El Circo y su dulce affair

Atención, artí­culo no apto para diabéticos. Hoy vengo con sobredosis de azúcar y feromonas -no creí­a que lo segundo fuera posible- con el objetivo de acercarme sin éxito con palabras a lo que este lugar produce en mi organismo. Os hablo del fantástico Circo en Corredera Baja de San Pablo 21 -efectivamente, no salgo mucho del barrio. Este bendito lugar es resultado de los años de periodista expatriado de su dueño, la afición culinaria de su familia y, según afirma sin atisbo de resignación, un despido totalmente procedente. Mientras especuláis sobre qué pudo haber hecho Antonio de Santiago para merecerlo, cojo el trapecio y me lanzo a contaros qué os estáis perdiendo.

Bfacedos

Que no os confundan los muebles reutilizados y los azulejos de Cuéntame, éste no es un bar moderno más de Malasaña, es el bar. El Circo, junto al bar La Realidad (también en Corredera Baja) fue uno de los primeros bares modernos del barrio, allá por 2010. Pero como esto no va de oposiciones y la antigí¼edad está sobrevalorada, os convenceré con argumentos. El bar/restaurante/cafeterí­a está pensado para todos los públicos, cuenta con tres ambientes que bien hacen las delicias de los “˜locales malasañeros de pro‘ como de los mayores del barrio o los actores que pululan en torno al Teatro Lara. Presentaciones, caterings, fiestas independientes de grupos, citas de parejas melosas hasta decir basta… hay sitio para todo -sí­, para una primera cita de Tinder también.

Bfacetres

¿Qué hay de comer? Cositas caseras con mucho amor y sobre todo frescas -traí­das literalmente del mercado de enfrente. Si paseáis por el barrio y os entra la gusa -porque pasear cansa- no os arrepentiréis de optar por su menú del dí­a, con la tortilla de patata y sus tartas como indiscutibles protagonistas. Aquí­ querí­a yo llegar, sus TARTAS. Me tiemblan las piernas solo de pensar en ellas, así­ que mejor cambio de párrafo.

Bfacecuatro

He comenzado hablando de azúcar y feromonas, y aquí­ tenéis a la culpable. Esta diosa rojiblanca -lo siento, mi querida Real Sociedad- es la encargada de resucitarme todos los viernes, sábados y domingos de resaca. Llamadme lenta, pero en año y medio no me ha dado tiempo a probar todas las tartas de queso de Madrid, sin embargo esto no me cohí­be de decir que la aquí­ presente es sin duda una de las mejores de la capital. ¿Su secreto? La receta que Antonio “˜cogió prestada’ a un ligue hace dos años. No sabemos cuán satisfecha quedó la mujer, pero gracias a las dotes de seducción de aquí­ el dueño y señor del Circo, podemos gozar nuestros paladares y mentes calenturientas con esta bomba de glucosa. Porque sí­, señoras y señores, este dulce puede sustituir cualquier desliz mal o bien avenido.

Fotos: Unai Mateo

 

Nerea Alberdi
Nerea Alberdi

REDACTORA

Publicitaria de carrera y comunicadora por extensión, creo en el contenido como unión. Con la música a todas partes y a todas partes donde está la música. | @Nereany

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies