Amigo invisible somos todos, pero el tuyo es el peor

Este año participo en cuatro amigos invisibles, seis décimos de lotería y, por ahora, ya tengo apalabrados dos cotillones en ciudades distintas. ¡Sí-se-puede! Esta práctica es la que se viene conociendo como “la ruina por compromiso” (compromís miseris portutatis).

amigo_invisible_navidades

Comprar regalos a personas que no has elegido tú es lo más complicado que vas hacer en estas fechas después de conseguir que no te coincida ninguna cena de Navidad. Sin embargo, es una costumbre necesaria para hacer team building; no vas a ser tú el grinch anticristo. ¡Antes pobre que malqueda!

“Hola, completa desconocida, ¿quieres participar en nuestro amigo invisible?”

“Vale”.

amigo_invisible_navidades_regalos_bface
¡¡Mira lo que hago con mi sueldo de millennial!!

Y ahí estás tú mirando los nombres de los que te han tocado: tu jefe, la novia de tu primo, tu amiga del pueblo y un señor al que aún no has conseguido identificar.

Como dinero no tienes y poner “regalos amigo invisible” en Google no ayuda, vamos a darle a la creatividad para que no regales truños. Lo que no quiere decir que no los vayas a recibir tú, querido virgo desgraciado; porque el azar es caprichoso y tu tía Conchi, también conocida como Ms. recicladora de regalos antiguos, ya le ha preguntado a tu madre qué colonias usas y si te gusta LA PANA.

amigo_invisible_bfacemag_navidad_regalos

Pónselo fácil a tu amigo. Entra a los sitios gritando lo que quieres.

“… Y entonces yo le dije: ¡necesito esa calculadora científica más que nada en mi vida!”.

Una vez asegurado tu regalo, empieza tu “equipo de investigación”.

1. Registra sus cosas. Compatibilízalo con la Constitución.

2. Analiza su Instagram. No le des a Me gusta a todas las fotos que igual sospecha.

3. Actúa con naturalidad cuando hables con él. Que no te vea tomando notas.

amigo_invisible_bfacemag_navidades

4. Aprovecha para conocerle más, pero sin pasarte. Que lo empieces a llamar por las noches va a ser raro, tampoco hace falta que fuerces.

“Me gustaría que me contaras tu vida desde los 11 años en adelante”

5. Personaliza el regalo. Quieres aspirar a hacer lo que hacen los manitas de los tutoriales de Youtube pero eso te queda muy lejos. Tú escribe su nombre en el papel de regalo con letra bonita. En las “ies” pon corazones. Marcarás la diferencia.


Ahora habría que hablar de cómo poner cara de que te gusta el regalo cuando te den el tuyo. Sonríe mucho, di que te encanta incluso antes de saber qué es, comenta lo bonito que es el papel de regalo para ocupar el silencio incómodo. Si está muy bien envuelto proyecta la atención de tu público hacia otra parte:

“¿Os habéis fijado alguna vez lo verde que es ese ficus?”

Continúa. Refuerza el mensaje cuando lo descubras añadiendo un “yo me quería comprar uno” o un “me hacía mucha falta”.

Y ya está. Ya has cumplido. Guarda los regalos que te han hecho y no te gustan para regalarlos tú el año que viene. Sé tú la tía Conchi de alguien.

Marí­a Pulgar
Marí­a Pulgar

Redactora

Engordo la tele, las redes sociales, las webs y a mi misma de octubre a marzo. Producción de contenidos y de cosas que te dan ganas de llevarte a tu casa.

1 Comentario

    Deja tu comentario :)

    ¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

    Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR