El Imparcial: del cine X a la vanguardia gastronómica

Como las siete vidas de un gato, el espacio que os presento hoy ha tenido tantos usos como años.  Situado en la calle Duque de Alba 4, el barrio de El Rastro ha recuperado un palacete del año 1913 como espacio gastronómico, centro de ocio y acción cultural, de la mano de los promotores de Dray Martina y Maricastaña. ¿Es posible que un lugar pase de ser la redacción de un prestigioso diario a sala de cine porno para terminar siendo un referente de la cultura y gastronomía madrileña? Sí señores, y ese lugar se llama El Imparcial.

impa2
El edificio albergó entre los años 1913 y 1933 la redacción de “Los Lunes de El Imparcial“, el suplemento cultural en lengua española más importante de la época, y donde colaboraban asiduamente los grandes nombres de la Generación del 98 (Unamuno, Azorín, Baroja, entre otros). La actividad de la época deja entrever aún hoy en sus paredes y techos el aliento artístico e intelectual de aquel Madrid, elevándonos a nivel en cada visita. Sin embargo, el periódico sufrió los vaivenes de la época -me quiere sonar- y cerró en el año 1933, edificándose en su patio el cine Alba. En los años 80 éste pasó a ser una sala X, de las últimas que quedaría abiertas en Madrid. Ahora, cual espíritu budista, El Imparcial se reencarna en centro cultural de referencia, gracias también al apoyo de Mahou, que reafirma así su compromiso con la cultura y el ocio innovador de Madrid.

impa3En el corazón de El Imparcial reside su Gran Sala como espacio dedicado a la actividad hostelera. Con una cocina abierta desde el desayuno a la noche, cuenta con una oferta de rigor contemporáneo, donde la propuesta de la carta responde a las necesidades y pulso de un barrio peculiar, de una ciudad abierta y de un presupuesto accesible. En la carta destacan las mejores patatas bravas, las croquetas de rabo de toro -infalibles-, el sashimi de salmón noruego con wakame y helado de wasabi, y los tacos de cochinita pilbil con guacamole y lima. Una de las características que define la personalidad es el concepto “Carta Blanca”, bajo el cual el espacio contará periódicamente con destacados comisarios invitados (artistas, diseñadores e intelectuales) que intervendrán a nivel formal y de contenidos sus diferentes espacios, desde la selección de objetos y de material editorial, pasando por el diseño de carta, lecturas y comisariado de obras y acciones artísticas, casi nada.

impa4Además, El Imparcial conecta con eventos relevantes de la agenda local, nacional e internacional. Y en su vocación de profundizar en las relaciones entre las distintas esferas de la creación contemporánea, el equipo convocará tertulias y encuentros de debate, exposiciones, presentaciones de proyectos culturales y artísticos, talleres, así como una programación audiovisual con piezas de videoarte, películas y cortometrajes. Puestos a ser un espacio multidisciplinar, no podía faltar una tienda exclusiva con reliquias culturales y de vanguardia donde encontramos objetos de diseño industrial, prendas o accesorios de edición limitada de marcas seleccionadas, música, así como libros y revistas internacionales dedicadas al arte, la fotografía, la literatura y el comic. Por todo esto y lo que descubrirás al visitarlo, me atrevo a afirmar que El Imparcial lo tiene todo.

Nerea Alberdi
Nerea Alberdi

REDACTORA

Publicitaria de carrera y comunicadora por extensión, creo en el contenido como unión. Con la música a todas partes y a todas partes donde está la música. | @Nereany

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR