Las mejores escenas del cine español (vol. I): comedias

En un fin de semana en el que la ‘guerra civil’ entre superhéroes está servida, nosotros hemos echado la vista atrás y nos hemos reunido para seleccionar las que son las mejores escenas cómicas de nuestro cine, aquéllas que siempre que se nos vienen a la mente nos provocan una sonrisa o, directamente, una carcajada.

Éstas son las diez que más nos han gustado. ¿Cuáles añadirías tú?


‘Carmina y amén’ (Paco León, 2014)

Más por el contenido que por la forma, este es uno de los diálogos más hilarantes de la comedia española, con una Yolanda Ramos que, totalmente fumada, mantiene una desternillante conversación sobre sexo y coños con la impagable Carmina. Dos mujeres opuestas, sentadas en el mismo sofá, con el cadáver del difunto marido aún caliente. Momento surrealista protagonizado por dos actrices con las que Paco León logra representar lo más burdo y zafio de esta España nuestra, pero también lo más auténtico y entrañable.

(Pol Morales)


‘Amanece que no es poco’ (José Luis Cuerda, 1989)

Una de las grandes comedias de la historia del cine español, una panorámica descacharrante de un país absurdo. El film está plagado de sketches para la historia, pero quizás sea éste el más poderoso de todos ellos. El alcalde, ante todo el pueblo, reunido para la ocasión, anuncia el resultado de las elecciones. La primera frase de la secuencia resume el discurso que esgrime la misma y retrata el funcionamiento del país: “en resumen, hemos ganado los de siempre”. Amanece que no es poco es más actual que nunca, en esta ciénaga de corrupción llamada España.

(Luis Ogando)


‘El otro lado de la cama’ (Emilio Martínez-Lázaro, 2002)

Uno de los taquillazos más gordos del cine español fue esta comedia musical en la que se analizaban las relaciones amorosas y sexuales de un grupo de amigos a ritmo de grandes temas como ‘Las chicas son guerreras’ o ‘Dime que me quieres’. En la escena en cuestión, Guillermo Toledo y Ernesto Alterio llegan al culmen de su ¿amistad? con un partido de tenis que no va a acabar nada bien.

(Jonathan Espino)


‘Primos’ (Daniel Sánchez Arévalo, 2011)

El playblack de la película ‘Primos’ al son de «As long as you love me» con el trío realizando el baile que hicieron en su infancia y rememorando ese gran momento del verano. Es el momento más desternillante de la película protagonizada por Quim Gutiérrez, Raúl Arévalo y Adrián Lastra.

(Yerai Sánchez)


‘Spanish Movie’ (Javier Ruiz Caldera, 2009)

Exijo que Spanish Movie deje de estar infravalorada, porque es una oda al cine español como ninguna. Desde una vertiente surrealista y cómica, pero oda al fin y al cabo. Y dicho esto, porque si no exploto, destaco esta gran escena de la película en la que Carlos Areces se come la pantalla (como siempre) con guiños, situaciones y referencias que consiguieron sacarme las carcajadas de tres en tres. Cada vez que la veo me gusta más.

(Germán de Heras)


‘Bienvenido Mr. Marshall’ (Luis García Berlanga, 1953)

Escena icónica en la historia del cine español en la que un inconmesurable Pepe Isbert, el alcalde sordo y tacaño de Villar del Río, junto a un divertidísimo Manolo Morán, pronuncia en bucle un surrealista y desternillante discurso desde el balcón del ayuntamiento del pueblo, con el que pretende insuflar esperanza a los cientos de ciudadanos que habitan en él, ante la inminente visita de los americanos. «Como alcalde vuestro que soy os debo una explicación, y esa explicación que os debo os la voy a pagar», es ya una de las citas míticas de nuestro cine.

(Virginia Martínez)


‘Tres bodas de más’ (Javier Ruiz Caldera, 2013)

Es difícil elegir una sola escena de esta comedia porque, a mi parecer, es la mejor que se ha hecho en nuestro país en los últimos años. Me quedo con ésta entre Quim Gutiérrez y Bárbara Santa-Cruz por lo arriesgado de su humor y porque desde que la vi en el cine, cada vez que se me viene a la mente, suelto una carcajada maliciosa. No puedo evitarlo.

(Jonathan Espino)


‘Días de fútbol’ (David Serrano, 2003)

Aunque es una buena comedia, quizá es cierto que no es la mejor hecha en España. Sin embargo, ya merece ser nombrada en esta sección solo por esta mítica escena del partido. La frase de Fernando Tejero sobre un gato «echao» era digna de hacerse popular, más incluso que su «un poquito de por favor». Muy bien debió de hacerlo para ganar por aquel personaje un Goya como mejor actor revelación.

(Jorge Abad)


‘Airbag’ (Juanma Bajo Ulloa, 1997)

La disparatada y gamberra película de Juanma Bajo Ulloa nos regaló momentos gloriosos y desternillantes como esta mítica escena de los tres protagonistas (Karra Elejalde, Alberto San Juan y Fernando Guillén Cuervo) huyendo de los traficantes de droga que les persiguen por haberse llevado la droga y el dinero, y que son detenidos por una pintoresca pareja de la Guardia Civil.

(Virginia Martínez)


‘Torrente 2: Misión en Marbella’ (Santiago Segura, 2001)

Cómo no mencionar un clásico del humor que revolucionó el cuñadismo en este país. Torrente es un referente, para bien o para mal, y no podemos evitar descojonarnos con su humor tan sórdido, guarro e irreverente. Y aquí, la prueba viva de ella. Por favor, ¿¡quién no se sabe la canción del Torito!?

(Germán de Heras)

¿Qué personaje de Quim Gutiérrez sería tu novio?

Queridos amigos, ha llegado a nuestras pantallas Anacleto agente secreto y, la verdad, es que en BFace Magazine nos ha hecho mucha ilusión. ¿Por qué? ¿De verdad lo preguntas? ¡Pues por Quim Gutiérrez! Todos sabemos lo mucho que nos gusta y siempre es un placer verlo en la gran, pequeña, mi cama pantalla.

Así pues, creemos que no podíamos hacer algo mejor que un test para descubrir qué personaje de Quim Gutiérrez sería tu novio perfecto. Let’s play!

5 razones por las que nos encanta Quim Gutiérrez

Si hay algo que en BFace tenemos muy claro es que Quim Gutiérrez es un hombre del que es muy fácil enamorarse. Ya sea por sus papeles en muy buenas pelí­culas españolas, por su fí­sico o por un conjunto de todo en general.

La cuestión es que aquí­ tenemos cinco motivos por los que no podemos resistirnos a él. ¡Allá vamos!


  1. Porque todos hemos querido ser el sobao de «Primos»

Ojalá haber sido ese sobao que se cruzó en su camino, ser quien le da hambre y a quien quiere comerse Quim. Algún dí­a tendremos una declaración de amor tan bonita como ésta que nos alegre nuestra miserable vida.


  1. Porque todos querrí­amos estar entre sus paletas

Sí­, señoras y señores, este chico ha conseguido que la diastema -véase, separación de las paletas- sea algo tan sexy que lo único que queremos es ver su sonrisa de (muy) cerca. Y no nos conformamos con fotos, dato.

quim-gutierrez-desnudo_full


  1. Porque es un hombre de los pies a la cabeza

Un muchacho con barba -ay, su barba-, pelo en pecho -ay, su pecho- y, bueno, él en general -ay, él- son las palabras clave para definirlo. ¿De verdad hay alguien en este mundo que se puede resistir a los encantos del pelo en el hombre? Personalmente, nosotros no podemos resistirnos a Quim.Quim Gutiérrez (5)


  1. Porque viste muy bien

Dicen que todos los hombres guapos están casados o son gais, pero nada se habla de que todos los hombres que visten bien también suelen serlo. Sin embargo, el catalán es la excepción que confirma la regla. Sí­, es guapo, viste bien y, para suerte -o desgracia de algunos- es hetero.

af2ef6a0e2c9c528b09655df79f3b312_XL


  1. Porque hasta Berto Romero se lo tirarí­a

Ya hace unos años que Berto Romero mostró su amor por el barcelonés con su hit Me lo tiro, en el que aparece el actor dándolo todo junto al primero. A ver, si Berto cree que hay que tirárselo, nosotros no somos nadie para contradecirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies