Las 15 mejores películas románticas protagonizadas por superhéroes

El boom de los superhéroes es una realidad que para nadie ha pasado desapercibida. De un tiempo a esta parte, todo son trajes ajustados, abdominales marcados y muchos efectos especiales para guiones que, en la mayoría de los casos, dejan mucho que desear. Estas superproducciones, suelen suponer un trampolín perfecto para aquellos actores que, quizás, no eran demasiado conocidos y que ven sus vidas cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

En Bface Magazine, sabemos que tu chico te ha obligado más de cien veces a acompañarle a ver esa película de superhéroes en la que, antes de entrar, ya sabes que te vas a quedar dormida; por eso, hemos recopilado 15 películas románticas protagonizadas por superhéroes (AKA sus actores, evidentemente) para que puedas vengarte tranquilamente diciendo «cariño, te va a encantar, sale el Capitán América«. You’re welcome.


  1. Lo mejor de mí

Cuando Cíclope se quita las gafas, la lía parda; sin embargo, James Marsden cautiva cosa loca con esos ojazos azules a Michelle Monaghan en esta adaptación de la novela de Nicholas Sparks en la que ambos se recuentran veinte años después de haber vivido un romance de instituto.

maxresdefault (2)


  1. Diario de una niñera

Antes de convertirse en un armario ropero de dimensiones insanas, Chris Evans molaba muchísimo más. Fue entonces cuando protagonizó junto a la vengadora Scarlett Johansson esta comedia ligera en la que ella se enamora de él, un joven rico, mientras cuida del hijo de una acaudalada familia.

stills_(70)


  1. Querido John

¿Tatum? ¿Superhéroe? Tranquila, no te has perdido, es que Channing será Gambito, uno de los mutantes del equipo ‘X-Men’, y nosotros, adelantados a nuestra época, no podíamos no incluirle porque, seamos claros, el muchacho ahora va de serio pero tuvo una racha de galán romántico que no olvidamos. En este caso, encarnando a John, un joven militar que vuelve de permiso y se enamora de una muchacha. El drama está servido.

saying_goodbye._V203688824_


  1. Begin again

Mark Ruffalo protagonizó junto a Keira Knightley la sensación veraniega del 2013: una comedia agridulce en la que un hombre decide salvar su negocio discográfico (y su vida) grabando una maqueta junto a una chica totalmente desconocida a la que conoce en un bar.

Keira-Mark


  1. Nunca me abandones

Si Andrew Garfield no llegó a cautivarte como Peter Parker, concédele otra oportunidad con este drama en el que da vida a un chico de orfanato que se ve envuelto en un triángulo amoroso tormentoso con dos de sus compañeras.

Never-let-me-go-carey-mulligan-17749428-2560-1700


  1. Lost in translation

Allá por el 2003, Scarlett Johansson ni se olía que se iba a convertir en la femme fatale de ‘Los vengadores’ y se enamoraba perdidamente de Bill Murray en un Tokyo ruidoso y aburrido. Obra de culto para mucho, invitación a la siesta para otros. No hay término medio.

birchbox.com_


  1. Más allá del tiempo

El primer Hulk de nuestra generación, Eric Bana, daba vida a un hombre con una rara anomalía genética que lo hace viajar incontrolablemente por el tiempo. Claro, todo se complica cuando intenta tener una relación con una mujer. De nuevo, drama.

M_s_all_del_tiempo-282056461-large


  1. Ojalá fuera cierto

El último Hulk de nuestra generación, el ¿definitivo?, protagonizó hace diez años esta comedia romántica en la que alquilaba un piso con una extraña inquilina: el fantasma de la anterior propietaria. Y sí, se enamoran.

just-like-heaven-193043l


  1. The spectacular now

De nuevo nos adelantamos pero esta vez un poco menos. El 21 de agosto, podremos ver en pantalla grande a Miles Teller como el nuevo Mr. Fantástico pero, antes, nos hizo abrir los paquetes de kleenex con este drama en el que, para ver si puede influir en la vida de las personas, decide comenzar una relación con una muchacha tímida e inadaptada.

1683510-poster-p-the-spectacular-now-director-james-ponsoldt


  1. Si fuera fácil

Aunque ahora todos se harán fan de él, Paul Rudd ya molaba mogollón gracias a comedias como ésta (y a que fue novio de Phoebe en ‘Friends’) en la que da vida a un hombre de cuarenta años que ve como toda su vida se tambalea: su matrimonio, la relación con sus hijas e, incluso, su empresa discográfica.

this-is-forty06


  1. Todos los días de mi vida

Channing y Nicholas Sparks vuelven a ser la combinación perfecta y el público responde dando palmas con las orejas. La historia cuenta cómo un muchacho intenta reconquistar a su chica, quien pierde la memoria en un accidente de coche y no se acuerda de él.

channing-tatum-rachel-mcadams-the-vow13-low-res


  1. Pleasantville

Allá por 1998, un jovencísimo Tobey Maguire es teletransportado junto a su hermana al mundo ficticio de una serie de televisión en blanco y negro. Allí, conviven con sus vecinos mientras descubren una manera de volver a la realidad. Una joyita.

maxresdefault (3)


  1. La fuente de la vida

Entre secuela y secuela mutante, Jackman se puso intenso con este maravilloso (que no os digan lo contrario) drama fantástico en el que un hombre viaja en el tiempo para buscar el legendario Árbol de la vida, única forma posible de salvar a su mujer de morir de cáncer.

the_fountain


  1. Las normas de la casa de la sidra

Retrocedemos a 1999, cuando a Tobey Maguire ni le había picado la araña de ‘Spider-man’ ni la del fracaso y protagonizaba obras maestras como ésta en la que encarna a un chico que ha vivido toda su vida en un orfanato y, cuando se enamora de una mujer (Charlize Theron, tonto no es), decide que ha llegado la hora de ver mundo.

2429fa5f-d7fa-46da-ae05-33f4cbc08c45


  1. Expiación. Más allá de la pasión

Antes de quedarse calvo y en silla de ruedas para la primera generación de ‘X-Men’, McAvoy lo petó en nuestros corazones con esta obra maestra reciente (¿se nota que es una de mis películas favoritas?) en la que un hombre es enviado a la guerra tras ser acusado de un crimen que no ha cometido. Estuvo nominada al Oscar a Mejor película en 2007… ¡Y ganó ‘No es país para viejos’! ¡Injusticia!

0050

Amor inmortal | ‘Un paseo para recordar’

A escasas horas de que llegue a las pantallas españolas la esperada y aplaudida adaptación del best seller de John Green, «˜Bajo la misma estrella’, en El Celuloide buceamos en el extenso (y bastante vilipendiado) género del drama romántico adolescente y, de nuevo, nos damos de bruces con Nicholas Sparks. Hoy desgranamos las claves de «˜Un paseo para recordar’, el precedente más directo del último estreno de Shailene Woodley que conjuga amor, adolescencia y enfermedad.


1. Factor «˜kleenex’. «˜Un paseo para recordar’ es un largometraje irregular y, para los corazones más duros, probablemente cargante gracias a su nada oculta cursilerí­a y previsibilidad y a su evidente conservadurismo. Sin embargo, el filme de Adam Shankman (‘Rock of Ages’‘Más allá de los sueños’), sabe valerse de su condición y contentar a su público potencial: los ñoños. Y sí­, no dejes de leer el post porque dentro de todos nosotros hay un «ñoño cinematográfico» más o menos desarrollado: en tí­, en mí­, en tu vecino y en tu pareja. En todos. La ya segunda adaptación al cine de una novela del archiconocido Nicholas Sparks juega a su gusto con visiones idí­licas y desbordantemente dulces del romance y, también, de la tragedia que conlleva la enfermedad. El amor inmortal, frente a todo y todos, capaz de cambiarnos, es exaltado en «˜Un paseo para recordar’ de forma auténticamente explosiva y almibarada, y ajena a la realidad y la objetividad pero su ordinaria representación (sigue todos los cánones y tópicos del subgénero con agradecido orgullo) se ve con no poco agrado por los espectadores menos exigentes y más afines a éste tipo de cine, capaces de dejarse llevar por un filme donde todo es profundamente vitalista y romántico; hasta la enfermedad. No hay sublimación, ni arte, ni lí­neas de diálogos memorables pero «˜Un paseo para recordar’ logra lo mí­nimo y, probablemente, suficiente a tenor de sus inofensivas ambiciones: la lágrima. Y lo logra con una naturaleza peligrosamente cercana a la del telefilme más olvidable, esquivando la terrible amenaza que parece planear durante todo momento sobre la pelí­cula, aquella que constituye, ni más ni menos, que el territorio de la indiferencia. No hay llama pero sí­ chispa. No hay calado emocional pero sí­ lágrima.


768414

2. Una pareja con quí­mica. Chico malo cambia por chica buena. Chica buena pasa de chico malo. Chico malo y chica buena protagonizan el amor más bello de la historia. El desarrollo de los personajes es claro y eficiente pero también muy manoseado pese a que el giro «enfermedad» aporte un punto de diferencia respecto a otros romances «teen». Sin embargo, la pareja formada por Mandy Moore y Shane West es suficientemente sólida como para lograr que el espectador empatice con los dramas y comedias de éstos dos jóvenes en efervescencia emocional; dos jóvenes de ámbitos sociales opuestos (otro lugar común del género) a los que unen circunstancias, precisamente, adversas para ambos. No hay trampa ni cartón en dos interpretaciones medidas que huyen de sobreactuaciones innecesarias. Dos interpretaciones que derrochan la quí­mica necesaria y capaz de sostener un drama, a ratos, desbordado de sentimentalismo. Actuaciones que, sin duda, constituyen el principal punto fuerte del filme y que piden a gritos un mayor desarrollo o una estructura emocional algo mejor construida y libre de ciertos clichés sobrantes (están todos, como por ejemplo el teatro como medio de cambio para el chico rebelde) e incluso irritantes. Con positivismo, dulzura, encanto y menos impostura de la que podrí­amos pensar, Moore y West constituyen una pareja de la que enamorarse fácilmente y se mueven entre las etiquetas de jóvenes promesas e iconos «forracarpetas». Bien pero, ¿dónde están ahora?


3. Perfecta banda sonora original. Su música sirve de perfecto complemento al tono del largometraje, colaborando en el proceso de construcción de la personalidad emocional del mismo. Música evocadora, canciones bellas y de corte mayormente romántico que constituyen la casi inexistente atmósfera del filme de Shankman. Canciones pegadizas y, algunas, memorables que son otro de los puntos a resaltar de esta ‘Un paseo para recordar’.


4. Y, esto…

8542253

Como para no caer rendidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies