Guilty pleasure de mi vida

¡Que bien me viene que en pocos días empiece Eurovisión para hablar en este artículo sobre los Guilty Pleasure! Eso y que tengo puesta a La Prohibida en Spotify mientras en Youtube están puestos los mejores momentos que nos ha dado La Televisión de los 90 en nuestro país. ¿Qué que es lo que estoy haciendo? Reconocer cosas que, a priori, nos daría vergüenza reconocer, pero que más allá del postureo, no está de más decir: ¡Que sí, nos gusta!

Un Guilty Pleasure se trata de un ‘placer culpable’. Ya puede ser un gusto por hacer, escuchar, ver, un plan, ser fan de, actuar de determinada forma. Una vez que se reconoce, dejamos de sentirnos culpables y avergonzados por ello, y podemos hacerlo tan nuestro que ya se nos identifique por ese gusto. ¿Tan fácil? No.  Por el camino te encontraras de todo: Mofas, risas, comentarios hirientes. ¿Y a ti que más te da? Si un día decides ser fiel a ti mismo te darás cuenta que ¡todo el mundo tiene placeres culpables! Si no puedes dejar de ver los Vines de Aless Gibaja, Si nadie entiende que acudas a esa discoteca de música absurda, que vistas como una circa: Bienvenido: tienes placeres culpables.

Más allá del Postureo

Las poses se encuentran al otro lado de ser natural, y natural es escuchar bien alto esa canción petarda que tanto te gusta. Bailar como si tuvieras problemas de psicomotricidad sin avergonzarte, no poner caras raras cuando en tu iPod alguien descubre esa ‘canción’ que no está tan de moda. Darlo todo cuando el DJ pone ese temazo que a nadie gusta pero todo el mundo baila. No tener que utilizar la sesión privada de Spotify por el que dirán, vestir de Desigual (bueno, no; esto último no es para sentirse orgulloso)

Llevamos unos cuantos años ¿10? con el postureo a cuestas. Y es curioso, si pensamos que las poses son el reflejo de actuar según lo que alguien o algunos establecen como ‘actual’ y no salirse de allí hay que saber también que esas mismas poses y actitudes, no hace tanto estuvieron ‘out’ y en su día alguien decidió recuperar para ponerlas de moda. ¿Y ahora? Ahora sigues el paso de otros que seguramente hoy estén reinventando y actualizando por ti lo que hoy te da vergüenza y mañana disfrutarás como el más moderno de Madrid.

tumblr_mtu8waW0a51rf2m3xo1_500
[followbutton username=’Ricescudero’]

Ricardo Rastrollo
Ricardo Rastrollo

REDACTOR

Periodista afincado en Madrid. Empecé en este mundo de la comunicación en Lasemana.es. Actualmente redactor en @BFaceMag | @ricescudero

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies