Esto va por ti, chino de abajo

En el pódium de mi lista de cosas que alargan mi esperanza de vida están el pan congelado, los 10€ que me encuentro por sorpresa en el bolsillo del pantalón y los chinos de abajo. I can’t liiive if living is without you. I can’t liiiiive… CANTA.

Volvamos.

Quién les iba a decir a las tiendas de 20 duros de los años 2000 que otros establecimientos mal ventilados, con iluminación de garaje y regentados por un tendero que apenas sabe español y que tiene Mr. Wonderfuck mood iban a echarles del mercado a golpe de ¡KIÁ!

Y sin MBA en International Sales Operations Fistro de la Pradera Manager ni nada. Los caminos del business son inescrutables.

 

El chino de barrio es mi pastor nada me falta

El amor por este pequeño comercio no nos impide ver sus defectos. Efectivamente los vemos, sí, pero nos dan igual; porque son nuestros chinos, nuestros mesías; y estos son sus mandamientos.

 

1. Amarás bajar al chino en pijama sobre todas las cosas.

¡Es que está justo abajo! Entre que buscas el chándal y las zapatillas ya se te han pasado las ganas de chocolate con almendras. Además a partir de las 22 horas no hay presión social, no hay tendencias ni sitio para el reproche, eres tú y tu pijama de búhos. 

bajar en pijama al chino_bfacemagazine

Eso sí, en los 50 metros que te separan de la tienda lo más seguro es que te encuentres por la calle a la última persona que quieras que te vea a lo gipsy king, porque la vida a veces está atenta para hacerte pequeños regalos.

 

2. No sabrás pronunciar el nombre del chino ni en vano ni queriendo.

Se juntan dos factores. Que ellos tienen un carácter un poco como el dragón de Mulán (y así es difícil que se salgan de la conversación tendero-cliente) y que a ti en chino todo te suena igual.

chino de barrio bface

A no ser que seas cliente premium veterano de barrio. Entonces es cuando coge confianza como para decirte que le puedes llamar Manolo.

3. Santificarás las fiestas porque, total, ellos no.

Cuando todos los comercios te den la espalda, cuando te quedes sin papel higiénico un Viernes Santo o cuando sea más de medianoche y te apetezca un Yakisoba con sabor a pollo ellos estarán allí.

bfacemag-chino-de-abajo

Quizás sepas que hay otra tienda con más garantías sanitarias, más productos y mejores precios que también esté abierta. Pero, ey, ahí trabaja gente que no te quiere ver en pijama. Y encima está más lejos. Ese euro y medio que pagas de más está más que amortizado.

4. Honrarás al hielo a 1 euro y la cerveza fría.

El nicho de mercado estaba en esos dos productos. El OpenCor y las gasolineras no cubrían tanta demanda porque no estaban “abajo”. No tenemos tiempo como para esperar a que se enfríen las cosas ni como para ir a comprar las cosas con antelación. Sin mencionar las visitas inesperadas. Spanish way of no pasa nada, nos apañamos.

 

5. No preguntarás por cosas difíciles.

Hay dos tipos de chinos, los antipáticos que no se saben explicar y los simpáticos que no se saben explicar. Así es, la malafollá es una barrera más alta que la del idioma.

comprar en el chino bface

(*situación real, cero dramatización ni exageración andaluza)

-Buenas tardes, ¿tiene fundas para tablets?

-Pasillo derecha abajo

Saludar pa’ qué. Voy al pasillo de una de las derechas de la tienda sin éxito y vuelvo. Ya no hay nadie en caja. Me dispongo a buscar chinos por los pasillos.

-Mira, que no encuentro la funda de tablets.

(Cara de china hastiada) Pasillo, derecha, abajo.

Es curioso porque estaba en otro lugar de la tienda pero la indicación no variaba.

-Es que ahí ya he mirado y no las veo.

Entonces es cuando la china se incorpora y le grita al patriarca en su idioma.

¿¿¿¿¿¡¡¡¡/chino/!!!!????? 

Se va sin decirme nada. Me quedé en pause esperando a que algo bueno ocurriera, hasta que la vi aparecer de nuevo.

-Toma funda.

-Es una funda de plancha.

-Pues no hay.

Claro que hay, pero la había colapsado y dos no se entienden si uno no quiere.

 

6. No cometerás actos impuros cuando te cobren 4€ por una pizza del Mercadona.

Cuando entras en un chino aceptas perder todos tus derechos como consumidor. No buscas la exquisitez, buscas el AQUÍ Y AHORA, el “se me ha antojao” o el “no quiero usar papel de cocina como si fuera de baño”. Y pagamos con gusto porque satisfacen nuestros guilty pleasure y emergencias.

7. No robarás.

Tampoco podrías aunque te lo propusieras porque te persiguen con la mirada, o mandan o alguno de su prole a seguirte por los pasillos. No tardes demasiado en las profundidades de la tienda ni hagas movimientos extraños como buscar el móvil en tu mochila o quitarte el abrigo porque los sentirás respirar en tu nuca.

chino de barrio bfacemagazine

 

8. No darás falsos testimonios sobre cuánto tiempo llevan esas chucherías en las cajitas.

Una vez que entras en la tienda aceptas las reglas del juego. Miras hacia otro lado cuando ves que va a coger la barra de pan con las manos con las que se estaba comiendo una delicia china, o cuando coge las duras gominolas que tú delicadamente has seleccionado con las pinzas.

esto va por ti chino de abajo

 

9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros cuando te ignoren porque les has pillado con su serie autóctona en la parte más interesante.

el chino de abajo_bfacemag

Sí, quieres pagar pero, ey, respeta el storytelling.

 

10. No codiciarás su fertilidad

chino de abajo_mandamientos

Tienen hijos porque quieren y porque pueden, tanto como pasillos tengan la tienda para dejar el tacataca, el carrichoche o el patinete. Allí se crían y los ves crecer detrás del mostrador. Son muy ricos hasta que son ellos los que te persiguen para que no robes.


Esto va por ti, chino de abajo. Hágase en mí según tu palabra.

Marí­a Pulgar
Marí­a Pulgar

Redactora

Engordo la tele, las redes sociales, las webs y a mi misma de octubre a marzo. Producción de contenidos y de cosas que te dan ganas de llevarte a tu casa.

1 Comentario

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR