5 libros muy veraniegos

Como todos sabemos, el verano es esa época del año que nos ofrece mayor satisfacción en todos los aspectos: calorcito, relax, buen rollo, evasión de la rutina, tiempo para nosotros mismos, para poder viajar, estar con los amigos… Y también, por supuesto, para leer laaaargo y tendido todos esos libros que tenemos pendientes y que, por una cosa o por otra, vamos dejando y dejando. Pues ahora, con tanto tiempo libre, es el momento de desempolvarlos y dejarnos llevar por sus historias.

Hoy os propongo cinco libros para evadirse en cinco lugares/momentos/situaciones en las que os podéis encontrar este verano. Muy atentos:

  • Si os quedáis en la ciudad porque no tenéis más remedio:

Las bicicletas son para el verano (Fernando Fernán Gómez, 1977).
Escrito en teatro, cuenta la historia de la familia de Luis en el verano de 1936 durante el estallido de la Guerra Civil en la capital. Después, ya que tendréis tanto tiempo muertos del calor y el asquete, se os hará muy necesario ver la pelí­cula de Jaime Chávarri, de 1984, basada en la obra de Fernán Gómez.

las-bicicletas-son-para-el-verano-9788467035469

Sabe Dios cuándo habrá otro verano…

  • Si os vais al pueblo, novela gráfica para dejar picueta a vuestra abuela:

Moderna de Pueblo. Soy de pueblo (Raquel Córcoles, 2011).

Primera novela gráfica de Moderna, ya se ha convertido en un clásico. Esta rubia se nos presenta y nos muestra su salida del pueblo a la ciudad. Fresco, alegre, divertido. Os hará recordar porqué también os marchasteis un dí­a para llegar a convertiros en los cosmopolitas que sois hoy.

Con tanto tiempo sin nada qué hacer en medio de la nada rural, podréis leer de paso Los capullos no regalan flores, de la misma autora, si es que no lo habéis hecho aún.

Unknown

-Toma cariño, te he lavado las Converse.

-¡Noooo! Tres festivales borrados de la Historia.

  • Si os vais de crucero, un pequeño gran libro:

Novecento (Alessandro Baricco, 1994).

El trompetista de la orquesta del trasatlántico Virginian, nos cuenta en este libro monólogo la historia de Danny Boodman T.D Lemon Novecento, su gran amigo, el pianista de la misma orquesta, que jamás ha bajado del barco.

Novecento

En los ojos de la gente puede verse lo que verán, no lo que han visto.

  • Y para leer en la playa, aquí­ tenéis dos buenas opciones:

Las olas (Virginia Woolf, 1931).

El libro más experimental de Woolf. Escrito en forma de soliloquios. Los protagonistas son interrumpidos de los mismos para relatarnos una escena costera y su puesta de sol.
Un poco raruno, pero el sonido de las olas del mar os meterá en situación. Y lo amaréis.

las-olas-virginia-woolf-3713-MLM63272429_2649-O

No somos tan simples como nuestros amigos quisieran para satisfacer sus necesidades.

Sin embargo, el amor es simple…

El viejo y el mar (Ernest Hemingway, 1952).

La historia de un anciano pescador en un puerto de Cuba con pocas fuerzas para seguir desempeñando su labor pero muchos recuerdos del pasado y un joven aprendiz con ilusión y ganas de trabajar aprendiendo de él.

Un imprescindible de la literatura del s XX.

el-viejo-y-el-mar

¿Por qué los viejos se despertarán tan temprano?

¿Será para tener un dí­a más largo?

í‰stas son mis recomendaciones... Y vosotros, ¿qué tenéis pensado leer este verano?

[followbutton username= ‘ire1212’]

Irene Ramí­rez
Irene Ramí­rez

Redactora

Comunicadora, soñadora, ecléctica. Me encontrarás en algún punto entre Herman Hesse, Muchachada Nui, Led Zeppelin y Bertolucci.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies