10 deportes que practicas sin darte cuenta

Son buenos tiempos para el deporte. Y eso está muy bien. A día de hoy, cualquiera que se lo proponga –y su salud se lo permita, claramente– puede seguir una rutina de ejercicios, y es que cada vez son menos los medios necesarios para llevar una vida sana, y también menos las excusas que se nos pueden ocurrir para no hacerlo. Tablas de ejercicios, gimnasios low-cost, parques con explanadas por las que echar una carrerita… En definitiva, un sinfín de alternativas. No obstante, hoy no estamos aquí para hablar de eso. Y ahora viene la parte en la que os explico por qué. Tomad asiento.

¿Qué significa “hacer ejercicio”? Pues, mire usted, esa es una cuestión un poco abstracta. Un poco el todo y la nada a la vez. Unos lo entienden como la realización de una actividad física perpetuada en el tiempo. Otros, en cambio, como el acto de participar en una competición regida por ciertas normas. Y luego estamos nosotros, que creemos que la línea que separa lo que es “ejercicio” de lo que no lo es, está cada vez más difusa. Porque, por ejemplo… ¿cuántas calorías quemo pasando la escoba?, ¿es cierto que andar es el ejercicio más completo? ¿cómo de “sport” consideraríamos que es el “Wii Sports”?.

Como vemos, son muchas las preguntas e inquietudes que envuelven a la práctica de ejercicio en nuestros días, pero sin duda la mayor, la que quita el sueño diariamente a cientos de miles de ciudadanos, plantea la siguiente cuestión: ¿es posible que nos hayamos convertido en deportistas de élite sin ni si quiera haber reparado en ello? Pues, a ver, permitidme que lo dude. Pero bueno, en forma de aclaración, a continuación procederemos a nombraros algunas de formas de quema de calorías que podemos encontrar en el día a día. Así, como quien no quiere la cosa. Y dice así:

1. Cien metros lisos (quizá algunos más, quizá algo rugosos) por ahorro del abono mensual. Sano y económico. Esta práctica nace como respuesta a la pregunta; ¿cojo tanto el metro como para comprarme el abono mensual? Pues, depende, ahí ya cada uno. Si ves que te compensa la opción de usar tu propio cuerpo como principal medio de transporte, pues oiga, eso que te llevas.

2. Cierre de vaquero de alta resistencia. ¿Que no cierra? Vamos que si cierra. No seré yo quien se rinda ante este estúpido pantalón, porque si me lo regalaron por mi primera comunión, será para que le dé uso. Vamos, digo yo.

3. Subida de escaleras del metro por avería de las que suben solas. Inesperado, salvaje y, por qué no decirlo, incluso molesto. Esosí, buenísimo para todo lo demás.

4. Devolución de prenda en periodo de rebajas. Así como a la gente le gusta hacer compras navideñas, también le gusta hacer devoluciones post-navideñas. Es algo que nos pirra, nos vuelve locos. Y tendrás que hacer distintos usos de tu forma física para lidiar con ello. 

5. Levantamiento de ropa mojada haciendo la colada. Ojo, que pesa un quintal. 

6. Natación desincronizada. Bueno, en realidad este punto va más de desicronización que de natación. Hablamos del intento de baile acompasado que creemos lograr en discotecas y que resulta bastante… mejorable. Dejémoslo en mejorable. Aún así, tu esfuerzo te cuesta, así que lo tenemos en cuenta.

7. Limpieza de piso a contrarreloj. ¿Vienen tus padres de visita? ¿Has ido posponiendo el momento de limpiar a cuando te llegue el whatsapp de “¡ya estamos en la estación de tren!”? ¡Felicidades! Has ganado una intensa sesión de friego anaeróbico y barrido express.

8. Tiro con desechos. Consiste en marcarte metas poco realistas en cuanto a lo que tirar cosas a la basura a distancia se refiere. Este ejercicio tiene dos partes; cuando alzas el brazo para lanzar el objeto arrojadizo en cuestión, y cuando te levantas para recogerlo del suelo y meterlo de verdad en la papelera. 

9. Vela con paraguas y viento. ¿Alguna vez has intentado mantener la compostura sosteniendo un paraguas en mitad de un temporalazo? Entonces sabrás de lo que hablo.

10. Paseo de matriculación al gimnasio. Sin duda el más completo de todos. Ojalá algún día me aplique el cuento :_ )

Carlos Dí­az

Redactor

Arráyate un millo

1 Comentario

    Deja tu comentario :)

    ¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

    Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR