Carta abierta a Jorge Cremades

¿Cómo se despierta uno cada día sabiendo que le hacen gracia los vídeos de Jorge Cremades? ¿Cómo es posible que alguien se sienta tranquilo sabiendo que se ríe con bromas homófobas o machistas? Y, si se llegase a considerar que la pregunta anterior es errónea, ¿quién vive en paz con el hecho de que le hagan gracia vídeos que dan vergüenza ajena?

Jorge Cremades podrá ser muchas cosas. Podrá hacer gracia o crear absoluta indiferencia; podrá ofender a otros o podrá pasar desapercibido. Pero no deja de ser lo que es: un señor que, por culpa de Internet, tiene voz. Y, ojo, el problema no es que la tenga; el problema es que la utilice para soltar las mierdas que suelta.

Esto, hoy, va por ti, Jorge Cremades:

No te vas a convertir en gay por sujetar el bolso de tu novia. Te lo dice uno que no necesitó coger uno para saber cuál era su condición sexual. Igual esto está más allá de tu dominio, porque tú sólo pensabas que subir un vídeo así haría gracia, pero lo cierto es que no, no la hace. Te lo digo yo y te lo dicen todos los homosexuales y personas con más de una neurona que están cansados de tus estupideces.

Foto: @canelica0
Foto: @canelica0

Tampoco necesitamos saber cómo sobrevivir al primer viaje con una novia. Quizás, no lo sabías, pero cada mujer es un mundo y no responden a un patrón. Te contaré un secreto que puede sorprenderte: no todas las mujeres comen ensaladas; hay mujeres que se tiran pedos delante de sus novios; a todas las mujeres no les gusta Pretty Woman; las mujeres también utilizan WhatsApp para hablar con sus amigas, amigos, familia y compañeros de trabajo. ¡Sorpresa! ¡Las mujeres son personas y hacen cosas de humanos!

Tus vídeos no son humor, no es un «hay que saber reírse de uno mismo», porque lo que tú representas es una figura machista y homófoba que no tiene cabida en esta sociedad, por muchos seguidores que puedas tener. Eso debes tenerlo claro, quieras o no.

Tus intentos forzados de bromas, que caen en clichés y estereotipos rancios, pueden hacer daño. Sorpresa, ¡la gente tiene sentimientos! Y tus bromas hacen daño, aunque no sea de forma directa. A las mujeres que no son capaces de ver que pueden valerse por sí mismas sin necesitar a un hombre; a las mujeres que no entienden que no viven para hacer feliz a un hombre; al niño o adolescente que se puede ver cohibido porque, según tú, ser gay es algo de lo que reírse.

Sin título

No, una foto en Twitter en la que digas que «love is love» no es suficiente. ¿A quién debemos creer: al Jorge Cremades que defiende el amor igualitario o al Jorge Cremades que, semanas antes, considera que coger un bolso es algo de gays? El problema lo tienes tú, no el chico que, haciendo caso omiso a una tontería del tonto de turno, decide agarrar el bolso de su novia.

Bien por ti, bien por tus logros, bien por tus artículos en revista, bien por las entrevistas que das, bien por tus amigos, bien por tus seguidores, bien por tu novia. Bien, de verdad, pero basta ya. No creas ni por un sólo momento que nos representas, porque tus vídeos nunca lo han hecho ni lo harán.

Insisto: no haces gracia. Y, si te tomas a mal este artículo, recuerda unas palabras de tus defensores:

«Es sólo humor»

Gabriel Garcher
Gabriel Garcher

musica@bfacemag.es

Canario, que no africano. Freelance a tiempo completo; escritor en mis ratos libres. Nunca sonrío en las fotos, y no pasa nada. La vida sigue.

12 Comments

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies