin del romance y el doble plantón, mucho más doloroso, de 2003, cuando no obtuvo ninguno de los dos Oscar a los que optaba, el de actriz principal por Lejos del cielo y el de actriz de reparto por Las horas. Otros papeles, como los de Magnolia, Hijos de los hombres o Hannibal ni siquiera optaron al galardón.


Jeff Bridges

Jeff BridgesCasi 40 años tuvieron que pasar para que este veterano actor obtuviera por fin su merecido Oscar desde que fuera nominado por primera vez en 1972 por su interpretación secundaria en La última película hasta que lo alcanzara en 2010 por su actuación protagonista en Corazón rebelde. Entre ambas fechas, El Nota de El gran Lebowsky (papel por el que ni siquiera obtuvo nominación), tuvo que presenciar cómo otros compañeros le pasaban por delante en otras tres ocasiones: en 1975 por Un botín de 500.000 dólares, en 1985 por Starman y en 2001 por Candidata al poder.


Kate Winslet

Kate WinsletLa propia compañera de DiCaprio en Titanic, la misma con la que estos días ha compartido instantánea tras sus respectivos Globos de Oro y BAFTA y con la que podría repetir tándem el próximo 28 de febrero, tuvo que armarse de paciencia para obtener su ansiado Oscar. Cinco nominaciones previas acumulaba Kate Winslet hasta que por fin lo logró en 2009 por El lector. La estatuilla nuevamente llegaba a destiempo, después de haber ignorado algunos de sus papeles más memorables, como el primero por el que obtuvo nominación en 1996 (Sentido y sensibilidad), Titanic (1998), Iris (2002), ¡Olvídate de mí! (2005) y Juegos secretos (2007). Una actriz que perfectamente podría haber acumulado cinco nominaciones más. Criaturas celestiales, Jude, Quills, Un dios salvaje y, sobre todo, Revolutionary road, bien merecían el premio.


Alan Arkin

Alan ArkinEl caso de este neoyorquino de 81 años también es paradigmático. 40 años exactos tuvo que esperar para recibir un Oscar tras su primera nominación en 1967 por ¡Que vienen los rusos!. Un galardón que además le llegó veterano, en 2007, por un papel secundario en la simpática comedia Pequeña Miss Sunshine pero que no representaba en absoluto una trayectoria consagrada de Hollywood. En 1969 volvió a estar nominado por su actuación principal en El corazón es un cazador solitario. Desde aquél entonces, la Academia lo mantuvo ignorado hasta la llegada de la mítica furgoneta amarilla con la que al fin obtuvo su preciada estatuilla. En 2013, Arkin volvió a estar nominado, esta vez sin premio, por su papel en la ganadora Argo.


Morgan Freeman

oscars5La historia de Hollywood no se concibe sin su rostro. Sin embargo, Hollywood no le abonó los servicios prestados hasta bien entrado en años, concretamente hasta los 67. Era 2005 cuando la Academia decidió premiarle por su entrañable papel en la ganadora de aquél año, la obra maestra de Clint Eastwood Million Dollar Baby, pero hasta el momento lo habían ignorado tanto en sus tres nominaciones previas (El reportero de la calle 42, de 1988; Paseando a Miss Daisy, en 1990, y en el que probablemente sea su papel más emblemático, el del recluso Red en Cadena perpetua, en 1995), como en otras interpretaciones que ni siquiera le fueron reconocidas (Seven o Sin perdón entre tantas otras). En 2010, otra cinta de Eastwood, Invictus, le volvió a situar entre los favoritos. Pero aquél fue el año precisamente de otro veterano largamente ignorado, Jeff Bridges.


Susan Sarandon

Susan SarandonOtro monstruo de la interpretación que no obtuvo el reconocimiento de la Academia de Hollywood hasta su quinta nominación, en 1996, por su arrebatadora interpretación de la hermana Helen en Pena de muerte, junto a Sean Penn. Y desde entonces (ya han pasado 20 años), el vacío. Si bien es cierto que su carrera se ha ido diluyendo con los años, sin prácticamente ningún papel oscarizable salvo quizá el de En el valle de Elah en 2007, Sarandon acumuló cuatro decepciones antes de llevarse el Oscar. Todas ellas suponían un gran bofetón a interpretaciones poderosas, las que imprimió en Atlantic City, Thelma & Louise, El aceite de la vida y El cliente.


Al Pacino

Al PacinoEste es probablemente el martirio más flagrante que ha tenido que padecer un actor en la historia de los Oscar. Uno de los intérpretes más importantes del séptimo arte vio perder su oportunidad de alcanzar la estatuilla dorada hasta en seis ocasiones, desde que en 1973 lo nominaran por primera vez por su papel en El padrino. Desde entonces le hicieron sufrir cuatro años consecutivos: en 1974 por Serpico, en 1975 por la secuela de El padrino y en 1976 por Tarde de perros. Cuatro años más tarde, con Justicia para todos, tampoco subió al escenario. Ni en 1991, por su actuación de reparto en Dick Tracy. Fue en 1993, con nominación doble como secundario en Éxito a cualquier precio y como principal en Esencia de mujer, cuando obtuvo finalmente su merecido Oscar por esta última. Y desde entonces, si te he visto no me acuerdo.


Paul Newman

Paul NewmanUno de los eternos galanes de Hollywood tampoco lo tuvo nada fácil para conseguir su Oscar. Paul Newman no obtuvo galardón por La gata sobre el tejado de zinc en 1959. Ni por El buscavidas en 1962. Ni por Hud en 1964. Ni por La leyenda del indomable (1968), Ausencia de malicia (1982) o Veredicto final (1983). Seis nominaciones tuvieron que pasar para que la Academia intentara solventar el error con ese mecanismo tan hiriente que es el Oscar honorífico, que decidieron otorgarle en 1986, justo un año antes de su primera estatuilla oficial, la que le llegó, con 62 años, por El color del dinero. Demasiado tarde.


Geraldine Page

Geraldine PageHe aquí el récord de nominaciones sin fruto. Tan dudoso honor lo sustenta una de las mejores actrices de la historia del cine, que acumuló nada menos que siete nominaciones hasta que finalmente lo obtuvo en 1986, 32 años más tarde de su primer intento. Era el año 1954. Geraldine Page optaba a la estatuilla por su interpretación de reparto en el western de John Wayne Hondo. Después vendrían Verano y humo (1962), Dulce pájaro de juventud (1963), Ya eres un gran chico (1967), Risas y lágrimas (1973), Interiores (1979), y Sed de poder (1985). Por ninguna de ellas consiguió la estatuilla. Fue Regreso a Bountiful, de Peter Masterson, la que finalmente consiguió que no se paseara en vano por la alfombra roja.


Shirley MacLaine

Shirley MacLaineOtra actriz que tuvo que esperar décadas para salir victoriosa de la gala de los Oscar. En 1959 la nominaron por primera vez por su papel principal en Como un torrente, junto a Frank Sinatra y Dean Martin. Dos años más tarde tampoco tuvo suerte con El apartamento, al igual que su compañero de reparto, Jack Lemmon, mientras la cinta y su director, Billy Wilder, salieron triunfantes de la ceremonia. Otro papel en una cinta de Wilder, el de Irma la dulce, volvió a dejarla plantada en el patio de butacas en 1964. Ya en 1978, la nominación por Paso decisivo tampoco la llevó a buen puerto. No fue hasta 1984 que alcanzó la gloria gracias a su inolvidable papel en La fuerza del cariño. Y desde aquél entonces se apagaron sus oportunidades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies