El color sabe a Boho Bar

Sé que a estas alturas, y con la Navidad asomando la zarpa por nuestras carteras, tu paupérrima economía no da mucho más de sí. Pero de ilusión también se vive -si no, que se lo pregunten a UPyD- y con imaginación, mucho mejor. Por eso, hoy os propongo viajar a Tailandia, Marrakech, Nueva York o Ibiza por lo que te cuestan dos copas de garrafón en Independance. Y sí, todo esto en el centro de Madrid (Colmeranes 13). Toma nota, que si necesitas un tiro respiro tanto como yo, lo vas a agradecer.

bface2

Boho Bar viene con aires de Mediterráneo pero sin ancla. Javier Villa, con más de dos décadas de experiencia en el sector, y Patrik Mocquard, empresario formado en la escuela de hostelería de Lausanne en Suiza, han decidido dar forma, sabor y -sobre todo- color a su amistad forjada durante 20 años. Como un buen vino añejo, alegría, risas, cariño, relax, amistad, buen ambiente, recuerdos, ilusión, experiencias… todo eso es Boho Bar. Bonitas palabras, pero como diría Eva González, pongámosle sabor a la vida. ¿A qué sabe Boho Bar?
bface4

La carta es un viaje alrededor del mundo. Los sabores, las texturas, los colores, los olores y los matices nos transportan a lugares lejanos -y no tan lejanos-, nos acerca a nuevas experiencias y nos despiertan los 5 sentidos. Basada en la cocina mediterránea, aunque con toques exóticos y multiculturales, las recetas innovan tanto en su preparación como en su presentación. Carnes y pescados de primera calidad y un pan protagonista de muchos de los platos, que es elaborado y horneado cada mañana por su panadero.

bface3

¿Y dónde está el billete para esta vuelta al mundo? En tus cinco sentidos. La vista, para dejarte conquistar por la delicadeza, el mimo y el gusto con el que tratan sus productos, el “baile” hipnotizante del katsuobushi en su bacalao en costra de miso, los colores vibrantes de la ensalada rojo pasión o la vivacidad del ceviche de Corvina. El tacto, para sentir la combinación perfecta de crujiente y cremosidad de las croquetas, la melosidad del risotto, la jugosidad del solomillo o la untuosidad del foie. El olfato, para evocarte recuerdos que desconocías y transportarte a Marrakech con sus pinchos morunos Ras Al Hanut. El oído, olvidado y relegado en el mundo de la cocina, que suma un placer más a nuestra experiencia a cada bocado. Y el maravilloso gusto, que hará vibrar a tus más de 10.000 papilas gustativas con el dulce, salado, ácido y amargo que combinan en sabores únicos.

bface5

Entrantes para compartir, ensaladas que no lo parecen, platos de pasta y pizza de otro mundo, pescados y carnes en sus formas más insospechadas y postres de decir ‘hasta aquí hemos llegado’. Con un gasto medio de 22-25 euros, Boho Bar es una explosión de colores que querrás compartir, sea en este invierno no tan invierno, o en el verano sin mar de la capital. Pasajeros, el embarque comienza en 3, 2, 1…

Fotos | Boho Bar

Nerea Alberdi
Nerea Alberdi

REDACTORA

Publicitaria de carrera y comunicadora por extensión, creo en el contenido como unión. Con la música a todas partes y a todas partes donde está la música. | @Nereany

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR