De Madrid al cielo, pasando por Gymage

Madrid es una de esas ciudades que ofrece planes casi sin pedirlo. Cosmopolita, moderna, dinámica. Todo fluye sin apenas esfuerzo en una de las pocas urbes del mundo en las que se pone el sol y a la gente le da exactamente igual. La vida continúa como si nada hasta los primeros rayos de sol del dí­a siguiente, cuando el frenesí­ se apodera otra vez de la ciudad. Y vuelta a empezar.

_MG_9395 1

Sin embargo, a veces está bien tomarse un respiro. El cuerpo y la propia capital te dicen “para”; “respira”; “tómate una copa”; “relax take it easy“. Para esos momentos, ha nacido el urban resort ‘Gymage’. De la mente de Carlos, su propietario, brotó la idea -al finalizar sus estudios- de crear un espacio y un concepto únicos en el mundo, que llevaran el bienestar de un resort&spa al centro de una gran urbe, con todos los lujos pero a precios democráticos.

foto piscina 3

‘Gymage’ es el último place to be a un minuto de la Gran Ví­a. Gimnasio, terraza en las alturas, piscina, cocktail-bar, restaurante y solarium hacen las delicias de todo aquel que quiere huir del ruido, de los teléfonos, de los claxons, de las prisas, del ajetreo. En definitiva, de Madrid un dí­a cualquiera.

_MG_9972

Como el que entra en una cúpula de cristal casi imperceptible, uno sólo se da cuenta de que está en pleno centro de la ciudad cuando vuelve al mundo real cinco pisos más abajo. Arriba, en la terraza de ‘Gymage’ -entre los pufs, las camas balinesas y las sombrillas- sólo hay sitio para la tranquilidad. Y aunque el ambiente es de lo más chic, el postureo os lo quitáis antes de salir de casa, que nos conocemos, Marí­a Amparo.

6-Top-Models-Fail-Compilation-545

Su concepto de “naturaleza en la ciudad” hacen el resort sólo apto para la relajación y el culto a uno mismo, para comer, cenar, tapear, ir al gimnasio, nadar, tomar el sol, un vino o un cóctel y reir con amigos. Reir por todo o por nada, pero sobre todo por los precios: pocas cosas (por no decir ninguna) superan los 10 euros en la carta. A veces, ¿no es el mundo maravilloso?

_MG_9929

La expansión de ‘Gymage’ pasa, de momento, por terminar las obras en el edificio de la Plaza de la Luna (Corredera Baja de San Pablo, 2; metro Gran Ví­a/Callao), del que se han hecho propietarios por completo, para poder incluir, entre otras cosas, varias suites, peluquerí­a, academia de baile y fitness, médico estético y un teatro ambientado como un oasis (con sus palmeras y todo), que podrá verse desde las propias habitaciones. Y es que no hay nada común en ‘Gymage’. Ahora también buscan que su gimnasio participe de la ciudad: quieren que la energí­a que se desprende de las cintas de correr sirva para iluminar la plaza. Toda una lección de ética y convivencia para muchos.

IMG_8940

¿Y qué hay del futuro a largo plazo? Nadie sabe, pero Ibiza o Barcelona suenan fuerte en la mente de Carlos para continuar con un negocio, cuanto menos, peculiar. Quién le iba a decir que los que no le ayudaron en un principio se lo iban a acabar rifando. Ahora es su turno para decirles con toda la educación del mundo que se vayan a tomar viento. Y diva, Y guapa. Y reina.

Beyonce-On-Stage-Gif

Por lo pronto, nosotros seguiremos disfrutando de ‘Gymage’ mucho tiempo, con sus daikiris de maracuyá naturales y su pasta a la trufa blanca hasta la madrugrada. Porque a nosotros, como buenos madrileños, nos da lo mismo por dónde se esconda el sol.

Fotos: Gymage

[followbutton username=’danisindahaus’]

Daniel Reyes
Daniel Reyes

He estudiado cuatro años de Periodismo que por fin van dando sus frutos en BFace Magazine. Mi vida se puede resumir en fashion, clothes, passion, pose. Hacedme feliz, hacedme un cóctel. | @danisindahaus

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies