Lo que tenemos que aprender de Japón: La fiesta del pene

No vamos a ser nosotros quienes critiquemos las fiestas por su falta de sentido (acordáos de nuestra internacional ‘Tomatina’). Y sobre todo por lo que nos gusta en nuestro paí­s una buena celebración sin tener que justificarla de modo alguno. Pero los japoneses han ido más allá y en un alarde de festejar cosas verdaderamente importantes, cada primavera sacan de procesión… ¡Un pene!. Sí­, un gran pene de madera. El motivo no puede ser mas controvertido: El Kanamara Matsuri o procesión para rendir culto a la virilidad masculina. ¡Lo que me faltaba por ver!, como dirí­a mi madre mientras se abanica indignada!

festival del pene Japón - BFace

El origen de esta peculiar celebración se remonta a 1603, cuando las prostitutas de Kawasaki acudian al santuario de la región sioní­sta de Wakamiya para pedir protección divina en su trabajo. En estos dí­as los ciudadanos de cualquier edad, sexo y condición sexual acuden para venerar el miembro viril (que tiene nombres mil). Se puede ser prostituta y a la vez devota, y por ello en esta procesión, hay una escultura dedicada a ellas, que para eso lo han inventado.

procesión2

La escultura la llevan en procesión de la misma forma que aquí­ llevamos a la Virgen de la Macarena, a hombros en un “mikoshi” o trono, transportada por varios hombres o mujeres con mucho entusiasmo, que quieren hacer una promesa o que tienen mucho tiempo libre. Una vez dentro del santuario, colocan el pene en su capilla correspondiente y los fieles se dirigen a una escultura en forma de vagina y rozan en ella unos penes metálicos ( que imagino llevaran a modo de llavero) con el fí­n de que les protega y tener suerte en la fertilidad durante ese año. Por muy controvertido que nos parezca, esta procesión fálica sigue teniendo un caracter religioso, aunque ha evolucionado y se ha convertido en un festival al que acuden curiosos e incluso niños y familias para venerarlo. Por lo visto en el Foro de la Familia japones están encantados con esta “Pene Parade”. ¡Cuanto tenemos que aprender!

festival2

¿Tienes pensado viajar a Japón en estos dias? Pues ya sabes: “abre tu mente y descubrirás lo que disfruta la gente de la vida”. Mete en tu maleta todos los penes de plástico, metálicos, o formas fálicas que encuentres y vuelve de tus vacaciones niponas convertido en todo un semental por mediación divina. Por otra parte, y es que alguien tiene que decirlo, es digno de admirar que sean los propios japoneses los que se sientan orgullosos de venerar algo en lo que ellos no destacan precisamente en cuanto a tamaño (según cuentan las estadí­sticas oficiales, no yo). Pero no les vamos a quitar la ilusión y esperamos que esta tradición la importen a España y podamos ver escenas muy justificadas para la ocasión, como esta señora que no cabe en sí­ misma de tanto gozo, y gritar desde el balcón de tu casa: ¡ Al cielo con ello!

[followbutton username=’ricescudero’]

Ricardo Rastrollo
Ricardo Rastrollo

REDACTOR

Periodista afincado en Madrid. Empecé en este mundo de la comunicación en Lasemana.es. Actualmente redactor en @BFaceMag | @ricescudero

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies