Mucho amor en La China Mandarina

Pensaba yo un dí­a como otro cualquiera de este invierno sin fin a dónde podrí­a enviaros yo, una semana más, para vuestro disfrute quincenal. Mientras escribo estas lí­neas, El Corte Inglés ya ha sido inundado de corazoncitos. Enemigos de Cupido, temed: San Valentí­n se cierne sobre nosotros.

SATC_valentines

Para todos aquellos que no estéis familiarizados con la melosa festividad, sabed que San Valentí­n se basa en demostrar mucho y muy fuerte que queréis a vuestra pareja más que los 364 dí­as restantes. Y, por supuesto, que queréis a vuestros novios más que el del al lado al suyo a base de besos de tornillo por doquier, flores, bombones, peli romántica y/o cena. Y folleteo. Empotramientos desenfrenados también por doquier. Pero como yo no he venido a hablaros de la asignatura transversal de San Valentí­n (de eso se están encargando ya mis calenturientos compañeros de Lifestyle), hoy os voy a ayudar a preparar el plan previo para que la noche sea de 10. Por eso, hoy he decidido traer a escena “La china mandarina”.

china_2

El pasado año, Fran Echegoyen decidió dar a la luz “La China Mandarina” (Plaza de Cascorro, 17 – metros La Latina, Tirso de Molina) en pleno centro neurálgico del hipsterismo madrileño: entre Lavapiés y La Latina, el bar se levanta como un remanso de paz en una de las zonas más transitadas del centro de la capital. Decorado por el estudio de interioristas Plantea (con un estilo caracterí­stico que impregna cada uno de sus proyectos), los tonos neutros, la madera clara, el mobiliario ligero, la luz, las plantas y las flores -custodiadas por un árbol mandarino al fondo del salón- inundan cada centí­metro de “La China”.

china_3

Ofrece desayunos, comidas y cenas al más puro estilo mediterráneo tradicional, una cocina sencilla pero fusionada con guiños a la cocina asiática: ensaladas ya hechas o al gusto con un toque de alga wakame, humus, calzone, cocas, tortillas, croquetas de setas, carrilleras y postres de frutas con chocolate forman parte de una carta en continua renovación. Tampoco se perdona la hora del vermú con decenas de tapas, cervezas artesanales y vinos; los cafés de media tarde y, por supuesto, los brunch (16 euros) domingueros trasladados al sábado porque, seamos sinceros, un madrileño medio a las 11 de la mañana de un domingo no come: duerme. O está pasando frí­o/calor/la resaca en el Rastro.

china_5

Además, hoy, en maravillas del mundo moderno: “La China” cuenta con wi-fi gratis y regletas bajo las mesas para conectar ordenadores, iPad’s, iPhones y demás iArtilugios que usáis los modernos, lo que os permitirá trabajar a gusto, desatestar Starbucks y ¡sorpresa! el café no cuesta un riñón. Además, “La China Mandarina”, multicultural ella, también acoge exposiciones y representaciones de micro-teatro. De 09:30 a 00:30 entre diario y hasta las 02:00 los fines de semana, por unos 15-20 euros el cubierto -o un menú del dí­a por menos de 10 euros- podéis coronar un San Valentí­n de sábado sabadete, con camisa nueva y… y no os olvidéis de un regalo bonito, o la flecha de Cupido podrí­a acabar dándoos en la cara.

china_6

[followbutton username=’danisindahaus’]

Fotos: madriddiferente.com
Daniel Reyes
Daniel Reyes

He estudiado cuatro años de Periodismo que por fin van dando sus frutos en BFace Magazine. Mi vida se puede resumir en fashion, clothes, passion, pose. Hacedme feliz, hacedme un cóctel. | @danisindahaus

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies