Los 90 fueron nuestros (I)

Hoy en BFace echamos la vista atrás para ponernos sentimentales y hablar de los 90. Y no es asunto sencillo, pues si existe una época ‘demasiado‘ mitificada en la memoria colectiva de este paí­s, son los 80. Unos años que, si bien marcaron el comienzo de lo que somos, no dejaron de ser años de excesos para algunos y de  cambios de mentalidad para otros. Los hay quien también se han quedado anclados en esta época y no saben salir de ella. Así­ que olvidate de ensalzar los 80, ¡Que vuelven los 90!, al menos en este artí­culo. Se trata del llamado efecto péndulo; pasar de la represión al ‘todo vale‘. Unos pocos pudieron disfrutar (en exceso) de esos años de libertad, otros vivieron el cambio a través de televisión, de la música, nuevas tendencias y el arte. Pero como todo cambio en la vida, llega el momento de normalizar y de disfrutar de todo lo conseguido y ¡Señores, eso se logró en los 90!

Nos ponemos nostálgicos para recordar una década en la que pecábamos de inocentes. Una época en la que nos conformábamos con disfrutar más y mejor de todo lo que tení­amos a nuestro alcance. Echamos la vista atrás para recordar lo que fuimos, y sentirnos orgullosos de una década kitsch y muy petarda. Aunque ahora nos las demos de innovadores, todo se repite una y otra vez. Todo comenzó en una década con muchas hombreras y mucho color.

Quedamos a las 18:00

beeper

Y quedabas a las 18:00 sí­ o sí­. ¿La razón? No habí­a forma de hacerle saber a tu amiga que ibas a llegar tarde. Para entenderlo en nuestros dí­as, basta con comprobar el estado de ansiedad que te entra actualmente cuando te quedas sin bateria en el movil. Coca-Cola tuvo una brillante idea de comercializar a mediados de los 90 el famoso busca. Un aparato que cumplia las funciones de mensaje de texto. Olví­date ya de redes sociales para publicar tu vida y milagros. Básicamente Internet lo tení­a tu vecino, que se conectaba con Wanadoo, y no estaba enfocado en la comunicación con tus amigos, las redes sociales aparecieron más tarde. Bueno, siempre estaba la ‘lista de turno‘ que estaba informada de todas las novedades informáticas. ¡Ojo¡ Que nosotros conocemos el Disquete. Y el CD (vale, nació en los 80, pero su uso se extendió en esta década) era algo nuevo que te permitia pasar de canción a canción en un solo click. Rebobinar un casette a mano y dar justo con el comienzo de una canción era todo un arte. El ruido de la conexión a Internet era algo que asustaba bastante. Y por no hablar de la velocidad, la cual hoy nos la tomamos a risa, pero antes te tení­as que armar de paciencia para cargar cualquier página. Y en ocasiones si te conectabas a Internet no te funcionaba el teléfono.

Viva lo Analógico

Sigo diciendo y defendiendo las fotos de carrete de toda la vida, lo analógico. Los álbumes de fotos de tu familia que tu madre colocaba estratégicamente. No poder seleccionar o borrar fotos y si en tu foto de la comunión sales con mirada ‘Leticia Sabater’, así­ te quedabas. Por cierto.. ¿Os acordáis de Leticia? Antes era una chica normal en una edad especial y fantasia en el pelo, que presentaba un programa para niños con problemas mentales que alcanzó gran popularidad a principio de los 90. Su mayor competencia la tuvo en Xuxa, una cantante brasileña que encandiló a niños y no tan niños con sus bailes y estilismos. Sí­, era la época de Tele5, tu cadena amiga, y con el permiso de mis compañeros de Televisión, no podemos hablar de los 90 sin hacer mención a la Televisión de los 90. Emilio Aragón, Farmacia de Guardí­a, Médico de Familia, Sorpresa Sorpresa, El Gran juego de la Oca.

sororesa_gemio

Se trataba de la televisión sin telerealidad. Y estaréis de acuerdo conmigo si digo que el ingenio, el talento y la creatividad eran mayores en esta época. Hoy, que parece que todo está inventado, el truco está en ofrecer lo mismo cayendo en los tópicos de siempre. Y es que en los 90, todo estaba permitido y habí­a menos censura. Habí­a más programas de sexo en Televisión, empezaron programas de latenight pioneros en su género (Crónicas Marcianas), disfrutábamos por primera vez de varios canales de telelvisión en abierto. Y lo más importante: Te reuní­as con tu familia para ver la televisión. Ahora que todo lo tenemos a nuestro alcance, cuando y cómo queramos hace que las relaciones personales sean más accesibles y a la vez más frias. ¡Que paradójico!cronicas

Disfrutábamos de la música, de la radio, de los estrenos por los 40 principales en la que podí­amos escuchar ¡Variedad!. El tremendo enfado al tener la cinta virgen preparada para grabar la canción que sabí­as que iba a sonar en la radio y va Joaquí­n Luqui y habla antes de que acabe la canción ¡Que rabia!. Hacer tu propia colección de éxitos para escuchar en los viajes en coche ( eso ha evolucionado en las ‘listas de spotify’ ). Porque ese es otro ‘temita de los 90’. Los viajes en coche con tu familia: Para empezar, organizar un viaje a la playa consistia en perder todo un dí­a en el propio trayecto. Hoy, que paradójicamente todo está prohibido, no se entiende que el hermano pequeño se durmiera en las piernas de sus hermanas sin cinturón de seguridad. Los viajes eran largos, y los amenizabas contando Toros de Osborne situados por toda la Geografí­a Española. Hoy nos divertimos contando contactos del Grindr en este cuco pueblo de Albacete en el que hemos parado a tomar algo. Se trata de las mí­ticas paradas de servicio. Si hay algo se ha mantenido  inerte en el tiempo son las estaciones de servicio de las carreteras españolas: Misma decoración, mismos menús, y mismas cintas del primer disco de  Camela. En defnitiva eran viajes largos, pero agradables. Viajes que disfrutabas de otro modo, sin prisas y con mucha paciencia y con el coche lleno de maletas.

monica narajoMamachicho me toca

mama-chicho

No puedo pasar por alto ‘La moda en La España de los 90‘. Esto merece un propio artí­culo que se resumirí­a en hombreras, minishorts (Niñas, los minishorts enseñando el culo ya se llevaban entonces, no los inventó Miley Cyrus ) y colores vivos, que ahora les ha dado por llamarse colores block,  o colores fuertes combinados entre sí­. Ahora puestos de moda conscientemente, pero antes fueron una auténtica tendencia. Lo que tu abuela llamarí­a ‘moda hortera’. Pero bueno, yo no soy un experto en moda, y para eso ya tenemos en BFace unos expertos en la materia, que no quiero quedar yo como el nuevo fichaje de Tele5. Esta cadena, por cierto, siempre ha tenido una obsesión con contratar personakes freaks para sus programas. Y esta moda no empezó con Gran Hermano en el 2000. Ya apuntaba maneras esta cadena con Jesus Gil y sus chicas desde Marbella. Para haceros una idea de lo que veí­amos como normal, imaginaos que en mitad del informativo de Pedro Piqueras aparecen estas mujeres bailando. Pues sí­, era un grupo de ‘baile’ que amenizaba la programación de esta cadena, y ya de paso tambien amenizaba a los varones de las casas bailando y haciendo apologí­a de cosas muy feas: Mamá, Chicho me toca, me toca, me toca, defiéndeme tú. ¡Saca conclusiones!

Cómo éramos

toystoryA pesar de ser una época relativamente tranquila, nos tocó vivir algunos episodios muy turbios dentro y fuera de nuestro paí­s. La caida del telón de Acero, los trabajos de becarios en la Casa Blanca, la cloncación de Dolly (La oveja, no la cantante) La muerte de Diana de Gales, Marta Sanchez despidiendo a los soldados en la Guerra del Golfo, la Expo y los Juegos Olí­mpicos de Barcelona, ´La primera pelí­cula realizada por ordenador (Toy Story) Y muchas cosas más que ¡Oh Dios Mio! ¡No podí­amos Tuitear! Nos informábamos por Televisión o prensa de todo lo que pasaba a nuestro alrededor, y si no llegábamos a tiempo, ahí­ estaba el boca a boca. Y yo ahora tengo a mi madre actualizando Twitter y contándome que el ébola va a acabar matándonos a todos. Pues sí­, es probable, pero mucha información no significa buena información, así­ que no penséis que estamos mejor informados ahora.

lewinskySalí­amos a disfrutar con amigos y estábamos pendiente del reloj, no de un teléfono. No llevábamos cámara de fotos con nosotros. No existian las selfies. Y si querí­as una copia de una foto tení­as que pedirle a tu amigo que te la hiciera (¿Cuantas veces has mirado un negativo de foto para ver de que foto se trataba?). Y no, el mp3 no fue la panacea. Que la gente salia a correr con su walkman y su camiseta de naranjito de la década anterior ( por aquél entonces ya era Vintage). Escuchábamos por primera vez a muchas de las cantantes que hoy siguen triunfando. Madonna triunfaba como las locas mientras a Lady Gaga le hací­an bullying en el colegio. Shakira sacaba buena música, y Mónica Naranjo era para mucha gente un hombre que pedí­a que le desataran o le apretaran más fuerte. Estuvimos apunto de ganar Eurovisión en dos ocasiones. El Eurodance se asentó como género musical, y un programa de música triunfaba en nuestro paí­s. ¡Música Sí­!. Desde BFace reivindicamos más programas musicales en nuestra televisión, aunque con uno de calidad nos damos por satisfechos.

walkman_2Los niños jugaban con los tazos, los adolescentes lloraban con Valle y Kimy de Compañeros y mientras tanto viví­amos sin tantos problemas que nos hemos creado nosotros mismos por ir de modernos y estar a la última. No podí­as ligar por internet, y si te gustaba alguien, te lo currabas en serio. Escribias cartas en vez de Whastapp y ese detalle ya conllevaba un esfuerzo que merecí­a la pena al abrir el buzón y comprobar que te habia respondido. Si te llamaba el novio a casa y no querí­as que se enteraran tus padres le tení­as que dejar claro cuándo tení­a que hacerlo, ya que el teléfono fijo estaba en el salón. Llenabas la habitación de posters de Take That, Spice Girls, Backstreet Boys, y es que las fans españolas de los 90 eras muy especiales.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=GrfJJbvCm10[/youtube]

Aqui acabo esta primera parte de Los 90 fueron nuestros. Si los has vivido, seguro que te sientes reflejado en algo de lo que he escrito. Si no los has vivido, pregunta a tus amigos mayores de 25, y seguro que  esbozan una sonrisa al recordar que para grabar una cinta virgen, habia que tapar los dos agujeros de la carcasa.

[followbutton username=’ricescudero’]

Ricardo Rastrollo
Ricardo Rastrollo

REDACTOR

Periodista afincado en Madrid. Empecé en este mundo de la comunicación en Lasemana.es. Actualmente redactor en @BFaceMag | @ricescudero

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR