Arranca el rodaje de Estigma, un corto para luchar contra la serofobia

El rodaje del cortometraje ESTIGMA arranca el 9 de febrero en Madrid a las órdenes del director David Velduque, que cuenta con el actor Álvaro Fontalba como protagonista y aborda el estigma asociado a la serofobia a través del género de terror.Estigma

David Velduque se une a Abril Zamora, Fernando Gamero, Roberto Pérez Toledo y Alberto Velasco para dirigir uno de los 5 episodios de la segunda temporada de Indetectables, proyecto multi-dimensional de prevención y lucha contra la discriminación LGTBIQ+ liderado por la Asociación Apoyo Positivo.

El actor Álvaro Fontalba, promesa del cine nacional y conocido por la serie de Antena 3 Cuerpo de Élite, se pone a las órdenes de Velduque como protagonista del proyecto.

Estigma

El actor Manu Tejera, conocido por Tiempos de Guerra o Acacias 38, completa el reparto del rodaje, que cuenta con el respaldo de una de las producciones más ambiciosas de Neurads, Creative Content Studio que acompaña a Velduque en este ambicioso reto.

Son muchos los colaboradores que han decidido respaldar el nuevo proyecto de Velduque por su valiente planteamiento a la hora de abordar la diversidad y la lucha contra un problema tabú tan frecuente como la serofobia. Entre ellos están Coordonne, Oxum FX, Finding the Sound…

Estigma

El compromiso del director David Velduque con el colectivo LGTBIQ+ y  su trayectoria profesional le han llevado a ser jurado de la última edición del festival LESGAICINEMAD. Además, su nuevo cortometraje ‘Estigma’ será el tercero del director, junto con ‘Por un beso‘ y ‘ No place like home’, centrado en la lucha por la diversidad y los derechos del colectivo.

AHS Roanoke: metatelevisión, paletos y vísceras

 

Ayer por la noche terminó, en Estados Unidos, la sexta entrega de American Horror Story, la antología de terror (¿?) que Ryan Murphy y Brad Falchuck comenzaron a construir en el año 2010. El juguetón punto de partida de Roanoke es el siguiente: los espectadores observamos una ficción que reconstruye, supuestamente, un terrorífico caso real, para ello intercala declaraciones a cámara de las personas involucradas en dicho caso, con reconstrucciones ficcionadas de lo sucedido. Así, personas e intérpretes dialogan en un juego de espejos distorsionador. ¿Y qué es exactamente lo que nos cuenta este programa? Cómo una pareja interracial huye de la violencia racista urbana hacia el rural, compra una mansión alicaída en la América profunda y padece el acoso de los vecinos, red necks, white trash salvajes, y de ciertos acontecimientos sobrenaturales que comienzan a destrozar sus vidas.

Roanoke ha venido a expandir un universo narrativo convulso, contradictorio y dispar. La inaugural Murder House era una ficción oscura, retorcida y, sí, diferente en medio de un panorama televisivo en plena expansión. Asylum consiguió elevar a American Horror Story a la liga de las grandes ficciones audiovisuales, era una serie compleja, valiente e inteligente, convirtiéndose en la mejor obra de la factoría de Ryan Murphy, sólo igualada, precisamente este año, por American Crime Story. The People vs. OJ Simpson.

Tras aquella genialidad, la serie se destensó optando por el mamarrachismo hedonista de Coven. La orgía visual y el empleo del humor salvaban una entrega sin relato, deshilachada. Frente a la ligereza de las brujas, Freak Show buscó en los personajes que poblaban un circo la profundidad de Asylum. Construyó para ello una galería de personajes interesantes y destruidos por la vida. Sin embargo se olvidó de dotarlos, otra vez, de relato. Mujeres y hombres atormentados que no iban a ningún sitio. El problema no era el quién, sino el qué. Ante el declive evidente de la serie, Murphy y Falchuck decidieron correr hacia adelante, de tal forma que Hotel acabó por ser una mezcla de sus dos predecesoras, teniendo casi todo lo malo y muy poco de lo bueno de ambas. Y no, el problema de aquella temporada no era Lady Gaga, sino la nula coherencia de una historia que caminaba a golpe de ocurrencia.

 'I'm not american, I'm not used to all this carnage!"
‘I’m not american, I’m not used to all this carnage!»

Teniendo en cuenta este bagaje, y que Murphy tiene en marcha otras dos antologías: American Crime Story y Feud, AHS parecía condenada a seguir languideciendo artísticamente. Sin embargo no ha ocurrido, Roanoke es una ficción que camufla su livianidad con ingenio, la obra de un mago del engaño, de un ilusionista. Por debajo de la metarreferencialidad, y el espectáculo, a ratos pulp, a ratos sanguinario; no hay nada. Roanoke, a diferencia de Murder House, Asylum y Freak Show no se cimenta sobre un complejo estudio de personajes. Todos y cada uno de ellos son basura ante la incineradora narrativa de sus creadores. En Roanoke no hay profundidad, sólo fascinación por el dispositivo que construyen para contarnos una historia sobre la estupidez humana, y disfrute ligero proporcionado por una masacre cargada de humor y crueldad. Estamos ante una divertidísima reflexión sobre la forma audiovisual, sobre el cómo contar historias.

El éxito de Roanoke consiste en remitirnos, este vez sí, al cine de terror estadounidense de las últimas décadas. En su metarreferencialidad cínica se mira en el espejo de The cabin in the woods, y en su visión de la America white trash en el cine de Rob Zombie, reproduciendo una versión muy light del mismo. Rob Zombie para dummies, metatelevisión para fanáticos. ¿Es Roanoke la mejor temporada de American Horror Story? No, pero sí es la más sincera y autoconsciente, y sin duda alguna la más acertada desde la (¿insuperable?) Asylum. AHS aún puede ofrecer nuevas historias, la máquina no se había roto, sólo gripaba.

Las 9 mejores películas ‘found footage’ antes de ‘Blair Witch’

Cámara en mano a cargo de los propios protagonistas. Movimiento constante. Mareos. Sensación de verdad y de fatiga. Imagen descuidada. Descontrol. Casi todo lo interesante sucede fuera de plano… niños y niñas, bienvenidos al maravilloso mundo del subgénero del found footage. Ya sabéis: se supone que todo lo que vais a ver es real, encontrado en grabaciones perdidas que nos permiten hacernos una ligera idea del destino (terrible) que corrieron sus protagonistas. Y ya sabéis: es un truco que, aunque parezca que lo inventó «El proyecto de la bruja de Blair» a finales de los 90, es (casi) tan viejo como el propio cine de terror.

Esto no quita que el subgénero nos haya dejado unas cuantas historias para no dormir que Bface queremos reivindicar, algunas tan obvias que no podemos ignorarlas y otras tan cutres y demenciales que se merecen, al menos, una mención. Y es que el estreno de «Blair Witch» y el éxito de la última (y espléndida) temporada de «American Horror Story» bien lo valen. Vamos allá, pulsad el [REC] de su cámara de vídeo y preparaos para pasarlo (deliciosamente) mal:

1. «The St. Francisville Experiment» (2000)

Esta película merece estar aquí por la poca vergüenza y el morro que le echó al asunto. Concebida como una copia descarada y rápida de «El proyecto de la bruja de Blair», plagia exactamente el mismo modelo pero cambiando los bosques de Blair por una mansión sureña donde se torturaba y descuartizaba a esclavos. No esperéis originalidad ni grandes artificios… pero lo sorprendente es que funciona y tiene un par de sustos que harán que os lo penséis dos veces si os despertáis en mitad de la noche con ganas de ir al baño.

2. «[REC]» (2007)

El alumno que superó al maestro. Probablemente una de las películas más aterradoras de la historia del cine, capaz de jugar con las reglas que implantó la bruja de Blair y darles la vuelta para hacerlas pasar por nuevas. Copiada hasta la saciedad, su primera parte es un clásico y una de las experiencias más acojonantes que se pueden vivir en una pantalla de cine. Y ya sabéis… «Pablo, grábalo todo, por tu puta madre».

3. «Monstruoso» (2008)

La superproducción del subgénero. O la mezcla más extraña posible entre la bruja de Blair y Godzilla. Curiosa a ratos, aburrida a otros y espléndida cuando quiere ir al grano (la secuencia en el metro o la sangre salpicando el plástico transparente bien justifican los fallos de ritmo de la película), este blockbuster de Matt Reeves ha generado toda una legión de fans que la han convertido en una de las grandes películas de culto de la década pasada.

4. «Troll Hunter» (2010)

Una rara avis que merece la pena descubrir. Unos estudiantes acompañan a un cazador de trolls y descubren a unas bestias sedientas de sangre ocultas en los bosques de Noruega. Despiporre de efectos especiales, humor negro y un insólito sentido del horror.

5. «El último exorcismo» (2010)

La aportación demoníaca al found footage. Parece una película más del subgénero pero es una interesantísimo aproximación a los límites de la fe y la religión mal entendida, con unos investigadores que se enfrentan a un posible caso de posesión en una adolescente que vive con su padre en una granja perdida de la América más rural. Durante gran parte del metraje no sabremos si lo que ven los protagonistas es fruto de la realidad o de su propia sugestión… hasta que llega el clímax y nos quedamos sin uñas. Terror puro.

6. «Paranormal Activity 3» (2011)

Superior a su (sobrevaloradísimo) original, esta secuela es capaz de generar mal rollo sólo con el uso de una sábana que no sabemos lo que oculta. Ambientada en los años 80, ahora tan de moda, usa el VHS para generar grano en la imagen y fueras de foco donde pasan cosas que no vemos pero oímos… y que probablemente nos provoquen unas cuantas pesadillas cuando apaguemos la luz. Mención especial merece la escena del baño con una puerta que se resiste a cerrarse y una oscuridad que no se olvidará tan fácilmente.

7. «La Cueva» (2012)

Película a reivindicar desde ya. Cinco amigos viajan a una isla para pasar unos días de desconexión regados con sexo, alcohol y pocas luces. Las mismas pocas luces que les harán jugar a meterse en una cueva para ver hasta dónde llega… y ahí, al ser incapaces de recordar el camino de vuelta hacia la salida, cuando empieza un infierno en la oscuridad. Porque a veces el ser humano es el monstruo más peligroso y terrible de todos. Asfixiante, claustrofóbica, muy bien interpretada y con un desenlace que hiela la sangre.

8. «La Visita» (2015)

El delirio más incomprensible de Shyamalan. Y eso que el pobrecito tiene unos cuantos delirios en su filmografía. Seamos sinceros ¿hay alguien que no se oliera el giro final a los cinco minutos? ¿Alguien sintió el más mínimo escalofrío en algún momento de la historia de estos dos hermanos que van a visitar a unos abuelos bastante peculiares a los que nunca han visto? Entonces ¿por qué la incluimos en este ránking? Porque es tan absurda que lo merece, aunque sea por el detalle del protagonista de sustituir los insultos por nombres de divas del pop. Si es que Shyamalan, eres too much.

Y no, no vamos a obviar a la maestra:

«El proyecto de la bruja de Blair» (1999)

Aún hoy es capaz de provocar odios y pasiones a partes iguales por su sentido de la narración cinematográfica, su transgresión entre formatos, su apuesta por el fuera de campo y por su ausencia absoluta de sangre y efectismos baratos. Y aún hoy, al menos para el que esto suscribe, es capaz de provocar angustia, imágenes perturbadoras que creamos nosotros mismos en nuestra cabeza y la sensación de estar viendo algo que no deberíamos, algo prohibido… Lo que viene siendo una obra maestra del género.

El mejor cine español para pasar un Halloween de miedo

Vale, todos estamos de acuerdo en que Halloween es una celebración americana y que se nos ha ido de las manos eso de celebrarlo en nuestras fronteras pero, puestos a dejarnos llevar, hagámoslo bien y llevémoslo completamente a nuestro terreno. Hablo de que siempre que llega esta fecha, se nos recomienda ver películas de terror americanas pero, este año, en Bface Magazine, hemos decidido apoyar el cine español y sus incursiones en el género.

Estas son algunas de las películas patrias que puedes disfrutar en Halloween:


10. El cuerpo (Oriol Paulo, 2012)

Cuando el guardia de seguridad de una morgue es atropellado en los alrededores del edificio, la policia investiga los motivos de su huida. Así, encuentran una de las neveras abierta, vacía: el cadáver ha desaparecido. La investigación nos llevará a un enrevesado plan secreto. Protagonizan José Coronado, Hugo Silva, Aura Garrido y Belén Rueda. El final es pura apoteosis.

El-cuerpo-vil+ás-cin+®fagos-muertos-6


9. Trece campanadas (Xavier Villaverde, 2003)

Jacobo vuelve a su tierra 20 años después para reencontrarse con su madre, enferma e ingresada en un hospital psiquiátrico. Cuando llega, se verá envuelto en una pesadilla de enormes dimensiones que tienen a su persona como epicentro. Protagoniza Juan Diego Botto, Luis Tosar y Marta Etura.

maxresdefault (10)


8. Mientras duermes (Jaume Balagueró, 2011)

Luis Tosar es César, el macabro portero de un edificio que, un buen día, se enamora de una de las propietarias. Sin embargo, ella no le hace mucho caso, así que, César decide hacerle la vida imposible para que ella no tenga más remedio que depender de él. Puede que ‘Mientras duermes’ no dé miedo en el sentido estricto de la palabra pero hará que mires de forma distinta al portero de tu edificio.

mientras2


7. Aparecidos (Paco Cabezas, 2007)

Dos hermanos (Ruth Díaz y Javier Pereira) hacen un viaje por las carreteras de Argentina. En una de sus paradas, descubren un extraño diario que narra una serie de asesinatos acontecidos en el pasado. A partir de ese momento, ambos presenciarán una matanza que recrea las mismas muertes que entonces.

the-appeared


6. Los ojos de Julia (Guillem Morales, 2010)

Belén Rueda es Julia, una mujer que se está quedando ciega por la misma enfermedad que provocó el suicidio de su hermana gemela. A medida que ella pierde visión, notará que una presencia la persigue y acecha. Acompañan a Rueda en el reparto, Lluis Homar y un maravilloso Pablo Derqui.

eyes_1 (Medium)-14


5. El espinazo del diablo (Guillermo del Toro, 2001)

En la posguerra, un niño llega a un orfanato que acoge a huérfanos de víctimas republicanas. Sin embargo, el edificio esconde un secreto y, pronto, un fantasma comenzará a perseguirle, pidiendo ayuda para que se sepa la verdad. En el reparto, Eduardo Noriega, Marisa Paredes y Federico Luppi.

nb7x8YP


4. REC (Jaume Balagueró, Paco Plaza, 2007)

Una joven reportera se introduce en un edificio para seguir las hazañas de un grupo de bomberos; pero, lo que parecía una noche cualquiera se convierte en toda una pesadilla: el edificio es el epicentro de lo que parece un estallido zombie. Protagonizada por Manuela Velasco y rodada al estilo found footage, fue un auténtico bombazo en taquilla. Además, podéis haceros maratón con todas sus entregas.

rec_4_apocalipsis_15


3. Musarañas (Juanfer Andrés, Esteban Roel, 2014)

En los años 50, Montse sufre una agorafobia que le impide salir de casa. Un día, llama a su puerta un hombre herido y desesperado. Ella le deja entrar y rápido se enamora de él. Sin embargo, la presencia fantasmal de su difunto padre y su propia psicosis harán que nada salga como debería. Protagoniza una soberbia Macarena Gómez y le acompañan Hugo Silvia y Nadia de Santiago.

Musara+¦as, foto 10


2. La habitación del niño (Álex de la Iglesia, 2006)

No se estrenó en cines pero esta TV-Movie me dio mucho miedo en su día. Dentro de la serie ‘Películas para no dormir’, cuenta la historia de un matrimonio que llega con su hijo recién nacido a una casa nueva. Una noche, observan a su bebé dormir a través de un transistor… pero, el bebé no está solo en la habitación. Protagonizan Javier Gutiérrez y Leonor Watling.

captura8d


1. El orfanato (Juan Antonio Bayona, 2007)

La ópera prima de Bayona es redonda. Una joya que auguraba a un gran realizador que, más tarde, se confirmó con ‘Lo imposible’. En la película, Belén Rueda es Laura, una mujer que se muda a un antiguo orfanato con su familia para rehabilitarlo y convertirlo en un centro de ayuda para niños discapacitados. Un día, todo se tuerce cuando el hijo de Laura desaparece sin dejar rastro. Ganó 7 merecidísimos premios Goya.

El orfanato ni+¦o malo

Actores que debutaron en el cine pegando gritos

Esta semana llega a los cines españoles la última película del director M. Night Shyamalan, ‘La Visita’, en la que dos hermanos viajan hasta la granja de sus abuelos en las afueras de la ciudad y allí descubren que los adorables ancianos se comportan de una manera muy extraña que les hará querer volver a casa lo antes posible, aunque no lo tendrán nada fácil para poder huir de allí.

Tras las últimas decepciones como ‘La joven del agua’, ‘El Incidente’, ‘Airbender, el último guerrero’, o ‘After Earth’, el loado director de ‘El Sexto Sentido’ vuelve a la carga con un thriller terrorífico que supone un nuevo intento por hacernos saltar de miedo de la butaca, taparnos los ojos con las manitas y entreabrir los deditos para ver a través de ellos como los protagonistas las pasan canutas en medio de paranormales circunstancias.

Y es que dedicarse al cine de terror no es nada fácil, especialmente en estos tiempos en los que parece que ya lo hemos visto todo y sorprendernos para cagarnos de miedo es cada vez más complicado. Pero si en algo también ha destacado, y destaca, el género del susto o muerte es en ser terreno de debut para muchos actores y actrices. Jóvenes intérpretes que han visto su primera oportunidad corriendo delante del hombre enmascarado armado con un cuchillo, dejándose las cuerdas vocales con un buen ‘AAAAAAAAAH’, o pronunciando la frase estrella ‘¡oh, Dios mío! ¡Si no salimos de aquí, vamos a morir!’.

Hoy en BFace Magazine hacemos un repaso a la carrera de algunos de esos actores que debutaron gritando en la gran pantalla y saborearon las mieles del éxito.

Neve Campbell

Salió de la serie televisiva ‘Cinco en familia’ (1994), pero se hizo mundialmente famosa con la saga ‘Scream’ (1996). Posteriormente, su carrera no dio demasiados frutos, siendo ‘Juegos Salvajes’ (1998) lo único destacable de su filmografía. Ahora, ya con 38 años, ha fichado para la cuarta temporada de ‘House of Cards’.

neve


Ryan Phillippe

Debutó como protagonista en ‘Sé lo que hicisteis el último verano’ (1997) e inmediatamente se convirtió en ídolo de jovencitas que forraron carpetas con su cara. Supo mantenerse en activo durante un tiempo con trabajos como ‘Studio 54’ (1998), ‘Crueles Intenciones’ (1999) -donde conoció a la rubia muy legal Reese Witherspoon y tuvieron dos hijos-, ‘Gosford Park’ (2001), ‘Crash’ (2004), y ‘Banderas de nuestros padres’ (2006). Ahora lo podemos ver, junto a Juliette Lewis, en la serie televisiva ‘Secretos y Mentiras’.

ryan


Jennifer Love Hewitt

La compañera femenina de Ryan Phillippe en ‘Sé lo que hicisteis el último verano’ también debutó en esa película y años más tarde vería fantasmas en televisión. A JLove le duró la fama lo que a mí una tableta de chocolate, se construyó una carrera llena de despropósitos y se autocondenó al olvido. Tras reintentarlo con ‘Aún sé lo que hicisteis el último verano’ (1998), acompañó a Enrique Iglesias en el videoclip ‘Hero’, protagonizó junto a Sigourney Weaver ‘Las seductoras’ (2001), lo probó en ‘El esmoquín'(2002) con Jackie Chan, y también lo intentó en algo más infantil como ‘Garfield’ (2004). Pero no fue hasta el año 2005 cuando encontró su sitio en televisión con la serie ‘Entre fantasmas’, y en la tv-movie ‘The Client List’ (2010), que le valió una nominación a un Globo de Oro y que después se convirtió en serie de televisión para Lifetime. Sus fans incondicionales pueden verla ahora en ‘Mentes Criminales’.

jlove


Freddie Prinze Jr

Otro actor salido de la escuela ‘Sé lo que hicisteis el último verano’ y ‘Aún se lo que hicisteis el último verano’. El intérprete se hizo tan famoso que su siguiente film, la comedia romántica ‘Alguien como tú’ (1999), fue un auténtico taquillazo. Tras el subidón, la carrera de Prinze Jr fue un continuo descenso a los infiernos. Lo más destacado: ‘Scooby Doo’ (2004) o interpretar al agente Cole Ortiz en la serie ’24’ (2010).

freddie1


Sarah Michelle Gellar

Podríamos considerarla la reina del grito (con permiso de Jamie Lee Curtis). También debuto en ‘Sé lo que hicisteis el último verano’, y estuvo en ‘Scream 2’ (1997). Prolongó su fama hasta llevarla a la televisión, donde protagonizó ‘Buffy, cazavampiros’ (1996-2003), e incansable, no abandonó su zona de confort cinematográfica y nos lo volvió a hacer pasar mal en ‘El Grito’ (2004), y ‘El Grito 2’ (2006). Ahora vagabundea entre series de televisión.

sarah1


Manuela Velasco

La carrera de Manuela Velasco en la gran pantalla empezó con gritos y su esfuezo le valió un Goya a la mejor actriz revelación en 2007. Aunque ha hecho trabajos dignísimos tanto para cine como para televisión, su papel como la reportera Ángela Vidal en ‘[REC]’ (2007), ‘[REC]2’ (2009), y ‘[REC] 4: Apocalipsis’, la ha marcado para siempre y la queremos muchísimo por ello.

manu


Laura Manzanedo

Popularísima gracias a la serie ‘Al salir de clase’ (1998-2001), Laura Manzanedo se estrenó en el cine con ‘Más de mil cámaras velan por tu seguridad’ (2003). La película juntó a varios de los rotros televisivos más famosos del momento, pero ni eso ni el guión fueron suficientes para levantar el film. Aun así, la simpatiquísima locutora de ‘Ponte a prueba’ de Europa FM siguió buscando su hueco en el cine con otra película de terror, ‘Rojo Sangre’ (2004), esta vez junto a uno de los maestros del género, Paul Naschy. Y ahora, tras pasar por series de televisión y algún que otro corto, esperamos su próxima aventura cinematográfica, altamente kistch: ‘Cosmética terror’.

laur


Bruno Sevilla

Reciente incorporación a la gran familia del cine español, este joven almeriense de carrera corta pero intensa y jugosa, ha debutado como actor protagonista en la película de Rafa Martínez, ‘Sweet Home’ (2015), donde comparte gritos con Ingrid García Jonsson. Y es que como él mismo ha declarado ‘el cine de terror es una cantera para muchos actores’. Bruno nos gusta y le auguramos un gran futuro.

bruno

Jóvenes perversos y terroríficos en el cine

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

La violencia, el horror y la sangre están presentes con nosotros en cualquier momento del día. La desesperación se palpa en el ambiente cuando una mosca se reúne con nosotros en una habitación cerrada durante horas. Pero es que, además, hoy comienza para muchos el curso escolar y más de uno ya ha pensado cuatro maneras de suicidarse para que eso no ocurra o cómo hacer explotar su centro de estudios para tener unos cuantos minutos más de sueño. Daños colaterales lo llama Obama.

¡Esto te pasa por monja!

Aprovechando que las clases dan su pistoletazo de salida, este viernes se estrena Los héroes del mal, la ópera prima de Zoe Berriatúa que cuenta la historia de tres jóvenes despreciados y marginados socialmente que deciden vengarse de todo aquel que les ha excluido. Odio, rabia, ladrillazos, puñetazos, sangre y maldad acompañan a estos adolescentes en una cinta calificada como “incómoda y perturbadora” por sus imágenes. Jorge Clemente, Beatriz Sánchez Medina y Emilio Palacios completan el trío protagonista que nos confirma lo oscura que la niñez y la adolescencia pueden ser a veces.

[/vc_column_text][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=gOdr7wzzbQ4″][vc_column_text]

Un amor no correspondido, una rabieta porque tus padres no te dejan quedarte de fiesta hasta tarde, un suspenso, el susto de que te venga la menstruación por primera vez o la primera incómoda erección… Todos son ingredientes propicios para crear jóvenes perversos, terroríficos y horrorosos. Y de eso se ha alimentado el cine a lo largo de los años, de infantes trastornados que han hecho que nos caguemos en nuestros pantalones de mala forma. Por supuesto, yo te he recopilado aquí los mejores para que recuerdes que a nuestros jóvenes, por nuestra salud mental y nuestra integridad física, hay que tratarlos bien.

Las gemelas de El Resplandor

Las gemelas de El Resplandor

Lo que menos me apetece encontrarme cuando me voy a un hotel de vacaciones es a dos gemelas ensangrentadas, espeluznantes y con pinta de que me van a matar en cualquier momento. Ahí quietas, muertas, acechando a la vuelta de la esquina. El pequeño Danny Torrance se hizo caca encima del triciclo, pero es que yo y millones de espectadores también. Nunca volveré a mirar los vestidos azules con los mismos ojos.

Billy Loomis, el asesino psicópata de Scream

Billy Loomis de Scream

El instituto puede ser muy problemático, pero admitir que tu papá y tu mamá ya no se quieren aún más. Billy Loomis lo procesó de manera diferente, se le cruzaron un poco los cables y, en vez de echar la bronca a sus progenitores, decidió matar a sus amigos, compañeros de instituto e intentar asesinar a su novia. Algún psicólogo que obtuvo el título en la tómbola dijo que el problema era por ver tantas películas de terror, pero Billy se defendió diciendo que eso solo le había hecho más… creativo. Lo peor es que tuvo ayuda de otro majara. Yo solo espero no tener a alguien así en clase.

Jennifer, la niña de REC

Jennifer, la niña de REC

¡Que solo tiene un poco de fiebre! Parecía inofensiva, todos sufrimos porque la pobre no podía conseguir las medicinas que su padre había comprado y aguardaban al otro lado de la cuarentena. Todos queríamos que Jennifer se recuperara del catarro y ¡plof! Se convirtió en una infectada más, berreando llena de rabia y sangre, subiendo por las escaleras cual monstruo para encontrarse con sus amigos, saltándole al cuello a los policías para extender su fiebre por el universo. Y la madre ahí, esposada y devorada sin poder salvar a su pequeña… ¡Qué duro es ser madre!

Tomás, el niño del saco de El Orfanato

Tomás, el niño del saco de El Orfanato

La niñez es una etapa complicada y rodearse de malas influencias y amistades es muy sencillo y bastante común a esta edad. Y si no, que se lo digan a Belén Rueda, que tuvo que soportar a Tomás, el amigo imaginario de su hijo Simón, que no solo era un fantasma, sino que también asustaba a la familia con un puñetero saco en la cabeza. ¿No podía tener un aspecto más inocente y que diera más confianza? Pero eso da igual, porque la confianza da asco y Tomás, al que le dieron la mano pero cogió el brazo, arruinó la vida de la familia. Unos murieron, otro se suicidaron, algunos fueron atropellados por un camión… Moraleja: no tengáis amigos como Tomás.

Regan MacNeil, la niña de El Exorcista

La niña de El Exorcista

De esto que un día estás sufriendo la pubertad, los granos, los cambios de humor y la problemática de que no le gustes a ningún chico y al día siguiente estás postrada en la cama, poseída por un demonio y siendo exorcizada. Que Dios se apiade del alma de esta muchacha que parecía adorable, pero luego se convirtió en el mismísimo diablo. Y nada, de la pubertad se pasó a la masturbación con crucifijos, a bajar las escaleras de espaldas, a retorcerse la cabeza y a hablar latín. Todo ello con un extra de vómito. Si es que la religión nunca trae nada bueno.

Andrew Detmer, el joven trastornado de Chronicle

Chronicle

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad y si no que se lo digan a Andrew. Ser un adolescente marginado y sin apenas amigos es algo complejo. Te toman como el friki del instituto y se ríen de ti como quieren. Claro, cuando de repente se estrella un meteorito en tu ciudad y adquieres poderes sobrenaturales, tienes dos opciones: hacer como Spider-man y salvar la ciudad o destruirla, matar a algunas personas y desear que todo el mundo esté muerto. Los que vemos la película, al principio pensamos que Dane DeHaan es achuchable y muy mono. Luego solo queremos no tener un novio así en la vida.

Samara Morgan, la chica del pozo en The Ring

La chica del pozo de The Ring

Resulta que esta muchacha se llama Samara y era adoptada. Además, tenía poderes sobrenaturales. ¿A que nadie se esperaba eso? Hay mucho desconocimiento alrededor de la terrorífica historia de la chica del pozo. Yo apuesto a que sufría de bullying en el instituto, algunos le grabaron un vídeo riéndose de ella, la chica se suicidó y para vengarse, regresó de entre los muertos atormentando a todos con un vídeo que les mataría a los 7 días. Claro, en el otro lado no hay peluquerías, de ahí el pelo, ni tampoco tiendas de ropa, de ahí el vestido desgarrado y el aspecto de cadáver, lo cual le daba un punto realista. A lo mejor Samara existe de verdad, espero que no os suene el teléfono después de ver la película…

Damien, el jodido niño de La Profecía

Damien en La Profecía

También era adoptado y además era repelente. Pero lo peor de todo es que tenía poderes sobrenaturales, era un niño del demonio, todo lo malo ocurría a su alrededor. Niñeras suicidadas, accidentes domésticos que parecían inofensivos, párrocos atravesados por pararrayos… “¡Qué mono es este niño!” Decían alguna de las vecinas mientras morían aplastadas por una apisonadora. Lo más terrorífico del asunto es que se produjeron algunos sucesos extraños en el rodaje: el hijo del actor Gregory Peck se suicidó de un tiro en la cabeza días antes de empezar a rodar, algunos miembros del equipo murieron en extraños accidentes similares a los de la película, los padres del director también fallecieron de manera inexplicable y un ocultista le pidió que suspendiera el rodaje. A veces la realidad supera a la ficción de manera horripilante.

Carrie

Carrie

Y llegamos, por último, a la sobreviviente de la sangre de cerdo, la pobre hija sobreprotegida por una fanática religiosa, una adolescente que sufría bullying en el instituto. Primero fue Sissy Spacek, luego Angela Bettis y por último Chloë Grace Moretz. Ambas muchachas se convirtieron en verdaderos monstruos movidos por la fe y la rabia. Jóvenes que habían acabado hasta las narices de sus madres, que las habían matado y habían provocado incendios sin que Hermano Mayor pudiera hacer nada por arreglar la situación. Sin duda, una gran definición de lo que provoca llevar hasta el límite a una persona. Los pelirrojos nunca han sido gente de fiar. Las películas tampoco. Ellas, terroríficas.

¿Y tú? ¿A quién elegirías como la o el joven más espeluznante del cine?

[/vc_column_text][vc_raw_html]

JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwd2lkdGglM0QlMjIxMDAlMjUlMjIlMjBoZWlnaHQlM0QlMjI4NzNweCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwc3R5bGUlM0QlMjJib3JkZXIlM0ElMjBub25lJTNCJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5vcGluaW9uc3RhZ2UuY29tJTJGcG9sbHMlMkYyMjkzMDYyJTJGcG9sbCUyMiUyMGZyYW1lQm9yZGVyJTNEJTIyMCUyMiUyMG5hbWUlM0QlMjJvc19mcmFtZSUyMiUzRSUzQyUyRmlmcmFtZSUzRSUzQyUyRmNlbnRlciUzRSUwQQ==

[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row]

3 en 1: el test de terror definitivo

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Hace veinte años se produjo una tragedia durante una obra de teatro del instituto de un pequeño pueblo americano. Fallecieron varios estudiantes. Años después, un grupo de alumnos ha decidido realizar de nuevo la producción teatral para honrar el aniversario de la masacre… Sin embargo, no tardarán en descubrir que hay veces que es mejor no remover el pasado y dejar las cosas como están.

[/vc_column_text][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=KzZKLAiePiA»][vc_column_text]

Fantasmas, sangre, sustos, golpes y cámara tambaleante en mano. El found footage no parece tener fecha de caducidad en las producciones cinematográficas y el estreno de La Horca (The Gallows) demostrará este viernes si el género sigue vivo o si nos encontramos ante otra burda película de “terror” donde la originalidad y creatividad brillan por su ausencia. A pesar de que en el tráiler se ha utilizado una versión más gore y siniestra de Smells like teen spirits, el postureo parece indicar que la segunda opción va a ser la más probable, sobre todo si leemos las críticas de Filmaffinity o Rotten Tomatoes. Pero no pasa nada, nosotros no vamos a dejar de divertirnos de forma terrorífica y os vamos a proponer un juego. ¿A qué actor colgarías de La Horca? No, sería demasiado fácil y todos escogeríamos a Johnny Depp.

Por eso hemos creado el Test de Terror definitivo, un triple test para vosotros, inspirado en el Elige tu propia historia de Pesadillas, para que sintáis en vuestras carnes el magnetismo del terror y del gore y os dejéis llevar por el miedo. Ve por orden y responde con cuidado. Nunca se sabe qué o quién te puede esperar al otro lado de cada respuesta…

¿Te atreves a saber en qué película de terror serías un personaje?

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyJTJGJTJGY2RuLnBsYXlidXp6LmNvbSUyRndpZGdldCUyRmZlZWQuanMlMjIlM0UlM0MlMkZzY3JpcHQlM0UlMEElM0NkaXYlMjBjbGFzcyUzRCUyMnBiX2ZlZWQlMjIlMjBkYXRhLWVtYmVkLWJ5JTNEJTIyMTIyNWU5YjktODYzNy00OGMwLWEyNGEtODUxOGZlZWVkMmRlJTIyJTIwZGF0YS1nYW1lJTNEJTIyJTJGYmZhY2VtYWdhemluZTExJTJGZW4tcXUtcGVsLWN1bGEtZGUtdGVycm9yLXNlci1hcy11bi1wZXJzb25hamUlMjIlMjBkYXRhLXJlY29tbWVuZCUzRCUyMmZhbHNlJTIyJTIwZGF0YS1jb21tZW50cyUzRCUyMmZhbHNlJTIyJTIwZGF0YS1zaGFyZXMlM0QlMjJmYWxzZSUyMiUyMCUzRSUzQyUyRmRpdiUzRSUzQyUyRmNlbnRlciUzRQ==[/vc_raw_html][vc_column_text]Vaya, ahora que ya eres parte de una película, tienes que saber lo más importante, ¿contra quién te tienes que enfrentar? ¿Quién anda detrás de ti? ¿Quién te acecha? ¿Quién te va a clavar el hacha en la espalda? Demasiadas preguntas y una sola respuesta.[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyJTJGJTJGY2RuLnBsYXlidXp6LmNvbSUyRndpZGdldCUyRmZlZWQuanMlMjIlM0UlM0MlMkZzY3JpcHQlM0UlMEElM0NkaXYlMjBjbGFzcyUzRCUyMnBiX2ZlZWQlMjIlMjBkYXRhLWVtYmVkLWJ5JTNEJTIyMTIyNWU5YjktODYzNy00OGMwLWEyNGEtODUxOGZlZWVkMmRlJTIyJTIwZGF0YS1nYW1lJTNEJTIyJTJGYmZhY2VtYWdhemluZTExJTJGcXVpLW4tby1xdS10ZS1hY2VjaGEtcGFyYS1tYXRhcnRlJTIyJTIwZGF0YS1yZWNvbW1lbmQlM0QlMjJmYWxzZSUyMiUyMGRhdGEtY29tbWVudHMlM0QlMjJmYWxzZSUyMiUyMGRhdGEtc2hhcmVzJTNEJTIyZmFsc2UlMjIlMjAlM0UlM0MlMkZkaXYlM0UlM0MlMkZjZW50ZXIlM0U=[/vc_raw_html][vc_column_text]Llega el acto final, ¿acabarás vivo esta aventura? Tú eliges, vivir o morir.[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyJTJGJTJGY2RuLnBsYXlidXp6LmNvbSUyRndpZGdldCUyRmZlZWQuanMlMjIlM0UlM0MlMkZzY3JpcHQlM0UlMEElM0NkaXYlMjBjbGFzcyUzRCUyMnBiX2ZlZWQlMjIlMjBkYXRhLWVtYmVkLWJ5JTNEJTIyMTIyNWU5YjktODYzNy00OGMwLWEyNGEtODUxOGZlZWVkMmRlJTIyJTIwZGF0YS1nYW1lJTNEJTIyJTJGYmZhY2VtYWdhemluZTExJTJGdml2aXItby1tb3JpciUyMiUyMGRhdGEtcmVjb21tZW5kJTNEJTIyZmFsc2UlMjIlMjBkYXRhLWNvbW1lbnRzJTNEJTIyZmFsc2UlMjIlMjBkYXRhLXNoYXJlcyUzRCUyMmZhbHNlJTIyJTIwJTNFJTNDJTJGZGl2JTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNF[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row]

La redacción elige… su escena de terror preferida

Este viernes, llega a los cines la tercera parte de ‘Insidious’, la saga creada por James Wan que ha aterrorizado a los hijos de aquellos que vivieron atemorizados por la niña de ‘El exorcista’ y a los nietos de aquellos que gritaron con Janet Leigh en la ducha de ‘Psicosis’. Generación tras generación, el cine de terror ha mantenido a nuestros miedos a raya con fantasmas que nos hablan desde el más allá, monstruos de dudosa procedencia, asesinos de sorprendente creatividad y demás escalofriantes ocurrencias. En Bface Magazine, hemos decidido hacer terapia de choque y recoger nuestras secuencias favoritas del género, aquellas que nos erizaron el vello de la nuca, se nos quedaron grabadas a fuego en la mente o no hemos podido volver a ver por puro terror.


Sin lugar a dudas, la escena final de ‘REC’ se convertiría en una de las más importantes de la historia del cine de terror. En el intento por huir y sobrevivir, los reporteros Ángela y Pablo acabarán en el ático del edificio, supuestamente inhabitado. Allí  darán con un laboratorio clandestino lleno de crucifijos y empapelado con recortes de periódicos, los cuales todos hablan de una niña, Tristana Medeiros, que desapareció de un hospital de Portugal y con la que parece que se estuvo experimentando. Lo peor es que, después de cuarenta años, la “niña” sigue ahí.

(Nacho Fárez, redactor en Duro de pelar | @Bogeymaann)


Si pienso en una película de terror con la que alguna vez he llegado a sentir miedo de verdad, esa es ‘El exorcista’, y si elijo la escena que me hizo temblar, no dudo ni un segundo: el giro de cabeza de 360° de la poseída Reagan. Quizá porque la vi a una edad temprana, aun recuerdo el impacto que me causó ese momento, de esos de taparte los ojos con las dos manos y reabrir los dedos para asegurarte que la escena ha acabado ya. Sin duda, es mi escena más terrorífica de una de las películas míticas del género.

(Virginia Martínez, redactora en OnCine | @virhouse)


Como el terror no es mi género predilecto, he optado por una de las escenas más icónicas de la historia del cine: la de la ducha en ‘Psicosis’ (la conocen hasta los que no han visto la película). Puede que en 2015 ya no parezca una escena tan terrorífica, pero en cualquier caso es magistral: el montaje y la música hacen el todo trabajo. Muchas veces no hace falta más que enseñar lo que la mente quiere ver.

(Nacho Poveda, redactor en OnCine | @IgnacioPoveda)


Siempre que me preguntan por una película que de verdad da miedo, no se por qué, pero ‘Martyrs’ me viene a la cabeza ipso facto. Y esta escena lo demuestra. Una mujer llena de heridas, sangrienta, monstruosa acechando a una mujer ¿indefensa? que intenta defenderse sin éxito detrás de la bañera. Sin duda, esta escena me marcó y me asustó de verdad. ¿Qué narices está pasando? ¿Qué puñetero bicho es ese? Y como esta escena, hay otras cuantas más que me tuvieron con el culo pegado a la silla y una cara de terror que pocas veces he puesto por una película. Era de noche, acababa de cenar y se me quitó el sueño y se me retorció el estómago. Terror en estado puro

(Germán de Heras, redactor de OnCine | @germaniako16)


Soy un miedica, lo reconozco. Prácticamente, todas las películas de terror medianamente decentes me dan miedo; sin embargo, ésta me creó un pequeño trauma. Hablo de ‘Insidious’ y, sobre todo, de la escena en la que el niño baila por la casa mientras una aterrorizada Rose Byrne lo persigue. Soy realmente incapaz de volver a ver esta secuencia. Pero, como Youtube ha decidido trolearme y no soy capaz de encontrar la escena íntegra, os dejo ésta otra igual de escalofriante.

(Jonathan Espino, redactor jefe de la sección de Cine | @SpinOver_)


Imaginemos un lindo gatito que, haciendo de las suyas, se adentra en los interiores de una nave. Una nave espacial demasiado grande y demasiado vacía para la pequeña tripulación que la habita. En la Nostromo viajan siete astronautas, un gato y un octavo pasajero que, en estos momentos, se esconde entre cadenas y tuberías, al acecho. Cuando, en un giro de cámara, vemos las escena desde los ojos del gato, más allá de la cabeza del tripulante, divisamos (por primera vez) al Alien. Por supuesto, el mecánico no llega a contar el terrorífico encuentro. Y así, el inocente paseo del gato, se ha convertido en una de las escenas más redondas y terroríficas de la Historia del Cine.

(Imma Pilar, redactora en El Celuloide | @Rodasons)


Mi escena favorita del cine de terror sucede en «El Exorcista». Ocurre cuando Regan (la niña) baja por las escaleras, ya poseída, boca abajo, apoyando manos y pies. Puede que elegir una escena de dicha película sea muy típico, pero no recuerdo ninguna otra donde haya sentido tanto impacto y miedo al verla. Y es que todos podemos ser poseídos *música de El Exorcista*.

(Rubén Morín, redactor en Duro de pelar | @bajo_manhattan)


Probablemente el final de ‘La matanza de Texas’ original no solo sea una máquina de angustia del cine de terror, sino la verdadera máquina base de todo el suspense que puedan crear los slashers posteriores. La progenitora y clásico del “asesino con sed de adolescentes en celo” puso a Marilyn Burns como musa inmortal de un subgénero que escribió su regla más primaria en 1974: No viajes con novio.

(Rubén Linde, redactor en iPopCulture | @ruben_linde)


Si bien es cierto que el terror asiático tuvo un gran impacto en los cines que terminó consumiendo su efectividad con el paso del tiempo, hay pocas escenas terroríficas más escalofriantes que la del ascensor en ‘The Eye’ (2002). Tensión, claustrofobia y miedo es lo que experimenté en esta secuencia de la película. Te lo pensarás dos veces antes de entrar al ascensor tras verla.

(Jorge Bastante, redactor en OnCine | @JorBasBo)


Con ocho años, encerrado en una habitación y a oscuras, mi hermana y mis primos, todos mayores, me obligaron a ver The Ring y, desde ese entonces, no he vuelto a ser el mismo. Durante cinco años, tuve que dormir acompañado porque me daba auténtico terror dormir a solas. Lloraba, veía cuerpos moverse donde no los había e imaginaba lo peor de todas las escenas de miedo. La película la volví a ver años después y ni tan mal, pero, a día de hoy, sigo sin ser capaz de ver un film de ese tipo sin pasarlo mal. Ah, y sigo teniéndole miedo a la oscuridad.

(Gabriel Garcher, redactor jefe de la sección de Música | @GabGarcher)


Ahora, cuéntanos: ¿cuál es tu escena de terror preferida? ¿Coincides con alguno de nosotros?

 

La redacción elige… La mejor pelí­cula de terror para Halloween

Ya está aquí­ la fecha más terrorí­fica del año y, como sabemos que sois unos amantes empedernidos del cine de terror, hemos pensado ponéroslo muy fácil y seleccionar las que son para nosotros las mejores pelí­culas de miedo de la historia. ¡Allá vamos!


image-1-horror-classics-quiz-how-well-do-you-know-screamSCREAM (WES CRAVEN, 1996)

Scream es a la segunda mitad de los 90′ lo que Nolan a la de los 00′. Si el 80% del blockbuster actual se limita a reboots y secuelas de superhéroes, no hace mucho de un panorama completamente diferente. Kevin Williamson y Wes Craven resucitaron el slasher de los 80′ riéndose de él. Lo que al principio iba a ser la original Scary Movie terminó convirtiéndose en un fenómeno de masas, de secuelas, de imitadores, de franquicias, de Scream Queens y, sobre todo, de la mejor guí­a de supervivencia en una fiesta pijama: no intentes escapar por la rendija del gato si te persigue un asesino porque la única gata con siete vidas es tu amiga Sidney.

(Rubén Linde, redactor de iPop Culture)


the_shining_back-800x450EL RESPLANDOR (STANLEY KUBRICK, 1980)

Jack Nicholson hace que estés en constante tensión en esta pelí­cula. No sólo su actuación, sino el hecho de que se encuentre en un hotel aislado en medio de ninguna parte… y con un hacha. Si eres fan de los giros inesperado, las cosas sin mucho sentido y las niñas con vestidos horribles que dan miedo te gustará. Yo, desde luego, no me irí­a de vacaciones con él tras ver la obra de Kubrick.

(Ana Pareja, redactora de La bola de cristal)


the-evil-dead-1981-08-650-75POSESIÓN INFERNAL (SAM RAIMI, 1981)

Evil Dead (la original, no el remake, por favor, qué me estáis contando), probablemente no es la pelí­cula que más miedo dé en la historia del cine terror. Lo que está claro es que fue un referente para hacerme valorar por primera vez la verdadera importancia del cine B en este tipo de obras cinematográficas: sangre hecha con pintura, bajos presupuestos, maquillajes rudimentarios… Y aun así­, un guión formidable y unos actores impecables consiguieron pegarme al sillón con cara de susto y de asco al mismo tiempo; asco del bueno, del que te retuerce los intestinos. Sam Raimi lo clavó con menos de 400.000 dólares de presupuesto e hizo que Posesión Infernal se convirtiera en una pelí­cula necesaria para ver en Halloween… y como no lo hagas, me pondré a leer el Necronomicón. Y nadie quiere eso.

(Germán de Heras, redactor de OnCine)


v5DRÁCULA DE BRAM STOKER (FRANCIS FORD COPPOLA, 1992)

Vale, lo veo… Os estáis preguntando ¿Qué hace el Drácula de Francis Ford Coppola en un especial de Halloween? Pues está porque el miedo es algo que no solo se debe a sustos, fantasmas y cadenas. El miedo también aparece ante los sentimientos. Aquellos que, como Mina, nos enamoramos del Drácula que interpretaba Gary Oldman, nos enamorábamos del monstruo, del chupasangre, de aquel que te declara su amor mientras mata a tu mejor amiga, y eso es aterrador. Y como un Halloween sin vampiros no es un verdadero Halloween, con permiso de Klaus Kinski y Bela Lugosi, nos quedamos con Oldman.

(Imma Pilar, redactora de El Celuloide)


26877INSIDIOUS (JAMES WAN, 2010)

Cuando el pequeño de los Lambert se cae de la escalera, tú ya sabes que las cosas no van a irte bien a la hora de dormir. El nuevo maestro del terror, James Wan, se marca una historia de fantasmas al más puro estilo setentero, lleno de sustos y secuencias de esas que recuerdas cuando estás solo en casa y te lo hacen pasar canutas. Porque el buen terror no es ese que asusta, sino el que se te mete debajo de la piel con algo tan inocente como un niño bailoteando por el salón (estoy muy traumatizado con esa escena). Además, es la pelí­cula perfecta para hacerte una sesión doble, pues su secuela es igual de divertida y terrorí­fica.

(Jonathan Espino, jefe de la sección de Cine)


scott1ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO (RIDLEY SCOTT, 1979)

Te levantas a medianoche y tienes sed. Vas a beber agua a la cocina y cuando vuelves hay una cucaracha dándote las buenas noches en el pasillo. Pues Alien es eso, pero a lo bestia. Imagí­nate que la cucaracha se toma un cocktail de Petit Suisse, Actimel, tortas de avena y uranio enriquecido. De pronto se ha convertido en un bicho de dos metros, con hambre de persona e INMORTAL. Porque cuando ves la pelí­cula de Ridley Scott deseas la muerte del bicho hasta lí­mites frustrantes. Lo dicho, como las cucarachas. Os la recomiendo para Halloween porque no hay nada más festivo que el odio irracional hacia los insectos gigantes y porque es una auténtica obra maestra.

(Nacho Poveda, redactor de OnCine)


peliculas.500.IMAGEN8

SÉ LO QUE HICISTEIS EL ÚLTIMO VERANO (JIM GILLESPIE, 1997)

¿Qué pasarí­a si una noche, yendo borracho en el coche con tus amigos, atropellas a una persona? Así­ empieza ‘Sé lo que hicisteis el último verano’. Una pelí­cula de terror que causó furor en las 90 y que lanzó al estrellato a Jennifer Love Hewitt. ¿La trama? Muy simple: lanzan el cadáver al mar, dándolo por muerto… La vida pasa y, un año después, Julie, la protagonista, recibe una misteriosa carta con una única frase: «Sé lo que hicisteis el último verano». Y, a partir de aquí­, todo se vuelve una locura llena de asesinatos, sangre y gritos por doquier.

(Rubén Morí­n. redactor de Duro de pelar)


La saga REC: «Pablo, grábalo todo… ¡por tu puta madre!»

Quién les iba a decir en 2007 a Jaume Balagueró y Paco Plaza que su pequeño y profesional experimento macabro, que rodaron sin pensar en el futuro, iba a convertirse en una saga de éxito mundial y referente del cine de terror en España. Con tres pelí­culas a sus espaldas, más de 60 millones de euros recaudados y una cuarta a puntito de estrenarse de manera oficial, la saga REC se ha convertido en un must de tu estanterí­a de pelí­culas aterradoras.

Precisamente, BFace Magazine tuvo la oportunidad de asistir a un maratón para ver las tres primeras partes con motivo del estreno de [REC]4 en cines el próximo viernes. La Tropa Produce y Filmax pusieron en marcha la Horror Party que estuvo presentada por Leticia Dolera, Paco Plaza, Jaume Balagueró y Javier Botet. El equipo, micrófono en mano, contó anécdotas de los rodajes, hizo algún que otro spoiler a los rezagados que no habí­an visto todaví­a la saga y dejó caer ciertas pistas sobre una posible quinta parte grabada de nuevo en found footage, unas declaraciones que nos pillaron inadvertidos debido a las palabras que el propio Balagueró pronunció hace unos meses: «No habrá [REC]5 porque después de ver la cuarta no quedarán ganas». ¿Quizás a Paco Plaza sí­ le ha picado el gusanillo para una franquicia al estilo hollywoodiense? En cualquier caso, una quinta pelí­cula serí­a más que bienvenida y te vamos a contar por qué.

[REC]: «¡Mi hija solo tiene anginas!»

    

«Solo era un experimento», se exculpaban Plaza y Balagueró de su inmediato éxito alcanzado con la primera parte de una gran saga que habí­a calado entre los amantes del cine de terror. Y como experimento, hicieron lo que quisieron y consiguieron sacar adelante una pelí­cula a la que es prácticamente imposible sacarle algún defecto. Todo empieza muy inocente, muy cotidiano: la vida de los bomberos, una sencilla reportera y una noche cerrada en el centro de Barcelona: «Esto es una loterí­a, igual toca que no toca», decí­a el jefe de bomberos. Y vaya si te tocó, íngela… El premio gordo.

Con un plano-secuencia de 20 minutos que pasa inadvertido por cómo la atmósfera te va engullendo en la butaca, el ritmo frenético de REC es una montaña rusa sin paradas. Si es tu primer o segundo visionado, la tensión te va a carcomer por dentro y el miedo y el susto van a estar presentes en todo momento. Si ya la has visto varias veces y has eliminado cualquier factor sorpresa, la vas a disfrutar de la misma manera porque es entretenida y no decae en ningún minuto de los casi 90 que dura el metraje. Precisamente, la cotidianidad que encontrábamos al principio se traslada a la comunidad de vecinos en la que los encargados de la pieza nos presentan ciertos personajes variopintos que reflejan la marca España sin decoros y utilizando todos los rangos de edad; una particularidad, que recuerda sin duda a pelí­culas como La Comunidad de ílex de la Iglesia, que usa el factor vecinal como contrapunto cómico para esa maraña de infectados con la que se han encontrado los bomberos y el equipo de Mientras usted duerme.

La rambla de Catalunya sirvió como escenario para un edificio que se ha convertido en lugar emblemático y en el que «¡Nos han encerrado como a hamsters!». El guión de REC es magistral, algo llamativo teniendo en cuenta que solo es una serie de pautas a través de las cuales los actores tení­an que interactuar e improvisar muchos de los diálogos, a veces orquestados para tener órdenes contradictorias y provocar también tensión entre el reparto que luchaba entre la vida, la muerte… y el susto. Gracias a esta naturalidad, se han quedado grabadas en la memoria algunas frases mí­ticas y un personaje que se ha convertido también en un icono de la franquicia como heroí­na y superviviente: íngela Vidal (Manuela Velasco), una actriz que ha reinventado el concepto del scream queen por el de mala hostia queen en un papel entrañable y sanguinario al mismo tiempo, que ya será recordado junto a otras grandes estrellas del cine de sagas de terror como Sigourney Weaver (Alien), Milla Jovovich (Resident Evil), Jodie Foster (El silencio de los corderos) o Neve Campbell (Scream).

[REC] 2: «¡Dé la puta orden!»

[REC] 2 supone un gran ejercicio de cómo lograr hacer una secuela sin hacer exactamente lo mismo que habí­amos visto hasta la fecha. Y es que el número al lado del tí­tulo no es solo indicativo de que se trata de una segunda parte, sino también es una señal, porque vamos a tener doble ración de tramas y doble ración de cámaras (más de dos en este caso). La segunda parte de Balagueró y Plaza se abre camino en la explicación, un poco más avanzada, sobre qué está ocurriendo en ese edificio… y en el resto de Barcelona. Los realizadores no se andan con chiquitas y el contrapunto humorí­stico se ve algo más reducido para dejar paso a la brutalidad, la acción y los sustos más impactantes y claustrofóbicos.

Los GEOS estaban allí­ y, por tanto, la seriedad y la preocupación eran mayores. Además, la magnitud del problema también se reflejaba en el grupo de jóvenes que no sabí­a ni por dónde les lloví­a la sangre y los disparos mal apuntados; no í­bamos a volver a tener a nuevos y jóvenes héroes como íngela Vidal, que para eso estaba ella allí­ con su cámara. Sabí­amos que nos í­bamos a enfrentar a algo terrorí­fico. Con lo que no contábamos era que fuese a serlo tanto. Y la culpa de ello no solo lo tienen los infectados, sino también Javier Botet, un actor que padece Sí­ndrome de Marfan que le provoca tener unas extremidades muy largas y una delgadez extrema. No hay mal que por bien no venga, ya que esto le ha servido a Botet para encarnar a uno de los monstruos de terror más logrados y horripilantes del cine: la niña Medeiros. Algunos insensatos acusaron a Jaume y Paco de usar tecnologí­a 3D para crearlo, pero era solo Javier enfundado en latex y maquillaje: «Se me ha encasillado… en el papel de mujer».

Muchos criticaron a esta segunda parte por ahondar en la parte religiosa para explicar la historia de Tristana Medeiros. Sin embargo, en ningún momento fue un elemento sorpresa o un giro inesperado de los acontecimientos, ya que superpones numerosas referencias a lo católico en el final de la primera parte. De hecho, el ofrecer una breve explicación de los infectados le hizo ganar puntos por esa mezcla de lo exotérico de la religión y lo razonable de la ciencia. Sin embargo, a cada explicación que se daba, surgí­an otras cuantas. ¿Un guión demasiado ambiguo? No, un guión que necesita otras dos partes para ser explicado. Y es que la imaginación no entiende de lí­mites.

[REC] 3: «¡Hoy es mi dí­a!»

Paco Plaza se queda solo ante el peligro de dirigir una tercera parte que no contaba con todo el apoyo del público: el found footage desaparece y solo ocupa unos pocos minutos dentro de la introducción de la pelí­cula, como si fuera el tí­pico ví­deo de boda que todas las parejas felices tienen y guardan como recuerdo de que un tiempo pasado fue mejor. Sin embargo, no se puede aplicar este sí­mil al Génesis de la infección, porque REC nunca ha dejado de ser buena y la calidad no ha decaí­do en ningún momento. Su tercera entrega es una muestra de ello. Es arriesgado cambiar por completo el formato de una pelí­cula, pero se repite la misma fórmula que en la segunda parte: si se quiere sorprender y hacer algo nuevo, fresco y diferente, se tiene que hacer con todas las consecuencias. Y así­ lo demuestra Koldo (Diego Martí­n) cuando rompe la cámara, un gesto muy significativo y una declaración de intenciones: es el dí­a de mi boda, mi familia está muriendo, Clara está desaparecida y no me sale de los huevos que alguien grabe lo que hacemos, ¡porque no tiene ningún sentido grabar esta masacre!

Una vez justificada con creces la ausencia de videocámaras, Plaza tiene campo libre y demuestra que está completamente desatado. No solo él, sino también Leticia Dolera, una novia dulce y sangrienta que, a pesar de su final, no deja que nada arruine el dí­a de su boda. Y aunque no acaba lloviendo a gusto de todos por culpa de un abuelo sordo, la brutalidad y la poca piedad de una interpretación magní­fica de Clara consiguen alzarla como uno de los mejores personajes de la saga, con respeto siempre de la señorita Vidal. Esto es solo una muestra de que [REC] 3 saca a relucir su lado más canalla, satí­rico y sangriento de la saga; ese lado que habí­amos visto en sus dos anteriores entregas de una forma más breve y controlada. El «¡Apóstatas! ¡Hijos de puta!» o Tino Casal de fondo en medio de una matanza con motosierra a manos de una novia recién casada son algunos ingredientes del humor negro que desprende [REC] 3 y que son explotados al máximo de una forma brillante y muy gore. Además, no solo sirven para contar dónde empezó de verdad la infección, sino también para saber algunas cosas más de los propios infectados… y de su reflejo.

Acercándonos de nuevo al costumbrismo español a través del bodorrio del siglo, se vuelve a ver una pasión por lo cotidiano, esta vez ahogada entre muchos más litros de sangre e infección. [REC] 3: Génesis es un seguro de que la consolidación de esta saga se ha producido con enorme satisfacción. La desconfianza era importante ante la desaparición de la cámara en mano, pero Plaza ha sabido jugar bien las cartas y ha provocado que, ahora mismo, el hype de los fans haya alcanzado lí­mites insospechables ante el inminente estreno de la cuarta y, de momento, última entrega de la saga de REC.

[REC] 4: introduzca aquí­ frase épica que pasará a la eternidad

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=3qKiAcgbLlc[/youtube]

Hoy es el preestreno de la cuarta pelí­cula de la saga. El viernes se producirá su estreno oficial en toda España después de haber visitado el Festival de Sitges. Esta vez es Jaume Balagueró el que se enfrenta solo a un nuevo proyecto en el que íngela Vidal ha logrado ser evacuada del edificio y volverá a ser la protagonista junto a otros personajes que estarán encerrados en un barco en el que se está analizando e investigando la infección que, como no puede ser de otra manera, se descontrola por completo. Paco Manzanedo, Hector Colomé e Ismael Fritschi son algunos de los actores que completan el reparto de este cierre del que se espera que resuelva, de una manera u otra, todas las preguntas y dudas planteadas a lo largo de las tres entregas anteriores.

El propio Balagueró ha afirmado que en [REC] 4: Apocalipsis habrá muchas sorpresas inesperadas. Tendremos que esperar todaví­a un poquito más para conocer los misterios detrás de la infección en REC. Eso, o elucubrar nuestras propias teorí­as como hicieron algunos dibujantes de cómic en [REC] 0: Historias inéditas o varios escritores en [REC]: Los relatos perdidos. ¿íngela Vidal estará infectada? ¿Veremos de nuevo a la niña Medeiros? ¿Habrá más supervivientes en el edificio? ¿Se habrá conseguido una cura para la infección? ¿Saldrá alguien vivo del barco?

«La misión ha terminado. Solicito evacuación. Continúe con el plan previsto y quémenlo todo».

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies