Amar en tiempos de Instagram (1ª parte)

¡Se ha acabado el amor!. El amor como lo entienden nuestros padres, el amor tal y cómo funcionaba hasta ahora. ¿La culpa? No tener referentes en los que basarnos para ver como deberí­an funcionar las relaciones en esta era digital. O dicho de otro modo: ¡Cariño, te lo puedo explicar: Le agregué porque solo me faltan 20 seguidores para llegar a los 1000!.

Viene fuerte este artí­culo, ¿no?. Me gustarí­a bajar un poco el nivel y confiar un poco más (en esta primera parte) en los beneficios de las redes sociales, blogs, y demás herramientas sociales que nos ha proporcionado Internet, pero este artí­culo está pensado para que te sientas reflejado en el nuevo panorama amoroso-virtual y sepas como enfrentarte a la tormenta de las relaciones 2.0.

En esta primera parte os comentaré los beneficios de la era digital en nuestras relaciones anti-sentimentales.
Las redes sociales y las ego-aplicaciones, han cambiado por completo nuestra forma de relacionarnos con la gente. En las relaciones sentimentales pasa lo mismo. Desde la forma de conocerse, hasta el dí­a a dí­a de una relación, las redes sociales ocupan un lugar predominante en algunas situaciones que vivimos con nuestras parejas y ex-parejas.

Solteros exigentes
Hay que admitirlo: Ligar está al alcance de nuestra mano, y nunca mejor dicho. Aplicaciones, perfiles en redes sociales, Instagram (esta aplicación merece tener un artí­culo propio). Las miradas furtivas, los encuentros, los enamoramientos ‘face to face’  han sido sustituidas por ‘likes’. Todo muy fácil y frí­o a la vez, más cómodo, más directo, pero a la vez menos í­ntimo ya que todo se hace público. La primera de las ventajas es lo que llamamos ‘filtro pérdida de tiempo’. Sabes lo que quieres, buscas algo muy determinado y para ello utilizas la aplicación adecuada. Mucho criticamos a los ‘solteros exigentes de ‘Meetic’, pero Instagram no deja de ser para algunas personas, como un gran escaparate donde exhibir nuestras mejores poses al mejor postor. El problema viene cuando lo sigue siendo una vez que la relación ya está consolidada, pero de este tema hablaremos en la segunda parte del artí­culo.

originalmeeticc

Pero pese a todo ¡Que alegrí­a nos da ese escaparate! Pose aquí­, carita allá, y todo por gustar. Pero no te fí­es nunca de una foto, que luego viene el momento de encontrarse a solas con esa persona y ¡Oh sorpresa! En persona no hay filtros. Eso no ocurria antes. Te gustaba y ya tení­as la idea formada de como era fí­sicamente. Por otro lado ahora puedes saber mucho mas de sus gustos, intereses y amistades.

tumblr_munnoxXg9d1qeyh40o1_500

¿Cómo empezó todo?
La Red Social por excelencia: ‘Facebook’, son las mí­ticas páginas amarillas de los 90. Filtrando, acabas encontrando. Digamos que aceptarle como amigo es el siguiente paso que vas a dar en el que tu nuevo ligue va a ser consciente de que no eres todo lo serio que aparentas ser. ¿Alguna vez has borrado fotos recientes para que él no las vea?– Pues tienes el sí­ndrome del ‘postureta sin personalidad’. Si tarde o temprano va a acabar conociéndote…¿Que más te da?. Es cierto que quizás la noche anterior desfasaste en exceso, pero en la vida real no vas a poder desetiquetarte de tus actos.

tumblr_lz8iwppJcb1qeyh40o1_250

Relación formalizada. La Familia y Amigos.

¿Te acuerdas aquella Nochevieja en la que explicaste a tu madre lo que era Facebook? Pues aunque te parezca raro, tu madre se quedó con la copla. Un dí­a estás tan tranquilo escuchando música, vibra tu móvil y ¿Quién es? Es tu madre que te ha enviado una petición de amistad. ¿Cómo lo habrá hecho?. Ha aprendido, y es que nada mueve más a las personas ( y mucho más a tus padres) que el deseo de conocer todo de ti, tus gustos, tus salidas, tus amistades. Empieza el dilema. (Privacidad o Confianza). Da igual, la has cagado. A tu Madre le ha dado tiempo a conocer a tu pareja. ¿Quién es este?, ¿Porqué te besas con él? ¿ Cuantos antecedentes tiene?. Tí­picas preguntas ‘made in Tu madre’.

tumblr_lfwczl97Wj1qeyh40o1_250 tumblr_lfwczl97Wj1qeyh40o1_250

tumblr_lpxjj5TtZR1qeyh40o1_250

¡Publica todo!

‘Foto de pareja : 56 likes/ 31 comentarios. Estado amoroso: 64 likes/12 comentarios, Foto de las vacaciones 76 likes/ 23 comentarios. Tu vida amorosa ha acabado grabada en Facebook. Has hecho un álbum virtual precioso y a la vista de todos tus contactos. Es bonito que todo quede grabado, los viajes, las salidas nocturnas, las celebraciones… Pero cuando todo acaba llega el momento de preguntarnos. ¿Qué hago con todo lo que tengo? Estados, fotos, ví­deos… Antes bastaba con esconder bajo llave esas fotos que tení­as con tu pareja, romperlas, quemarlas o hacer vudú con ellas. Ahora puedes, abrirte un perfil nuevo, eliminarle o cambiarte de nombre.

tumblr_lcjokj5twE1qeyh40o1_250

En definitiva, las redes sociales nos han facilitado el proceso de conocer a alguien, de saber más de su vida, e incluso de que sea todo más intenso por el simple hecho de hacerlo público y que la gente comente. Nada es bueno ni malo, solo dando el uso correcto y sabiendo que quieres encontrar, puedes desarrollar historias de amor preciosas que pueden empezar con un tí­mido ‘me gusta’ en una foto. Aún así­, con esta nueva era de ‘Relaciones 2.0′, han llegado nuevos riesgos en las relaciones, nuevas problemáticas a las que enfrentarse con tu pareja e incluso tus ex, y nuevas preguntas que desarrollaré en la segunda parte de este artí­culo que ¡No te puedes perder! porque seguramente te sentirás muy identificado.

Ilustraciones: Jose Oní­s.

[followbutton username=’ricescudero’]

Ricardo Rastrollo
Ricardo Rastrollo

REDACTOR

Periodista afincado en Madrid. Empecé en este mundo de la comunicación en Lasemana.es. Actualmente redactor en @BFaceMag | @ricescudero

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies