Conoce todo los tipos de té y sus beneficios

No, no, te estás equivocando. El no es sólo para señoritas. Puedes beberlo frío, caliente, en mojitos o utilizarlo para hacer helados, batidos, galletas o tartas. Y tampoco es necesario servirlo con tetera y beberlo en taza -y sino que se lo pregunten al té Matcha– ¡destierra esos mitos y comienza a pensar en sus beneficios!

Todo el mundo ha oído hablar del té y probablemente de su amplia gama de sabores, colores y olores, pero lo que desconocen es todo lo que pueden hacer por cada uno de nosotros. Por dentro y por fuera. Y esto es lo que deberíamos saber en primer lugar para elegir el que nos proporcione mayores beneficios.

 

tipos de té

Como es lógico, el té proviene de las hojas de la planta del té, pero, ¿a que no sabías que dependiendo de sus procesos de secado y fermentación se obtienen el té verde, blanco, rojo, oolong o negro? ¡Y todos de la misma planta!

Si te vas a convertir en un sibarita de los tés, as de saber que vas a tener que estar muy pero que muy pendiente de la temperatura del agua y de los minutos de reposo. Venga, ¡apréndetelo todo!

1. Té negro o el café de los tés
Es uno de los más populares en todo el mundo y podría ser el sustituto del café por ser el más estimulante. El té negro proviene de la fermentación de las hojas frescas de Camelia Sinensis que pasan por un proceso de oxidación en el que las hojas verdes originales pasan a ser marron oscuro haciendo que los aromas se tornen más complejos. Gracias a la gran cantidad de teína que posee relaja los vasos sanguíneos a la vez que ayuda a prevenir la oxidación del colesterol bueno.

· Tiempo de infusión: La intensidad de su sabor depende del tipo de té negro pero siempre la temperatura del agua debe ser de 95ºC.
-Té negro clásico: de 4 a 5 minutos.
Té Darjeeeling: 3 minutos.
Té de hojas rotas o Broken: de 3 a 4 minutos.

2. Té verde contra infecciones
Contiene micronutrientes, polifenoles y antioxidantes que protegen el sistema cardiovascular y retrasan el proceso de envejecimiento de la piel y los órganos. Además ayuda a eliminar líquidos y en ocasiones, ayuda a peder peso. Su contenido en teína es bajo y debe prepararse con agua que no esté hirviendo ya que si las hojas cuecen el té te sabrá demasiado amargo. Es rico en minerales, sodio, flúor y vitaminas A, B y C, que son los que ayudan al cuerpo a protegerse frente a virus o infecciones.
· Tiempo de infusión: Con el agua entre 75º-85ºC se deja el té en reposo entre 2 y 3 minutos.
tipos de té

3. Té rojo = quemagrasas
También se le llama té de los Emperadores porque antiguamente durante muchos años su consumo estuvo prohibido al resto de la población. Su sabor es más fuerte que los otros y recuerda a la paja o a la tierra. ¡No te asustes! Seguro que en cuanto conozcas todos sus beneficios se te quita esa cara de ‘asquito’, además este tipo de té está exquisito con leche.

Es sabido que el té rojo favorece la eliminación de grasas y toxinas corporales debido a su función diurética a la vez que ayuda a combatir el colesterol y ayuda en la digestión. Por eso este tipo de té es recomendado tras las comidas copiosas o pesadas.
· Tiempo de infusión:  4 minutos a una temperatura de 95ºC.

4. Té blanco o ‘elixir de la juventud’
Esta variedad es considerada la más exquisita y refinada, que ¿a qué se debe la fama de este tipo de té? A que en lugar de hacerse con hojas enteras sólo se escogen los brotes tiernos aún sin abrir en dónde se considera que está la ‘energía’ de la planta. Además, sólo se recoge a mano durante unos pocos días cada primavera y por medio de una ventilación controlada se marchitan las hojas. ¡Por eso es el más caro de todos!

Al igual que el verde, contiene micronutrientes, polifenoles y antioxidantes naturales (3 veces más que el té verde), por eso se le considera el ‘elixir de la juventud’. Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, el riesgo de padecer cáncer, los niveles de colesterol en sangre, protege de las caries y previene infecciones.
· Tiempo de infusión: de 3 a 5 minutos a 75ºC.

tipos de té

5. Té oolong o azul
Es un té que está a medio camino entre el té verde y el negro. Favorece la respiración reduciendo la presión arterial, regula el colesterol, rejuvenece y ayuda a mantenerte en tu peso. La popularidad de este té está creciendo por su particular poder quemagrasas aunque es más eficiente el rojo. Y además, ¡se puede beber helado!
· Tiempo de infusión: 5 minutos a 90ºC.

6. Rooibos
Aunque no procede de la planta del té, no podíamos olvidarnos de él. El rooibos no tiene teína pero contiene muchas vitaminas y minerales así como propiedades relajantes. Es una alternativa muy sana para los que no pueden tomar estimulantes como niños o embarazadas y se puede tomar tanto caliente como frío e incluso utilizarlo en cocktails y recetas.
· Tiempo de infusión: de 5 a 7 minutos a 95ºC.

Lucía Díaz Madurga
Lucía Díaz Madurga

REDACTORA

Periodista, comunicadora de Moda y community manager. Escribo sobre 'Coolture' porque la Cultura es la vanguardia de nuestro planeta. Soy NOwner, foodie y backpacker; de las que prefieren disfrutar antes que poseer.

2 Comentarios
  1. Estupendo artículo! Solamente una pequeña aclaración. El té negro no se fermenta, se oxida. El único té que se fermenta es el té rojo (pu-erh), el resto de los tés casi no se oxidan (té verde, blanco, amarillo), están medio oxidados (té oolong – azul) o están totalmente oxidados (té negro).

    Saludos!

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR