Cuando se te cae el móvil y ves tu vida pasar

La pareja perfecta: tu móvil y tú. Nunca antes habías querido a un objeto inanimado tanto como quieres a tu móvil, a la extensión de tu brazo, lo primero que miras por la mañana al despertarte y lo último antes de cerrar los ojos al acostarte. Con él vives en un paraíso que tiene como banda sonora Juntos de Paloma San Basilio: lo vuestro es un romance como ningún otro.


https://www.youtube.com/watch?v=

Pero, de forma inesperada, mientras estáis juntos viviendo un momento perfecto, se desliza entre tus manos (que de pronto se han vuelto de mantequilla y son incapaces de sostenerlo) y se aproxima a estrellarse contra el suelo.

Mundo cruel.

Tu regocijo se transforma en un drama y el tiempo pasa a cámara lenta. Ahora te has convertido en Céline Dion y gritas con furia porque, lamentablemente, no puedes hacer nada para evitar que tu amado móvil sufra una estrepitosa caída.


https://www.youtube.com/watch?v=

Miles de pensamientos se acumulan en tu cabeza mientras suena una balada, la banda sonora de tu vida se ha vuelto gris.

“Mierda”.

“Cuánto tiempo hace que tengo este móvil”.

“Cuánto dinero tengo en la cuenta”.

“Cómo puedo explicar que no se ha roto por mi culpa”.

“Tendría que haber contratado un seguro”.

“Por favor, que no caiga boca abajo”.

Pobre inocente, tú que piensas que la ley de Murphy no te va a afectar, y que tu bien más preciado va a caer boca arriba y ni un milímetro de su reluciente pantalla va a verse afectado.

Por supuesto que no, el móvil siempre cae boca abajo.

móvil

Mientras te agachas a recogerlo, rezas a todos los dioses que conoces y sudas más que aquella vez que te metiste a probar la clase de spinning. Aquí pueden ocurrir dos cosas sin importar la altura desde la que se caiga el móvil:

1. Que te quede alguna vida por gastar y el móvil esté intacto. En este caso da las gracias, recoge tu móvil y aléjate con cuidado, protegiéndolo con tu vida si es necesario.


https://www.youtube.com/watch?v=

2. Que el karma te castigue por tus malas acciones y ahora la pantalla de tu móvil se haya dividido en mil partes. Haberlo pensado antes, ya no hay nada que hacer, pero no perderás el optimismo e intentarás utilizar la pantalla rota hasta que te cortes un dedo y no quede más remedio que arreglarla.

Jurarás que la próxima vez tendrás más cuidado.

Pero todos sabemos que no lo tendrás.

https://www.youtube.com/watch?v=
Sara Choya
Sara Choya

REDACTORA

Soy copywriter. Me gusta la tapa del pan de molde, el yogur helado y la música inglesa. A veces me da por cantarle clásicos castizos a mi perra o al espejo.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR