Guía de supervivencia del provinciano

Hay algo que me inquieta, me atormenta y perturba, y es el ansia de los madrileños / habitantesdecualquiergranciudad de llamar a los de fuera “provinciano”. Yo todavía me pregunto por qué nos llaman a los demás así si ellos también lo son. De la provincia de Madrid, pero provincianos. Pero eso ya es otro tema.

Ahí los ves, con su sonrisa, llenándose de orgullo, como si hubiesen descubierto otra vez América, que parece que van a comisión y les pagan cada vez que insisten en el hecho de que tú, de fuera, eres provinciano. Repite conmigo: “PRO-VIN-CIA-NO”. Como la peste, como escuchar canciones de Chenoa en Spotify sin poner la sesión privada.

La cuestión es que yo me he cansado de eso. Ya está, ya lo he dicho. Me he cansado. Me he cansado de que se crean con no sé qué derecho para mirarnos así, con desdén, con desprecio, con cara de acelga. Me he cansado y, por eso, hoy traigo lo que, a partir de hoy, llamaremos…

Guía de supervivencia del provinciano

10+1 consejos para sobrevivir en la gran ciudad

No utilices palabras propias de tu tierra

De verdad, no lo intentes
tumblr_nxzg557NB81u6s61ao1_540
Tumblr.com

Una vez le dije a mi amiga María que “me dejase un buche de refresco porque estaba to’ añurgao” y ella se limitó a sonreír.


¿Quieto en las escaleras mecánicas? ¡A la derecha!

Derecha sí, izquierda no
What (Britney Spears)
fuckyeahxfactorgifs.tumblr.com

No sé qué necesidad hay de subirlas caminando si ya te suben ellas, pero, vaya, que sucede. Lo prometo.


No te enamores con facilidad

“Enamorarse” o derivados
No, no
vayagif.com

Sé que pensabas eso de “nueva ciudad, nuevas personas, nuevas oportunidades”, pero no te engañes. No importa cuán grande sea la ciudad; todos se conocen. Repito: todos se conocen. Tus ex’s también. Los ex’s de tus amigos también. Y tus enemigos. Y tus crushes.


En el metro, deja salir antes de entrar

(Aplauso lento)
OK (Emma Stone)
Tumblr.com

¿A que es fácil, de lógica aplastante y pura? Pues nadie lo entiende.


Cuidado a la hora de pedir ayuda por la calle

Sobre todo si tienes barba
Hm (Mila Kunis)
Tumblr.com

Corres el riesgo de que te confundan con un atracador o, mucho peor, con un miembro de una ONG. Mucha civilización, pero qué salvajes. Luego hay otros que hasta te sacan el Google Maps. Muy majos.


Nunca digas que hay ciudades mejores que Madrid

Pobre de ti
Ogh
Tumblr.com

La contaminación, los elevados precios y la vida en masa es mucho mejor que la tranquilidad de tu casa en primera línea de playa. De siempre.


Si quieres ir de fiesta, ahorra

Como si quisieses ir de viaje a Nueva York, aproximadamente
Ah (2)
Tumblr.com

Compra una botella en el chino y que te dure todo lo que puedas. Vete pronto a la discoteca para pagar menos. Gana concursos para entrar gratis. Bebe mucho en casa para ahorrarte las copas dentro. Y, sobre todo, borra el recuerdo de los cubalitros a cinco euros en el bar de tu pueblo o ciudad. Es lo mejor.


Si quieres salir a comer, ahorra

O hazte fan del McDonald’s
I love food more than I love people (Jake)
christianmathew.tumblr.com

No es que la comida sea más cara que en otros sitios, que puede que también, pero, según una fórmula matemática inventada ahora mismo, siete de cada tres establecimientos son de comida y te incitan a gastar. Tú y tu dinero: cuando crees que me ves […] hago chas.


Aprende de las cebollas

Cuantas más capas de ropa, mejor
pool-so-cold-tumblr_mbn0v9nft91rbbdgbo1_500
Tumblr.com

Puede que en tu idílico hogar baste con “una rebequita por si acaso”, pero no. Aunque en enero mires por la ventana y veas un Sol brillante e irradiante, abrígate como si no hubiese mañana. Lo agradecerás.


Quéjate del tiempo de espera del metro

Por amor al arte
tumblr_m4oux8ycXA1qlx6t0o1_250
Tumblr.com

No importa que en tu barrio, pueblo o ciudad tengas que esperar media hora entre guagua (autobús) y guagua (autobús). Cinco minutos de espera en el andén serán una eternidad y suficientes para que entres en cólera.


Primark

Así, como concepto
giphy
Tumblr.com

Primark lo carga el mismísimo diablo. Qué cosa tan bonita, tan grande, tan laberinto, tan llena de cosas innecesarias. Tú subes por esas escaleras mecánicas y el resto del mundo desaparece. Y empiezas a dar vueltas, y no sabes qué mirar, y lo miras todo, y te lo pruebas todo, o no te pruebas nada porque siempre puedes devolverlas, y coges cosas para comprarlas, y las dejas a mitad de camino porque resulta que has encontrado otra prenda que te viene mucho mejor que la anterior, y empiezas a necesitar cosas que no sabías que existían, y es todo tan barato que te mueres de amor, y coges de allí y de allá, y poco a poco alcanzas una cifra que supera los 100 euros y, madre mía, pero qué haces tú con todo eso, si sólo venías a echar un vistazo, y decides que debes darte un capricho, que te lo mereces y no siempre podrás ir a comprar allí, y sales de allí con tres bolsas cargadas, que ni los Reyes Magos, a punto de reventar, orgulloso/a de haber gastado dinero por encima de tus posibilidades en ropa que no te durará ni tres asaltos. Pero, oye, ¡el segundo Primark más grande de toda Europa!

Antes de comprar, tres preguntas: ¿Puedo permitírmelo? ¿Lo necesito? ¿Le daré uso?


No necesitas más. Y, si lo necesitas, yo no lo sé, porque no lo sé todo, aunque parezca que sí. Ésta es mi experiencia como provinciano y así se las he contado.

Gabriel Garcher
Gabriel Garcher

musica@bfacemag.es

Redactor de Lifestyle y coordinador de Música. Un canario, que no africano, que abandona su isla y se marcha a la capital del reino para estudiar Periodismo y CAV.

3 Comentarios
  1. Genial Gabriel.. Un buen manual de uso.
    Un abrazo de una provinciana pero en su provincia .

  2. Jo pues yo llevo viviendo un año y jamás he sentido ese “rechazo” ni me han llamado provinciana ni nada. De hecho, creo que los madrileños son muy abiertos y que te acogen con los brazos abiertos.

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR