Namit Gastrobar, comida oriental high class

Llevaba oyendo hablar de Námit desde hace algunos meses, por lo que consideraba necesario hacer un break en la agenda para conocerlo de primera mano.

Algo que define a este gastrobar que lleva ya más de un año en la capital (c/ Calle Rafael Calvo, 38, 28010 Madrid) es el hecho que fusiona la cocina mediterránea con la filipina, algo que a primera vista parece complicado, pero que sin duda se consigue. ¡Doy fe!

En La carta podemos encontrar platos tan apetecibles como la Sopa tom Námit de pollo, el Tartar de salmón, mango, soja dulce y un toque de curry rojo y el Pollo adobo filipino estilo Visayas. Tampoco faltan platos mediterráneos que también dominan en la cocina de NÁMIT como el Salmorejo al gusto de Lucía o las croquetas, de queso azul y pasas o de jamón ibérico.

En nuestra experiencia, decidimos comenzar por los rollitos de pato con salsa agridulce (también tienen la opción de ser elegirlos totalmente vegetales) y las croquetas de curry, unos entrantes totalmente heterogéneos pero que combinaron a la perfección para arrancar la velada con buen pie.

namit gastro bar entrantes rollitos de pato

Namit Gastrobar croquetas

Continuamos con unos deliciosos y muy recomendados tallarines de arroz con pollo, salsa de tamarindo y cacahuetes. Es un plato que se identifica por la gran variedad de sabores y olores y que creo que refleja a la perfección lo que quieren transmitir de la gastronomía del local.

namit gastro bar

Para finalizar cerramos el menú con el pollo en adobo filipino estilo visayas que viene acompañado de arroz de Jazmín con toques de zanahoria. Una plato con un sabor potente por la multitud de especias utilizadas, presentado con cantidad contundente y que encaja con exquisitez con el resto de la carta.

namit gastro bar

Una velada así no podía terminar sin la elección de un postre a la altura, y a pesar de no ser muy fan del helado de té verde, reconozco que tanto la presentación como la experiencia de degustarlo, suponen una elección ganadora.

Namit Gastrobar Postre helado de te verde

Para los más curiosos, deciros que NÁMIT significa delicioso y sinceramente creo que no habría mejor palabra que definiera a este oriental con influencia mediterránea. ¡Volveremos seguro!

Fotografías: Andrés Moreno (@amorenocastillo)

Sergio Barreda
Sergio Barreda

DIRECCIÓN sergio@bfacemag.es

Director de BFace Magazine. Mi lema: "Hago lo que creo y creo en lo que hago".

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR