10 bromances televisivos que deberí­an haber llegado a más

‘Bromance’ es el término utilizado para aquella relación entre dos hombres que, si bien no es sexual, puede dar lugar a confusión por la efusividad en las muestras de afecto. En la ficción televisiva ha habido grandes ejemplos de este término a los que, hoy, nos referimos porque nos habrí­a gustado que hubieran dado ese pequeño paso para cruzar la delgada lí­nea entre esta acera y la de enfrente; es decir, el paso que separa el bromance del romance.


JackVsJames

Jack y Sawyer (Lost):

La soledad de la isla era muy mala y a nadie le habrí­a extrañado que se hubieran dado un pequeño arrumaco, un calorcito por las noches, un encuentro furtivo y pasional como aquel en la tienda de campaña en ‘Brokeback mountain’. Si Kate y Juliette no hubieran estado allí­…


19480_ivan-y-marcos-detras-de-una-roca-en-el-internado

Marcos e Iván (El internado):

Aquel edificio tení­a mucho peligro, sobre todo, por esas duchas llenas de testosterona en la que yo te froto la espalda, tú a mi la mí­a y siempre se sabe por dónde se empieza pero no por dónde se acaba. Además, estos dos estaban muy acostumbrados a luchar entre ellos, ya fuera en combate o con el florí­n. Lo dicho, a nadie le habrí­a extrañado.


scott-stiles-teen-wolf-2

Scott y Stiles (Teen wolf):

Entre estos dos hay un rollito en el que la ‘b’ de bromance empieza a ser más que difusa. No creo que a ningún fan le molestara que ambos acabaran oliéndose los hocicos -chascarrillo canino-; de hecho, creo que a Stiles hasta le gustarí­a. ¡Dad el paso, hombre!


3119180_640px

Raúl y Marcos (Los serrano):

Aquí­ hay tomate. Esta es la tí­pica relación made in Spain que todos hemos vivido si tenemos amigos heterosexuales: que si un pico de borrachera, que si acabamos bañándonos en pelotas… Del bromance a la tensión sexual no resulta, un paso.


Yes Then ZeroNate y Chuck (Gossip girl):

Que tire la primera piedra el que no haya deseado que este bromance acabara en la cama. La reina cotilla lo habrí­a disfrutado mucho pero sus lectores y nosotros, también. ¿Quizás en alguna escena eliminada la amistad diera lugar a algo más? Puede…


descarga (1)Carlos y Josete (Cuéntame):

No quiero herir sensibilidades pero esto tiene que pasar en un momento u otro. Todos sabemos que a los Alcántara les pasa de todo y la homosexualidad aún no ha llegado a sus vidas. ¿Serí­a raro que ocurriera después del larguí­simo bromance que ambos mantienen? Para nada. ¿Ocurrirá? A saber… Los ochenta fueron una movida… -chiste malo, perdón-.


tumblr_m6koi5rOTm1r5vyhko1_500Ryan y Seth (The O.C.):

Eran como hermanos… pero no. Uno de las amistades más mí­ticas de la televisión reciente y una de las más recordadas por nuestra generación. Ambos viviendo en la misma casa, con piscina, playa, surf… ‘Tú me das cremita, yo te doy cremita’ bajo el sol de California.


Martin Freeman as John Watson and Benedict Cumberbatch as Sherlock Holmes on Sherlock Series Two Finale The Reichenbach Fall

Sherlock y Watson (Sherlock):

Bueno, aquí­ la tensión es bastante evidente. Puede que el detective más famoso del mundo tenga picantes intenciones con Watson pero, de momento, el bromance se ha mantenido en sus lí­mites. Quién sabe si en la cuarta temporada…


S5Ep15_-_Howard_and_Raj_-_1Raj y Howard (The big bang theory):

Son los mejores amigos pero su actitud siempre ha dado lugar a la duda, sobre todo, por la forma de actuar de Raj, siempre incapaz de tener un relación normal con el sexo opuesto.


new-girl-guysSchmidt, Nick y Winston (New Girl):

Para terminar, un trí­o ¡de amigos! Mal pensados… Tienen una relación muy rara… pero hasta ahí­ podemos leer. El caso es que se quieren y, muchachos, lo mejor es no poner diques al mar. Be free to do what you want to do que dirí­a la canción.


[socialpoll id=»2232535″]

The O.C.: California Dreamin’

Corre el verano de 2003. Tras huir de la escena del crimen, un muchacho llamado Ryan es abandonado por su familia y recogido por Sandy Cohen, su defensor público. Sin embargo, Cohen no es un hombre cualquiera: él y su familia viven en Newport Beach, una zona adinerada del sur de California. Allí­, todo es lujo, dinero y playas. Cuando los Cohen descubren que Ryan no tiene otro sitio donde quedarse, deciden adoptarlo, cambiando así­ sus vidas para siempre…

Este es el arranque de ‘The O.C.‘, la serie que la cadena FOX comenzó a emitir en 2003 y que consiguió reunir a numerosos fans durante cuatro temporadas gracias, principalmente, a las idas y venidas amorosas de cuatro personajes adolescentes que se ganaron nuestro corazón a base de secuencias a cámara lenta en la que la música se apoderaba de la trama y que luego serí­a muy utilizado en otras series como ‘Anatomí­a de Grey‘. Esos personajes eran Ryan Atwood, el joven de barrio marginal que gana un inesperado ticket para el paraí­so; Seth, el hijo nerd de los Cohen y amigo prácticamente instantáneo del primero, quien fue uno de los pioneros en despertar el amor freak entre el público televidente; Marissa, amor platónico de Ryan hasta el dramático y polémico final de la tercera temporada; y Summer, objeto de deseo de Seth desde el minuto uno, una chica de bien que, como la audiencia, también siente el flechazo nerd. Este conjunto de música y personajes nos brindó secuencias memorables para el recuerdo:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=U9IyJ3w4SWY[/youtube]

A estos personajes protagonistas, se sumaban secundarios que daban forma a ese universo, de primeras idí­lico, pero que siempre acababa tornándose azuloscurocasinegro. Porque, otra cosa no, pero en ‘The O.C.’ habí­a muchas ganas de drama y se notaba. Nada salí­a bien, todo podí­a ir a peor pero siempre se mantení­a esa sensación de realidad, de que aquello podí­a ocurrirte a ti si tuvieras dinero y vivieras en California. Además, la serie sirvió, en mayor o menor medida, de catapulta para muchos jóvenes que más tarde se convertirí­an en actores reconocidos, como Ben McKenzie, que protagonizará la nueva serie sobre el universo Batman, ‘Gotham‘; Rachel Bilson, quien protagoniza ahora ‘Doctora en Alabama‘; y en una medida más secundaria, se contó con la colaboración de Cam Gigandet o Olivia Wilde durante varios episodios.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=sItMzjG1JXk[/youtube]

(¡Cuidado, este párrafo contiene spoilers del final de la tercera temporada!)

No podí­amos cerrar este artí­culo sin hablar de lo que supuso el final de la tercera temporada para la serie. Desde el arranque, la trama principal giraba en torno a Ryan y Marissa y su relación de amor/odio. Sin embargo, al final de la tercera temporada, la muerte de la segunda suponí­a un antes y un después, provocando la ira (y no exagero) de muchos de los fans que no entendí­an aquello. La cuarta temporada, marcada por la season finale anterior, fue más una coletilla, un cierre donde todos los personajes rehací­an sus vidas como podí­an tras el duro palo. No fue una temporada para aplaudir aunque sí­ que consiguieron encauzarla hacia el final, con un lacrimógeno desenlace.

Quizás sea la serie adolescente que recuerdo con más cariño, ‘The O.C.’ fue un antes y un después en el subgénero, además de una nueva forma de hacer ficción, dando mucha importancia a las canciones que acompañaban a la trama y dando a conocer a muchos grupos gracias a ello. Todos reí­mos y todos lloramos en aquel verano que pasamos en the Orange County. Y eso es difí­cil de olvidar.

[followbutton username=’SpinOver_’]

[wp_ad_camp_2]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies