10 thrillers españoles imprescindibles

El thriller es un género que ha dado muchas alegrías al cine español en los últimos 20 años, tanto en términos de calidad, como en términos económicos. Consciente de ello, Kike Maíllo, uno de los directores más prometedores de la hornada de cineastas nacidos desde 1975, salta de la ciencia ficción de su ópera prima, Eva, al thriller de acción con Toro, su segundo largometraje, protagonizado por Mario Casas, Luis Tosar y José Sacristán. Producida por Atresmedia, Toro, intentará repetir el éxito de crítica y público cosechado por los 10 thrillers que repasaremos a continuación.

10. Días contados (Imanol Uribe, 1994)

Días contadosEl cineasta vasco Imanol Uribe ha sido el director que de forma más insistente y constante ha intentado reflexionar, a través del cine, sobre el terrorismo de ETA y la situación en Euskadi. En Días contados sigue los pasos de un pistolero etarra hastiado y desencantado, un muerto en vida, un fantasma. Estamos ante un thriller melancólico y reflexivo, interpretado con garra por un reparto sensacional encabezado por Carmelo Gómez y en el que figuran Ruth Gabriel, Javier Bardem, Candela Peña, Pepón Nieto o Elvira Mínguez. A lo largo de esta última semana se ha hablado largo y tendido sobre la entrevista que le hizo Jordi Évole a Arnaldo Otegi en el último programa de Salvados. Aún quedan heridas que supuran en un país lastrado por la violencia. El film de Uribe ganó la Concha de Oro en el Festival de Donostia y 8 premios Goya, incluidos el de mejor película, mejor dirección, mejor guion adaptado y mejor actor protagonista.


9. Grupo 7 (Alberto Rodríguez, 2012)

Grupo 7A finales de los 80 el país se preparaba para dos acontecimientos llamados a hacer historia, los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla del 92. En ese contexto histórico se sitúa Grupo 7, que narra los esfuerzos de un grupo de policías por limpiar Sevilla de la plaga de las drogas. Una lucha que llevará a estos policías a bordear la ley, cuando no a traspasarla directamente. Grupo 7 nos muestra que la corrupción que asola a la España de 2016 lleva carcomiendo el país desde hace décadas. Quizás, cómo nos enseñaría el propio Rodríguez unos años más tarde, nunca nos deshicimos de la corrupción moral del franquismo. Grupo 7 es un agudo estudio social, un thriller oscuro y un film repleto de acción. Todo en uno.


8. Buried (Rodrigo Cortés, 2010)

BuriedTras llamar la atención con la psicológicamente angustiosa Concursante, Rodrigo Cortés se lanzó a rodar en inglés su segundo film, con un único actor en pantalla, el estadounidense Ryan Reynolds, y con una tumba como escenario. Buried es un thriller opresivo e imaginativo, que narra los esfuerzos de un hombre enterrado vivo por salir con vida de un ataúd, con la única ayuda de un móvil y un mechero. Cortés da una clase de puesta en escena y logra que un film mínimo resulte ser una obra adictiva. Buried explora, con acierto, los límites narrativos del espacio físico.


7. No habrá paz para los malvados (Enrique Urbizu, 2011)

No habrá paz para los malvadosUn policía corrompido, el ya icónico Santos Trinidad (un brillante José Coronado), se ve inmerso en un triple asesinato y lucha contrarreloj para salir indemne del mismo. No habrá paz para los malvados hace un retrato terrible y fascinante de un Madrid alicaído y de unos tiempos convulsos, bajo la amenaza del terrorismo islamista y coronados por una crisis social galopante. Quizás sea en este dibujo de la ciudad, del sistema policial y judicial y del clima social, dónde el film de Urbizu brilla más. La película logró 6 premios Goya, incluidos los de mejor película, mejor director y mejor actor.


6. La piel que habito (Pedro Almodóvar, 2011)

La piel que habitoAlmodóvar ha jugado con códigos propios del thriller y el cine negro desde los primeros años de su carrera, sin embargo tuvimos que esperar muchos años para que el cineasta rodara su thriller más puro, La piel que habito, una historia de venganza, deshumanización y pérdida de identidad. A veces, debajo de nuestra piel se esconde un monstruo. Un hombre abatido se entrega a la locura y a la sinrazón para crear una piel con la que poder vestir a otros humanos. La piel que habito es una de las obras más oscuras de la filmografía de Almodóvar, llena de giros imposibles y secuencias escalofriantes. Antonio Banderas pocas veces estuvo mejor y Elena Anaya firma una interpretación que roza el milagro.


5. La caja 507 (Enrique Urbizu, 2002)

La caja 507Vista hoy en día, con la perspectiva que da el tiempo, La caja 507 es una de las obras más lúcidas que ha parido el cine español sobre los años del ladrillazo y la burbuja inmobiliaria. Un modesto director de una sucursal bancaria en la Costa del Sol, sufre un atraco y es encerrado en la cámara de su propio banco, descubriendo en la susodicha caja 507 de la misma, unos papeles que lo sumergen en un plan rocambolesco. La caja 507 está rodada con la tensión que un maestro como Urbizu puede dotarle a un film e interpretada con valentía por Antonio Resines y José Coronado. Es un film muy entretenido y que hace un dibujo letal de una España que estaba condenada al colapso, enferma de corrupción y avaricia.


4. Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto (Agustín Díaz Yanes, 1995)

Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muertoAgustín Díaz Yanes debutó en el cine con un thriller protagonizado por mujeres, algo poco habitual en el género, que bebe de películas coetáneas, como las primeras obras de Quentin Tarantino, para crear un relato mafioso trasnacional complejo y emotivo a partes iguales. Victoria Abril y Pilar Bardem dan un recital en una película escrita con precisión e ingenio, que logra sorprender al espectador con cada giro que da la trama. Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto sigue siendo uno de los thrillers más poderosos e imaginativos del cine español.


3. Celda 211 (Daniel Monzón, 2009)

Celda 211En su primer día en su nuevo trabajo un funcionario de prisiones (Alberto Ammann) se ve atrapado en medio de un motín, de tal forma que tiene que hacerse pasar por un preso y ganarse la confianza del líder del mismo, el terrible Malamadre (Luis Tosar). Celda 211 es una película astuta y tensa, con una puesta en escena fantástica a cargo de Daniel Monzón, que explora con atino los claroscuros morales de un hombre atrapado en una situación de vida o muerte. Para la historia ha quedado ya Malamadre, uno de los villanos más fascinantes del cine español. El film logró 8 premios Goya, incluidos los de película, director, actor y guion adaptado y cosechó un enorme éxito en taquilla, que abrió la puerta a que se produjeran más thrillers oscuros.


2. La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014)

La isla mínimaTras visitar la Sevilla pre-Expo del 92, Alberto Rodríguez viajó a la Andalucía profunda de la Transición democrática para bucear en las miserias de un país corrompido moralmente por 40 años de dictadura franquista. De aquellas tormentas, estos lodos, parece susurrarnos esta historia de desapariciones y violaciones, tan sutil como hipnótica. Dos policías antagónicos, tendrán que trabajar juntos para desentrañar una trama criminal que apunta hacia personas importantes de la pequeña comunidad dónde se ven atrapados. La isla mínima juega a ocultar más que mostrar, a sugerir más que a narrar. Es una película escurridiza, fría y extraña. La Transición no fue esa etapa limpia y hermosa que nos han querido vender, fue sucia, incompleta y tramposa. El film logró 10 premios Goya (película, director, guion original, actor…).


1. Tesis (Alejandro Amenábar, 1996)

TesisHace 20 años un jovencísimo Alejandro Amenábar irrumpía en el panorama audiovisual español con su ópera prima, Tesis, hoy convertida ya en una película de culto. El film narra cómo Ángela (Ana Torrent) se sumerge, durante el proceso de elaboración de su tesis, en el peligroso mundo de las snuff movies. Es una obra oscura, ingeniosa, vibrante, desasosegante y adictiva. Un viaje al lado más retorcido y perverso de la mente humana. Ángela sabe que juega con fuego, pero es incapaz de evitar los deseos de quemarse. Un thriller inteligente e inquietante que ha envejecido estupendamente y que cosechó 7 premios Goya.

La redacción elige… la mejor pelí­cula con Goya

Mañana es, por fin, la gran fiesta del cine español. O, lo que es lo mismo, la gala de entrega de los Premios Goya. Durante 29 años, estos galardonanes han premiado a ¿lo mejor? de nuestro cine y, por ello, desde Bface Magazine, hemos querido elegir la pelí­cula de las pelí­culas, es decir, de todas aquellas que consiguieron alzarse con el Goya a Mejor pelí­cula, la que más nos gusta. Y, claro, como ponernos de acuerdo es muy complicado, cada uno hemos acabado dando nuestra opinión y este es el resultado:


FI038926La soledad: Una de las mejores pelí­culas que ha dado el cine español en los últimos años y salió vencedora en los Goya de 2008. Los elementos que la hacen única son los mismos que se repiten en las pelí­culas de Rosales: por un lado, el director catalán tiende a experimentar con el lenguaje visual en cada trabajo, y aquí­ nos sorprende con el uso de la polivisión, permitiendo al espectador contemplar la acción desde diferentes puntos de vista y estar activo durante todo el metraje; y, por otro lado, el acierto de contar con actores poco o nada conocidos juega a su favor y ayuda a dar una mayor naturalidad a la historia, haciéndola mucho más próxima y creí­ble. Pese a que a ratos podrí­a caer en la monotoní­a, en su conjunto se sostiene bien, sin perderse en la rutina y sin provocar bostezos en el que la está viendo.

(Virginia Martí­nez, redactora en OnCine | @virhouse)


volver4Volver: La elijo puesto que me resulta una pelí­cula perfecta en todos los aspectos. Su guión bien armado que nos habla de la memoria, las tradiciones o de la familia combinando con tino ternura y costumbrismo, y que se pasea tranquilamente entre el thriller o la comedia más «cañí­» y el drama más sincero y conmovedor o su inconmensurable reparto femenino que se aprovecha de papeles excepcionalmente definidos (Cruz, Maura, Dueñas, Cobo, Lampreave…) a los que el espectador coge fácilmente cariño, son solo dos puntos que respaldan mi rotunda elección.
(Jesús Choya, redactor en El celuloide | @JesusTeatrero)

1223894051387Camino: Teniendo los ‘Dí­as contados’ y estando a medio ‘Camino’ de escribir una ‘Tesis’ que lo cuente ‘Todo sobre mi madre’no me resultarí­a más fácil decidir cuál es mi «favorita entre las ganadoras del Goya a la Mejor Pelí­cula».Y entre ellas, sino la mejor, la que me pareció una maravilla visual y, al mismo tiempo, logró emocionarme de una forma muy especial, destaca ‘Camino’ .La pelí­cula de Javier Fesser conmueva y revuelve, y nos deja el imborrable recuerdo de la mirada de Nerea Camacho. Fesser apeló al corazón usando una magní­fica técnica cinematográfica, y el resultado es un peliculón inolvidable.
(Immaculada Pilar, redactora en El celuloide | @rodasons)

1391766962_114105_1391769216_noticia_normalTodo sobre mi madre: A lo largo de toda la década de los noventa, Pedro Almodóvar se encargó de ir perfilando una combinación de géneros en pelí­culas como Kika o La flor de mi secreto. Del melodrama absoluto de mujeres a la comedia más paródica. Ya lo dice él: «Lola Flores conoce a Bette Davis». Todo sobre mi madre es la suma de todo eso, un reboot inconfeso de Eva al desnudo –que ya en el tí­tulo original, All about Eve, tienen su evidente paralelismo–. Una suma que terminarí­a con un grito que aún retumba en el Kodak Theatre de Los íngeles: ¡¡¡¡¡Pedrooooo!!!!!

(Rubén Linde, redactor en iPop Culture | @Ruben_Linde)


Vivir-es-facil-con-los-ojos-cerradosVivir es fácil con los ojos cerrados: Narra la historia de un profesor en los años 60 que enseñaba inglés a sus alumnos con canciones de los Beatles y decide ir a Andalucí­a para conocer a John Lennon. Cabe destacar lo logrado que está el ambiente de los 60, las actuaciones de sus protagonistas Javier Cámara -ese profesor con una actuación maravillosa y muy convincente- y Natalia Molina -quien consigue estrenarse en el cine con el papel de una chica perdida que huye de todo lo que le rodea-. Una oda a la valentí­a y a la lucha contra todo aquello a lo que se le puede tener miedo.

(Núria Robaina, redactora en Jack el destripador | @nunurob)


tesis-1996-03-gTesis: «Me llamo íngela. Me van a matar». Amenabar ha hecho muchas obras maestras a lo largo de los años, pero sin duda Tesis es una de las que siempre recuerdo y recomiendo. Ganó el Goya en 1996 no solo por el riesgo de una temática tabú y desconocida como es la de las snuff movies, sino por la atmósfera original y terrorí­fica de metaficción que Alejandro creó con su guión y con unos personajes que se moví­an como pez en el agua en aquella Universidad Complutense que siempre recordaré como un lugar abominable y lleno de un género que en España deberí­a explotarse más.

(Germán de Heras, redactor en OnCine | @germaniako16)


1549166556La vida secreta de las palabras: He elegido esta pelí­cula porque, gracias a ella, pude descubrir como Isabel Coixet puede hacer magia con sus pelí­culas debido a los silencios y a los pequeños detalles. Además, cuenta con interpretaciones que van más allá de lo verbal y consigue crear una atmósfera que lleva al espectador hasta el éxtasis.

(Sergio Barreda, director de Bface Magazine | @sergiobarreda)


6a00d8341bfb1653ef014e60f52737970c-550wiTe doy mis ojos: Nunca antes sentimos tan fuerte el miedo a lo cotidiano, a lo que se esconde tras las paredes del domicilio de cualquier ser querido porque, no nos engañemos, los malos tratos se encuentran, incluso, donde menos nos lo esperamos. Icí­ar Bollaí­n consigue hacer un retrato crudo del horror de una mujer casada con un monstruo de pies a cabeza (soberbio Tosar como siempre), una pelí­cula que se te queda grabada en la retina tras el primer visionado y que no podrás quitártela de la cabeza en años. Imprescindible.

(Jonathan Espino, redactor jefe de la sección de cine | @SpinOver_)


Nicole-Kidman_TINIMA20121105_0459_5Los otros: En tiempos de una Nicole Kidman aún humana (su transformación en cyborg aún estaba en proceso), a Alejandro Amenábar se le ocurrió rodar con ella «Los Otros», pelí­cula de intriga, con una fotografí­a de primer nivel y cierto toque internacional. El resultado fue muy favorable: no sólo se llevó un saco de premios (incluido el Goya a mejor pelí­cula) sino que rompió la taquilla española. En consecuencia, la cinta aparece en el diccionario al lado de las definiciones de «inquietante» y «peliculón». No, pero deberí­a.

(Nacho Poveda, redactor en OnCine | @IgnacioPoveda)


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies