Cuquisitios (II): la Alta Pastelerí­a de Mama Framboise

Charlaba yo tranquilamente hace algún tiempo sobre los planes de un fin de semana random con el guapérrimo de Jorge Cayero, cuando me dijo que él irí­a a visitar Mama Framboise para tomar algo.

 – ¿Mama Framboise? -pregunté yo-.

 – Es una pastelerí­a rollo francés en la calle Fernando VI. Yo te la recomiendo, está bastante bien -respondió él-.

Mama Framboise (Fernando VI, 23 – Recoletos/Alonso Martí­nez) es una tienda con monerí­as de Alta Pastelerí­a como mini tartaletas, croissants, galletas y macarons de colores (uno de los dulces más complicados de hacer en reposterí­a, que a algunos os sonarán por Blair Waldorf y su vicio por estos pastelitos). Incluso, algunos comentarios de la red decí­an que es una de las mejores pastelerí­as de Madrid. A mí­ me parecí­a ya mucho suponer, y como no es lo mismo contarlo que vivirlo -que dirí­a la buena de Samanta Villar-, yo fui a comprobarlo.

 IMG_20140528_034305

Para que lo pilléis así­ rápido: ¿verdad que no es lo mismo una blusa de Bershka que una de Valentino? Pues bien, esto es igual: quizá tartaletas de chocolate las haya a patadas, pero desde luego no hay parangón entre una hecha en serie y otra hecha a mano con ingredientes de alta calidad. Y aquí­ el diseñador no es Valentino, sino Alejandro Montes: este asturiano se ha convertido en uno de los chefs pasteleros más aclamados, que tiene en su haber premios como “Mejor Pastelero Joven de España en 2006, Mejor Chocolatero de España 2007 y la Medalla de Oro del Open de France de Desserts en 2010″ entre otros, tal y como reza su carta de presentación en mamaframboise.com.

IMG_20140528_034503

It’s all about the detail

Tras cruzar las puertas de Mama Framboise (siempre después de haber mirado embelesado el escaparate) te das cuenta de que has abandonado Madrid para introducirte en un petit café parisien donde se mezclan “trabajo duro, gastronomí­a dulce y arte“ (A. Montes dixit). Cada silla y cada mesa de madera envejecida son distintas a la de al lado, que unido a la delicadeza de sus dulces, el suave papel pintado de las paredes y las tazas de porcelana como las de nuestras abuelas, es lo que le da ese halo de vintage francés tan cautivador.

IMG_20140528_035348

IMG_20140528_035506

La cafeterí­a es siempre acogedora llena o vací­a de gente, si bien por lo general el bullicio de entradas y salidas es constante, y a pesar de haber esperado 15 minutos hasta conseguir una mesa (porque flipé en macarons de colores cuando me dijeron que habí­a lista de espera), el sitio merece realmente la pena para organizar un pequeño brunch con tus amigos o para relajarte después de una larga tarde de compras por la capital.

IMG_20140528_040014

Lo cierto es que, aunque sea algo caro para un bolsillo medio (y aunque probablemente lo haya mucho más caro), tomaréis uno de los mejores bocados dulces de Madrid acompañado de una copa de Veuve Clicquot o de un maravilloso cappuccino. Probado y certificado por Check&Get.

PS: Recientemente han inaugurado otro establecimiento en la calle Goya, 5-7 (en PLATEA), aunque también podéis comprar a través de su tienda online.

[followbutton username=’danisindahaus’]

Daniel Reyes
Daniel Reyes

He estudiado cuatro años de Periodismo que por fin van dando sus frutos en BFace Magazine. Mi vida se puede resumir en fashion, clothes, passion, pose. Hacedme feliz, hacedme un cóctel. | @danisindahaus

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies