Amar en tiempos de Instagram ( 2ª parte)

 

Es necesario dar comienzo a esta segunda parte de “Amar en tiempos de Instagram” dejando claro que cada pareja establece sus propias reglas ‘no escritas’. Hay parejas abiertas, parejas dónde uno es más abierto que  el otro, parejas en las que uno de ellos no sabe que el otro es abierto, parejas abiertas consentidas, sin consentir… En la variedad está el disgusto, pero aquí­ he venido a hablar de mi libro, a hablar de las parejas ‘convencionales’. Vamos, las que tienen los tí­picos problemas de siempre, sumado al nuevo problema llamado “factor internet”.

corazonPARTE 1: Capitán, hemos divisado un Iceberg

Maldito Zuckerberg

Facebook tuvo un dí­a la brillante idea de rediseñar la red social para que la utilizáramos como el albúm virtual de nuestra vida, destacando momentos importantes  para así­ poder recordarlos con un solo click. ¡Gran idea la de Zuckerberg! Pero cuando surgió, poca gente fue consciente de lo que estábamos construyendo. Ante un desengaño amoroso rompí­as fotos, ahora eliminas a gente. Antes tachabas números de la agenda, ahora ocultas publicaciones.

Yo quiero tener un millón de amigos

Los amigos llegan, se van y vuelven. Facebook es hoy en dí­a la agenda 2.0. Lo que en la primera parte llamé “las páginas amarillas de los 90”. Si conocer a gente nueva estaba al alcance de nuestra mano, no iba a dejar de serlo estando con pareja. ¡Pero ojo! No tiene porque ser malo. En una relación basada en la confianza y en el respeto todo entra dentro de lo ‘normal’ ¿no?. ¡Salvo esa petición de amistad de aquel cajero que se quedó con el nombre de tu novio cuando fue a pagar con tarjeta!. Y es que gustar, vas a seguir gustando. ¡La técnica de decir tu nombre y apellidos para que el camarero del Starbucks lo escriba en el vaso y a la vez pueda buscarte en las redes es muy vieja, amiga¡

starbucks

Problemas actúales de la vida moderna en pareja:

-¿Te ha agregado esa chica? ¡Que gracia, verás la cara que pone cuando vea que tienes novia!.

-Tu ex te ha enviado una petición de amistad: Confirmar/Montar en cólera.

-¿A los ex de tu ex se les admite como animal de compañia entre tus contactos?

-No quiero borrarle como amigo.

-Ayer volví­ a entrar en sus redes, y sí­, es feliz.

Que esté a dieta no significa que no pueda ver el menú

La relaciones posesivas conducen al fracaso. Elena Francis te lo dirí­a (jóvenes, buscar a Elena Francis en la Wikipedia). Salir con alguien no conlleva unas castración. Es decir, las hormonas siguen siendo las hormonas, y por ello va a seguir gustándote gente/vas a seguir gustando. Y sí­, a muchos de ellos te los querrás tirar. Pero ‘se supone’ que  hay un lí­mite, una compensación o un ‘contrato no firmado’ en el que cada persona entiende lo que está bien o esta mal. Sin entrar a juzgar, podemos decir que nada es bueno ni es malo, todo va en el código moral de cada persona y en intentar no dañar a tu pareja.

Aquí­ entra el espinoso asunto de los ¡likes! Hola Instagram. Instagram está lleno de hombres en calzoncillos. Y tu novio lo sabe. Y a tu novio le gusta, Y tu novio les sigue. Prepárate a  levantarte por la mañana, entrar en Instagram y ver que, en efecto, el primer like de la mañana ha ido a parar a un brasileño ‘random’ de torso apolí­neo y brazos como rocas pétreas y no ha salido de su boca para ti.

Yo os declaro marido, mujer y seguidores

jose2buenacena

Una vez aceptado que tienes que vivir con tu pareja y los seguidores, acosadores, admiradores y sus fans, te convences de lo afortunado que te sientes por salir con uno de ellos. Los aceptas y  empiezas a hacer tú lo mismo. Error.

mesa1prueba

Cuando empieza a prestar mas atención al sonido de las notificaciones que a tí­, debes poner una alerta bien grande sobre tu cabeza. Esa mano que deberí­a ir sobre la tuya mientras esperáis que os traigan el vino, está con un iphone abriendo conversaciones. Sí­ es cierto que más allá de las relaciones, las redes sociales nos quitan tiempo para disfrutar, pero si preferimos fotografiar una cena a vivirla cómo se merece y archivarla en tu cabeza es que algo va mal.

mesa1prueba

Posturea, que algo queda.

Como decí­a al principio del post, cada pareja es un mundo, y hay muchos factores mas allá de los que habla este articulo que hacen que una relación se vaya a pique. Pero estos factores 2.0 no ayudan, sino que complican y crean malentendidos nuevos  a los que hay que saber enfrentarse. Los “me gustas”, las peticiones de amistad, las conversaciones con desconocidos, no tienen porqué ser nada malo si existe una buena comunicación, o sí­ los dos miembros de la relación actúan del mismo modo. Si algo está roto, no hay más que hacer, pero en esta época del postureo, de la cercaní­a, y de lo social, se trata de sobrevivir en la selva del escaparatismo barato que ofrecen las redes sociales.

mesa1prueba

Si se trata de no dejar de gustar, adelante, pero siempre teniendo presente que se entra en un terreno peligroso dónde quizás sea muy difí­cil explicar según qué situaciones.mesasolo1

PARTE 2: En esta tabla no hay sitio para los dos Jack.

-Escoja su emoticono para dejar a tu pareja-. Esto ya  funciona así­: Facetime, mensajes…O el colmo de la vaguerí­a: que se entere cuando cambie mi estado sentimental de Facebook. Pero lo mas duro está por llegar: las pertenencias. Cuando ya os habéis chocado con el Iceberg, toca el momento del reparto.

Hay dos opciones: Eliminarle de las redes sociales o Eliminar todo lo que significa él de las redes sociales. El tenerle como amigo en las redes definitivamente no ayuda. Antes le borrabas de la agenda del teléfono, y mala suerte si te volví­as a encontrar con él. Ahora Facebook es cómo convivir  y tener que recordar dí­a tras dí­a que sigue existiendo.

ultimo

-¿Estás seguro de que deseas mandar tu ví­a anterior  a la papelera de reciclaje?

Te aconsejo que no lo hagas. Mejor mételo todo en un disco duro y guarda ese disco en un sitio que no vayas a abrir nunca-. La vida son momentos que quedan grabados a fuego en nuestra cabeza, y no es justo quedarnos siempre con los buenos. Quizás con el tiempo, esas fotos que no quieres volver a ver, las eches en falta, o las revises con una sonrisilla. Si te gustaba ílex Ubago y llorar recordando, tienes en Facebook un aliado. Pero cuando ya se ha roto la relación lo mejor es intentar no bucear en el archivo de las redes sociales.

-Privacidad, bloqueos, preferencias.

Es un paso enorme tomar la decisión de borrarle del Facebook, pero a veces la sombra de tu ex es alargada y tienes que acabar eliminando a más gente de la que creí­as. A riesgo de que elimines tanta gente que vayas a quedarte a solas con las gallinas de Farmville, lo mejor es hacer uso de la privacidad y el ‘ocultar publicaciones’. Nadie se entera de que no les lees, y no les puede sentar mal que les hayas borrado. Ojos que no ven…

 

final

 

En definitiva las redes sociales no rompen parejas. íšnicamente evidencian rupturas, por eso no es justo achacar a las redes sociales una responsabilidad que no tienen. Al igual que las publicaciones de tus viajes románticos, las fotos y celebraciones, no nos damos cuenta que  la falta de seguridad, los celos, la falta de comunicación, la rutina… tienen su reflejo en nuestras publicaciones en las redes sociales. No hay que olvidar que somos humanos y que a veces la mejor decisión ‘digital’ que puedes tomar en una ruptura  es apartarte de ellas hasta que estés preparado para no sufrir recordando. Y siempre, y en último caso, puedes empezar de cero volviendo a abrirte un Fotolog.

[ocultar artí­culo a tus ex]      [no vas a hacer ni caso a mis consejos]

Ilustraciones: Jose Oní­s nombre

[followbutton username=’ricescudero’]

Ricardo Rastrollo
Ricardo Rastrollo

REDACTOR

Periodista afincado en Madrid. Empecé en este mundo de la comunicación en Lasemana.es. Actualmente redactor en @BFaceMag | @ricescudero

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies