La fauna del gimnasio

Please select a featured image for your post

De esto que va una al gimnasio por salud y te encuentras tal fauna que sientes no ir preparada material o psicológicamente. Lo curioso es que aunque vaya a mi rollo, en plan desconectar, últimamente es (casi) inevitable sentirte en un show continuo. Hasta el punto en que si te lo propones categorizar a todo ser con el que te topes por el gimnasio es una actividad más que ofrece el gimnasio. Piensa en un escaparate o una pecera en la que todo aquel que merodea entre la cinta de correr, las clases colectivas o la zona de musculitos, se deja ver o más bien exhibir.

[Tweet “El gimnasio es ese sitio en el que la frase ‘Dios los cría y ellos se juntan’ adquiere más sentido.”]

Lo bueno de todo esto es que, como todo animal, resultan especies con una rutina fija, que se ubican por las mismas zonas día sí y día también, y hacen siempre lo mismo. Esta pequeña guía puede ayudarte a identificar qué y dónde te encontrarás cada espécimen para saber sortearle o enfrentarle.

El nido de chonis

Este suele abarcar desde la entrada y extenderse por diferentes salas, dependiendo del estado social con el que vayan al gimnasio. Me explico. Dependiendo del gimnasio, la recepción suele ser el primer sitio en el que pastan. Por algún extraño motivo, el dueño del gimnasio piensa que una choni con extensiones infinitas, maquillaje cual mural de Miguel Ángel y con unos leggings de leopardo que dejan poco a la imaginación crecerá la afluencia y nuevas inscripciones. Y esta especie ha mutado a dos tipos específicos de choni: la que viene con el churri para asegurarse que verdaderamente no decaen esos bíceps bien trabajados a los que ha entregado su amor; y la que viene con amigas, cuyos cotilleos se escuchan por encima de la música dentro y fuera de la sala de ejercicio.

gym minja

El musculitos o ‘bícerebritos’

Suelen dejarse ver en la zona de máquinas dentro del gimnasio. Con él no van las actividades que impliquen música y movimiento, salvo la que suena en sus cascos y consiste en repeticiones de la misma postura. No luches con él por un mínimo espacio en el espejo. Él es el dueño y la dimensión de sus bíceps lo abala. Lo bueno es que de vez en cuando puedes toparte con el típico musculitos que se pasa de innovador en los ejercicios y no tiene idea de lo que está haciendo.

gym musculitos

El o la rarita del vestuario

Sin que sea una regla habitual, ni los vestuarios separados te libran de esta especie. Me refiero a la clásica persona que te estás cambiando tranquilamente y notas su mirada. Constantemente. Te diriges a la sauna, él también va. Vas a la piscina, él también se mete en tu misma calle. Te vistes, él te continúa mirando. No es sencillo convivir con esta especie aunque sí el identificarlo. Lo malo es que te replantearás el no volver al gimnasio o no al menos en el mismo horario que él o ella.

gym how you doing

La cheerleader que se cuela en las clases sin avisar

Esa persona que consigue que tu tímpano se plantee el seguir viviendo o morir en ese instante. Movimiento que hace, movimiento que va precedido de un “Aaaauuuu”, “AAAyyyy”. Podría afirmar una teoría que llevo perfeccionando con los años: verdaderamente se creen que cuanto más show se monta, más se quema.

gym look at me

El que busca amigos desesperadamente

Pensemos durante dos segundos los motivos por los que nos apuntamos al gimnasio. Algunos claramente van a ligar. Otros, más cansinos, quieren conocer a gente. ¡Algo que nunca he entendido! Estás sudando, tu corazón va a mil, te concentras en no perder la respiración y viene ese personaje. De repente le da por comentar desde cómo pedaleas hasta sus experiencias deportivas y tu sólo piensas en tu supervivencia. Si llegas a esta situación, sigue mi consejo y aplica la técnica de inventarte cómo te llamas. No es bueno que sepa tu nombre o tardará en encontrarte en Facebook menos de lo que tú tardarías en recuperar la respiración.

gym amigos

¿Los identificas a todos? ¿Incluirías alguno más?

Pilar Martí­nez
Pilar Martí­nez

REDACTORA

Enganchada al Smartphone y tonteando con la Tablet (y otros gadgets). Mucho más en BMobile! | @pilarmr

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR