Lentejas, las grandes olvidadas del postureo

La realidad no existe, son los padres. Tranquilos que no me he convertido en un discí­pulo de Aristóteles ni nada parecido, siempre he sido más de Nietzsche. ¡Ajá! Ya lo he hecho, ya he he sucumbido al movimiento filosófico por excelencia del Siglo XXI, el #postureo . Pero, ¿en qué se basa realmente el postureo? ¿Por qué lo utilizamos? ¿Es el 2.0 el culpable de todo esto?

img_el_rey_del_postureo_10382_640

Vamos por partes. De toda la vida de Dios y más siendo español, se ha estilado el presumir, de qué, cómo y con qué razón siempre ha sido indiferente pero tú siempre has tenido mejor bici que tu vecino y eso, lógicamente, tení­as que demostrárselo al mundo. Esto es postureo señores, no tiene nada que ver con las redes sociales ni el mundo 2.0, el aparentar se ha hecho siempre pero ahora, se ve más. Fijaos si nos gusta el postureo a los spanish people que tenemos hasta un libro (@postureo_).

200

El inconformismo personal y la apariencia social como modo de vida siempre ha estado presente en la sociedad de masas pero con la llegada de las múltiples redes sociales, que le hablen a Tinder de apariencia, esto se ha elevado a la máxima potencia. ¿Quién no ha twitteado lo estupenda que es ‘Memories of Murder’ -cine coreano para posturear notablemente-? ¿Quién no ha compartido lo último de Noel Gallagher? ¿Quién no ha subido a su IG esta foto perfecta del sashimi de Sushi Club?

[Tweet “Llamar a Oktoberfest a cualquier sarao con birras.”]

Amiguis… sólo os pido una cosa: dejad de hacerle bulling a esas estupendas lentejas de mamá con las que te chupas los dedos, ellas también tienen derecho a ser instagrameadas. Pero no, las lentejas no son cool, las magdalenas ya no existen y no hablemos de lo que era tomar el almuerzo, ahora te vas de brunch al Only You. Las redes sociales mueven el mundo, el mundo se mueve con la masa y tú, postureodependiente de la vida, jamás dejarás pública tu lista de reggaeton en Spotify, y lo sabes – dedo apuntador de Julio Iglesias acusándote-.

200 (1)

Pero la realidad, amigos, es que todos nos desgarramos la voz cantando el ‘A tu lado en cualquier discoteca a las 5 a.m. No nos engañemos, el postureo está bien para que tu Instagram quede bonico, pero un poquito de naturalidad no nos viene mal a nadie. Y si, soy la primera que te canta la última de Vetusta y se recorre la geografí­a española de festival en festival pero también se queda afónica de un ‘Sobreviviré‘ en la verbena de su pueblo. Y oye, os prometo que por el momento, nadie ha muerto por ser fiel a sí­ mismo.

[followbutton username= ‘DesireeFina’]

Desirée Fina
Desirée Fina

Redactora

Periodista por vocación y licenciada por la UCM. Esta riojana de procedencia ama la música por encima de todas las cosas. Habla de lo que le gusta donde le dejan y mientras tanto pasa las horas entre cañas y directos.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies