En Madrid no hay playa… ¡ni falta que hace!

Llega el verano y los que vivimos en Madrid tenemos que volver a lidiar con la dichosa frasecita de todos los años… «Sí, sí, pero allí no tenéis playa». ¡Ni falta que hace, oiga! ¿Usted sabe lo que mola Madrid en agosto? Puedes hasta pasear por la Gran vía (o ir en metro) permitiéndote el lujo de tener espacio vital. ¿Por qué? Pues porque todos se han ido a la costa. ¿A qué ahora no mola tanto?

giphy (2)

Vale que estar en una tumbona al solecito tiene su punto… pero aquí el que no se consuela es porque no quiere. Así que si eres de los que te quedas en la capi estas vacaciones, coge papel y boli, que tita Font te va a decir algunos sitios en los que poder refrescarte este verano (y sin ponerte perdido de arena ¡JA!)


Pantano de San Juan

Foto: madridfree.org
Foto: madridfree.org

Es el único embalse de Madrid donde está permitido el baño y practicar deportes acuáticos a motor. 10 kilómetros de «playa» no muy lejos de la capi. Hasta tiene su propia «Cala nudista» (A Carmena le gusta esto).


Playa urbana de Madrid

Foto: diariodelviajero.com
Foto: diariodelviajero.com

A ver, llamarle playa a esto es venirse muy arriba, pero no le he puesto yo el nombre. En realidad son 3 «piscinas» ovaladas ubicadas en Madrid Río (¿explosión mental de términos acuáticos?). Estas piscinas cuentan con chorros de agua con diferentes funciones: a veces cambia de intensidad y salen chorros de arriba a abajo o expulsan una nube pulverizada de agua. Hasta hay gente con su toalla y su bañador tomando el sol. Lo mejor de todo… it’s free! Sólo hay que echarle un poquito de imaginación…


Las Presillas de Rascafría

Foto: madridsensations.com
Foto: madridsensations.com

¡Mira qué bien se lo pasa esta gente! Las Presillas son unas piscinas naturales en plena sierra madrileña. Puedes ir a pasar el día, darte un remojón y hacer la croqueta en sus zonas de césped (se puede ¡es verano!) Cuenta con un plus, ¡tiene chiringuito!

Lo siento si no ponía esta foto reventaba...
Lo siento si no ponía esta foto reventaba…

Parque Deportivo Puerta del Hierro

Foto: timeout.es

Si irte para la sierra te pilla muy mal, siempre puedes hacer uso de las piscinas municipales, hay muchas. Como, por ejemplo, la de Puerta del Hierro (nombre muy epic), una de las más grandes de Europa.


¡A remojarse, amigos!

7 personajes que encontrarás en la piscina

Con la llegada del verano y con los casi 40º de temperatura que tenemos en nuestro querido país, la gente sólo sale a las calles para dirigirse a la piscina.

Si no tienes la suerte de tener una piscina en tu urbanización, acabarás en una pública. Con lo que eso conlleva. Y es que es de saber popular que en la piscina siempre encontraremos una fauna urbana, llena de personajes característicos.

Cuando corras con tu toalla en la mano hacia el único sitio libre que has visualizado, fíjate en lo que te rodea. Niños, niñas, mujeres y hombres haciendo las delicias de cualquier sociólogo.

Quizás seas uno de ellos y todavía no te hayas dado cuenta.

Después de una exhaustiva investigación, he encontrado los 7 personajes más típicos:


Los que ocupan tu espacio vital

Las piscinas públicas siempre están llenas, da igual el día y la hora. Si has encontrado un hueco en el que poner tu toalla, éste se irá reduciendo progresivamente a medida que se coloquen a tu alrededor, cada vez más cerca, porque les da igual. Ten cuidado, empiezan tocando una esquina de tu toalla y acaban de ocupando tu casa.

piscina


Los divinos

Hombres y mujeres que van a la piscina con un look pensado, impoluto. Se dedican a pasear o refrescan sus pies en la orilla mientras mueven el pelo con gracia.

piscina


Los conguitos

Con los primeros rayos de sol ya se ponen morenos, y van a estar presumiendo y comparando su tono de piel con la del resto de seres humanos hasta el fin de los tiempos. (En realidad llevan morenos desde el mes de marzo, pero siguen vuelta y vuelta sobre la toalla).

piscina


Los icebergs

Esos seres que, a pesar de pasar horas en la piscina, siguen siendo más blancos que la sábana del anuncio de Ariel. Provocan el llamado efecto albedo.

piscina


Los gambas

Representan ese porcentaje de personas que a) no les da la gana echarse crema y acaban fritos o a la parrilla b) tienen la mala suerte de echarse crema protección 200 y aún así quemarse.

piscina


Las sirenas de agua clorada

Da igual que haya aforo completo en la piscina y que cada vez que te muevas te choques contra alguien. Van a nadar. Van a nadar y van a creer que están en una piscina olímpica, compitiendo entre ellos. Son las sirenas de H2O, excepto cuando tienen que parar cada 10 segundos para sortear a la gente.

piscina


El del slip

En singular, no suele haber muchos y destaca por lo minúsculo de su bañador. Otro ejemplo de esta especie es la que lleva tanga y hace topless con vistas al puesto de helados Kalise.


No nos olvidamos de los demás. Adolescentes que se tiran de bomba,  familias con niños,  señoras de barrio, socorristas y el resto de habitantes de la piscina pública. Y tú, ¿de quién eres?

 

Imprescindibles para la piscina

Llega el verano, el calor y, cómo no, ¡la temporada de piscinas! Para que disfrutes de una jornada de sol perfecta, hemos diseñado la bolsa de piscina ideal. Nuestras expertas te cuentan sus imprescindibles para este verano 2015. ¡Toma nota!

[red_one_half] [red_team_member image_url=»http://www.bfacemag.es/wp-content/uploads/2014/10/lorena-corcoles1.jpg» name=»Lorena Córcoles» job=»@LorenaCorcoles» description=»Amante de la literatura, la música y el cine. Adicta a las redes sociales. Cuento historias en mi blog: www.loquetequeriacontar.com. » social=»» ][/red_one_half] [red_one_half_last] Cuando una va a la piscina sabe que va a intentar absorber el sol si puede, y por eso, es de vital importancia protegerse. Mis dos primeros imprescindibles, sin ninguna duda, son un protector solar para la piel y otro para el pelo. Quizás antes no les daba tanta importancia, pero ahora estoy segura que no iría sin ellos. Luego ya, va el resto. Por supuesto el bikini y la toalla (obviamente), un sombrero mono (soy muy de sombreros en verano), un buen libro, una botella de agua bien fría y mis inseparables gafas de sol. Suelo llevar también un peine para poder desenredarme el pelo y un botecito de colonia de coco (de Yves Rocher), porque esa colonia me recuerda a cada uno de mis veranos y porque cuando una sale de la piscina para volver a casa, tiene que oler bien. Entonces, ¿qué? ¿Estamos listos? ¡Pues al agua, patos! [/red_one_half_last]


[red_one_half] Yo, sin duda, prefiero la piscina. Para pasar un día perfecto es imprescindible llevar: protector solar en spray para que sea más fácil de reaplicar a lo largo del día; una toalla grande para disfrutar del solecito después del baño y si es con bolsillo, ¿para que queremos más? Una «Bikini Bag» para el traje de baño mojado; un protector del calor para nuestro cabello; nuestra bebida preferida para mantenernos hidratados; chanclas por si nos da cosita pisar el césped, un sombrero de paja nunca falla; y unas gafas de bucear para encontrar tesoros abandonados en el fondo de la piscina, ¿quién sabe? Y lo más importante, ¡no olvides llevar a la gente que más quieres para pasar un día 10! [/red_one_half] [red_one_half_last] [red_team_member image_url=»http://www.bfacemag.es/wp-content/uploads/2015/04/alba-lucia1.jpg» name=»Alba Lucí­a» job=»@albalucialopez» description=»Cantante, adicta a la moda y el maquillaje, soñadora y psicóloga; en ese orden. Nacida en Murcia y dándolo todo desde 1991.» social=»» ][/red_one_half_last]


[red_one_half][red_team_member image_url=»http://www.bfacemag.es/wp-content/uploads/2014/10/LUCIA-SERRANO.jpg» name=»Lucí­a Serrano» job=»@luciaserran» description=»Graduada en Diseño de Moda por la ESDM. Me defino como una mezcla entre miel y limón, dulce e irónica al mismo tiempo, siempre viviendo la vida desde el prisma de la moda.» social=»» ] [/red_one_half] [red_one_half_last] A parte de los ya conocidos imprescindibles, que ninguno dejamos en casa cuando vamos a la piscina, como son la toalla, las chanclas o el bañador, de olvidar alguna de ellas que no sea el bañador por favor; llega el momento de hacer un repaso a todas aquellas cosas que metemos en nuestra bolsa, mochila o, en el caso de alguna, maleta tamaño XXL, que más que a la piscina, parece que se van de fin de semana a Huesca. En mi caso, no puede faltar la protección solar, de 50, porque gracias a mi genética más blanca y soy transparente, sé que somos muchos los que conocemos muy bien el proceso de pelarse cual serpiente, pero como dicen: mal de muchos, consuelo de tontos… La botella de agua de litro, si previamente hemos recordado sacarla del congelador, mucho mejor, porque no hay peor sensación que tener la sed de haber viajado cuarenta días y cuarenta noches por el desierto, pero peor es ir mendigando pequeños sorbos de las botellas de nuestros amigos, cuya temperatura supera los 30 grados. Y por último, pero no por ello menos importante, un libro de la estantería, da igual el título, que no sea muy gordo, por aquello del peso, ya que no lo sacaremos ni una vez; yo ya ni lo cambio, llevo 10 años llevando el mismo y no he conseguido pasar de la tercera hoja. [/red_one_half_last]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies