DILF, te necesito

Qué es un DILF, dices mientras clavas / en mi pupila tu pupila azul. / ¿Qué es un DILF? ¿Y tú me lo preguntas? / Un DILF eres tú.

Qué guapos todos esos hombres. Con sus esposas, sus carritos de bebés y sus abrigos 3/4. Joder. Quién os manda a casaros y procrear -con otras, claro-, y quién me manda a mi a escribir después de beberme media botella de mistela como si de una bebida isotónica se tratase. Esto es lo que la vida -y mis ex, y la gente que votó a Aznar, y Florentino Pérez- quiere(n) de mi. Aceptemos soledad como animal de compañí­a y tiremos.

El DILF (Dad I’d Like to Fuck) (Padre con el que me gustarí­a follar). Cristo, qué cosas. Lo mucho que se han puesto de moda desde que la humanidad asumió que Beckam y Brad Pitt podrí­an repoblar la tierra sin nuestra ayuda (menos mal), y lo ancestral que es la pasión por los señores mayores en personas como yo, con nuestros desequilibrios mentales.

No me vais a creer, pero ya con TRES AÑOS me enamoré perdidamente de Sergio Dalma y del tí­o de mi mejor amiga -gracias al parecido que guardaba con el primero-, cuyas edades estaban en el mismo punto que la de mi padre y en un año menos, respectivamente. Ay. Supongo que ya, desde el embrión, estaba más interesada en hombres que tení­an, como poco, un calcetí­n de las pajas, y que se habí­an emborrachado un centenar de veces. Y todos ellos me han ido haciendo muy feliz, por unas cosas o por otras. Al principio me inquietaba la idea de sentirme fuertemente atraí­da por estos señores, de entre los cuales, mientras yo entraba en el colegio, el más joven de todos ya se estaba graduando en la universidad y habí­a comprado tres pildoritas del dí­a después. ¿O eso en los 90 no existí­a? Anacroní­as aparte, recuerdo haber sentido un inmenso alivio cuando, al llegar a la universidad, me busqué unas amigas que estaban en las mismas; y de ese modo hemos sobrevivido.

Y así­, poco a poco, me he ido dando cuenta de que moriré sola -esto ya estaba asumido, gracias por las palmadas en la espalda pero no me asusta y, es más, me relamo del gusto- y que a los cincuenta cesará mi actividad sexual (insertemos risas aquí­) por la defunción de todos estos señores que a continuación citaré. Como es una lista personal (recordad MUY FUERTE esto), he metido dentro a señores que muy probablemente horripilarí­an a cualquiera, pero ES MI LISTA Y HE VENIDO A JUGAR.

Aquí­ mi lista de padres -he escogido padres porque, si escogí­a a señores en general, corrí­amos el riesgo de que escribiese el Antiguo Testamento- con los que no me importarí­a romper dos, tres, o diecisiete somieres, según se tercie. (El criterio va por edades, de menor a mayor) (Abróchense los cinturones, disfruten del viaje y tengan cuidado de no vomitarse los zapatitos). También os digo que me ha costado MUCHO no poner en esta lista a gente que ha fallecido ya.

1 – Xabi Alonso, 33 años

Aquí­ coincidiremos todos. Elegancia, porte, sonrisa preciosa, coherencia, sentido y sensibilidad. Olvidemos la indumentaria tirolesa con la que nos deleitó nada más llegar a Múnich, y centrémonos en lo importante: lo bien que nos vendrí­a un acompañante así­ en eventos familiares.

xabi alonso_ glup-glup

2- Gonzo, 38 años

Sé que deambulas por mi barrio con tu mujer y tus dos hijos. Mi casa seguro que no te pilla tan lejos y conmigo muy mal lo tienes que hacer para terminar en el sofá. Y mira si te quiero que sólo me gustan las diademas de penes cuando las llevas tú. ¿Esto es lo que tú -y los guionistas de El Intermedio- queréis de mi? ¿Es esto? Que alguien venga a decirme que siente lo mismo que yo.

706-2

3- Juan Diego Botto, 39 años

Ay, Juandi. Qué guapo estabas aquella tarde en el Picnic conversando al otro lado de la barra (qué guapos son todos los hombres en la barra del Picnic, ¿no?) con tu esposa Olga. Hablarí­ais de conflictos internacionales mientras te mirábamos con ojos de cordero. Ay.

Juan-Diego-Botto-BFaceMag

4- Eduardo Noriega, 41 años

Miope, DILF y melenitas. Qué maravilla de hombre. No es el mejor actor que ha dado nuestro cine patrio, pero es que, amigas, todo no se puede.

Eduardo Noriega- BFaceMag

5- Jon Hamm, 43 años

Vais a ver. Es que no se puede ser más guapo ni más elegante que él. No se puede. Miradlo. ¿No es, acaso, el ser más bello sobre la Tierra? Por él podrí­a leer a Sánchez Dragó.

16x9

6- Louis C.K., 47 años

Pelirrojo. Con sus gafitas, su café limpiamente derramado, su escaso pelo (aprended a apreciar las calvas y lo vais a flipar del gustico), y su talento. El mejor cómico que hay ahora mismo en escena, y eso ya es mucho decir estando Larry David, Miguel Noguera y Raúl Cimas vivos.

recap-louie-has-a-brief-encounter-in-miami-in-slight-gentle-episode

7- Fito Páez, 51 años

Es la única persona del planeta a quien le sientan bien las gafas redondas. Bueno, a él y a su ex-cuñado Ariel Rot, pero no adelantemos acontecimientos. Ha mejorado con los años de un modo espectacular. Tampoco era difí­cil porque qué melenas nos llevaba en los tiempos de ámbar violeta. Pero hay que reconocerle el mérito. Los méritos. Gracias, Fito, grasias, Panamá.

Fito Páez - BFace

 8- Ariel Rot, 54 años

¿Qué pensábais? ¿Que no iba a estar? Ná que no. Cada vez que me lo he cruzado por Malasaña he deseado muy fuerte cosas. Pero las-cosas-se quedan-en-cosas, especialmente cuando las deseas con señores que han decidido formar una familia al margen de tu existencia.

Ariel Rot - BFace Mag

9- Colin Firth, 54 años

Sé que aquí­ no estoy sola. Sé que hasta la misma Esperanza Aguirre, si tuviese algo dentro, se sentirí­a atraí­da por este hombre. Esto es universal, todos hemos de estar de acuerdo en que esta criatura es el bien supremo. Alabemos al señor.

ca. 2009 --- Colin Firth --- Image by © Dan Busta/Corbis Outline

10- Dermot Mulroney, 54 años

Someday, when I’m awfully low / when the world is cold / I will feel a glow just thinking of you / and the way you look tonight.

Dermot. Fin. No voy a decir nada al respecto porque tampoco necesita justificación.

dermot-mulroney

11-12- Joel y Ethan Coen, 60 y 57 años

‘Los sesenta, qué buena edad para ir rompiendo matrimonios ahora que sus hijos son mayores y saben hacer sudokus y masturbar a gente’, pensé cuando Joel Coen pasó a contar seis décadas. Pensaré más o menos lo mismo dentro de veinte años. Estos dos hermanos, con sus narices (metafóricas y literales), sus gafas, su seriedad, su retorcido sentido del humor y su filmografí­a a la espalda me han hecho perder la cabeza (espero no ser la única). No sé, puede que los últimos diez años los haya pasado pensando en cómo resultarles ingeniosa, seducirlos y llevarlos conmigo a una casita de celuloide (o de bits, adaptándonos a los tiempos que corren; amor a 4K). También he notado que se me reseca mucho la piel en invierno. Una agudiza su percepción como puede.

Coen Brothers

13- Bill Murray, 64 añitos, fiera

Dejad de buscar en las pasarelas, en los partidos polí­ticos y en el panorama deportivo. El ser más maravilloso sobre el planeta es Bill Murray. No es mí­o, tampoco es vuestro, no es de nadie y es de todos. Nadie nos hace reí­r en las pelí­culas mejor que él, nadie mezcla mal estampados tan bien como él, y nadie es más genial que él. Aquí­ no admito discusiones. Estamos tardando en montar una religión a su alrededor.

murrayreddit

14- Bruce Springsteen, 65 años; la niña bonita

Va a ser mejor que no te jubiles, Bruce. Por favor, no lo hagas. Y, puestos a hacerme caso, te podí­as casar conmigo, que a lo mejor eres el único ser sobre la faz de la Tierra que mi padre aceptarí­a como yerno. Nos prestarí­a su cama, seguro. Léeme y haznos felices, quiero ver a mi padre en esa tesitura.

Bruce Springsteen

15- Mención especial a todos esos profesores, de edades dispares, que han alimentado mis fantasí­as y mis conocimientos durante toda mi etapa académica

He hecho un cálculo medio y salen más de 20. Gracias a todos. Divorciáos cuando esté en vuestra mano y buscad mi número de teléfono en el listí­n de antiguos alumnos. Probablemente me encontréis soltera y con lencerí­a fina moviendo los hombritos y las caderas desacompasadamente.

Y aquí­ se acaba, amigas. Si habéis continuado leyendo hasta aquí­, os debo un besito en la frente y una disculpa.

He olvidado mencionar a mi señor (mayor dice él, pero en esta lista estarí­a entre los más jóvenes) preferido around the world, pero es que él no tiene planes de ser padre, y mejor. También duerme acompañado todas las noches (creo) por la misma mujer, vive muy lejos de mi -es algo que, ahora mismo, me viene bien, porque enero es un mes de horas bajas para provocar adulterios- y tiene una nariz fabulosa. Pero preferimos dejar esto en el anonimato, como tantas otras cosas.

Amad a vuestros padres, dejadlos fuera de mi alcance y amad a los padres ajenos. Y, siempre que podáis, dormid con gente, mí­nimo, diez años mayor que vosotros.

Estefaní­a Ramos
Estefaní­a Ramos

LIFESTYLE

Ojeroso espécimen extremeño varado en Madrid por tiempo indefinido. La prueba más evidente de que la Selección Natural de Darwin tení­a flecos sueltos. | @EstefaniaRamosC

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies