La Santísima Trinidad de Zahara en La Riviera

Delicadeza, sensualidad y naturalidad descarada. Estos podrían ser los vértices de la trinidad Zahara. La andaluza se coronó el pasado 24 de noviembre en la sala de La Riviera, a orillas del Manzanares. Era el último concierto de su gira La Santísima Trinidad Tour: 3 ciudades para 3 formatos distintos en los que homenajear a su último disco, «Santa«.  Alicante, Barcelona y Madrid fueron las afortunadas que albergaron un acustísimo, un trío y un eléctrico.

Lucía un híbrido entre diadema, corona y aureola y un vestido que combinaba el azul y el plateado con los brillantes que la cita merecía. Así, la de Jaén se hizo dueña y señora del lugar en cuanto salió al escenario y empezó a menear sus cascabeles al ritmo de Tú me llevas. Y corrió por las líneas de la mano de su público improvisando trayecto y bailes con algún que otro agraciado.

zahara-2Fueron casi dos horas alternando canciones de sus tres álbumes. Olor a mandarinas o Funeral nos llevaron siete años atrás, a la Zahara que empezaba a salir del cascarón. Camino a L.A., sin embargo, mostraba ese lado salvaje de la rubia-verdosa. Para General Sherman y cómo Sam Bell volvió de la luna, la banda cambió y los componentes de Mucho se hicieron con el escenario y los instrumentos. Allí se quedaron para deleitarnos, también a dúo, con Nuevas Ruinas, de los toledanos.

No fueron los únicos invitados. Unas pocas canciones después, ya con la banda inicial, sonó Hágase tu voluntad junto a Miguel Rivera, de Maga. El deshielo, Crash o Int. nochecon la que Zahara saca su lado monologuista, dejaron a «Santa» en lo más alto. La guinda del pastel vino con Caída libre y el elenco protagonista del videoclip. No faltaron las pelucas rubias ni la súper coreografía, acompañada de una lluvia de confetti; pero lo que no esperábamos, y sucedió para nuestro disfrute, fue la aparición estelar de uno de los personajes de la historia: Yola Berrocal y su melenaza.

Así y entre los synthes del Like a Virgin de Madonna, la santa del indie español despidió su cuarto álbum de estudio entre la ovación de sus fanes entregados en cuerpo y alma a la causa. Porque, Zahara, tú sí que molas mil.

Zahara nunca se irá de tu vida

Nuestra drama queen favorita… ¡SE HA CASADO! Y en BFace no podemos estar más contentos por ella.  Pero ahora viene el drama, ¿dejará de hacer esas maravillosas canciones sobre lo puta que es la vida? Nosotros creemos que no, hay suficientes motivos para saber que nunca podremos sacar a Zahara de nuestras vidas.

 

Porque es una twitter adicta

Da igual qué esté pasando en el mundo, Zahara estará en Twitter para comentarlo. No le basta con ser la reina oficial del drama, Zahara es también la reina oficial del sarcasmo y mira, si aún no la sigues, no sabemos a qué estás esperando para ver joyitas como éstas:

Zahara en Twitter

 

ultima

 

Porque siempre recurrirás a “La pareja tóxica” en tus noches de pena

Si hay disco profundo en este mundo, es, sin duda, “La pareja tóxica”. Y, aunque hay que reconocer que no es muy saludable escucharlo a diario, todos acabamos cayendo.

Porque sí, aunque vayas de duro, de feliz con o sin pareja, tú también eres un Zahara de la vida y te encanta el drama. Y nada mejor que deleitarse con este álbum tan sincero, tan melancólico, tan Zahara.


 

Porque no puede ser más cuqui

Es la típica chica a la que siempre tienes ganas de abrazar.  Está claro que tiene algo que atrapa. Y si a eso le sumas su sentido del humor, y su exquisita ironía, esta chica es la novia amiga con la que todos soñamos. Supera esto:


Y ahora que está con Alberto, su marido, no pueden formar pareja más cuqui. De cualquier otra pareja diríamos que les odiamos por ser tan perfectos, pero es que es imposible.  Desde luego, son una buena razón para pensar que el amor existe:

Zahara y Alberto

 

Porque no habrá persona mainstream que no comparta “Con las ganas»

Zahara es la artista más underground de nuestro país, sí, pero siempre tendrás a la típica chica que escucha a Andy & Lucas cada vez que ponen la peliculita adolescente, te planta en Facebook la canción más famosa de Zahara con una frase tan profunda que lo mismo podría ser del mismo Lorca. Bueno, venga, hay que reconocer que la canción lo vale:


 

Porque siempre habrá un hueco en tu iPod para Santa

Y es que el último disco de nuestra chica es una auténtica JOYA. Y si, por fin, has superado tu momento drama que tanto puedes recrear con “La fabulosa historia de…” o en “La pareja tóxica”, con «Santa» puedes reír, saltar y gritar de emoción.  No hay tema que no destaque, pero nosotros nos quedamos con El Deshielo, con frases tan míticas  como “¿Durante cuánto tiempo estuve hibernando? No me interrumpiste, me estabas esperando». Está claro que la música de Zahara es algo más, es arte en estado puro.

 


Porque siempre está de gira

Que no te engañe su rostro melancólico y sus quejas matutinas en Twitter sobre los lunes. Zahara es una todoterreno y se pasa el año dando conciertos. Acústicos, eléctricos, con amigos… El caso es que le gusta más un escenario que a ti meterte aquí para perder el tiempo en lugar de estudiar & trabajar en las redes. Y nosotros que lo agradecemos. Si su música es puro arte, pura poesía, sus conciertos no podrían ser menos:


Zahara, nos encantas, y ni podemos ni queremos sacarte de nuestras vidas.

Zahara: «La Santidad está sobrevalorada»

A sus 32 años, María Zahara Gordillo Campos sigue conteniendo ese brillo en los ojos que puede tener cualquier escolar de colegio, un brillo que va acorde al momento glorioso por el que está pasando su carrera. Zahara es la mezcla perfecta entre dulzura, pasión y naturalidad y cuando estas tres se juntan, sólo podemos esperar que la magia actúe. Eso es «Santa«, la magia personificada en su último trabajo hecho con humanidad, autenticidad e ilusión por doquier.

«No nos damos la oportunidad de romper con los prejuicios«

«‘Santa’ no hubiera sido posible en una discográfica«

«Yola mola mil, mola mucho«

‘SANTA’, tu último trabajo. ¿Cuánto de esto tiene Zahara Gordillo?

Zahara tiene muy poquito de Santa, pero es que la Santidad está un poco sobrevalorada. Hay que ser humano y terrenal pero sí que me gusta jugar con lo santo y lo divino, esta ambigüedad y tratar a lo mundano de espectacular y milagroso; me aprovecho de ello.

¿De dónde nace este juego de palabras antagónico entre títulos y letras?

Es algo que vengo haciendo desde siempre, en Camino a L.A. no hablo para nada de Los Ángeles y, en este caso, es porque a mi los títulos me vienen, siento que las canciones tienen que llamarse así, forma parte de la diversión de mis canciones. Cuando te encuentras títulos obvios, deja de tener gracia.

¿Hemos tenido noticias de Yola Berrocal?

¡Sí! Al hablar de ella tanto en los conciertos sin conocerla le empecé como a coger muchísimo cariño, me parecía un personaje entrañable aunque no tengamos nada que ver. Yo hice la promo en mayo en la que decía: «Yola si estás viendo esto, ponte en contacto conmigo»; y mis fans lo empezaron a poner en sus redes y Yola empezó a seguirme. Empezamos a hablar, fue encantadora y majísima, le conté lo de la canción y a través de eso hemos hablado varias veces. Ahora me he dado cuenta de que no tiene el disco físico y le he escrito porque quiero que lo tenga. Yola forma parte de mi familia, se ha convertido en un icono sin presentarlo.

Entonces confirmamos que mola mil

Yola mola mil, mola mucho. Es súper maja… ¡Vamos a escribir a Yola! (risas)

IMG_1781-001

En plena crisis y con un bonico 21% de IVA cultura vas y creas tu propio sello discográfico, olé tú.

No pensé tanto en lo del IVA en ese momento (risas). Era una manera de llevar a cabo las idea que tenía, no podía haberlo hecho de otra manera, ni la producción, ni el diseño, ni la complejidad de su formato… Son cositas que parecen tonterías, pero sé que cada una de estas cosas habrían sido discusiones de semanas en una discográfica y que tenía tan claras que no las habría cambiado. Está claro que una discográfica te impone una serie de cosas porque es la que pone el dinero y pensé: «Si es por cuestiones económicas, vamos a hablar con los bancos, la familia…». Estos no te piden cosas a cambio, tienes libertad.

Poder hacer un disco del que yo me sintiera orgullosa y feliz y decir: «Es lo que yo quiero hacer y es innegociable». A día de hoy, después del número 3, la gran acogida y que en lugar de llevarme un 10% o un 8% de la discográfica me llevo el 100%, ves que es una gran inversión que se recupera y que además puede dar beneficios, pero no me preocupaba esto sino el decir: «He hecho un disco de… (ejem) de maravilla».

¿Qué monstruos habitan en Zahara ahora mismo?

Siempre hay un montón. Los de aprender a aceptar los cambios que no decides tú, las personas que desaparecen de tu vida… Soy una persona mandona y cuando no pasan las cosas como yo tengo pensado, me frustro y estos son los monstruos. Esa frustración es absurdo porque las cosas no siempre son como tú dices y cuando una persona decide no estar en tu vida, hay que aceptarlo. O cuando un amigo se va a vivir al extranjero, hay que pelear contra estos cambios; pelear con este monstruo es aprender a vivir con los cambios.

La Gira Santa está siendo la santificación de tu éxito, ¿cómo te sientes con todo este apoyo?

No me esperaba para nada este apoyo, yo siempre estoy acojonada con las salas, siempre le digo a Ernesto: «Ernes, que esto es muy grandeee«, y ahora cuando se han ido llenando las salas más grandes o han pagado entradas más caras te das cuenta que la gente apuesta por ti y tiene ganas de verte. Esto abruma mucho y hace mucha ilusión, ya no sólo por mí, sino por la banda que tengo que mantener, y ahora que vemos que podemos arriesgar con algunas ciudades, es lo mejor que te puede pasar en esto.

 IMG_2065-001

¿Y qué tal con la banda? El resultado en el escenario es brutal.

Emocionada, yo veo a Martí vibrando, a Ramiro dándolo todo con la batería, Miguel que es como es más tímido y él me nota que me vengo abajo en Funeral y se me pone al lado para que me de el subidón y luego ves a Víctor con esa energía… Tener a músicos a los que has admirado durante mucho tiempo a tu lado y admirando tus canciones, hace que todo sea muy fácil. Ellos son un encanto y nos lo pasamos pipa; todo lo que hacen me gusta y esto lo facilita todo.

En cuanto a tus visitas en la capital, te hemos visto con Iván Ferreiro en Cómplices de Mahou agotando en menos de 24h, has agotado la primera fecha de But… ¿Qué les haces?

(Sonríe, mucho) Que a dos meses del concierto las entradas se hayan agotado es muy guay, esto me acojona mucho. Cuando hice Joy, ya estaba flipando con lo grande que es y ahora vamos un poquito más allá, esto halagada y feliz. Tengo que preparar un bolazo para que la gente cuando venga se vaya a casa contentísima de lo que ha visto, esto te anima para trabajar más duro, te retroalimenta.

La última vez dijiste que Zahara saca disco cada 4 años. ¿Con qué nos vas a sorprender en 2019?

Ojalá sea un poquito antes, mira que yo podría estar tocando,  ¿eh? Pero pienso: «¿Ahora qué coño voy a hacer?»Ya no sé por dónde voy a salir, no sé como reinventarme pero algo surgirá. Con Leñador pensé que no iba a saber superarme y «Santa« es un trabajo mejor y más llamativo pero, sí, ya estoy pensando a ver qué hago. Me gustaría a finales de 2017 poder sacar algo aunque será 18, ya verás.

Vídeo: Carlota Cascón
Imágenes: Desirée Fina

Zahara, la santificación de la magia

Santificado sea tu reino en los escenarios. La pasada noche del 13 de mayo, el Teatro Lara volvió a ser testigo de dicha santificación. Era la segunda cita que Zahara tenía con su público madrileño en la gira que acaba de comenzar con su sublime tercer trabajo de estudio, #SANTA.

Con su dulzura innata pero con ese toque de locura que le convierte en mágica salío la ubetense a comerse el mundo en forma de música. Pero Zahara no estaba sola, a su alrededor contaba con Martí Perarnau, Miguel de Lucas, Víctor Cabezuelo y Ramiro Nieto, casi nada.

IMG_0198-001
Con redoble de tambores, comenzó la noche a través de La Gracia y El Deshielo con mención especial a Lola, el fantasma del Lara que le acompañó en su velada anterior, lo invocó para que que todos entonásemos Oh, Salvaje. En noches especiales como las del miércoles siempre tienen cabida las sorpresas y Zahara quiero dejarnos helados con el dúo que se marcó junto a Alberto Jiménez de Miss Caffeína para interpretar al unísono El Frío.

IMG_0353-001
«No sólo habéis venido a bailar, también vais a sufrir un poquito, que sé que en el fondo os gusta», declaraba la artista para presentar El Universo y Leñador y la Mujer América, dos temas de su disco drama, como ella denomina, «La Pareja Tóxica«. La temperatura del Lara era más alta que los grados del asfalto madrileño y, con Rey de Reyes, todo ardimos hacia el infierno.

Momento para el protagonismo exclusivo de Zahara, su banda abandonó el escenario dando paso a los temas más especiales de la noche. Guitarra en mano y sentada sobre el borde del escenario quiso interpretar de la manera más íntima y mágica Del Invierno y En la Habitación. No podía faltar el homenaje al gran Antonio Vega y la cantante decidió bajar del escenario para cantar entre su público y a capella, una emotiva versión de Lucha de Gigantes.

IMG_0144-002
Pero las sorpresas seguían teniendo cabida en la santificación del Lara, y el punto álgido se lo llevó la majestuosa interpretación que con banda realizó de Billie Jean, con todo el respeto al Rey del pop. El final del concierto se estaba acercando y por eso la artista quiso poner en pie a todo el patio de butacas para despedirla bailando juntos. Con Caída Libre y Crash no hubo músculo que no se moviera en Corredera Baja, era el momento de de mover el esqueleto antes de unos melódicos bises con Funeral y Tú me llevas.

Santa Zahara está de vuelta y bendita tu seas entre todas las mujeres, ya que contigo caeremos en el mal y en la tentación hasta el fin.

Crítica | Zahara – ‘Santa’

Zahara siempre ha tenido algo que atrapa al espectador, algo que, en realidad, no sé muy bien cómo definir. Todo aquel que se adentra en su fabuloso mundo decide quedarse, haciendo que su público sea cada vez más amplio, un público que crece y crece a cada disco que pone en el mercado. Es magnética, algo excepcional; como un ente al que veneras y adoras, pero que sabe abrazarte y darte la mejor de sus sonrisas. Es por esto que eso de “Santa” cobra hoy más sentido que nunca. Autoeditado por la propia artista y co-producido junto a Sergio Sestre, miembro de Miss Caffeina, llega cuatro años después de «La Pareja Tóxica» y supone un gran salto al vacío para alguien que prescinde de grandes sellos discográficos. Una nueva aventura en la que Zahara sorprende con Oh, salvaje, se frota las manos, coge las riendas y acaba dando la más fuerte de las pisadas.

«Santa» comienza por todo lo alto, y nunca mejor dicho. Además de suponer una ascensión musical donde se dibuja magistralmente un punto y aparte entre este nuevo trabajo y su predecesor, La Gracia resulta toda una declaración de intenciones. “Cruzaré la puerta sin mirar atrás”. Rodeada de tambores, abre el telón como si de una celebración se tratase. Es la antesala al cielo, ¿o debería decir infierno? Crash no da tregua, te enciende, te arranca de la silla y te coloca justo donde la artista quiere, cara a cara, mirándote fijamente a los ojos. Y tú no pones resistencia.

Porque ella ha venido a cantarte, a contarte historias, las suyas y las no-tan-suyas. Si no que se lo digan a El deshielo y El frío, dos cortes muy zaharianos que forman el tándem perfecto: el Yin y Yang, el calor y el frío, el amor y el desamor. Un ciclo que cobra más sentido que nunca si añadimos Del invierno («La Pareja Tóxica») a la ecuación y que tiene como resultado lo que podríamos definir como saga glacial. Y sí, mucho amor, pero también sexo. Ejemplo de ello es Inmaculada Decepción, que, co-escrita con Sergio Sastre, sirve como absolución de todo pecado o sentimiento de culpa por eso de compartir cama con desconocidos. Es en este corte donde la exquisita producción de «Santa» brilla en todo su esplendor; nunca una voz y unos instrumentos se habían admirado y respetado tanto entre ellos. Por otro lado, y sólo con la ayuda de una guitarra, Int.noche se presenta como una canción vulnerable que, casi bebiendo del folk más americano, va avanzando de una manera suave y muy cautivadora. ¿Te enamoraste de Con las ganas? Ésta es la tuya. Cierra el disco La flamenca, un hidden track muy de la escuela de Tarantino que consigue que nos coloquemos detrás de ella como si de la promesa de un paso se tratase. 

Quizás una de las cosas más interesantes de «Santa» es la nueva faceta bailonga de Z. Tenemos guitarreo duro y rollazo festivalero en Rey de Reyes y Hágase tu voluntad, mientras que lo poppy lo pone Caída libre, sus sintetizadores y su referencia a Like A Virgin. Aun presentando esta nueva dualidad en su sonido, la cohesión del producto es de sobresaliente. Los once temas forman una línea perfecta en la que nada falta y nada sobra. Es como si cada decisión estuviera meticulosamente deliberada, y eso, y no otra cosa, es lo que marca la diferencia entre un buen disco y un discazo.

«Santa» supone la beatificación definitiva de una artista que va creciendo con los años, llena de ambiciones, saber hacer y compañerismo. Una artista que, sin duda, merece un disco como éste, un disco que desgarra, que inspira y que hace bailar entre lo divino y lo carnal. Y es que «Santa» es eterno, inmortal; es un disco que jamás caerá en el olvido para los amantes de la música y, si no, tiempo al tiempo.

Destacan: El frío, Inmaculada Decepción, Caída libre y El deshielo


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies