Gala 10 OT. Parejas míticas se rompen entre trios incomprensibles

La noche del lunes se celebró la décima gala de Operación Triunfo. Una de las galas más tensas y dramáticas de lo que llevamos de edición. El Resistiré que interpretaron para abrir la velada nos avisaba de que, a estas alturas, el concurso va a ser más duro que nunca.

La noche nos hizo sufrir con la separación de Negoney, las dos divas del concurso y mejores amigos en la academia. Más tarde, rabiamos con las valoraciones del jurado a los concursantes, faltos de tacto y con algún que otro comentario fuera de lugar. Y por último, la gala terminó con la nominación del Sapoconcho y la Bikina, el duelo más duro del programa. ¿Ver Operación Triunfo empieza a ser un gusto o un sufrimiento?


 

10 y 9. Robarte un beso y Sólo si es contigo

 

En Bface somos partidarios de los tríos. Aportan un poco de frescura a la gala y le quita tensión a la recta final del programa. Aún así, no estamos tan de acuerdo con los temas elegidos. Temas con los que los concursantes no se pudieron lucir y que desencadenaron una serie de quejas en redes sociales. Los dos tríos estuvieron a un nivel muy parecido, por debajo de una Gala 10, pero correctos entre ellos. Sin embargo, si tenemos que quedarnos con uno, en Bface elegimos Sólo si es contigo; el trío en que mejor empastaban las voces y los concursantes disfrutaron más del escenario.

 

8.Demons

 

Sí que es verdad que Roi es de los concursantes que más ha cambiado desde su inicio en el programa, pero nos empezamos a preguntar si ya ha llegado a su tope. La semana pasada fue la sensación, pero la anterior y esta ha estado muy por debajo de sus compañeros. Tanto que acumuló otra nominación más a su trayectoria terminando nominado junto a la Bikina.

Ya vimos en la academia que no era el tema que mejor se le acoplaba. Su pase de micros fue de los peores y sufrimos la posible nominación toda la semana. Es verdad que a Roi, el día que les ha faltado de ensayos, no le habría ido nada mal. El gallego empezó su actuación desafinado, fuera de lugar y inseguro. Y, aunque remontó, no consiguió salvar el conjunto de la actuación. Desgraciadamente, fue la nominación más incontestable, y lo lamentamos porque el Sapoconcho, nos encanta.

 

7. Cheap Thrills

 

Algunos relacionarán la irregular actuación de Aitana anoche con la marcha de Cepeda. La catalana ha estado sufriendo su ausencia desde que la semana pasada lo expulsara la audiencia y se le ha visto muy desconcentrada en clases y ensayos. Otros pensarán que habrá sido porque tenían un día menos de trabajo. Sería posible, pero compañeros enfermos de la garganta o con registros diferentes a los suyos han podido sacarse las castañas del fuego.

Aitana la canción le iba que ni pintada; como tantos otros temas que le están dando durante este tramo del concurso. Al igual que ocurría con Amaia antes de volver a despegar, Aitana ha dejado de evolucionar. En nuestra memoria queda aquel impecable Issues que no hemos vuelto a ver. Entre Aitana, sus canciones y el escenario, hace tiempo que no hay una simbiosis que hace que se luzca. Su luz propia se está apagando y queda muy poco de programa.

 

6. Listen

 

Nerea se convierte en la novena expulsada de la academia y se despide con un tema de, nada más y nada menos, que Beyoncé. Pero, a pesar de que lo tenía todo a favor, su salida no ha sido tan potente como esperábamos. La lacra que la ha acompañado durante todo el concurso no se ha despegado de ella ni en su salida y Nerea ha vuelto a desafinar durante la canción.

El número lo tenía todo para lucirse y ella lo sabía. Si destacaba en el programa era por la potencia que consigue con su voz y, durante toda la semana, parecía que la tenía controlada. Era una canción que va de menos a más y necesita explotar. A pesar de que le vimos anteriormente dominarlo, durante la gala no tuvo tanto éxito, dejándose llevar, estando un poco inestable, explotando demasiado pronto y, en consecuencia, resultando un poco monótono el punto álgido de la actuación. Era un tema de lucimiento, y aunque se lució y puede marchar muy contenta, no fue tan correcta como otros de sus compañeros ni mucho menos, uno de sus mejores números. Una canción como esta era un riesgo muy elevado, pero Nerea ya ha demostrado durante el resto del concurso que lo tiene todo para seguir creciendo y triunfar con esos agudos.

 

5. La negra tiene tumbao

 

Como decimos todas las semanas, Ana Guerra es la concursante que más ha evolucionado en el programa. Consiguió ser favorita con el porcentaje más alto de votos y pasó de ser un chiste con el «War» ha ser un referente con La Bikina. Ana ha convertido un meme en su insignia. Por ello consideramos que Ana War, nominada esta semana junto a su mejor amigo, debería llegar a la final. Por su constancia, evolución y por ser la concursante que más registros y retos ha tenido que hacer frente.

La negra tiene tumbao fue una buena actuación. Al nivel de Madre Tierra pudo hacer todo un espectáculo, levantar al público y llenar el escenario. Pero también es verdad que estuvo un poco pasada de rosca, sin controlar toda su energía y un poco inferior al resto de algunos de sus compañeros. ¿Pero, y lo que nos gusta una Ana Guerra pasándoselo en grande en el escenario? Puede que la semana que viene sea la última vez que podamos verlo -o no-, sea como sea esperamos impacientes ese Por debajo de la mesa, que ha elegido para el duelo entre nominados.

 

4. Quisiera ser

 

Miriam siempre ha sido una concursante más que correcta, se ha caracterizado por su fuerza en el escenario y la seguridad que desprende cuando lo pisa. No obstante, también ha sido acusada de no tener una actuación que sobre saliera por encima de sus compañeros y su vibrato no termina de gustar al jurado y al público. Con esto entendemos que de Miriam se pueden sacar tanto cosas buenas como elementos a mejorar, pero si hay alguien que es consciente de sus errores y se empeña en solucionarnos es ella.

Durante toda su trayectoria ha intentado sacarse la etiqueta de fría, la concursante que no transmite, y estas ultimas semanas lo está consiguiendo. En Quisiera ser no se deshizo del todo del uso del vibrato en exageración pero sí consiguió transmitir toda su emoción. Estuvo muy correcta, tanto que el jurado decidió salvarla en una gala donde las nominaciones eran muy complicadas. La semana que viene interpretará un tema de Pink, el que se ha pasado varias semanas pidiendo por la academia. ¿Cómo se enfrentará al último tema nominable del concurso? Miriam está a un paso de llegar a la final.

 

3. Get it together

 

¡Lo que nos hizo sufrir en la gala del martes Alfred! Como espectadores descubrimos que el catalán se ausentó durante la mayor parte del programa. Más tarde, fue cuando descubrimos que el chico preferido de la academia estaba sufriendo fuertes ataques de ansiedad. Y desgraciadamente, no es algo que nos sorprenda, lleva sufriéndolos casi desde que entró en la academia. Sin embargo, este problema que sufre Alfred no le impidió lucirse.

Alfred consiguió uno de los numerazos de la noche con Get It Together. Disfrutó, o al menos lo interpretó muy bien, de su momento en el escenario y hizo un espectáculo. Vimos otra noche más a un Alfred único que, llevando a su terreno todo lo que hace, consigue sobrellevar lo que se propone, sea el reto que sea. Semanas anteriores podríamos ver que Alfred se quedaba rezagado en el concurso, pero en esta gala el catalán ha demostrado que es un claro candidato para llegar a la final.

 

2. Somebody to love

 

Por fin Agoney llega a lo más alto de nuestro ranking. El canario se salvó de su expulsión con uno de sus grupos preferidos, Queen, y gracias a su performance consiguió también salvarse de una nueva nominación. Pensábamos que el canario ya no iba a ofrecernos nada más de lo que ya habíamos visto a estas alturas del programa. Pero no equivocamos.
Y es que lo que hizo Agoney anoche fue algo más con una buena y correcta actuación. Puede que no fuera la más pasional y la más recordable, sobretodo si lo comparamos con Freddie Mercury o Adam Lambert, pero una hazaña para el concursante.
Agoney llevaba todas la semana con problemas en la garganta, llegándose a quedar sin voz y presentándose en la gala habiendo ensayado su tema ni la mitad de lo que habían ensayado sus compañeros. Además, por las clase de los Javis, entre otras, sabemos que el canario no está pasando por un buen momento. Es consciente de que es el que menos apoyo tiene en la academia, le han puesto a sus espaldas mucha presión sobre una actuación utópica que no sabemos si realmente ha tenido la oportunidad de ejercitar, y el bullying que sufrió de pequeño le sigue pasando factura a nivel artístico y personal. Que después de todos estos fantasmas que tanto se le han repetido esta semana, hiciera lo que hizo, denota mucha fuerza y aptitudes para ser un gran artista. Solo le queda soltarse, abrirse y permitir que sus sentimientos se liberen para llegar a lo más alto.

 

1. Soñar contigo

 

Amaia no puede dejar de sorprendernos. Nos preguntamos si la artista llega a tener algún tope porque, una semana más, ha sido la sensación de la gala. A día de hoy parece que no tiene rival para ganar el concurso. Desde que la dirección ha decidido retarla la semana pasada, Amaia nos deja con la boca abierta por una razón u otra. La gala anterior fue aquel Shake It Out que traspasó las fronteras del concurso, esta semana, Soñar Contigo.

Si se asocia algún instrumento a Amaia en el concurso ese es el piano, su mejor compañero. Y con el mismo se atrevió a salir en directo a interpretar su tema. Música y voz, en directo y en prime time, a su manera, con el ritmo que ella decidió y las improvisaciones que le salieron del corazón. La música es su manera de expresarse, su vida, la música es ella entrando en nuestras casas cada lunes haciendo que por un momento nos olvidemos de todos nuestros problemas. Amaia es un regalo y todos soñamos con que nunca deje de ofrecernos su talento.

Gala 7 OT. Lágrimas negras, besos y una marcha injusta.

¡Qué difícil es esto! El concurso se está volviendo de lo más competitivo y eso nos encanta a la vez que nos provoca dolores de cabeza. A grandes rasgos, podríamos decir que tan solo un concursante no ha sacado adelante una buena actuación, con sus pros y sus contras cada uno de ellos. Pero uno de once, no está nada mal.

Ha sido una noche complicada para el jurado, pero llena de emociones para el público. Un público que se ha rendido a los pies de Ana Guerra con su Lágrimas Negras, que ha llorado por expulsar a Mireya después de una de las mayores actuaciones de la edición, y que se ha emocionado al ver el esperado beso entre Agoney y Raoul. Un beso que, una noche más, consigue que Operación Triunfo haga de Televisión Española, una televisión pública más cercana, plural y respetuosa con todo tipo de colectivos. Los chicos de Operación Triunfo siguen trabajando para dejar huella.


 

9. Mi Héroe

 

¿Qué habrá que hacer para que Cepeda demuestre que merece quedarse estando nominado? Cuando supo que estaría otra vez con un pie fuera de la academia la semana pasada, escogió para defenderse una canción de Linkin Park. ¿Qué hizo Cepeda en menos de 24 horas más tarde? Echarse atrás y escoger una de esas canciones que tanto nos están aburriendo semana tras semana. Y no porque las canciones sean aburridas, sino porque él no acierta al interpretarlas. Además de que no innova por lo que hace al género.

Se quejó de que quería un numerazo como Ricky pero cuando la opción está en sus manos decide ir por el camino fácil, el mismo que lo lleva directo a la nominación. Esta semana, ha ofrecido una mejor interpretación pero una peor voz. ¿Qué cantará la semana que viene? Una canción de India Martínez. Otra de esas con las que nos da más de lo mismo. ¿Sorprenderá en su cuarta nominación? Por la salud de Aitana, esperemos que sí.

 

8. New Rules

 

Aitana estaba preocupada por repetir un Issues pero, para desgracia de todos, ha estado más cerca del Can’t Stop The Feeling. Puede que haberse parecido a su mejor actuación, por mucho que le dijeran que repetía estilo, habría estado mejor. A Aitana le hemos visto un pelín insegura, fría y desorientada. Sin fijar del todo lo que la coreógrafa le pedía ni llegar a transmitir lo que había trabajado con los JavisAitana ha pensado demasiado y no se ha dejado llevar.

Y a pesar de lo preocupada que estaba, y lo fuera de la actuación en que se encontraba, su luz ha conseguido que el tema no haya sido un completo desastre. Se le veía la intención y la fuerza con la que luchaba para salvar un número que sabía que le estaba costando. Y es que como ha ido diciendo el jurado durante la valoraciones, aunque en situaciones desconcertantes, el número de Aitana ha sido de los menos buenos, no una mala actuación. Si no fuera porque sus compañeros más rezagados se han puesto las pilas, esta actuación habría estado mucho más arriba.

 

7. Rock With You

 

No sabríamos decir si Alfred se está confiando o simplemente hace lo que le sale de sus mismísimos. El catalán hace caso omiso de lo que le dicen los profesores y, semana tras semana, va bajando peldaños en el concurso. No es que Alfred haya dejado ser bueno, es que sus compañeros están dejando de ser menos buenos y el catalán está dejando de sorprender. Cada nueva gala se sube al escenario con menos presencia que la anterior.

Esta semana le tocaba un tema que parecía que le jugaba a favor. Él mismo se declaraba fan de la canción y la recibió con todo el entusiasmo del mundo. Y la ha defendido muy correctamente y con mucha ilusión, pero no lo suficiente como para salvarse de la nominación. Operación Triunfo se está poniendo muy competitivo y Alfred tiene dos opciones, ser él mismo con sus pros y sus contras, o seguir siendo él mismo pero abierto a nuevas perspectivas que le permitan evolucionar dentro del programa. A Alfred parece que lo único que le preocupa es estar satisfecho consigo mismo, y por eso lo aplaudimos, pero sería una pena verlo fuera antes de hora. Aunque lo vemos improbable, no es algo que no pudiera suceder con los cambios que estamos viendo en el programa.

 

6. Cómo Hablar

 

Era la «canción nominable». La que todos dimos por hecho que les tocaba para que terminaran entre los cuatro nominados. Pero la han defendido como unas guerreras. Nerea sigue creciendo y enfrentándose a su enemigo, la afinación, cada vez con más éxito. Y Miriam no permitió que el jurado tuviera excusas para nominarla. Tres galas seguidas se vio al borde de la nominación y solamente una lo merecía. Nos alegramos porque esta noche Miriam ha dormido tranquila.

Por poner algún pero, la conjunción de voces de las dos artistas no era la más acertada. Y aunque el número ha estado correcto, ha pasado sin pena ni gloria a diferencia de sus compañeros. Pero es lo que tienen las «canciones nominables». Y ya tienen bastante mérito las dos leonas con no haber dado opción a ser nominadas. Ni con valoraciones absurdas de las que últimamente tanto hacen gala Mónica Naranjo y sus lacayos.

 

5. OK

 

No era una canción muy «sapoconchera». Era un tema que no nos gustaba para Roi. Que sí, que ya le tocaba bailar, lo aceptamos, pero era una putada de número. Y Roi se lo ha ventilado como la gran promesa que es. En una noche se ha superado lo más grande y se ha hecho con la posición de favorito de la semana. Totalmente merecido. El rey de los sapoconchos ha hecho enloquecer al público y demostrado una vez más que trabajando y creyendo en uno mismo puedes conseguir lo que te propones.

El gallego va sumando puntos y puntos cada semana. Además, su nombre, junto al de Ana War, empieza a ser de lo más comentado del programa. ¿Deberían empezar a preocuparse los favoritos de una nueva corriente de concursantes con probabilidades de quitarles su posición? El ejército sapoconcho está preparado.

 

4. Manos Vacías

 

Menudo enfado que se ha pillado Raoul por estar nominado. ¿Debería estarlo? No. ¿La semana pasada merecía nominación y se fue de rositas? Pues sí. No es justo, pero parecer ser que el jurado se alimenta de injusticias. Sea como sea, Raoul empieza a ser de los concursantes que menos destacan llegados a este punto del programa. Sin ir más lejos, su compañero Agoney ha llevado las riendas de la actuación y ha brillado con luz propia por encima del catalán.

No obstante, eso no significa que Raoul no haya estado a la altura. Ha sido su mejor pase, entre los dos concursantes había mucha química, y hemos vuelto a ver a un Raoul que parecía que estábamos perdiendo: el que arriesga. Es posible que se esté quedando un poco rezagado, pero anoche no merecía la nominación. Porque en el escenario hubo magia, complicidad, tensión e incluso un beso que permite que muchas cosas sigan cambiando en La 1. Gracias Raoul por atreverte, y gracias Agoney por seguir levantando números.

 

3. Across The Universe

 

La actuación de Amaia es lo que nos esperábamos. Acostumbrados a su preciosa voz y a sus ojos sinceros, no teníamos las expectativas ni bajas, ni altas con este número. Y el sabor de boca que nos ha dejado es el de la marca Amaia: «joder qué bonito». Puesta en escena preciosa, ella correcta y en su lugar, y todo un mundo a sus pies que la adora hasta cuando tiene diarrea.

Pero eso es lo que al mismo tiempo le juega en su contra semanas como esta. Anoche hubo dos artistas que sorprendieron más que ella. Tal vez sea por su evolución, o puede que sea porque vemos algo nuevo de ellas. La cuestión es que con Amaia nos estamos acostumbrando a que puede con todo. Y eso está genial porque demuestra lo diversa y única que es. Pero a la vez le priva de seguir siendo la protagonista. Los favoritos no pueden permitirse el lujo de no arrasar ahora que llegamos a un punto tan difícil del programa.

 

2. Lágrimas Negras

 

Mónica Naranjo no sabe con quién se está metiendo. Twitter ardió cuando el jurado le nominó y gritó de alivio cuando, por empate y salvada por el favorito, se quedó a las puertas de enfrentarse al huracán Cepeda. ¿En qué estaba pensando el jurado para nominar a Ana Guerra? ¿A nuestra altanera, preciosa y orgullosa? La canaria volvió a conquistar al público con Lágrimas Negras, una de las actuaciones más celebradas de la noche. Su nominación suena tanto a excusa barata que parecía traída de casa.

Menos mal que, tanto ella como nosotros, se ha salvado de una semana nominada y puede seguir su estancia en el concurso, pues Ana, es junto con Roi, la que más ha crecido. Hace unas semanas nadie diría que la que se estrenó con Don’t You Worry About a Thing en la Gala 1 y la cagó con Todas Las Flores, sería una de las concursantes más aplaudidas y queridas por su mejora y estilo. Larga vida a Ana War, nuestra reina de Poniente.

 

1. Ni un paso atrás

 

En la gala de anoche Mireya estuvo incuestionable. Y es por eso que molesta tanto que se fuera en lugar de un concursante que no levanta cabeza. Mientras que Cepeda ha hecho la peor actuación de la noche y se ha salvado; Mireya ha ofrecido su mejor trabajo y el mejor número de la gala y ha tenido que marcharse con su 47% de los votos. ¿Qué nos pasa? El Cenizas de ThalíaLet Me Entertain You de Ricky y ahora Ni un paso atrás de Mireya.

En su recorrido por la academia ha demostrado ser una de las mejores alumnas. Aplicando lo que le aconsejaban los profesores, ha conseguido evolucionar y convertirse en la artistaza que esperemos que tenga éxito fuera del concurso. Podríamos hablar de su presencia en el escenario, de su fuerza, de su riesgo esta semana estando nominada y escogiendo este tema con el que se ha dejado la piel. Pero mejor hacéis click en el vídeo y volvéis a ver la actuación. Esa en la que escribe lo diva y merecedora que era de seguir en el programa. Irse se ha ido, pero meándose en todos.

 

Carta abierta a Toñi Prieto: Manel no me representa

Querida Toñi,

Siento escribirte esta carta sin que tú siquiera me conozcas, pero llevo toda la noche dándole vueltas a lo de ayer. ¿Sabes ese incómodo momento previo cuando tienes una primera cita y sabes que va a ir mal y efectivamente sucede? Pues eso. Lo de ayer no tiene nombre ni explicación. Hace tiempo que llevas intentando justificar un «trabajo» que nunca aparece, un trabajo que va de mal en peor, un trabajo que pagamos entre todos y que, por supuesto, un trabajo que no nos representa. No nos representa al igual que el candidato de este año va a representarnos en Eurovisión.

Cada año, cuando llegan estas fechas, siento como eurofan la necesidad de defender mi gusto por el festival, ya que el trabajo de la delegación española no refleja lo que significa el festival a nivel europeo. Y esto ocurre porque no nos escucháis, miráis para otro lado ante las criticas y perseguís vuestro interés y no el del público.

Quiero remarcar que Manel me parece un buen artista, pero que no me representa, al igual que a muchos de los que ayer votamos en la gala. El conjunto de favoritismos que vivimos en la gala de ayer fue de traca. Voy a intentar resumirte mis dudas para que, por favor, me expliques cómo podemos permitir esto en una televisión pública.

¿Cómo es posible que permitamos que un jurado tenga favoritismos previos a la actuación de los candidatos? Captura de pantalla 2017-02-12 a las 12.03.46
¿Cómo es posible que dos de los miembros del jurado voten la mínima puntuación a la candidata favorita por el público? ¿Eran realmente un jurado objetivo?

Captura de pantalla 2017-02-12 a las 12.16.01
Señora del jurado que no me representa

¿Cómo es posible que, por primera vez, la decisión del jurado asignado a dedo por la organización tenga más valor que el público que nos dejamos el dinero?

¿Cómo es posible que candidatos y representantes de España en Eurovisión pongan en tela de juicio el papel de la organización?

¿Cómo es posible que el candidato elegido acabe la gala abucheado, sin aplausos y totalmente cuestionado?

Este año, lo siento, pero el candidato seleccionado no me representa. No por que sea mal o buen artista, sino porque todos tenemos claro que la elección ha sido a dedo y nos habéis hecho ilusionarnos un año más como auténticos gilipollas. Y lo peor de todo: nos habéis sacado el dinero de nuestros votos cuando, en realidad, sabíais que no valían para nada.

Por primera vez en mucho tiempo vi ayer a Twitter unido y enfurecido y dejando de lado lo mala que fue la gala a nivel técnico y que, por supuesto, creo que nadie apoya la violencia hacia uno de los miembros del jurado, ayer estuvimos todos a una como fuente ovejuna. Mirela merecía ir a Eurovisión.

Espero de verdad que todos los intereses ocultos que hay (y algunos que no os podemos contar) salgan a la luz. Esto merece responsabilidades, Toñi, porque esta vez os habéis pasado de castaño oscuro.

Un saludo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies