Donde dije novio, digo solterí­a

Inconformistas sentimentales los ha habido siempre, que yo no me estoy inventando nada y a todos nos toca sufrirlos y nos han sufrido alguna vez. Personas que piensan que toda situación sentimental distinta a la actual siempre es mejor (solemos querer aquello que no tenemos). Somos especialistas en comernos la cabeza por lo que creemos que merecemos o lo que necesitamos y de esa forma no disfrutamos de todo lo que está por llegar. No todo el mundo sabe disfrutar de cada etapa en la vida, ya sea estando solteros o en pareja, y donde algunos quieren que ese periodo acabe pronto, otros intentan aprovechar ese tiempo para recuperar lo perdido por haber vivido una relación que resultó fallida. Hoy abro el melón de los ‘inconformistas’, los que tienen ganas de algo y de todo lo contrario, los que no se aclaran y los que viven en un constante dilema: Le quiero/No le quiero. Le quiero/Pero no tanto como él me quiere.

    tumblr_lt9mjg1Y8w1qeyh40o1_1280

El prí­ncipe azul no aparece de repente

Como en la pelí­cula Oficial y Caballero, hay quien espera que su prí­ncipe azul aparezca de buenas a primeras, le robe el corazón y las bragas, y así­ ser felices para siempre (que inocente eres). No suele funcionar de esa forma, por lo menos en la vida real. Por muy iluso que tú seas y muy bucólica que sea tu vida, los prí­ncipes azules se acabaron cuando una presentadora de informativos se llevó el último que quedaba, (lo mismo hasta es reina ahora mismo). Lo que ocurre es que hay personas que intentan agarrarse a un clavo ardiendo por no estar solos, y hay algunos clavos que arden, y arden, y arden, y ¿Qué pasa? Pues que la relación acaba quemándose. Lo tí­pico en este tipo de historias (hay pocas, pero las hay), es que surgen en un momento idóneo para ambas personas. Que dure o no, depende de muchos factores, pero es lo que llamamos ‘amor a primera vista’. (Este romance a primera vista es siempre en persona, no virtual, que nos conocemos ya)

tumblr_lovv7plK4V1qeyh40o1_1280

Insatisfechos

Hay un dicho popular que dice: ‘Eres como la gata Flora, si se la meten chilla, si se la sacan llora’. Y es así­. Es la tí­pica situación en la que te convences a ti mismo de lo que quieres, de lo que necesitas en este momento tan mágico de tu vida en el que todo te va tan bien y en el que puedes perder tiempo pensando en amorí­os. Aún así­, les lloras a tus amigos porque eres el único soltero del grupo y ya no hacen planes contigo. Piensas que te falta el complemente perfecto para ser feliz: Un novio. A ser posible con barba, alto, musculado o fibrado en su defecto, tatuado, y que te haga feliz. Esto, que deberí­a estar como primera condición, pasa a estar en última posición. Quieres enamorarte y vivir un noviazgo porque ya te toca, es tu momento. Convencido de ello, sales a la calle dispuesto a enamorarte, a abrirles las puertas al amor, pero tú, eres de esas personas cuyo corazón no tiene puertas, tiene cortinas. Y pasa uno, pasa otro, y otro más. Y es entonces cuando tus amigas pueden jugar al ‘Quién es Quién’ con todos tus potenciales novios:

A-Tiene barba?

B- No

A- Elimino a Juan, Luis, Paco, Andrés, Cristobal, Alfredo, Rubén, Ignacio, Jaime, David

B- ¿Tantos he tenido?

A- Para llenar tu sola el Arca de Noé

tumblr_m94amiEJ5E1qeyh40o1_1280

Miedo al compromiso

Un dí­a, cuando menos te lo esperas, te estás secando las lagrimas porque estas muy solo, y aparece í‰L. í‰l es alto, tatuado, musculado y varonil. Os conocéis, os gustáis y empezáis a salir. Desde ese dí­a tu estómago se inunda de mariposas que van a acabar muriéndose a los pocos dí­as. ¡Pero si es perfecto!

La desilusión ha llamado a tu puerta. ¿Ya? ¿Tan pronto? Sí­. ¿Qué ha pasado? Pues es muy facil de entender:

Tu mayor ilusión era la de tener novio serio y formal, alguien que realmente te gustase en todos los sentidos. ¿Qué ha fallado? Pues ha fallado el hecho de que se trata de un novio serio y formal,  alguien que realmente te gusta en todos los sentidos. ¿Loca? Un poco, pero es bastante común.

Se trata del miedo al compromiso, ¿pretender que este chico sea el último? Al fin y al cabo se trata de acabar con la criba para que te rompan los esquemas y el mero hecho de que alguien llegue y los rompa, hace que tú no quieras salir de tu situación anterior. Y te preguntas: ¿Realmente quiero tener novio? o ¿ Es él, que no me acaba de llenar ?

tumblr_loa9hslogd1qeyh40o1_1280

Miedo constante

Salir corriendo no siempre es de cobardes. Hay ocasiones que salir corriendo es la mejor opción para evitar catástrofes sentimentales mayores. Estar por estar, por no quedarse solo, es quizás el mayor miedo que tienen muchas personas. Es el miedo a perder la estabilidad, a no estar seguro que sea él el elegido. Simplemente puede ser que no sabes dejar de buscar, o que crees que necesitas estar en pareja pero este  no es el momento adecuado, o simplemente no es él. ( ahora vas y se lo explicas ). Y en esta situación piensas: ¿Será asi siempre? ¿Actuaré así­ toda mi vida? Rotundamente NO. Son etapas, y vas cambiando de forma de actuar y pensar  en función de los palos sentimentales que te da la vida. O dicho de otro modo: en función de lo roto que vaya quedando tu corazón (Corí­n Tellado no ha escrito este último párrafo)

tumblr_lpg5a0ywmb1qeyh40o1_1280

Romper los esquemas

Muchas veces es aquel chico con el que nunca te habí­as planteado nada el que un dí­a aparece y te cambia tu visión de lo que es el amor. O simplemente empiezas a estar feliz con alguien (y no te planteas nada) y esa relación evoluciona en algo maravilloso, y vuelves a sentir las mariposas, y esta vez ¡No vas a querer matarlas! Y logras sentirte así­ porque con la edad, todos evolucionamos. No vivimos igual las emociones con 20 años que con 30, y en ello influye para bien o para mal todo lo que llevamos a nuestras espaldas. Lo bueno y lo malo. El truco: simplemente dejar de buscar. Aparece. Y si estas recuperándote de una ruptura: No hay mal que cien años dure, que es muy dificil tener la misma mala suerte en el amor de Jennifer Aniston. Y si no aparece, tengo una amiga que vende unos gatos preciosos que…

photo1(2)

Como muchas cosas en la vida, hay veces que queremos algo y no es precisamente lo que necesitamos. Si nos centráramos más en lo que nos hace bien y disfrutar de que las cosas vengan solas, no tendrí­amos tantos dilemas. En definitiva, queremos lo que no tenemos y buscamos los que creemos que nos merecemos. Una vez que lo tenemos, nos cansamos pronto, y volvemos a la búsqueda. ¿ Es amor ? No. El truco está en  aprender a distinguir: Enchochamiento (de niños) pillarse (adolescentes) y enamorarse (mayores). El asunto es no llegar resabiado a la tercera, o con la incapacidad de disntiguir entre una cosa u otra.

tumblr_lswytpNAXP1qeyh40o1_1280Ilustraciones: Jose Oní­s

[followbutton username=’ricescudero’]

Ricardo Rastrollo
Ricardo Rastrollo

REDACTOR

Periodista afincado en Madrid. Empecé en este mundo de la comunicación en Lasemana.es. Actualmente redactor en @BFaceMag | @ricescudero

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies