10 cosas que hacer cuando Internet se va

Este no es un artículo cualquiera; es un manual de supervivencia. Cuando internet se va, algo se muere en el alma. No sería honesto negar que Internet (y todo lo que lo rodea) forma parte de nuestra vida, con sus redes sociales, sus motores de búsqueda y sus vídeos de animales recién nacidos que conquistan nuestros corazones a diario. La utilidad que le demos dependerá de cada uno, pero lo que está claro es que, por norma general, lo utilizamos para casi todo. Hacer la compra, buscar el apellido de ese actor que no te viene ahora mismo a la cabeza, pedir comida a domicilio, rastrear exhaustivamente síntomas de enfermedades que crees padecer… Por eso existe Internet, y por eso estamos aquí. Si no a ver de qué, ¿no?

Nunca sabes cuándo puedes quedarte sin internet. Puede que a la compañía que te lo suministra le surja uno de estos crash que lo dejan inoperativo durante horas. También puede que a tu mascota se le antoje morder el cable por el que viajan los datos a toda velocidad. Quizás debiste seguir el consejo de no aprovechar el calorcito que irradia el router para secar tu ropa interior cuando llueve y no puedes tender fuera. Sea como fuere, lo que está claro es que la falta de internet es algo que no te ves venir y, qué sé yo, puede partirte la tarde en dos. Sin embargo, como decía en las primeras líneas, utilizamos internet para CASI todo. Eso nos lleva a pensar que, en algún rincón de nuestra informatizada vida, aún quedan algunas cosas que podemos hacer sin él. Por eso, aunque con sudor y esfuerzo, hemos logrado recopilar aquí unas cuantas. Apúntalas antes de que sea demasiado tarde, ¡que para leer el BFace Magazine también hace falta la dichosa conexión! Comencemos, pues, sin más dilación:

1. Reiniciar el ordenador, encender y apagar el router, llamar al servicio técnico. Es el combo Enjunto Mojamuto, infalible en situaciones como éstas.


2. Jugar al buscaminas del ordenador. La escasez de internet nos lleva a explorar los rincones más inhóspitos de nuestros ordenadores. Es como conocerse más profundamente a uno mismo, pero sin tener nada que ver cono conocerse más profundamente a uno mismo. Así pues, lo más probable es que termines echando unas buenas partidazas al buscaminas, a las damas, o similares. Por opciones no va a ser.

buscaminas


3. Desempolvar los juegos de mesa. Hace no muchos años los juegos de mesa suponían un punto de encuentro entre familiares, amigos y allegados. Además, su principal valor añadido es que nunca fallan y, si por lo que sea lo hacen, en ocasiones incluso puedes darle la vuelta al tablero y disfrutar de un juego totalmente distinto. Es la magia del ser reversible. La tara principal es que generalmente es necesario contar con más personas disponibles y dispuestas a jugar. Algunas personas que no seas tú, evidentemente. En caso de que no las hubiera, también puedes jugar contra ti mismo. Esto sí es una experiencia de introspección verdadera.


4. Echarte una siesta. Esto es como todo. ¿Te duele la cabeza? Échate un rato, verás como se te pasa.


5. Hacer fuego con dos palos. Cuando lo hizo Nacho Vidal en Supervivientes tampoco parecía tan difícil. Coges tu palo número 1, tu palo número 2, friccionas unos segundos, minutos, horas y días y QUIÉN SABE, tal vez para cuando te hayas cansado o quedado sin huellas dactilares internet ya ha vuelto. Si ves poco útil hacer una hoguera en mitad de tu salón porque estamos ya a unos tan asfixiantes como inesperados 40º de temperatura, puedes expresarte a través de pinturas rupestres por las paredes de toda tu casa. Siéntete libre de recurrir a los motivos más clásicos, como el mamut o el cervatillo, o bien innovar. Ahí ya como quieras. Las pinturas rupestres son algo muy de cada uno.


6. Hacerle un caldito de pollo al router. Quizás así se recupere antes.


7. Cocinar. Ahora que no tienes otra cosa mejor que hacer puedes dedicarte a hacer ese plato elaboradísimo que habías visto en Master/Top/Super/Ultra/Giga/Plus Chef la semana pasada. Eso sí, siempre y cuando tengas la receta apuntada de antes, porque lo de buscarla va a estar complicado. También es posible que cuentes con un increíble sentido de la intuición y creatividad y no necesites recetas de ningún tipo, como es mi caso, como aquella vez que le eché sacarina y mermelada de tomate a unos espagueti. Muy ricos.

Jake cooking bacon


8. Enfadarte con tu operador. Es la forma habitual de reducir la frustración en estos casos. Llamas al teléfono que sea y te quejas. Pero bien, ahí. No escatimes en decibelios. Luego pasa que recuerdas que la persona con la que hablas probablemente no tiene la culpa de nada, y te sientes mal. Y claro, es un bajón. Por eso, para evitar que decaiga el ánimo, podemos saltarnos este paso y sustituirlo por lo que gustemos en ese momento. Practicar el pino-pared, por ejemplo, que lo tenemos oxidado.


9. Ver la tele. Tal vez los que os hayáis acostumbrado a ver siempre el contenido en plataformas online no recordáis cómo funciona, pero vamos, es básicamente igual. Lo único tal vez sea que no puedes darle para detrás ni para delante. Ni elegir lo que dan en cada momento, claro. Ni poder quitar la pantalla completa para revisar las novedades en Facebook. Y sentado, normalmente se ve sentado. En un sofá. Y suele verse mejor, menos píxeles y cosas así. ¡Ah! Y también sería raro que te encontrarás la ruedita del “buffering”. Y creo que no me dejo nada.


10. Salir a la calle. Sólo debe hacerse uso de esta herramienta en caso de extrema necesidad, no vaya a ser que nos pase algo realmente alucinante e inspirador.

Birdman


Y esto ha sido todo. Si ahora al intentar darle para detrás o ir a otra web veis que se queda la ruedita dando vueltas, ya os lo digo, mal asunto. Pintar, pinta regular. Si eso ocurriera, aprovecha para poner en práctica todo esto. Verás que al final incluso tendremos la agenda apretada y todo. ¡Hasta luegorl! 🙂

Carlos Dí­az

Redactor

Arráyate un millo

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies