¿Quién es Sia y por qué se oculta?

Pocos son los que saben su verdadero nombre. Pero basta enseñar una imagen suya para saber de quién estamos hablando. Peluca medio negra–medio rubia, con un lazo coronando la cima y unos labios rojos como tomates. Está claro, ¿no?

Sia se ha convertido en una de las artistas con más renombre internacional de los últimos años. Su nombre real es Sia Kate Isobelle Furler. Es Australiana y tiene 41 años. Desde jovencita estuvo implicada en el mundo de la música. Colaboró con diferentes bandas, pero no fue hasta mediados de los 90 cuando lanzó su primer álbum titulado «OnlySee», vendiendo 1.200 copias.

Sia without

Como se suele decir, la vida te da un giro de 180º cuando menos te lo esperas. Es lo que le ocurrió a la cantante. Fue descubierta en un bar de karaoke, mientras estaba en Italia durante un año sabático en la universidad. Debido a su particular forma de cantar, a Furler se le ofreció la oportunidad de grabar una canción de un DJ local que se encontraba en el bar. Años después, todo parece bastante distante y divertido, así lo reconoce Sia en una entrevista:

Yo tenía diecisiete años y escribía sobre el racismo y la homofobia, tenía un mensaje y quería cambiar el mundo

A pesar de las dificultades que tiene la industria musical, la cantante fue ganando seguidores dentro del sector hasta conocer a Cristina Aguilera. Apareció por primera vez en televisión en el programa de La Voz siendo asesora. Pero para ella el éxito le llegó antes que la fama. Seguramente te haya pasado: en la radio de tu coche suena Chandelier. Aparcas, entras al pub y suena Chandelier. Después, pasas por una tienda y suena Chandelier. Pero antes, mucho antes de que Chandelier se convirtiera en la banda sonora de tu vida, Sia ya se había colado en tus oídos. Empezó a componer canciones para grandes artistas como Britney Spears, Beyoncé, Katy Perry, Shakira, Jennifer López, Kylie Minoge o Rihanna, para la que compuso la famosísima Diamonds. Además, colaboró con David Guetta en sus dos exitosos singles: Titanium y She Wolf.

giphy

Este subidón de fama y éxito descolocó a Sia sumergiéndola en las drogas y el alcohol. Por suerte, antes de llegar a más, decidió cambiar de rumbo y ponerse una peluca que le cubriera la cara como antídoto a la enfermedad.  Como ella misma afirma, ¿qué cosa no existe en la música pop en este momento? El misterio.  Además, suele comparar la fama con la típica suegra que siempre anda diciéndote qué haces bien y qué haces mal. En medio de toda esta obsesión por los detalles de los rostros de las celebridades Sia ha descubierto un nuevo filón para que nos obsesionemos: la ausencia de uno.

La fama es la típica suegra que siempre anda diciéndote qué haces bien y qué haces mal

Pero para darle otro giro misterioso, sin pretenderlo, la artista creó su propio alter ego. Maddie Ziegler, la pequeña bailarina de Chandelir, demostró que su metro y medio eran centímetros más que de sobra para hipnotizarnos con la fuerza y precisión de sus movimientos. Pero lo que parecía una colaboración puntual ha terminado siendo una relación artística con contrato indefinido.

Chandelier

Como ya hemos visto, Sia esconde su cara por diferentes motivos, pero lo que no ha ocultado es su manera de pensar y su manera de ser. Desde sus inicios, se ha definido como una “queer” (quienes no son heterosexuales o de género binario) y le declara la guerra a las etiquetas. A finales del 2016 lanzó su nuevo single, The Greatest, en apoyo a las víctimas del atentado de Orlando. Además, se ha declarado en contra de Trump y de toda su política stopimmigrants.

Os preguntaréis si tiene sentido que aún siga tapándose con todas las imágenes que circulan por internet suyas sin peluca. Puede que sea puro marketing o puede que realmente no quiera esa fama. Sea como sea, lo que es indiscutible es el éxito que está cosechando gracias a su trabajo y esfuerzo constante de seguir en la música. Como se suele decir: “confía en el tiempo, suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”.

raw-iloveimg-cropped-iloveimg-compressed

Y tú, ¿conocías a la persona que hay detrás de la artista?

TRIVIAL | ¿Puedes reconocer estos discos con sólo una parte de su portada?

Está claro que en el mundo hay dos tipos de personas: los que compran los CDs en su formato físico, y los que optan por plataformas como Spotify o Apple Music para estar a la última de las canciones de todos sus artistas favoritos. Pero lo que sí está claro es una cosa, y es que a todos nos gusta analizar la portada de un CD nuevo.

Y, claro está, en este punto, el mundo se vuelve a dividir en dos: quienes saben reconocer el CD y las canciones de un disco con sólo ver un trozo de la portada, o los que, por el contrario, ya puedes decirle el título y el año del CD, que no van a saber nada.

Si eres de la primera categoría, desde BFace te proponemos un divertidísimo trivial para ponerte a prueba y ver si eres capaz de adivinar a qué disco corresponden los siguientes trozos de imágenes. ¡A JUGAR!

TEST | Crea a tu cantante favorita

Todos, alguna vez, hemos jugado a los recortables. Nos encantaba poder cambiar la ropa del niño o niña que traía dicho juego. ¿Y si algo parecido pudiéramos usar en el mundo de la música y crear nuestra cantante perfecta? Una que tuviese la voz de Lady Gaga, la forma de bailar de Beyoncé o las canciones de Rihanna. Ahora, en BFace, es posible….

Sí, amigos, totalmente posible. ¿Cómo? ¡Muy fácil! En el siguiente test, podrás elegir entre varias opciones y, así, descubrir cómo sería la cantante soñada por cada uno de ustedes. Y ahora que se acerca la Navidad, tal vez, se la puedan pedir a Papá Noel o los Reyes Magos… y, si se han portado bien, se la encuentren bajo el árbol.

Los mejores desnudos de los cantantes

El ser humano es voyeurista por naturaleza, así lo dice el estudio realizado por la Universidad de Ibiza, la UI. A todos nos pone cachondos los desnudos, ver cuerpos sin ropa, con todo colgando.

Pero, claro, debo hacer una pequeña aclaración: no es lo mismo ver desnudo a Paco, el del supermercado, que a algún famoso o famosa. ¿Por qué? La UI también ha respondido a esta pregunta: los famosos están en nuestras vidas, escuchamos hablar de ellos, los vemos casi a diario y se convierten en personas «conocidas» para nosotros, como puede ser el amigo con el que te vas de fiesta. Entonces, imaginen ver a Rihanna o Justin Bieber desnudos…

Aquí les traigo la mejor recopilación de cantantes desnudos, no sean mojigato/as y disfruten. ¡Lo que se vayan a comer los gusanos, que lo disfruten los humanos!

 

Así es el nuevo ‘work’ de Rihanna para Blahnik

Rihanna es la cantante del momento. Su octavo trabajo ‘ANTI’ suena ya en las radios de todo el mundo, y su colaboración con Drake ‘Work’ lidera la mayoría de listas internacionales (podría arriesgarme y afirmar, incluso, que ahora mismo la estás cantando por dentro). La música es un campo que domina muy bien, a pesar de que ‘Apologetic’ dejó mucho que desear.

La de Barbados ha demostrado que también tiene talento en el mundo de la moda. Directora creativa y embajadora de la firma Puma, ha presentado recientemente Fenty Puma by Rihanna en la NYFW, recibiendo un éxito aterrador. De hecho, las cifras estiman que los ingresos fueron de unos 800 millones de euros en tan solo tres meses. Y también carga con una colección propia de calcetines.

rihanna

Pero bien es conocido que la ambición ha sido siempre la mano derecha de RiRi. Hace apenas unos días, el archiconocido Manolo Blahnik hizo pública la noticia en su perfil de Instagram: “Muy emocionado de anunciar en la edición británica de @vogueuk, nuestra colaboración con @badgalriri”. Sí, lo que lees: Rihanna x Manolo Blahnik es una realidad.

Se trata de “Denim Desserts”, una colección cápsula para la próxima colección primavera/verano. Una línea exclusiva formada por seis modelos que rinden honor al denim, usando como complementos paillettes y cristales bordados inspirados en los tatuajes de sus manos. Sandalias, stilletos, botines y botas han sido las elecciones de la cantante en esta ocasión.

Será a partir del día 5 de mayo que la tan esperada colección saldrá a la venta. Peeeero (siempre hay peros) solamente algunas tiendas del célebre zapatero localizadas en Londres, Nueva York y Hong Kong dispondrán de estos zapatos. ¿Los precios? Agárrate, aunque no te sorprenderás: entre 700 y 3.000 euros.

rihanna

En la entrevista que saldrá a la luz en Vogue UK en abril, Rihanna comentó: “El día que yo vea a una mujer en la calle llevando mis zapatos… lo siento porque voy literalmente a correr hacia ella gritando, ‘Para. ¡Un selfie!’ ¿Quién eres tú? ¿Dónde los conseguiste?’”. Ahora ya lo sabes: si quieres una foto con RiRi, calzar su colección es tu oportunidad de oro para conseguirla.

De Pon de Replay a Work: el ranking definitivo de Rihanna

BFace_feb_01_rihanna

Parecía como si el día nunca fuese a llegar, ¿verdad? Y, de repente, llegó. Sin avisar, como cuando un día te despiertas después de vacaciones y te das cuenta que tienes todos los deberes por hacer y te has estado tocando el papo. «ANTi», el proyecto infinito que tanto agobio, enfados, y posterior desgana, se materializó, casi por accidente –aún no sabemos si por una ¿cagada? de Tidal, que los pobres ya son como tu sobrina pequeña enseñándote un vídeo de su baile de final de curso; es todo tan terrible que hasta te genera ternura-.

Para hablar de ANTi necesitaríamos otro post –tenemos que dejarlo macerar y procesar bien para poder dar nuestra opinión, pues nos encontramos ante un álbum álbum, en el que Rihanna se ha rediseñado, y no una sucesión de bops. Y ahí está la contradicción, pues, si por algo es conocida la Barbadiense, es por ser una auténtica máquina de hits. Tras más de una década de éxito tras éxito con tan sólo 27 años, llegamos a este punto de inflexión, así que en BFace hemos decidido cerrar esta aparente etapa de Rihanna la 40 Principales echando la vista atrás, y analizando todos, sí, TODOS sus singles hasta la fecha, del peor al mejor. So we put in work, work, work, work.


Los singles no tan buenos

Como tenemos muchos, muchos singles por delante, vamos a quitarnos de un plumazo aquellos que son un poquito caquitas de ñú. Algunos porque son de la Rihanna pizpireta muchacha caribeña sin mucho que decir en su música, otros porque destacan en su catálogo de sencillos como un error enorme. Que, oye, cuatro de 34 singles es un ratio de temas buenos que flipas.

Break It Off («A Girl Like Me»), You Da One («Talk That Talk«), We Ride («A Girl Like Me«), If It’s Lovin’ That You Want («Music Of The Sun»).


32. Cheers (Drink To That)

La verdad es que es un single que da tanta pereza que normal que hasta el vídeo fuese la grabación de un concierto. Como himno a la fiesta, tras muchos jägerbombs bueno. Pero es que han de ser muchos jägerbombs para soportar un sample de Avril Lavigne.


31.  Rockstar 101

Emo-Rihanna siempre será nuestra RiRi favorita, y encontrar un tema malo en «Rated R» es complicado, pero siempre nos ha dado tericia cuando nuestras divas del pop se pasan de malotas y se auto proclaman rockstars por decir cuatro palabrotas y salir una guitarra. RiRi tiene más credibilidad de chunga que eso. Eso y que el estribillo acaba rayando bastante, aunque a día de hoy siga oyendo «Big city, bright lights, flipante».


30. California King Bed

En este anuncio de compresas we’re ten thousand miles apart. Una canción inocente, sin más pretensiones que las de ser cuqui, lo cual en su momento funcionó y llenó nuestros subs del Messenger. Pero echando la vista atrás resulta tan balada genérica y tan poco Rihanna que no le podemos dar más puntos desde Guayominí.


29. Te Amo

Bollihanna también es una de nuestras favoritas, pero le pasa como le pasó a Beyoncé en su momento, no se les dan bien las latinadas -aunque esta oda a la carrera de Traducción sea un híbrido de latinada- y les quedan temas decentes, pero bastante impersonales.


28. Pour It Up

Aún a día de hoy seguimos sin saber bien si este himno de clubs de striptease es una maravilla o un accidente ferroviario, lo que está claro es que indiferente no dejó a nadie. Uno de los culpables de que miles de twinks alrededor del mundo se descoyuntaran la cadera intentando hacer twerk.


27. What Now


EmoRihanna siempre intensa

Cómo una canción con unos versos tan bonitos puede tener un estribillo tan desagradable. EmoRihanna hacía un cameo repentino finiquitando la era Un Nacho Polo «Unapologetic» cuando todo el mundo se había olvidado de ella. No hizo mucho más, la verdad, más allá de un vídeo con El Exorcismo de Robyn Rihanna Fenty.


26. Hate That I Love You


La versión con David «Deivid» Bisbal es, evidentemente, Top 5

El dueto con Ne-Yo es otro de esos temas R&B ligerito de la Rihanna de antes de apuntarse a su asocia, todo muy fresquito, muy cuqui, muy lo que se llevaba en el momento. Genial para echar la vista atrás a otros tiempos, pero no es una de las imprescindibles.


25. American Oxygen

El tercer y último de esos singles huérfanos durante la Sequía de la Barbadiense tiene un trasfondo político interesante, un inteligente uso de la letra del himno americano y una producción que ni tan mal. Pero Rihanna Guerrillera nos dejó a todos un poquito aburridos con un tema que se acaba haciendo pesado e interminable.


24. Hard

El tema que originó el lema «that Rihanna reign just won’t let up» tenía que ser single sí o sí. Una canción dura, chunga, malota, que casi se contradice con un estribillo puramente pop, con ese tartamudeo en una era post-Gaga, pero que, oye, funciona. Y qué infravalorada la imagen de Rihanna con el casco de Mickey Mouse.


23. SOS


RiRi usando el pinky-gloss antes que nadie.

Es fácil infravalorar a SOS, pero es gracias a ella que RiRi no cayó en el cajón de las one-hit-wonders. El sample de Tainted Love es icónico; si Pon De Replay fue el nacimiento de Rihanna y Umbrella su graduación, con SOS se sacó la secundaria. Eso sí, no la ponemos más arriba porque Rafa Méndez no pudo quemarla más en Fama, ¡A Bailar!.


22. Shut Up And Drive


Rihanna inventó el squad goals

Y no abandonamos Fama para hablar de otra de las favoritas del programa. Rihanna poseída por el espíritu de P!nk con un pop-rock irresistible. Que hoy en día jamás asociaríamos con ella, pero que en su momento fue mucho.


21. Take A Bow

La hermana pequeña de Irreplaceable, Rihanna continuó la escuela de temazos para superar a mierdasecas que no te merecen en su vida.


 

20. Wait Your Turn


Puedes ver el momento exacto en el que nace BadGalRiRi

Qué ironía lo de «the wait is over«, ¿verdad, «ANTi»? Uno de los temazos de Rated R, con esa Rihanna dura, quinqui, que de la cárcel se sale pero del cementerio no. El estribillo es indudable.


19. S&M

Ya es también uno de los imprescindibles en el catálogo de Rihanna, PERO, y hay un pero. Es un tema tan estridente, tan del momento, que no está envejeciendo nada bien. Estuvo en todas partes, lo petó muy fuerte, el estribillo es icónico y fue uno de los highlights de «Loud», pero no es un single que vaya a perdurar en el tiempo. De aquello con Britney preferimos no hablar.


18. Work

Nada mal un decimoctavo puesto para su último single, ¿no? Entendemos que sea single viendo a sus compañeras de álbum, pero también que funciona más como parte de un conjunto. No será una de sus canciones más icónicas, ni creemos que sea el primer tema que se nos venga a la cabeza cuando pensemos en Rihanna, pero sí que pensamos en ella cuando lo oímos. Es un tema inherentemente ella, su persona en tres minutos.


 

17. Only Girl (In The World)

Antes que nada, quiero sacarme del pecho que odio los títulos de canción con partes entre paréntesis. Ya está dicho. RiRi dejaba a EmoRihanna guardada en algún sitio darks y presentaba nueva era, nueva actitud, nuevo pelo y puro éxtasis con este tema que engloba muy bien lo que supuso «Loud»: libertad. Pop puro, a gritos, sin nubes negras. Pero eso también fue su punto débil, por su impersonalidad, y en este caso en concreto, por tener un estribillo tan gritado que acabó ataladrando bastante.


16. Pon De Replay


Y pensar que esto es lo que más a bailar en tu carrera, hija

Y aquí empezó todo. Quizás está tan arriba en la lista más por lo que supone y por el cariño que por méritos propios, pero fue el inicio de algo tremendo, y lo bailamos hasta la saciedad. Quién nos lo iba a decir.


15. Man Down

Si hay un diferencial propio de Rihanna, es que jamás abandonó su sonido isleño patrio, con peores y mejores resultados, y este Man Down, con polémico vídeo incluido, es una de esas ocasiones en que los astros se alinearon para crear algo brillante. Sólo hay que compararla con el resto de sus hermanas Louderas y comprobar cuál suena más genuinamente ella.


14. Rude Boy

 Y en otra instancia de Rihanna sacando su lado caribeño, Rude Boy daba el toque de color a su era más oscura y se metía directamente en el saco de los singles referentes de la muchacha.


13. Where Have You Been

El otro verdadero pelotazo de «Talk That Talk», y el otro bebé de Calvin Harris, RiRi nos mandó a todos a las pistas de baile a hacer bailes tribales y, ante todo, su ya icónico paso de «esta es mi chocha, aquí está«, o «vogue vaginal». Un pepino, vaya.


12. FourFiveSeconds

Rihanna sorprendió a propios y extraños cuando parecía que estrenaba era con un single totalmente diferente a lo escuchado hasta ahora. Folkanna, Rihanna con una guitarra, Rihanna la artisté. Y la verdad es que se marcó un tema que suena a canción de las de toda la vida, su propio ‘Redemption Song’, algo que reversionarán los catequistas en años próximos para cantar en las Misas progres.


11. Don’t Stop The Music

Cuidadito, que aquí ya entramos en los intocables de Rihanna. Esos que ya casi tienen estatus de legendario, y que perdurarán en nuestra cabecita cuando pensemos en ella. Empezamos con este icónico pepinazo que supo recoger el testigo de un imparable Umbrella, en parte gracias a ese genial sample del Mamasei Mamasai, Mamakusá del Wanan Be Startin Something del Rey.


10. Disturbia

Con Disturbia, tema que, ironías de la vida, iba a ser para Chris Brown, Rihanna acababa de darle una vuelta a su «chica buena se vuelve mala» y lo llevaba más allá, empezando a jugar con lo darks y dejándonos entrever que lo mismo la muchacha es mucho más interesante, o que estaba malita de la cabeza. Una jugada redonda.


9. What’s My Name

El tema más perfecto de «Loud», el que resume perfectamente toda su esencia, a Rihanna en ese momento en el tiempo, con sus ganchos tartamudeados, con su toque caribeño. Con Drake – la pareja que tuvo que haber sido y nunca fue. ¿O sí? Indudable.


8. Rehab

La edad de oro de Justin Timberlake le hizo bien a la amiga, y se marcaron un dueto completamente tremendo. Con una producción del momento, pero que no suena obsoleta, y un estribillo que es un caramelo.


7. Unfaithful

La primera balada relevante de Rihanna, favorita en talent shows y karaokes aun a día de hoy. De esas canciones que se meten directamente en el coco, y que son sello de la barbadiense. Y ella bien lo sabe, puesto que sigue siendo habitual en los conciertos diez años más tarde.


6. Russian Roulette

Tremenda también la carta de presentación del «Rated R». Con Disturbia ya se abrió la puerta a ese lado oscuro, y todos sabemos qué pasó para que esta era tuviera la forma que tuvo. Fue la canción adecuada, en el momento adecuado, con el sonido adecuado. La reinvención perfecta para desprenderse de la imagen de víctima y convertirse en peligrosa. Y, oye, que ante todo es un temazo como su frente.


5. Stay

Y llegamos a LA balada. RiRi ha tenido muchos momentos emotivos en su discografía, pero este dueto con Mikky Ekko fue ese momento. Momento como concepto. Aún recuerdo la primera escucha, cómo se me pusieron los pelos de punta, y cómo no pudimos tener un vídeo mejor. Un verdadero instante en su carrera, que nos ha dejado algunas de sus mejores actuaciones.


4. Diamonds

Diamonds supuso otro de los grandes revulsivos en su catálogo. De repente, Rihanna se venía con un medio tiempo en el que el protagonista era su voz, haciendo cosas que no creíamos posibles en ella. La sombra de Sia es muy larga, eso sí, y la muchacha es una de las víctimas de la conocida Siaitis -dícese del síndrome por el cual Sia te compone una canción y se te pone su voz al cantarla-. Pero, aun así, con todo, se trata de un completo temazo, y un riesgo que valió la pena correr.


3. Bitch Better Have My Money

Algo bueno tuvo la Sequía de la Barbadiense, y ese algo fue este otro momento en su carrera. Pour It Up fue la semilla de la cual florecería este tema que ha acabado siendo un imprescindible, no sólo por la canción en sí, sino por todo el impacto cultural que ha tenido, lo que ha supuesto, y por cómo resume a la perfección quién es Rihanna en 2015-16. Es, a día de hoy, y sin dudarlo, una de las canciones bandera de Rihanna.


2. We Found Love

No creo que sea sorpresa ninguna, ¿no? Uno de los mayores pepinos que recordamos en la trayectoria de una popstar hasta la fecha, muy en gran parte gracias a ese histórico vídeo que supuso todo un pollazo en la mesa en muchos sentidos. Las divas del pop suelen tener varios números uno en su carrera, pero raramente vuelven a tener esa rara avis, esa canción inmediatamente icónica y su cénit personal. Pues Rihanna lo volvió a hacer.


1. Umbrella

El single. La canción. El momento. El instante. El tema que lo cambió todo. Rihanna pasaba de ser aquella niña mona de esa horneada de subBeyoncés intercambiables que salieron en los 2005s, a ser, no sólo alguien a quien considerar, sino un completo huracán. Otro caso en el que todo funcionó: la canción, el cambio de imagen (ese pelo es icónico), el vídeo, el momento. Todo. Rihanna le debe su carrera a Umbrella. Y si bien 10 años más tarde está claro por méritos propios que ya no es sólo la chica del paraguas, siempre será su leyenda.


Qué, ¿habéis aguantado hasta aquí? Once años de carrera son muchos, y Rihanna tiene mucha, mucha carrera detrás. Y echando la vista atrás, y a pesar de que para gustos, los colores de su pelo, lo que está claro es que está donde está y es quien es gracias a una trayectoria musical alucinante.

Con «ANTi» da un giro hacia una nueva era tras un largo viaje de descubrirse a sí misma y, yo, por lo menos, estoy muy ilusionado de ver el camino que está por venir.

5 canciones que iban para unos artistas y… acabaron en las manos de otros

¿No os ha pasado alguna vez que, siguiendo los sabios consejos de cualquier libro de autoayuda, «aprendéis a decir que no» y luego os arrepentís trágicamente llorando en la ducha? Como cuando, acercándoos a las cajas del Mercadona, tenéis que tomar la decisión de vuestra vida y escoger la cola que creéis que será la más corta y que nunca lo es. Siempre acabas viendo a la señora que iba detrás de ti en la otra cola, yéndose a su casa, mirándote como si hubiera ganado el Tour de Francia.

La cara de póker que se os queda en ese momento debe de ser parecida a la que se les quedó a estos artistas al descubrir que las canciones que habían rechazado se encaramaban al top de las listas de éxitos.

In no particular order, aquí os dejamos 5 canciones que antes fueron rechazadas por otros artistas.


1. We Found Love – Rihanna

Rechazada por Nicole cabezazoalteclado Scherzinger

Todos, sin excepción, lo hemos dado todo con este temazo; unos en un hopeless place y otros hasta en la verbena de su pueblo, pues esta canción sonó en todas partes allá por el 2012. La Beyoncé de The Pussycat Dolls afirmó en una entrevista para la revista Notion que “rechazó la canción porque estaba cansada de hacer música dance. Ay, amiga, cambia de consejero espiritual, porque no te va bien.

[youtube id=»tg00YEETFzg» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


 2. …Baby One More Time – Britney Spears

Casi la cantan… ¡las TLC!

Este éxito, que lanzó a Britney al estrellato inmediato, pasó primero por las manos de aquel grupo R&B que a finales de los 90 nos deleitó con clásicos como No Scrubs o Waterfalls. Habría sido interesante escuchar el toque urbano de este tema que tan bien representa el Bubblegum Pop que nos introdujo el nuevo milenio.

[youtube id=»C-u5WLJ9Yk4″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


3. Happy – Pharrell

Rechazada por Cee-Lo Green

Según afirmaba Pharrell, cual colaborador del Sálvame, “los de arriba vetaron la versión de Cee-Lo porque no le quedaba bien”. Al parecer, el couch de The Voice sí llegó a grabar una versión de la canción que no llegó a ver la luz… ¿Iluminati? Lo que está claro es que fue una jugarreta para el cantante, pues Happy, que se convirtió en el principal instrumento de tortura china de 2014, llegó a vender 13,9 millones de unidades.

[youtube id=»y6Sxv-sUYtM» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


4. Umbrella – Rihanna

Originalmente escrita para Britney Spears

Este tema, que marcó un antes y un después en la carrera de la chunga favorita del planeta, fue aparentemente escrito para Britney que, si recordamos bien, por aquel entonces no estaba en su mejor momento. Casi que le agradecemos que la rechazara, pues no habría pegado mucho entre el nuevo pop de «Blackout». Aun así, antes de grabar la canción, Britney se adelantó y comenzó a grabar el videoclip, aquí os dejamos una imagen exclusiva del set de rodaje.

JEJE

[youtube id=»CvBfHwUxHIk» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


5. Halo – Beyoncé

¿Quitada de las manos de Leona Lewis?

Hay muchas versiones de esta historia. Por un lado, se dice que la balada era originalmente para Leona, pero Beyoncé se la arrebató. Por otro, se rumoreaba que Leona Lewis estaba demasiado ocupada para grabar el tema, así que se lo cedió a la Queen B.

Sin embargo, Ryan Tedder, productor de la canción, afirmó que lo que hizo fue presentarle Halo al equipo de Leona Lewis para que Beyoncé agilizara la grabación de la canción. El productor pensó que si le ofrecía la canción a otra artista de éxito, Beyoncé la querría más aún.

[youtube id=»bnVUHWCynig» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Y… ¡Hasta aquí lo que se daba y se quitaba! La lista podría seguir y seguir, básicamente con todas las canciones de Britney Spears, pero después de los turrones y los polvorones, será mejor que salgamos todos a correr como si de Belén Esteban en las rebajas del Shana se tratara. Hay que aprovechar que estamos en junio enero. ¡A ejercitar, malditos!

La redacción elige… sus canciones favoritas del 2015

Ay, 2015, qué buen año has sido, qué bien te has portado, qué música tan bonita, qué ganas de pensar en Mariano Rajoy cuatro años más frente al Gobierno.

En BFace, nos hemos reunido en familia -algunos en la distancia- para conocer cuáles han sido las tres canciones que más nos han gustado este año. Sólo diremos: de hater a belieber. Éste es el resultado:


[youtube id=»YQHsXMglC9A» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Hello — Adele | Tenía que volver y lo ha hecho a lo grande. Aunque es un poco «me voy a cortar las venas», me encanta.

La Gozadera — Marc Anthony feat. Gente de Zona | Aunque no es mi estilo y ha sonado más de la cuenta, no nos podemos olvidar de este hit, que al final ha sido eso: la canción del verano.

Tu enemigo — Pablo López | Pablito López ha subido como la espuma y su disco me encanta. Así que no quería olvidarme de él.

(Jaime Viure, redactor de Bloc de Notas)


[youtube id=»dW6SkvErFEE» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Believe — Mumford & Sons | Al principio me dejaron fría con el cambio de registro. Pero cada vez que escucho este tema me gusta más.

El Deshielo — Zahara | Cada vez que la escucho no me la puedo sacar de la cabeza. Es pegadiza y un TOP de cualquier festival.

Mountain At My Gates — FOALS | Fue el segundo single del último álbum, pero el que más ha triunfado. Y no me extraña, porque atrapa desde el principio llevando la música y la voz hasta el extremo, con un final desgarrador.

(Paloma de la Fuente, redactora de The Stage)


[youtube id=»cLyUcAUMmMY» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Hold My Hand — Jess Glynne | Ritmazo, letra pegadiza y una voz espectacular hacen de esta canción un MUST del año. Perfecta para darlo todo en la ducha.

Sorry — Justin Bieber | Todos le teníamos un poco de odio pero con este nuevo disco nos hemos rendido a sus pies. Temazo máximo para quemar las pistas de baile.

Downtown — Macklemore & Ryan Lewis | Al rapero más mainstream de la música le ha poseído el espíritu de la Motown y nos regala este hit digno de la discografía de Bruno Mars. El rapeo se mezcla con los acordes más bailables. Perfecta para dejarte la garganta con ese «DOOOOOWNTOWN!».

(Jonathan Espino, coordinador de Cine)


[youtube id=»YqeW9_5kURI» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Lean On — Major Lazer feat.  | Creo que es la canción del año sin duda. Es todo un hit que, a mí, me sigue encantando y me hace querer bailar a todas horas.

King — Years & Years | Years & Years se convertían en uno de los grupos de este 2015 gracias a este hit y yo ya soy fans máximo,

Pégate — Ylenia | No podía faltar algo de petardeo y, como era de esperar, el Pégate de Ylenia es una de las canciones más radiadas tanto en el coche, en casa, en el móvil y de fiesta. ¡Necesito más Ylenia!

(Gaspar Blaya, redactor de Duro de Pelar)


[youtube id=»KSM0lLbVYOo» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Queen Of Peace — Florence + The Machine | Florence se ha consagrado con este último disco. Ya no es la loca de la purpurina es alguien que ha hecho del dolor arte. Me toca muy mucho este single.

Hello — Adele | Está de vuelta y lo ha hecho a lo grande. Arrepentida y mucho más madura, dice «Hi sluts» a las demás artistas del sector. Baladón del quince con copa de vino, ¡ya!

Bitch Better Have My Money — Rihanna | Dinero, eso es lo que quiere la Riri, porque «ANTi» tiene pérdidas por todos lados, pero… No está tan mal. Me hace darlo todo con cada remix que escucho.

(José Miguel López, redactor de OnMusic)


[youtube id=»iBPw0l26L58″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Warm Blood — Carly Rae Jepsen Carly Slay Legend se ha marcado uno de los discos del año. Es uno de los discos pop mainstream mejor valorado por las críticas, si no el mejor, y esto es una bomba máxima de canción.

Sorry — Justin Bieber | Porque éste es el año en que todos nos hemos hecho Beliebers, y todos seguimos flipando al respecto. Temazo incuestionable.

Hotline Bling — Drake | Porque ese titintitín tan Hot Chip es indudable y maravilloso y no hay nadie quien se resista.

(César Ramos, redactor de OnMusic)


[youtube id=»uO59tfQ2TbA» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Hey Mama — David Guetta feat Nicki Minaj, Bebe Rexha & Afrojack | La descubrí en un taxi, la añadí a mi lista de replays y empezó a sonar en todos sitios. El combo Guetta-Minaj ha sido, sin duda, una de las ideas más acertadas (comercialmente) este año.

Lean On — Major Lazer feat. | Es la canción que MÁS se ha bailado fijo. Hemos ejercitado músculos desconocidos con ella, en festivales, en discotecas y en el salón de casa. La canción del año y del verano.

Sorry — Justin Bieber | Porque ha resurgido de entre los muertos (gracias a mi novio Diplo). Cuanto más odia el mundo a Justin, más nos gusta a algunos. «Sorry» por vosotros, bebés.

(Carla Sifer, redactora de Dale al Play)


[youtube id=»fRh_vgS2dFE» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Sorry — Justin Bieber | Con este disco, Justin ha conseguido que pase de odiarlo a convertirme en belieber. Temazo para bailar.

El Perdón — Enrique Iglesias & Nicky Jam | Sin duda, la canción del verano.

See You Again — Wiz Khalifa ft. Charlie Puth | Creo que a muchos se nos ha saltado una lagrimilla con esta canción. Me encanta.

(Lucía Terrón, coordinadora de Lifestyle)


[youtube id=»3sLoREWWrd4″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Crash —  Zahara | Con esta canción, Zahara demuestra que fuerza y garra no le falta. Una letra maravillosa acompañada de una música perfecta para hacer «crash».

Hands To Myself — Selena Gomez | Selena ha vuelto con un disco, en mi opinión, muy bueno. Hands To Myself es un ejemplo, bastante sugerente, del gran futuro que le espera.

El mismo Sol — Álvaro Soler ft. Jennifer Lopez | Álvaro Soler dio la campanada al conseguir a JLO para esta canción. Positiva, pegadiza y con un estribillo que invita a tararearla sin parar.

(Rubén Morínredactor de Duro de Pelar)


[youtube id=»NDdI5hZiPa0″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

I’m In It With You — Loreen | Tras Paper Light (Higher), Loreen sorprendía con I’m In It With You. Una canción adictiva que gana con cada escucha. Ojo también a Under Ytan.

I O U (A Heartache) — Dean Ray | El tercer single de Dean Ray, finalista de X Factor Australia en 2014, es una auténtica maravilla. Cualquier definición no le hará justicia.

Let It All Go (feat. Birdy) — RHODES | Son muchas las joyas que forman el álbum debut de RHODES, pero la colaboración con Birdy se lleva la palma de oro. Voces que encajan de forma natural para hacernos desconectar durante 4:41 minutos.

(Gabriel Garcher, coordinador de Música)


[youtube id=»MkElfR_NPBI» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Black Magic — Little Mix | Ésta es muy fácil: catchy as hell, buen rollito y girl power.

Love Me Like You Do — Ellie Goulding | Por resultar unas de las baladas más inteligentes, y poderosas, del año.

Run Away With Me — Carly Rae Jepsen | Esta canción debería estar colgada, mínimo, en el Museo del Prado.

(Juanka Campos, redactor de OnMusic)


[youtube id=»B3eAMGXFw1o» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Bitch Better Have My Money — Rihanna | La Riri es siempre un buen fondo de armario imprescindible en cualquier playlist.

Sorry — Justin Bieber | Con su último disco calla la boca a todos los haters porque es increíble.

Universio — Las Bistecs | Reinas del petardeo por excelencia.

(Óscar Navarro, redactor de Fashion)


[youtube id=»IdneKLhsWOQ» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Wildest Dreams — Taylor Swift | Todos queremos ser Taylor. Si encima es mezclable con Let It Go, apaga y vámonos.

Runnin’ (Lose It All) — Naughty Boy feat Beyoncé & Arrow Benjamin | Queen B nos ha calmado las ansias de su nuevo disco con este temazo.

Sax — Fleur East | Aunque no ha terminado de pegar el bombazo en España, que la ganadora moral del pasado X Factor nos haya sorprendido con esta bomba merece un TOP3.

(Juanmi Díez, Comunicación)


[youtube id=»oVslvM30EWI» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Scars — James Bay | Porque no se puede decir más con menos. Los cuatro acordes mejor invertidos.

Hombre mayor — Jero Romero | Porque los festivales del 2016 van a quedar huérfanos de la magia, energía y bienestar que transmiten este señor y sus mosqueteros.

Todo lo que merezcas — Xoel López | Porque he descubierto que es posible decir «que te den por c***» de una forma bien elegante y gustosa.

(Nerea Alberdi, redactora de Check&Get)


[youtube id=»zEuaqA-LTi4″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

Respirar — Bebe | Llegó en un momento muy bonito a mi vida y me ha acompañado muchas mañanas de este verano por Madrid. Un himno para mí y una joya el disco al completo. ¡Viva la Bebe!

Amanecer — Edurne | Porque no puedo evitar que se me ponga el vello de punta con ese «ieieeeeeo» y porque Edurne se dejó la piel interpretándola en Viena. Esta canción se queda para siempre en mi corazón.

La Gracia — Zahara | La primera vez que la oí fue cuando me compré «Santa» y algo en mi hizo click y la adopto como marcha de guerra. En directo es brutal lo que me hace esa canción. No por nada es Santa Zahara.

(Cata de Cambridge, redactora de Zapping)


[youtube id=»f1wEfxAZW0Y» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]

 

En aire y hueso — Izal | Nada que decir. Las letras de Izal son maravilla pura y, para mí, esta es la mejor canción del nuevo disco. Por cierto, ¡en directo suenan mucho mejor!

Sorry — Justin Bieber | Yo era súper hater de Bieber pero creo que con este disco nos ha ganado a todos. Me declaro belieber total y, por supuesto, me quedo con este temazo de su nuevo disco.

Uptown Funk — Mark Ronson feat. Bruno Mars | ¿Quién no ha cantado y bailado esta canción sin saberse la letra? Yo la primera. ¡Escucharla me da energía!

(Antonia Izquierdo, coordinadora de Moda)


Las doce uvas del pop 2015

Bueno, amiguitos, parece que esto llega a su fin. No sé cómo nos lo montamos, que juraría que cada año pasa más rápido, y con la broma ya son 3 años sin un disco nuevo de Rihanna. Qué heavy eres, Rihanna. 2015 se acaba ya, en nadita, y es momento de echar la vista atrás, recordar los mejores momentos, las mayores sonrisas, los dramas, las lágrimas, los malos momentos, los aprendizajes, las mejores hamburguesas comidas, los auriculares rotos, todo el dinero gastado en cafés,… echamos la vista atrás un poquito, pero tan sólo para verlo con una sonrisa, y coger impulso.

2015 ha sido un año curioso para la música, un año en el que las mayores divas del pop han pasado bastante desapercibidas, dejándole el trono a Taylor Swift,… y a Ylenia. Un año que ha dado mucho de sí en cuanto a variedad, en el que lo indie cada vez lo es menos, y en el que todos nos hemos vuelto Beliebers.

Y como este ha sido un año tan completito, y como nos flipan las listas, la verdad, os hemos hecho una recopilación de los momentos que han marcado el pop en este año. 12 momentos, 12 instantes, 12 uvas que han dado forma al pop en este año que llega a su fin.


1. Los tiburones de la Super Bowl

Todos íbamos un poquito con miedo cuando anunciaron a Katy Perry como la artista que iba a cantar en ese súper concierto que hacen entre un montón de señores jugando a fútbol, o no sé qué coñazo. Y Catalina nos sorprendió para bien, con uno de los mejores Halftimes hasta la fecha y, probablemente, la mejor actuación de su carrera. Pero si alguien eclipsó a la Perry, fueron, sin duda, sus tiburones.


2. La caída libre de Madonna

Corría febrero (parece que haya pasado un montón, ¿no? Como dos temporadas de Amar en Tiempos Revueltos desde entonces) cuando Madonna presentaba single en los Brits. Y se veía venir, y pasó. La capa de torera era monísima, pero se quedó enganchada y, bueno, los memes no tardaron en llegar. Si ya nos lo tenía dicho Edna Moda: «CAPAS NO».


3. El vídeo de Bad Blood

Como ya hemos dicho, este haya sido probablemente el año de Taylor Swift. Su quinceañera oficial, su graduación como estrella del pop con todas las de la ley. Y lo hizo por todo lo alto currándose un vídeo junto a su secta de amigas caucásicas, que fue como un catálogo de American Apparel de cameos interminables. Y la verdad es que, a pesar de que el marketing superara el producto final, el vídeo fue todo un evento y un imperdible en la historia del pop.


4. Miley Cyrus le canta a su pez globo muerto

La Cyrus dejó el listón alto en su reinvención como localcoño con su «Bangerz», y no pudo hacer mejor movimiento que lanzar su nuevo álbum de forma totalmente independiente y gratuita, anunciándolo en directo en su labor de presentadora de los VMA. Y, atención, porque resultó ser un absoluto discazo, tanto literal como irónicamente, del que sigo rescatando esa maravilla de canción, Pablow The Blowfish. Increíble.


5. Ylenia se convierte en diva patria

No es nada nuevo que un concursante de reality aproveche sus quince minutos de fama para lanzar un single tonto que pegue fuerte en verano, hacer un par de bolos y caer en el cajón del olvido hasta que le entrevisten en un Deluxe. Pero esta vez, algo cambió. Ylenia resucitaba como monstruo televisivo tras su paso por GHVip y, quién sabe si es porque la canción realmente es un trallazo, por su propio carisma, por lo maravilloso de su acento o por recuperar el ventilador de Fama ¡A Bailar! en su videoclip, todas las piezas del engranaje funcionaron para hacer del single todo un evento, que ya supera las 12 millones de visitas en YouTube. Que se dice muy pronto.


6. Descubrimos a Las Bistecs

Y siguiendo la estela de redescubrir lo kitsch y lo trash olvidándose de prejuicios, y dejándose llevar por el brilli brilli y el hedonismo, llegaron ellas de sorpresa. Un aspecto visual tremendo, una base súper pegadiza, y, obviamente, una letra que ya forma parte del folklore nacional. La lección de Historia del Arte que nos presentaban las Bistecs ha sido todo un momento indudable, y sólo podemos pedirles más y más. Dórica, jónica, corintia, corintia, corintia.


7. The Weeknd arrasa por donde pasa

Quién le iba a decir al muchacho del Aloe Vera en el cráneo a dónde iba a llegar. Su éxito ha sido progresivo, con un enorme empujón gracias a su participación en la BSO de 50 Sombras de Grey. Pero este ha sido el año en el que el muchacho se ha hecho un Ed Sheeran, entrando con la directa al panorama mainstream y estando, casi literalmente, en todos lados. Aunque parezca que a él le gustaría más estar en su casa comiendo nachos.


8. Se formó la gozadera

Pocas cosas unen y hermanan más a la gente que la canción del verano. Llevábamos años huérfanos de un tema que, realmente, nos pusieran hasta la saciedad en ferias y chiringuitos en todas partes, pero este verano llegó. Miami me lo confirmó. Tuvo varios competidores por el puesto, Él No Te Da, de DaSoul, o La Mordidita, de Ricky Martin, o los temas de Nicky Jam, pero el ganador absoluto del verano fue Marc Anthony con esa gente que nadie sabe quién es, pero que se hacen llamar Gente de Zona.


9. Hello, it’s me

Sería tan redundante justificar por qué Adele está en esta lista… Todos los récords habidos y por haber rotos. Un comeback icónico. Una canción icónica. Una diva icónica. Y creo que sobra decir nada más. Bienvenida, Adela.


10. Papá, mamá, soy Belieber

Os lo comentaba antes; quién nos hubiera dicho hace un año que estaríamos defendiendo a Justin Bieber como artista. Y que lo haríamos, no por su Bieberón, sino por su música. El pobre muchacho sigue siendo bastante insufrible, y sigue haciendo alarde de actitudes un tanto, digamos, hostiables. Pero, de repente, llegó esa maravillosa colaboración con Skrillex y Diplo, Where are Ü Now y dijimos: «Hmm, espérate un momento». Y cuando aún estábamos asumiendo el shock, sacó What do you mean? y empezamos a cuestionarnos si, a lo mejor, no hace falta poner el Spotify en Modo Privado mientras le escuchamos. Ya para cuando sacó Sorry sólo nos quedó rendirnos a sus pies.


11. Zayn se va de One Direction

No todo va a ser bonito en la lista. Porque, oye, nos parece muy bien que fuera un divorcio amigable, y que las dos partes estén bien, pero seguimos llorando semejante pérdida. Los chicos de 1D parece que no levantaron cabeza, y del proyecto en solitario de Zaín mucho más no sabemos. Agradecemos sus selfies que nos alegran el alma, pero nos sentimos vacíos, nos sentimos que nos falta una pieza, nos faltan sus high notes acariciándonos el alma.


12. La lágrima de Edurne

Aún pica un poquito, ¿eh? La sensación de que, mira, lo hicimos todo bastante bien y nos ningunearon injustamente. Edurne fue la elegida para ir a Eurovisión con un tema más que decente, con unos IEIEO icónicos, pero todo se quedó un intento. Sí, es cierto, la promoción previa fue un desastre y, quizás, la puesta en escena podría haber dado mucho más juego, pero Edurne lo hizo de lujo. Y a mí me puso la piel de gallina cuando, en el momento más intenso de la canción, un primer plano de su cara dejaba ver una lágrima caerle. Una sola lágrima que nos unió a todos. #JusticeforEdurne


12+1. You used to call me on my cellphone (titintin)

Y una uvita extra, por si alguna se os ha atragantado o no os ha dado tiempo a quitarle la piel antes. Drake presentaba su nuevo álbum con este absoluto e incuestionable pepino de canción, imposible de sacarte de la cabeza y con un vídeo maravilloso que ha sido carne de memes y Vines y regalitos de Dios gracias al bailecito con el que nos deleitaba el Alex Ubago del rap.


Y hasta aquí un resumen de un año que nos ha dejado muchos momentos como los comebacks de Hilary Duff, Gwen Stefani, Fergie o nuestra María Isabel, un año en el que Katy Perry, Taylor Swift y Adele decidían ir rompiendo récord tras récord, Pablo López nos daba la lata con que si estos idiotas supieran que es el hombre más rico del mundo así, Selena Gómez y Demi Lovato hacían su paso de niña a mujer, uno en el que Carly Slay Legend sacaba el mejor disco pop del año y pasaba total e injustamente desapercibido. Pero se hará justicia, tarde o temprano.

Sólo nos queda despedir este año quedándonos con lo mejor, tomándonoslo todo con un guiño y una sonrisa, queriéndonos si podemos, siendo felices aunque parezca que no se puede y esperando que este 2016 que entra sea un poquito mejor.

Y que Rihanna espabile ya.

La influencia del “made in Spain”

Amigos y amigas, nos encontramos ante una situación muy delicada. El petardeo español ha traspasado fronteras y, ahora, hasta las más famosas celebrities se atreven a copiar a nuestras estrellas patrias. ¡¿Que no te lo crees?! Hoy, BFace les pone nombre.

tumblr_n2yft0T27y1qlvwnco1_500


Ariana Grande – Ylenia

No confíes en su carita de niña buena o en sus modelitos sacados de Zara Kids. Debajo de toda esa parafernalia se esconde una jovencita mala y sin escrúpulos. Para su último videoclip se inspira en una de nuestras divinidades, Ylenia. Esos planos gritan Benidorm por todos lados.


Icona Pop – Las Bistects

Mientras perreaba como Laika, me he dado cuenta de que Icona Pop se ha inspirado en el Universio de nuestras barcelonesas preferidas. Quizá no tanto en concepto pero en vestuario… un poco, ¿no?


Rihanna – Natalia

Desde este post hago un llamamiento masivo a la fandom de Natalia, ¿cómo habéis aguantado tanto tiempo sin decir nada? Rihanna ha copiado a vuestra diva y, además, repetidas veces. Where Have You Been, Pon the Replay o S&M replican descaradamente el vídeo de Nunca digas no.


Lana Del Rey – Yurena

Aunque Yurena nos juró y perjuró que no cambiaría, al final, sí que lo hizo y para bien. Nuestra musa discotequera dio su salto al inglés no hace mucho y, desde entonces, todo le va genial. A la que no le va tan bien es a Lana, su último disco no ha tenido mucho tirón y, desde entonces, ya ni corona de flores que le copia a la hija de Margarita.


Bueno, hasta aquí la locura de esta semana. Si se os ocurre alguna otra exportación patria, no dudéis en dejármela abajo en los comentarios. ¿Qué será lo siguiente? ¡¿Lady Gaga inspirándose en La Pelopony?!

tumblr_m8cpdjFbSa1qlvwnco1_400

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies