Pautas para volver de Semana Santa

Lo bueno acaba y la Semana Santa toca a su fin. Los maravillosos día de descanso que nos dan aliento para afrontar lo que queda hasta las vacaciones de verano se acaban. Toca pensar y prepararse para la vuelta a la rutina. Sabemos que no es tarea sencilla pero voy a compartir mi guía con ciertas pautas que aseguran una regreso de Semana Santa sin daños ni lagrimones.

Preparación psicológica para regresar a la oficina

Oficina

Activa el nivel máximo porque 24 horas antes de volver de Semana Santa el estrés comienza a abrirse paso en nuestra mente con tan sólo imaginarnos abriendo el mail, retomando la agenda de reuniones o simplemente cogiendo el camino hacia la oficina. Cual soldado que regresa de la guerra, mentalízate en que pasaras secuelas traumáticas con el mero hecho de coger un simple boli.

Recuperar el control

Control en la ofi

Aunque no lo creas, durante el tiempo que has estado fuera no ha ocurrido ninguna catástrofe, no han dado rienda suelta a su maldad los jinetes del Apocalipsis ni se ha producido la peor de las desgracias. Quizás la señora de la limpieza ha movido tu bote de bolis o la pila de papeles que tenías en el escritorio pero no es grave. Respira, sonríe y deja que pase el lunes.

Busca ayuda divina, de esa que abundó en Semana Santa

Ayuda divina Semana Santa

Seguro que tu equipo o los compañeros de trabajo son la hostia de currantes. Las mejores personas con las que compartes más de ocho horas diarias durante cinco días a la semana, codo con codo y neurona con neurona para afrontar todos los proyectos. Sin embargo, cuando volvemos de Semana Santa nadie es el que era. Todos tenemos nuestros demonios, infiernos y obstáculos para cumplir con nuestra labor. De vez en cuando, echar un ojo a la estampita que te regalo tu abuela con el Cristo de las Lágrimas Vivas no viene mal.

Recursos dulces en dosis altamente no recomendadas

Chocolate Semana Santa

Es un topicazo el tirar de dulces, especialmente chocolate, para pasar los malos momentos o instantes de bajón. Si las existencias que guardabas celosamente en el cajón de tu  escritorio para estos casos se han sufrido un descenso y no se han repuesto, no olvides recabar todos los dulces de Semana Santa que abuelas, tias, madres… te endosaron. Es decir, monas de pascua, rosquillas, torrijas, pestiños, bueñuelos… ¡Rienda suelta a la glucosa!

 

 

Pilar Martí­nez
Pilar Martí­nez

REDACTORA

Enganchada al Smartphone y tonteando con la Tablet (y otros gadgets). Mucho más en BMobile! | @pilarmr

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR