7 excusas para comer helado en cualquier momento

 

Comer el primer helado del verano siempre es un momento especial. Y el décimo también.

A mí lo que me gusta del verano es poder tomar helado sin que nadie me mire raro ni me juzgue por mis decisiones.

https://www.youtube.com/watch?v=

 

Porque cuando en diciembre voy por la calle con un helado, guantes, bufanda y 4 capas de ropa, a algunos parece resultarles extraño.

Pero en verano todo es mágico y nadie juzga porque no quiere ser juzgado, o todo el mundo tiene buenas excusas para comer todos los helados que quiera sin necesidad de dar más explicaciones.

Si te cuesta expresar las razones que te llevan a disfrutar de tan delicioso manjar, te propongo unas cuantas. Sólo tienes que tener confianza en ti mismo para que todos te crean cuando las dices.

He aquí las 7 excusas perfectas para comer helado en cualquier momento:

Es un digestivo. Como el licor de hierbas. Cada uno elige lo que le viene mejor para bajar la barriga durante la siesta.

helado

Después de comer algo salado, mi cuerpo me pide dulce. Esta frase se puede usar como una necesidad vital que, en caso de no ser satisfecha, no te permitirá llegar ni a la vuelta de la esquina. Mi cuerpo no pide salsa, mi cuerpo pide un helado.

helado

Me ha dado un bajón de azúcar. ¿Eres diabético? no. Qué más da, todos tenemos necesidades.

helado

Me mareo con el calor. Así que necesito azúcar. Pon cara de tristeza, siéntate, coge un abanico y hazte la folclórica dramática.

folclorica

He comido ensalada. Esto significa que puedes permitirte comer cualquier cosa el resto del día, porque hará balance, equilibrio perfecto. Da igual que te compres 5 helados, porque está claro que se compensa con la ensalada.

helado

Me ha dejado mi novio/a o compañero sentimental. Te lo mereces y punto. Te mereces disfrutar de la típica escena de película americana que tiene como protagonistas a una tarrina de helado, a una cuchara y a ti.

drama

Luego lo bajo en la piscina. Esto es: mentira. Tú y yo sabemos perfectamente que en esa piscina lo único que vas  hacer es remojarte y, como mucho, lucir palmito en el borde mientras esperas que alguien te descubra.

juzgar

¿Contento?

Ya nadie podrá separaros, estáis hechos el uno para el otro. Elige una excusa, coge el monedero y baja al supermercado o al chino más cercano a reencontrarte con tu verdadero amor de verano.

Viva el helado.

helado

Sara Choya
Sara Choya

REDACTORA

Soy copywriter. Me gusta la tapa del pan de molde, el yogur helado y la música inglesa. A veces me da por cantarle clásicos castizos a mi perra o al espejo.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR