Halloween y Chabelita o cómo quedarte afónico en ‘PAM On Ride’

Eran las ocho y media de la noche cuando aparcamos el coche en Metro Batán. Sin duda la noche de Halloween en el Parque de Atracciones de Madrid habí­a sido el tema principal de nuestras conversaciones durante todo el dí­a. Amantes y no tan amantes de The Walking Dead (como yo, que me muero de miedo) podrí­an deleitarse con el ataque zombie que PAM On Ride habí­a preparado este año a sus visitantes.

Como ocurre con la Navidad, Halloween se establece como una fecha ineludible para los amantes de los parques de atracciones y de las fiestas temáticas. De forma más habitual, España se hace eco de esta cita tan especial de la mano de niños y no tan niños que deciden disfrazarse para disfrutar de semanas (porque aquí­ también le ocurre como con la Navidad, que la olemos desde meses anteriores) de terror asegurado.

Nosotros pudimos sentir en nuestras propias carnes lo mucho que se cuida hasta el último detalle el Halloween de PAM On Ride. Tumbas, música ambiental y alguna que otra telaraña acompañan al turista hacia los diferentes pasajes del terror escondidos entre las habituales atracciones del parque.

Pero vamos al principio de la noche, cuando sufrimos el ataque zombie.

[youtube]http://youtu.be/CCuvbWPKcpg[/youtube]

Rodeados de Chabelitas y otros seres de la farándula, las puertas del nuevo pasaje de The Walking Dead se abrí­an de par en par para descubrir al mar de muertos vivientes que comenzaron a rodearnos.

Entre gritos y, no seamos tan exagerados, también risas, caminamos hacia la Sala Palenque. Es ahí­ donde pudimos comprobar que la organización de PAM On Ride habí­a conseguido infectar a todo el público. Zombies famosos y no tan famosos devorábamos el escalofriante catering que tení­amos preparado: arañas de aceituna, tumbas de pam bimbo, sangre encebollada, entre otros.

chabelita-halloween-pam-on-ride
Fuente: Melty

Por último, pasamos a disfrutar de lo que realmente mola: los pasajes.

Cuatro terrorí­ficas atracciones personalizadas y ambientadas que hacen vivir a los visitantes una experiencia muy, pero que muy realista. Para gentes como yo con el corazón pequeñito o, simplemente fácilmente asustables, un paseo por la casa de los horrores como nunca habí­a imaginado. Entre nieblas y tinieblas, zombies, vampiros y mucha sangre, los asistentes a la cita pudimos revivir de primera mano todos esos personajes de Halloween que estamos hartos de ver pero que, en persona, cágate lorito.

Y ahí­ se acabó la experiencia del Halloween de PAM On Ride porque, claro,  ya no tení­a voz para seguir gritando.

PAM ON RIDE HALLOWEEN

Juanmi Dí­ez
Juanmi Dí­ez

COMUNICACIÓN juanmi@bfacemag.es

Esta es una historia de chico conoce cine. Esta es una historia de un chico y la comunicación, la música y las historias. Además, más vale que sepáis de entrada que ésta sí­ es una historia de amor.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies